02 abril 2010

2 de abril: Día del Libro Infantil y Juvenil.

Estamos en el mes del libro, y hoy en concreto es el día dedicado a la literatura infantil y juvenil. Personalmente, me siento muy afortunada por haber descubierto el placer de la lectura cuando sólo contaba con siete añitos (antes ya leía cuentos y libros, pero digamos que a los siete años me "enganché"). Hay mucha gente que se enganchó a los libros con títulos como Harry Potter, La sombra del viento o Crepúsculo, pero yo tuve la suerte de hacerlo con un libro infantil desconocido para la mayoría: Carlota y la mujer de nieve, de Josep Mª Benet i Jornet. ¿Recordáis con qué libro os enganchasteis a la lectura?

De pequeña leía mucho y los libros eran un regalo fijo en cada celebración de cumpleaños o Navidad. También me gustaba regalar libros a mis amigos, pero no solían recibirlos con tanta alegría como yo. La gente que no ha descubierto el placer de la lectura tiene un concepto muy equivocado de los libros, piensan que son aburridos y no encuentran el momento para cogerlos. En fin, ellos se lo pierden.

Entre los títulos que recuerdo de cuando era una niña me vienen a la cabeza clásicos como Las Brujas y Matilda de Roald Dahl; la colección de El Barco de Vapor con títulos como El diario secreto de Susi/El diario secreto de Paul, Tanit y La ciclista Caterina; Las barbaridades de Bárbara, de Rosa Montero, un libro que me descubrió a la que después sería una de mis autoras favoritas, y un largo etcétera. Estoy agradecida por haber podido disfrutar de la lectura desde entonces, y pienso inculcar este hábito a mis hijos (el día que los tenga).

Cuando llegué a la adolescencia todavía no había empezado la moda de la literatura fantástica y los libros que leí son más bien de tipo realista. Recuerdo con cariño títulos como Kris y los misterios de la vida de Enriqueta Antolín, la serie de Carlota de Gemma Lienas, las series de Eva y Julia de Manuel Valls y las sagas de Las mellizas en Santa Clara y Torres de Malory de Enid Blyton, entre otros. En esos años también leí muchísimo.

Dentro de la literatura infantil y juvenil hay y ha habido grandes autores a los que casi nunca se nombra cuando pensamos en nuestros autores favoritos, pero que para mí merecen un gran respeto: Christine Nöstlinger, Gemma Lienas, Manuel Valls, Mercè Canela, María Gripe, Maite Carranza, Jordi Sierra i Fabra, Andreu Martín, Rosie Rushton, Yvonne Coppard y un larguísimo etcétera. Escribir un buen libro es difícil, pero creo que escribir un buen libro para un niño o un adolescente todavía lo es más, y ellos lo consiguen.

Desde los quince o dieciséis años aproximadamente dejé de leer la considerada literatura juvenil. Estaba un poco saturada de las historias de chicas adolescentes y había muchos libros de la literatura para todos los públicos que me llamaban la atención. Durante bastante tiempo tuve mis reticencias a volver a leer algo destinado a este público, pero hace un año volví a engancharme a estas novelas.

Fue gracias a la saga Crepúsculo, amada y odiada a partes iguales. Por mi parte, no me parece lo mejor que he leído de literatura juvenil, pero le estaré eternamente agradecida por haberme abierto las puertas a la literatura fantástica y romántica que tan de moda está y que tanto disfruto actualmente.

Al terminar Crepúsculo, leí lo que hay publicado de las sagas Medianoche, Los Juegos del Hambre, Cazadores de sombras, Graceling y Eternidad, y tengo en mente leer unas cuantas más. Me da rabia que estos libros no existieran cuando tenía quince años, pero ahora también los estoy disfrutando y por eso creo que los adultos no deben de tener prejuicios hacia este tipo de literatura. Es cierto que está indicada para una edad determinada, pero cualquiera puede disfrutar de ella.

En fin, quería hacer una entrada especial para el día de hoy pero no sabía muy bien cómo enfocar el tema. Podría hablar de la literatura infantil y juvenil actual, pero hay mucha gente que domina más el tema que yo, así que finalmente me he decantado por esta reflexión con un repaso a algunos títulos de este género. Para terminar, sólo añadiré que es importante inculcar el hábito de la lectura a edades tempranas. Además de descubrirles el amor por los libros y proporcionar un buen rato a los niños, leer estimula la imaginación y por lo general también hace que los niños que leen escriban con menos faltas ortográficas.

Hasta aquí mi particular homenaje a este día. Disfrutad del fin de semana.

2 comentarios :

  1. Pues yo creo que me enganché a la lectura con Harry Potter... aunque no sé, sinceramente no me acuerdo, pero esa fue la primera novela, creo, que leí.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. No recuerdo ningún título especial. Empecé con tebeos y con libros tipo Los cinco, Los Hollister, Torres de Mallory, Puck y compañía. Luego, pasé directamente a Agatha Christie, Alberto Vázquez Figueroa y Victoria Holt. Se puede decir que no he leído literatura juvenil hasta el año pasado, en el que la descubri, cmo tú, gracias a Crepúsuclo. Un beso

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails