23 junio 2010

La cautiva de los Borgia - Jeanne Kalogridis

Editorial: Debols!llo
Páginas: 560
ISBN: 9788497938853
Precio: 9,95€

Este libro llegó a mis manos a través de Bookmooch, esa fabulosa página que te permite conseguir libros de segunda mano que te interesan y al mismo tiempo deshacerte de los que ya no quieres. El título no me sonaba de nada, pero lo pedí porque su historia me llamó la atención. Me gustan mucho las novelas históricas que se centran en la vida de una mujer, de modo que “La cautiva de los Borgia” tenía muchos puntos para gustarme. Ahora que lo he terminado, debo decir que estoy gratamente sorprendida por su calidad: al leer el libro sin ninguna referencia previa, cabía el riesgo de que me encontrara con una novela infumable, pero en absoluto ha sido así. Este año me estoy reconciliando con la novela histórica; es un género que siempre me ha gustado, pero el año pasado lo dejé un poco apartado porque leí muchos bodrios que me hicieron aborrecerlo de manera temporal. Ahora mismo no me puedo quejar: títulos como “La enfermera de Brunete”, “Te daré la tierra” y “La cautiva de los Borgia” hacen que vuelva a sentir verdadero entusiasmo por la literatura histórica.

La historia de Sancha de Aragón

“La cautiva de los Borgia” nos adentra en la vida y las entrañas de Sancha de Aragón (1478-1506), la nieta del rey de Nápoles. Está emparentada con Fernando de Aragón (el Católico) y en algunos momentos de la historia se le nombra, pero es importante aclarar que su familia forma parte de otra rama de la casa de Aragón, de manera que los hechos que tienen lugar en la novela son los que acontecen en Italia y no los de la España de los Reyes Católicos, aunque sean contemporáneos en el tiempo.

Sancha es una hija ilegítima pero convive en el mismo sitio que sus hermanastros y está acostumbrada a la vida de la corte. Desde pequeña demuestra ser una persona con fuerte carácter, es atrevida y le encanta hacer travesuras. Adora a su hermano pequeño, Alfonso, que tiene un carácter más tranquilo y dulce que ella. Pero no todo es fácil en la vida de Sancha: su padre no la quiere y siempre trata de dejarla mal, y su abuelo, el rey, tiene una colección de cadáveres de hombres que ha matado en combate en su habitación. Digamos que ninguno de los dos hombres está en sus cabales y sus acciones dejan huella en la joven.

Cuando ronda los 15 años, la obligan a casarse con Jofre, el hijo pequeño de Rodrigo Borgia (el Papa Alejandro VI). Jofre es todo bondad, pero es unos años más joven que Sancha y ella no siente pasión por él, tan solo un amor más propio de una hermana que de una esposa. Además, él tiene una gran afición a ir con prostitutas, lo cual no es de su agrado aunque no le queda otra opción que resignarse. Los problemas de verdad aparecen cuando el padre de Jofre los obliga a trasladarse a Roma. Allí Sancha conocerá las relaciones incestuosas de la familia Borgia y los asesinatos cometidos por ellos, y sufrirá en sus propias carnes la maldad de esta gente: se enamora del cruel César, Juan la menosprecia y quiere hacerle daño, Lucrecia siente celos de ella y el propio Papa está tan extasiado por su belleza que intenta forzarla. Sancha no se convierte en la cautiva de los Borgia, en el sentido literal de la palabra, hasta la recta final de la novela, pero los años que pasa en Roma porque el pontífice la obliga también son una forma de encierro involuntario.

Aunque el papel de Sancha se presente como el de una heroína, la realidad es que dentro de la casa Borgia tenía un papel bastante secundario y de hecho su nombre no es tan sonado como el de esta polémica familia. Aun así, me ha gustado mucho que la autora dedicara una novela a una mujer que quizá no destacó tanto como otras por sus acciones, pero sus vivencias desde luego que sirven para obtener una excelente novela histórica que nos permite conocer a la propia Sancha y a los malvados Borgia.

No sé si lo recordaréis, pero hace unos meses leí “La dama del dragón”, de José Calvo Poyato. Dicha novela se centraba en la vida de Caterina Sforza, una mujer que vivió en la misma época que Sancha y que también sufrió por culpa de César Borgia. He encontrado cierta relación entre ambas novelas, aunque una se centraba en la rivalidad Sforza-Borgia (Milán vs. Roma) y la otra en Aragón-Borgia (Nápoles vs. Roma). La propia Caterina Sforza aparece en “La cautiva de los Borgia” porque comparte encierro con Sancha, aunque su papel es muy secundario. Me ha gustado mucho leer este libro después de aquél para poder tener una visión más amplia de las acciones de los Borgia, así que si habéis leído “La dama del dragón” os recomiendo también esta novela.

Los Borgia, una familia peculiar

Además de conocer a Sancha, el libro me ha permitido conocer a fondo a la familia Borgia. Hasta ahora tenía una vaga opinión sobre ellos, y me ha gustado mucho poder conocerlos desde la perspectiva de Kalogridis en la piel de Sancha de Aragón. Probablemente es el libro con el que más he aprendido sobre los Borgia, y ha conseguido que tenga ganas de leer más sobre ellos, pues aunque fueran malvados me parecen unos personajes históricos de lo más interesantes.

En primer lugar, tenemos a Rodrigo Borgia, o lo que es lo mismo, el Papa Alejandro VI, del que se rumorea que asesinó a su propio hermano para poder convertirse en pontífice. A pesar de su cargo, es aficionado a las fiestas con alcohol y prostitutas, tiene varias amantes e incluso mantiene relaciones incestuosas con su propia hija. Es un personaje que en determinados momentos puede parecer extraño y logra confundir a los de su alrededor: a veces es malévolo, y a ratos parece un viejo chocho, si se me permite la expresión. Unos se creen esta última apariencia y otros piensan que es una táctica para engañar a los de su alrededor.

Su hijo mayor, César, es incluso más malvado que el Papa. Me sorprendió que Sancha se enamorara de él nada más verlo porque lo recordaba como un personaje indeseable, pero César no tarda en demostrar que mis creencias no iban erradas. Además de ser un asesino sin escrúpulos, se acuesta con su hermana Lucrecia y luego finge escandalizarse cuando Sancha le confiesa que la ha pillado con el pontífice. Tiene una gran ambición por el poder y su mayor deseo es unificar toda Italia, pero está muy lejos de ser un héroe. En su país todo el mundo sabe cómo es, y que en cuanto el Papa muera se le va a acabar el chollo.

El siguiente es Juan Borgia, un hijo del Papa del que hasta ahora no había oído hablar. Es el preferido de Su Santidad, y por ello le otorgó un importante cargo militar, algo que hace que César sienta celos de su hermano (él quería ese cargo pero le ha tocado ser cardenal de Valencia). La maldad de Juan está al nivel que la del resto de la familia: no es tan luchador como César, más bien actúa como un niñato caprichoso y cobarde, pero cuando se le pone algo entre ceja y ceja no para hasta conseguirlo. Es muy orgulloso y, si alguien se atreve a ofenderlo, lo paga caro.

A continuación tenemos a la contradictoria Lucrecia, una mujer que en ocasiones parece igual de mala que los hombres de su familia y en otras se comporta como una amiga íntima de Sancha. Al principio siente celos de ésta porque teme que sus amantes pierdan interés por ella tras conocer a la bella princesa de Nápoles, pero después su relación mejora e incluso parece dispuesta a ayudarla en sus malos momentos. La imagen que me ha quedado de Lucrecia es la de una persona inestable, contradictoria, tal vez no tan malvada como su padre y sus hermanos, pero con sangre de los Borgia en sus venas. Un tema que hace pensar bastante son sus relaciones con su padre y su hermano: no queda muy claro si la forzaban, si ella disfrutaba, o si disfrutaba porque desde siempre le habían acostumbrado a ello y lo veía como algo normal.

Finalmente, tenemos al joven Jofre, el marido de Sancha. Hay rumores que dicen que no es hijo del Papa aunque éste lo reconoció como tal. En efecto, sus hermanos mayores y el propio Papa lo menosprecian, y su forma de ser dista mucho de parecerse a la de ellos. Jofre es un chico de carácter débil, bondadoso pero influenciable, le faltan agallas para plantar cara a los demás.

Ambientación: Italia en los siglos XV-XVI

La novela histórica me gusta en general, pero si además está ambientada en Italia ya tiene un punto ganado. Me encanta este país y la belleza de sus edificios y su arte, por eso me hace especial ilusión que una historia se desarrolle allí. En el caso concreto de esta novela, la acción tiene lugar en Nápoles y Roma a finales del siglo XV y principios del XVI. Roma suele ser la ambientación habitual en una novela histórica situada en Italia, es la capital y el hecho de tener el Vaticano allí da mucho juego desde el punto de vista literario. Sin embargo, de Nápoles no había leído nada hasta este momento.

Desde mi punto de vista, la ambientación está bastante bien. La autora logra trasladarte a la época y te imaginas la vida de sus personajes a la perfección. Eso sí, no esperéis grandes descripciones de los edificios ni de obras de arte: Sancha está encerrada y toda la acción se da gracias a los Borgia dentro de su propia casa, de manera que no se da la oportunidad de que Jeanne Kalogridis nos haga una ruta por una ciudad italiana. Lo que sí hace es comparar la ciudad de Nápoles con Roma a partir de la añoranza que siente la protagonista, un detalle que me gustó mucho.

Estilo

El libro está muy bien escrito. Utiliza una prosa fluida y amena, pero al mismo tiempo incluye buenas descripciones que te permiten ponerte en situación. Destaco especialmente las de los vestidos, me pareció que estaban muy bien hechas y en ningún momento me resultaron pesadas. La narración es en primera persona de la propia Sancha, un punto de vista que me gusta mucho porque hace que me sea más fácil adentrarme en las entrañas de la protagonista. Sin ser un “Código Da Vinci”, engancha desde el principio y no aburre nada, la autora sabe cómo captar el interés del lector y mantenerlo a lo largo de la historia.


Impresiones

Esta novela me ha hecho disfrutar muchísimo y ha sido toda una sorpresa para mí. No tenía ninguna referencia sobre ella cuando la empecé, y aun así me ha gustado más que muchos libros que leo porque reciben críticas muy positivas. A veces se disfruta más de la lectura cuando no tenemos expectativas, pero no creo que este sea el caso de “La cautiva de los Borgia”: ante todo, esta novela tiene calidad.

Para empezar, la autora sabe hacer una Sancha muy cercana al lector. Plasma muy bien sus sentimientos, de manera que resulta muy fácil comprender sus acciones y sentir interés por cómo seguirá su vida. La narración en primera persona ayuda, pero también es necesaria la habilidad del autor para conseguir este resultado. Para mí esto es importantísimo: soy incapaz de leer una novela si no conecto con sus personajes, me parece esencial que el o la protagonista sea una persona carismática. Antes os he hablado de “La dama del dragón”, una novela que al terminarla me dejó con la sensación de no conocer mucho a su protagonista. A su lado, “La cautiva de los Borgia” le da mil vueltas: a Sancha sí que la he conocido bien, y eso que históricamente seguro que fue menos importante que Caterina Sforza.

En medio de tanta crueldad, hay espacio para escenas cargadas de sensualidad que la autora narra con gran maestría, especialmente aquellas referidas al amor-odio que siente Sancha por César Borgia. Me ha gustado mucho la manera de escribir de Kalogridis, su prosa es apta para cualquier lector pero al mismo tiempo no descuida ciertos matices y detalles que hacen que algunos momentos de la historia permanezcan en la memoria del lector. Se nota que la autora tiene vocación de escritora y que “La cautiva de los Borgia” es un libro bien escrito y trabajado, no está pensado para sumarse a ninguna moda e intentar sacar tajada.

Otro punto a su favor es el hecho de que sabe despertar el interés del lector y mantener la emoción en todo momento. Sancha y los Borgia son personajes interesantísimos, y con unas personalidades como estas es imposible aburrirse. Por otra parte, en el libro abunda la acción. No del estilo Dan Brown, pero se dan acontecimientos que consiguen impactarte y hacer que tengas ganas de leer más y más y más. No es un libro breve, pero engancha y no se me ha hecho pesado en ningún momento. Es importante decir que a mi parecer tiene las páginas justas: no le falta ni le sobra nada.

En definitiva, “La cautiva de los Borgia” es uno de esos libros que te hacen sentir y ponerte en la piel de sus personajes, a los que tienes la impresión de conocer de toda la vida. En sus páginas encontramos de todo: amor, muerte, amistad, traición, crueldad, locura… No es una lectura que deje indiferente, sino una historia que vives de principio a fin. Tal vez le falta ese algo que a veces cuesta de definir para que me encante y le otorgue la máxima calificación, pero aun así no me cabe ninguna duda de que se trata de una buenísima novela histórica, totalmente recomendable para los amantes de este género.

Antes de terminar, me parece importante aclarar que esta novela es una mezcla de historia y ficción. No todo lo que se narra sucedió de verdad, aunque muchas cosas sí y se nota que la autora ha hecho un buen trabajo de documentación para poder escribir esta novela. Al final encontramos una nota donde explica qué sucesos son reales y cuáles no están del todo claros. Lo comento más que nada para los lectores exigentes, para mí esta mezcla de realidad y ficción no es un problema porque lo que busco cuando leo ante todo es entretenimiento. Opino que a veces es preferible echarle imaginación y escribir una buena historia cargada de emoción y sentimientos que limitarse a novelar lo que nos explican los libros de texto.

El único defecto que le veo al libro es que he detectado errores en las fechas. Al principio hay un árbol genealógico con las fechas de nacimiento de los personajes, pero a veces la edad que se dice que tienen no se corresponde con la que tendrían si nacieron en los años indicados. Por ejemplo, en un momento determinado el hermano de Sancha dice que Jofre Borgia es un año menor que él, cuando en el árbol se indica que nacieron el mismo año. Entiendo que debe ser difícil precisar las fechas de aquella época, pero si en el árbol pone unas lo lógico sería ceñirse a ellas todo el rato. De todas formas, no deja de ser un detalle sin importancia. Lo que importa de verdad es lo que sucede, no la edad exacta de los personajes.

Conclusión

Una novela histórica muy recomendable para todos los amantes de este género. De la mano de Sancha de Aragón, una mujer con una fuerte personalidad, podréis conocer a la enigmática familia Borgia, unos personajes crueles y sin escrúpulos pero con un carácter que da mucho juego dentro de una obra literaria. No hace falta sentir interés por ellos ni por Sancha antes de leer el libro, la autora consigue que te enganches a su historia nada más empezar. La prosa es amena y cuidada al mismo tiempo, con buenas descripciones que no entorpecen el ritmo narrativo. Valió la pena que me arriesgara y lo pidiera sin ninguna referencia previa, he descubierto una pequeña joya y no puedo hacer otra cosa que recomendárosla encarecidamente. Además, está disponible en edición de bolsillo, así que esta vez no podéis poner como excusa el precio.


Mi valoración: 8/10

8 comentarios :

  1. A mí ya sólo por el título me entran ganas de leerlo!

    ResponderEliminar
  2. @Laky. Sí, yo creo que te podría gustar mucho :)

    ResponderEliminar
  3. Hola

    acabo de encontrarme con tu blog por casualidad y me ha gustado leerlo. Yo te recomiendo un libro que personalmente me encanta, aunque también reconozco, que el autor es uno de mis preferidos. El libro se titula "César Borgia. El hijo del Papa", y está escrito por Jose Luis Urrutia (tiene página personal en Internet). Editado por Txalaparta en 2008.
    Este libro me lo he leido dos veces casi seguidas, cuando se publicó y unos meses después, y es por el particular estilo del escritor, que se mete en la cabeza de estos personajes que parece que ves lo que hacen, que estás ahí mismo donde todo sucede y lo ves con tus ojos, que sobre todo, y en esto es un maestro Jose Luis Urrutia a mi parecer, que "escuchas lo que piensan", y parece que cada que cada cosa que sucede en la novela transcurre delante de mis ojos, y yo ahí de espectador ávido por saberlo todo... :-) Bueno, en fin, que era mi recomendación. Un libro diferente que hace que veamos a un personaje como César Borgia desde otra perspectiva, desde la de su cabeza y sus acciones, y en fin, que teniendo como tengo ahora mismo el libro entre mis manos, dan ganas de leerlo de nuevo... cosa que haré seguro que pronto. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Sergio, muchas gracias por pasarte por el blog y comentar :) No conocía a este escritor, pero el libro que comentas tiene buena pinta, así que intentaré buscarlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Rusta:
    pues el título engancha, pero ha sido tu reseña la que me lleva a querer buscarlo para leer las aventuras de Sancha (o desventuras)
    ¡gracias por la reseña!
    Ale.

    ResponderEliminar
  6. Rusta:
    Ya he leido ese libro y lo cierto es que está genial, pero si te interesa la historia de los Borgia yo te recomendaría "Los Borgia, la primera gran familia del crimen" de Mario Puzo, desde que lo leí hace como dos meses se ha convertido en uno de mis favoritos y no paro de releerlo.Lo mejor: cuenta la historia desde un punto de vista más humano y teniendo en cuenta la cultura de la época.

    ResponderEliminar
  7. @Ale. De nada, me alegra que te haya llamado la atención ;) ¡Que lo disfrutes!

    @Jessi. Muchas gracias por la recomendación. Lo conocía de oídas, y me ha gustado eso que dices de que cuenta la historia con una perspectiva más humana. En fin, tomo nota.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails