23 abril 2010

Especial: Historias de amor


Quería escribir esta entrada el 14 de febrero (San Valentín), pero por aquellas fechas mi ordenador se estropeó y no pude hacerlo. Se me pasó por la cabeza publicarla un día cualquiera, pero entonces caí en la cuenta de que en mi tierra el Día de los Enamorados es el mismo que el Día del Libro, hoy 23 de abril. Como en su momento ya hice mi selección de libros para regalar hoy o cualquier otro día, esta vez mi entrada va dedicada a diez historias de amor (que no rosas), que lograron conmoverme de una manera u otra. Seguramente me olvidaré de algunos clásicos importantes, pero estos títulos son los que más me han llegado hasta el momento.

1- Romeo y Julieta, de Shakespeare (¿era necesario decir al autor?).
Un clásico inolvidable y una de mis obras favoritas de este autor. No tiene el factor sorpresa de los libros menos conocidos porque todos sabemos como termina, pero su valor va mucho más allá de la historia que narra. Marcó un antes y un después en la literatura universal.

2- El cuaderno de Noah, de Nicholas Sparks.
Si hablamos de historias de amor, esta debería ser LA historia de amor. Nicholas Sparks es mi autor de novela romántica preferido, a ver si pronto os cuelgo alguna reseña de sus libros. El cuaderno de Noah fue el primer libro suyo que leí y hasta el momento el que más me ha marcado, aunque todos siguen un patrón similar y son buenos. Nos habla del amor en la juventud y en la vejez, es ahí donde reside su gracia. Es una historia triste pero bonita al mismo tiempo. Sé que se ha hecho la adaptación cinematógrafica bajo el título de El diario de Noah y me han dicho que está bastante bien, pero yo os recomiendo que leáis el libro igualmente.

3- Como agua para chocolate, de Laura Esquivel.
Este libro me abrió las puertas al realismo mágico de los autores hispanoamericanos y, aunque he encontrado novelas excelentes dentro de este género, no he leído ninguna que sea tan deliciosa como esta. Hay una historia de amor imposible en ella (la protagonista debe cuidar a su madre y por ello no puede casarse, aunque su hermana sí y contrae matrimonio con su amado), pero su originalidad reside en las recetas que acompañan los capítulos. Es una novela que en su momento me dejó huella. La película que se hizo es bastante fiel al libro.

4- Ojalá fuera cierto, de Marc Levy.
Marc Levy es otro de mis autores preferidos dentro de este género, y Ojalá fuera cierto (junto con su continuación, Volver a verte) me parece su mejor libro. Hace años que lo leí, pero me dejó muy buen sabor de boca. Es una historia de amor con elementos mágicos: una chica se queda en coma y su "espíritu" aparece en el armario del chico. Se enamoran, pero se encuentran con la dificultad de no poder tocarse y, peor aún, que la familia de ella se está planteando desconectarla de la máquina que la mantiene con vida. De este también hay película, pero no la veáis: es malísima y se carga lo mejor de la historia.

5- Posdata: te amo, de Cecelia Ahern (también lo encontraréis por Posdata: te quiero).
No tengáis prejuicios por la apariencia de este libro: es mucho más que una novelita chik-lit para chicas. No tiene nada de una historia de amor tópica: la protagonista acaba de quedarse viuda, y su marido le dejó unas cartas con el objetivo de que las leyera tras su muerte para superar el mal momento. Aunque lo parezca, no es una historia lacrimógena. Es original y al mismo tiempo está llena de sentimientos. Os la recomiendo encarecidamente, en su momento me encantó.

6- El mensaje, de Nicholas Sparks.
Si antes os he hablado de El cuaderno de Noah, El mensaje está a su mismo nivel. El único punto negativo que se le puede encontrar es que no es tan original y por ello es menos sonado, pero si os gusta el estilo de este autor, no os lo podéis perder. Cuenta la historia de una mujer separada, madre de un niño, que conoce a un hombre que se ha quedado viudo y tiene miedo a rehacer su vida. Me gustan las novelas de este autor porque, además de narrar una historia romántica, presenta personajes con problemas, personajes reales (nada de caballeros y princesas de la época medieval).

7- Seda, de Alessandro Baricco.
Seda es una de esas pequeñas joyas que te encuentras por casualidad. No es una historia de amor al uso, pero es un relato de una gran belleza (estética y de contenido). Cuenta cómo un hombre casado que viaja a oriente y allí se enamora platónicamente de una mujer. Es una historia diferente, incluso extraña, por lo que hay que leerla poco a poco, sin prejuicios. Al final me dejó con la sensación de que hay una aura mágica en ella.

8- La soledad de los números primos, de Paolo Giordano.
De italiano a italiano. En mi opinión, cuando hablamos de amor también hablamos de desamor, pues lo uno no podría ser sin lo otro. En este caso nos encontramos con la historia de dos jóvenes de carácter peculiar que se atraen pero no terminan de encontrar la manera de juntarse. Este libro ha recibido críticas de todo tipo, pero a mí me encantó.

9- La mecánica del corazón, de Mathias Malzieu.
He dudado un poco sobre si añadir este título o no (tengo la sensación de que lo incluyo en todas las listas), pero finalmente me he decidido. Es una historia mágica y especial, que no se parece a nada que haya leído anteriormente. Los mensajes que transmite me parecen preciosos, especialmente la idea de ver los defectos de una persona como rasgos que la hacen más especial. Maravilloso.

10- Crepúsculo, de Stephenie Meyer (aquí tampoco era necesario decir el nombre de la autora).
Este punto creará cierta controversia, pero yo he querido añadirlo porque dentro del género fantástico me parece que su historia de amor es la mejor. Bella y Edward son dos personajes inolvidables, incluso aunque tu preferido de la saga fuera Jacob (mi caso). La autora no tiene la prosa de Shakespeare, pero supo inventar una historia que llega a los lectores, haciendo que olviden sus defectos estilísticos (aunque hay de todo...).

8 comentarios :

  1. Coincidimos en varios pero no en "Seda", cuya lectura´a mí me dejó completamente fría.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Thanks for an idea, you sparked at thought from a angle I hadn’t given thoguht to yet. Now lets see if I can do something with it.

    ResponderEliminar
  3. Me he leído todos menos Como agua para chocolate y La mecánica del corazón (aunque sí me lo empecé, pero no me atrapó para nada...)

    Pues a mí no me gustó nada La Soledad de los números primos. Aparte de esta, sí estoy de acuerdo con las demás, aunque yo añadiría Donde termina el arco iris, de Cecelia AHern. ¡PRECIOSIDAD!

    ResponderEliminar
  4. Yo añado La palabra más hermosa. Una historia preciosa!

    ResponderEliminar
  5. @Aineric. Tomo nota de "Donde termina el arcoíris", que hace tiempo que quiero volver a leer algo de esta autora.

    @Eneida. Debo de ser la única a la que ese libro le decepcionó :(. Se me hizo aburridísimo...

    ResponderEliminar
  6. Hola
    A mi no me gustó mucho el libro de Noah, sería porque me lo habían recomendando tanto...
    Sin embargo me encantó Postdata Te quiero, lloré un montón y pensé que hay personas afortunadas en el mundo si existen amores así.....

    ResponderEliminar
  7. @Natalia Martín. Pues sí, la situación de "Posdata: te quiero" es preciosa :).

    ResponderEliminar
  8. Hola:
    Un blog me ha nominado para contestar a uans preguntas y a su vez yo tengo que nominar a otros blog para que contesten a las mias.
    Si te animas a participar pásate por esta entrada http://lunalibros030.blogspot.com.es/2014/07/hoy-os-traigo-una-entrada-contestando.html
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails