23 junio 2010

La cautiva de los Borgia - Jeanne Kalogridis

Editorial: Debols!llo
Páginas: 560
ISBN: 9788497938853
Precio: 9,95€

Este libro llegó a mis manos a través de Bookmooch, esa fabulosa página que te permite conseguir libros de segunda mano que te interesan y al mismo tiempo deshacerte de los que ya no quieres. El título no me sonaba de nada, pero lo pedí porque su historia me llamó la atención. Me gustan mucho las novelas históricas que se centran en la vida de una mujer, de modo que “La cautiva de los Borgia” tenía muchos puntos para gustarme. Ahora que lo he terminado, debo decir que estoy gratamente sorprendida por su calidad: al leer el libro sin ninguna referencia previa, cabía el riesgo de que me encontrara con una novela infumable, pero en absoluto ha sido así. Este año me estoy reconciliando con la novela histórica; es un género que siempre me ha gustado, pero el año pasado lo dejé un poco apartado porque leí muchos bodrios que me hicieron aborrecerlo de manera temporal. Ahora mismo no me puedo quejar: títulos como “La enfermera de Brunete”, “Te daré la tierra” y “La cautiva de los Borgia” hacen que vuelva a sentir verdadero entusiasmo por la literatura histórica.

La historia de Sancha de Aragón

“La cautiva de los Borgia” nos adentra en la vida y las entrañas de Sancha de Aragón (1478-1506), la nieta del rey de Nápoles. Está emparentada con Fernando de Aragón (el Católico) y en algunos momentos de la historia se le nombra, pero es importante aclarar que su familia forma parte de otra rama de la casa de Aragón, de manera que los hechos que tienen lugar en la novela son los que acontecen en Italia y no los de la España de los Reyes Católicos, aunque sean contemporáneos en el tiempo.

Sancha es una hija ilegítima pero convive en el mismo sitio que sus hermanastros y está acostumbrada a la vida de la corte. Desde pequeña demuestra ser una persona con fuerte carácter, es atrevida y le encanta hacer travesuras. Adora a su hermano pequeño, Alfonso, que tiene un carácter más tranquilo y dulce que ella. Pero no todo es fácil en la vida de Sancha: su padre no la quiere y siempre trata de dejarla mal, y su abuelo, el rey, tiene una colección de cadáveres de hombres que ha matado en combate en su habitación. Digamos que ninguno de los dos hombres está en sus cabales y sus acciones dejan huella en la joven.

Cuando ronda los 15 años, la obligan a casarse con Jofre, el hijo pequeño de Rodrigo Borgia (el Papa Alejandro VI). Jofre es todo bondad, pero es unos años más joven que Sancha y ella no siente pasión por él, tan solo un amor más propio de una hermana que de una esposa. Además, él tiene una gran afición a ir con prostitutas, lo cual no es de su agrado aunque no le queda otra opción que resignarse. Los problemas de verdad aparecen cuando el padre de Jofre los obliga a trasladarse a Roma. Allí Sancha conocerá las relaciones incestuosas de la familia Borgia y los asesinatos cometidos por ellos, y sufrirá en sus propias carnes la maldad de esta gente: se enamora del cruel César, Juan la menosprecia y quiere hacerle daño, Lucrecia siente celos de ella y el propio Papa está tan extasiado por su belleza que intenta forzarla. Sancha no se convierte en la cautiva de los Borgia, en el sentido literal de la palabra, hasta la recta final de la novela, pero los años que pasa en Roma porque el pontífice la obliga también son una forma de encierro involuntario.

Aunque el papel de Sancha se presente como el de una heroína, la realidad es que dentro de la casa Borgia tenía un papel bastante secundario y de hecho su nombre no es tan sonado como el de esta polémica familia. Aun así, me ha gustado mucho que la autora dedicara una novela a una mujer que quizá no destacó tanto como otras por sus acciones, pero sus vivencias desde luego que sirven para obtener una excelente novela histórica que nos permite conocer a la propia Sancha y a los malvados Borgia.

No sé si lo recordaréis, pero hace unos meses leí “La dama del dragón”, de José Calvo Poyato. Dicha novela se centraba en la vida de Caterina Sforza, una mujer que vivió en la misma época que Sancha y que también sufrió por culpa de César Borgia. He encontrado cierta relación entre ambas novelas, aunque una se centraba en la rivalidad Sforza-Borgia (Milán vs. Roma) y la otra en Aragón-Borgia (Nápoles vs. Roma). La propia Caterina Sforza aparece en “La cautiva de los Borgia” porque comparte encierro con Sancha, aunque su papel es muy secundario. Me ha gustado mucho leer este libro después de aquél para poder tener una visión más amplia de las acciones de los Borgia, así que si habéis leído “La dama del dragón” os recomiendo también esta novela.

Los Borgia, una familia peculiar

Además de conocer a Sancha, el libro me ha permitido conocer a fondo a la familia Borgia. Hasta ahora tenía una vaga opinión sobre ellos, y me ha gustado mucho poder conocerlos desde la perspectiva de Kalogridis en la piel de Sancha de Aragón. Probablemente es el libro con el que más he aprendido sobre los Borgia, y ha conseguido que tenga ganas de leer más sobre ellos, pues aunque fueran malvados me parecen unos personajes históricos de lo más interesantes.

En primer lugar, tenemos a Rodrigo Borgia, o lo que es lo mismo, el Papa Alejandro VI, del que se rumorea que asesinó a su propio hermano para poder convertirse en pontífice. A pesar de su cargo, es aficionado a las fiestas con alcohol y prostitutas, tiene varias amantes e incluso mantiene relaciones incestuosas con su propia hija. Es un personaje que en determinados momentos puede parecer extraño y logra confundir a los de su alrededor: a veces es malévolo, y a ratos parece un viejo chocho, si se me permite la expresión. Unos se creen esta última apariencia y otros piensan que es una táctica para engañar a los de su alrededor.

Su hijo mayor, César, es incluso más malvado que el Papa. Me sorprendió que Sancha se enamorara de él nada más verlo porque lo recordaba como un personaje indeseable, pero César no tarda en demostrar que mis creencias no iban erradas. Además de ser un asesino sin escrúpulos, se acuesta con su hermana Lucrecia y luego finge escandalizarse cuando Sancha le confiesa que la ha pillado con el pontífice. Tiene una gran ambición por el poder y su mayor deseo es unificar toda Italia, pero está muy lejos de ser un héroe. En su país todo el mundo sabe cómo es, y que en cuanto el Papa muera se le va a acabar el chollo.

El siguiente es Juan Borgia, un hijo del Papa del que hasta ahora no había oído hablar. Es el preferido de Su Santidad, y por ello le otorgó un importante cargo militar, algo que hace que César sienta celos de su hermano (él quería ese cargo pero le ha tocado ser cardenal de Valencia). La maldad de Juan está al nivel que la del resto de la familia: no es tan luchador como César, más bien actúa como un niñato caprichoso y cobarde, pero cuando se le pone algo entre ceja y ceja no para hasta conseguirlo. Es muy orgulloso y, si alguien se atreve a ofenderlo, lo paga caro.

A continuación tenemos a la contradictoria Lucrecia, una mujer que en ocasiones parece igual de mala que los hombres de su familia y en otras se comporta como una amiga íntima de Sancha. Al principio siente celos de ésta porque teme que sus amantes pierdan interés por ella tras conocer a la bella princesa de Nápoles, pero después su relación mejora e incluso parece dispuesta a ayudarla en sus malos momentos. La imagen que me ha quedado de Lucrecia es la de una persona inestable, contradictoria, tal vez no tan malvada como su padre y sus hermanos, pero con sangre de los Borgia en sus venas. Un tema que hace pensar bastante son sus relaciones con su padre y su hermano: no queda muy claro si la forzaban, si ella disfrutaba, o si disfrutaba porque desde siempre le habían acostumbrado a ello y lo veía como algo normal.

Finalmente, tenemos al joven Jofre, el marido de Sancha. Hay rumores que dicen que no es hijo del Papa aunque éste lo reconoció como tal. En efecto, sus hermanos mayores y el propio Papa lo menosprecian, y su forma de ser dista mucho de parecerse a la de ellos. Jofre es un chico de carácter débil, bondadoso pero influenciable, le faltan agallas para plantar cara a los demás.

Ambientación: Italia en los siglos XV-XVI

La novela histórica me gusta en general, pero si además está ambientada en Italia ya tiene un punto ganado. Me encanta este país y la belleza de sus edificios y su arte, por eso me hace especial ilusión que una historia se desarrolle allí. En el caso concreto de esta novela, la acción tiene lugar en Nápoles y Roma a finales del siglo XV y principios del XVI. Roma suele ser la ambientación habitual en una novela histórica situada en Italia, es la capital y el hecho de tener el Vaticano allí da mucho juego desde el punto de vista literario. Sin embargo, de Nápoles no había leído nada hasta este momento.

Desde mi punto de vista, la ambientación está bastante bien. La autora logra trasladarte a la época y te imaginas la vida de sus personajes a la perfección. Eso sí, no esperéis grandes descripciones de los edificios ni de obras de arte: Sancha está encerrada y toda la acción se da gracias a los Borgia dentro de su propia casa, de manera que no se da la oportunidad de que Jeanne Kalogridis nos haga una ruta por una ciudad italiana. Lo que sí hace es comparar la ciudad de Nápoles con Roma a partir de la añoranza que siente la protagonista, un detalle que me gustó mucho.

Estilo

El libro está muy bien escrito. Utiliza una prosa fluida y amena, pero al mismo tiempo incluye buenas descripciones que te permiten ponerte en situación. Destaco especialmente las de los vestidos, me pareció que estaban muy bien hechas y en ningún momento me resultaron pesadas. La narración es en primera persona de la propia Sancha, un punto de vista que me gusta mucho porque hace que me sea más fácil adentrarme en las entrañas de la protagonista. Sin ser un “Código Da Vinci”, engancha desde el principio y no aburre nada, la autora sabe cómo captar el interés del lector y mantenerlo a lo largo de la historia.


Impresiones

Esta novela me ha hecho disfrutar muchísimo y ha sido toda una sorpresa para mí. No tenía ninguna referencia sobre ella cuando la empecé, y aun así me ha gustado más que muchos libros que leo porque reciben críticas muy positivas. A veces se disfruta más de la lectura cuando no tenemos expectativas, pero no creo que este sea el caso de “La cautiva de los Borgia”: ante todo, esta novela tiene calidad.

Para empezar, la autora sabe hacer una Sancha muy cercana al lector. Plasma muy bien sus sentimientos, de manera que resulta muy fácil comprender sus acciones y sentir interés por cómo seguirá su vida. La narración en primera persona ayuda, pero también es necesaria la habilidad del autor para conseguir este resultado. Para mí esto es importantísimo: soy incapaz de leer una novela si no conecto con sus personajes, me parece esencial que el o la protagonista sea una persona carismática. Antes os he hablado de “La dama del dragón”, una novela que al terminarla me dejó con la sensación de no conocer mucho a su protagonista. A su lado, “La cautiva de los Borgia” le da mil vueltas: a Sancha sí que la he conocido bien, y eso que históricamente seguro que fue menos importante que Caterina Sforza.

En medio de tanta crueldad, hay espacio para escenas cargadas de sensualidad que la autora narra con gran maestría, especialmente aquellas referidas al amor-odio que siente Sancha por César Borgia. Me ha gustado mucho la manera de escribir de Kalogridis, su prosa es apta para cualquier lector pero al mismo tiempo no descuida ciertos matices y detalles que hacen que algunos momentos de la historia permanezcan en la memoria del lector. Se nota que la autora tiene vocación de escritora y que “La cautiva de los Borgia” es un libro bien escrito y trabajado, no está pensado para sumarse a ninguna moda e intentar sacar tajada.

Otro punto a su favor es el hecho de que sabe despertar el interés del lector y mantener la emoción en todo momento. Sancha y los Borgia son personajes interesantísimos, y con unas personalidades como estas es imposible aburrirse. Por otra parte, en el libro abunda la acción. No del estilo Dan Brown, pero se dan acontecimientos que consiguen impactarte y hacer que tengas ganas de leer más y más y más. No es un libro breve, pero engancha y no se me ha hecho pesado en ningún momento. Es importante decir que a mi parecer tiene las páginas justas: no le falta ni le sobra nada.

En definitiva, “La cautiva de los Borgia” es uno de esos libros que te hacen sentir y ponerte en la piel de sus personajes, a los que tienes la impresión de conocer de toda la vida. En sus páginas encontramos de todo: amor, muerte, amistad, traición, crueldad, locura… No es una lectura que deje indiferente, sino una historia que vives de principio a fin. Tal vez le falta ese algo que a veces cuesta de definir para que me encante y le otorgue la máxima calificación, pero aun así no me cabe ninguna duda de que se trata de una buenísima novela histórica, totalmente recomendable para los amantes de este género.

Antes de terminar, me parece importante aclarar que esta novela es una mezcla de historia y ficción. No todo lo que se narra sucedió de verdad, aunque muchas cosas sí y se nota que la autora ha hecho un buen trabajo de documentación para poder escribir esta novela. Al final encontramos una nota donde explica qué sucesos son reales y cuáles no están del todo claros. Lo comento más que nada para los lectores exigentes, para mí esta mezcla de realidad y ficción no es un problema porque lo que busco cuando leo ante todo es entretenimiento. Opino que a veces es preferible echarle imaginación y escribir una buena historia cargada de emoción y sentimientos que limitarse a novelar lo que nos explican los libros de texto.

El único defecto que le veo al libro es que he detectado errores en las fechas. Al principio hay un árbol genealógico con las fechas de nacimiento de los personajes, pero a veces la edad que se dice que tienen no se corresponde con la que tendrían si nacieron en los años indicados. Por ejemplo, en un momento determinado el hermano de Sancha dice que Jofre Borgia es un año menor que él, cuando en el árbol se indica que nacieron el mismo año. Entiendo que debe ser difícil precisar las fechas de aquella época, pero si en el árbol pone unas lo lógico sería ceñirse a ellas todo el rato. De todas formas, no deja de ser un detalle sin importancia. Lo que importa de verdad es lo que sucede, no la edad exacta de los personajes.

Conclusión

Una novela histórica muy recomendable para todos los amantes de este género. De la mano de Sancha de Aragón, una mujer con una fuerte personalidad, podréis conocer a la enigmática familia Borgia, unos personajes crueles y sin escrúpulos pero con un carácter que da mucho juego dentro de una obra literaria. No hace falta sentir interés por ellos ni por Sancha antes de leer el libro, la autora consigue que te enganches a su historia nada más empezar. La prosa es amena y cuidada al mismo tiempo, con buenas descripciones que no entorpecen el ritmo narrativo. Valió la pena que me arriesgara y lo pidiera sin ninguna referencia previa, he descubierto una pequeña joya y no puedo hacer otra cosa que recomendárosla encarecidamente. Además, está disponible en edición de bolsillo, así que esta vez no podéis poner como excusa el precio.


Mi valoración: 8/10


16 junio 2010

El último chef chino - Nicole Mones

Editorial: Nabla Ediciones
Páginas: 304
ISBN: 9788492461011
Precio: 20€

Sinopsis

En los meses previos a los Juegos Olímpicos de Pekín, Maggie, una crítica culinaria norteamericana de 40 años y viuda desde hace dos, recibe, inesperadamente, una demanda de paternidad interpuesta en China contra su marido que puede significar la pérdida de la mitad de su herencia.

Maggie pide a la revista para la que trabaja unos días libres para viajar a China y solucionar la demanda. La editora aprovecha la oportunidad para encargarle un artículo: el retrato de Sam Liang, un prometedor chef chino que está a punto de abrir un restaurante. Una vez allí, Maggie descubrirá la existencia de un manuscrito donde el abuelo de Sam recopiló todos sus conocimientos sobre Comida Imperial China, El último chef chino, y también que Sam es uno de los diez participantes en un concurso para formar parte del equipo culinario que participará en unos juegos culturales paralelos a los Juegos Olimpicos.

En China, la vida de Maggie dará un vuelco al descubrir secretos importantes del pasado de su marido y al surgir entre ella y Sam algo más que una simple amistad. Maggie encontrará el hogar perdido en el lugar más inesperado.

Impresiones

Decidí acercarme a este libro tras leer Flores de febrero, una deliciosa novela ambientada en la China de los últimos años que recomiendo encarecidamente. Dicha novela me gustó tanto que me quedé con ganas de leer más obras actuales que se desarrollen en este país. El último chef chino cumple este requisito, aunque en esta ocasión el enfoque y la temática son muy diferentes.

Soy una gran amante de las novelas realistas, desde pequeña han sido mis favoritas. El último chef chino es exactamente eso: un libro realista, con acciones creíbles y personajes cercanos. Nicole Mones tiene una gran habilidad para ponerse en el lugar de los protagonistas y transmitirnos todo lo que sienten. Maggie es una mujer fuerte que trata de evadirse de sus problemas mediante el trabajo, aunque su condición de viuda está presente en su día a día. Por su parte, Sam ha crecido en Estados Unidos y tanto en dicho país como en China se siente un extranjero y se encuentra con dificultades para abrirse camino con la cocina. Los dos son personajes complejos, con matices. Al terminar la novela se les coge cariño por lo humanos que resultan.

Me parece un acierto que se alternen dos tramas a la vez: por un lado el tema de la demanda de paternidad, y por otro el concurso culinario donde participa Sam. Las dos líneas argumentales dan mucho de sí y profundizan en varios temas cotidianos y no tan cotidianos. De esta forma se consigue que el interés del lector no decaiga y que al mismo tiempo ninguna de las dos historias se haga pesada. De todas formas, también hay que decir que las dos tramas acaban estando ligadas entre ellas por la cercanía de sus protagonistas.

El acercamiento entre Maggie y Sam me ha parecido muy creíble, no cae en tópicos y se narra de una forma que a mí me transmitió mucha ternura. Se van conociendo poco a poco, nada de amor a primera vista y otros tópicos inverosímiles que se ven tanto en la literatura. Los dos son conscientes de que han conocido a alguien con quien se sienten muy a gusto, pero al mismo tiempo se dicen que son amigos y tienen muy presente que Maggie tiene que regresar a Estados Unidos. Estos detalles hacen que los personajes sean más creíbles, humanos. Sé que insisto mucho con estas palabras, pero eso es lo que me ha transmitido la novela.

El tema de la demanda de paternidad también está muy bien tratado. El marido de Maggie nunca le dijo que le había sido infiel, y ella viaja a China rezando para que la prueba de paternidad dé un resultado negativo. No quiero revelar nada más para no chafaros el libro, pero me ha gustado la evolución de Maggie y la manera en que se van descubriendo todos los hechos relativos a lo que hizo su marido. Además, hay otros personajes implicados en esta trama, y pese a ser secundarios la autora los retrata de tal manera que también sientes interés por ellos y tienes la sensación de conocerlos muy bien. Realmente me he llevado una sorpresa con esta obra, no es un título conocido pero tiene una gran calidad en todos los sentidos.

Con respecto al estilo de la novela, debo decir que está muy bien escrito. Utiliza un lenguaje sencillo, sin figuras retóricas ni excesiva adjetivación, por lo que la lectura resulta muy amena. En cuanto al gancho, no es de las típicas novelas de acción que coges y no puedes soltar, pero aun así captó mi interés desde el principio y no me aburrió en ningún momento.

Una mención aparte merece el tema de la alta gastronomía china. La autora se ha documentado muchísimo y a través de El último chef chino transmite todos esos conocimientos. Lo que más me ha llamado la atención es la la manera en que los chinos conciben la comida. Para nosotros es un simple alimento, pero ellos también la ven como una forma de mejorar el estado de ánimo y tienen en cuenta una gran cantidad de detalles a la hora de cocinar. No les importa únicamente el sabor y la presentación, también dan una gran importancia a la textura. En definitiva, la comida china es todo un mundo a descubrir. Debo reconocer que yo nunca he sido una entusiasta de la comida oriental, y aun así la novela ha conseguido que me entren ganas de probar los platos que se describían.

El único fallo que le encuentro a la novela son los errores ortográficos de la traducción. Normalmente no digo nada de las traducciones, pero lo de este libro clama al cielo y sinceramente creo que tendrían que habérselo mirado más. Las faltas son por ejemplo "así misma" en lugar de "a sí misma", "aún así" en lugar de "aun así" ("aún" sólo lleva tilde cuando equivale a "todavía") y más que ahora no recuerdo. También hay unos cuantos errores tipográficos, como el nombre de la protagonista escrito "Magie". Es una pena que una novela tan buena pierda puntos por este tipo de cosas.

Para terminar, sólo puedo decir que, pese a no darle la puntuación máxima, he disfrutado tanto de la lectura que hasta me da rabia que las otras dos novelas de la autora (Lost in Translation y A Cup of Light) no estén traducidas al castellano. Me ha gustado mucho esta visión de China y su gastronomía, hasta ahora la única novela que había leído relacionada con la comida era Como agua para chocolate, y aun así no tienen nada que ver entre ellas. Os gustará si os gustan los libros realistas, con personajes cercanos y bien construidos, y una excelente narración de los hechos. Lo recomiendo al cien por cien.



Mi valoración: 8,5/10

15 junio 2010

10000 visitas y últimas adquisiciones.

Antes de nada, voy a tener mi momento egocéntrico para celebrar las 10000 visitas que ha recibido el blog. Hace poco más de un mes que celebré las 5000, y me alegra que esta vez no haya pasado casi medio año antes de volver a repetir esta cifra. Sé que es una cifra pequeña al lado de los grandes blogs que hay en la blogosfera, pero me hace ilusión celebrar estos pequeños progresos :)

Dicho esto, me centro en mis últimas adquisiciones, aunque quien dice últimas dice de hace varias semanas. Siempre pienso que tengo que hacer esta actualización, pero me despisto y pasa lo que pasa, que cuando me pongo a ello me salen un montón de libros...


Vampire Academy 2: Sangre azul (Richelle Mead)
Rose Hathaway tiene un serio problema. Su guapísimo tutor Dimitri se está fijando en otra, su amigo Mason está colado por ella y el vínculo telepático que tiene con su mejor amiga la vuelve loca cuando ésta se enrolla con su novio, Christian. Entonces un gran ataque Strigoi pone en alerta a la Academia, que no está dispuesta a correr ningún riesgo: este año, la semana de esquí con motivo de las fiestas de St Vlad, será obligatoria. Pero el resplandeciente paisaje invernal y la elegante estación de esquí de Idaho sólo crean una ilusión de seguridad. Cuando 3 estudiantes escapan para contraatacar a los mortales strigoi, Rose tendrá que unir sus fuerzas con las de Christian para rescatarlos. Sólo que esta vez, Rose –y su corazón– corren un peligro mayor de lo que podría imaginar….

Ya lo he leído y puedo adelantaros que me ha gustado todavía más que la primera parte. Fijaos si estoy disfrutando de la saga que hasta me estoy planteando seriamente comprar las siguientes partes en inglés (y leer en inglés me suele dar mucha pereza).


El último chef chino (Nicole Mones)
En los meses previos a los Juegos Olímpicos de Pekín, Maggie, una crítica culinaria norteamericana de 40 años y viuda desde hace dos, recibe, inesperadamente, una demanda de paternidad interpuesta en China contra su marido que puede significar la pérdida de la mitad de su herencia. Maggie pide a la revista para la que trabaja unos días libres para viajar a China y solucionar la demanda. La editora aprovecha la oportunidad para encargarle un artículo: el retrato de Sam Liang, un prometedor chef chino que está a punto de abrir un restaurante. Una vez allí, Maggie descubrirá la existencia de un manuscrito donde el abuelo de Sam recopiló todos sus conocimientos sobre Comida Imperial China, El último chef chino, y también que Sam es uno de los diez participantes en un concurso para formar parte del equipo culinario que participará en unos juegos culturales paralelos a los Juegos Olimpicos. En China, la vida de Maggie dará un vuelco al descubrir secretos importantes del pasado de su marido y al surgir entre ella y Sam algo más que una simple amistad. Maggie encontrará el hogar perdido en el lugar más inesperado. Una novela apasionante e inteligente, que consigue alimentar la mente, el estómago y el espíritu. Primera novela admitida en la revista Gourmet 2006 tras sesenta años de publicación.

Lo terminé hace una semana. Tengo pendiente escribir la reseña sobre él, pero os adelanto que me ha gustado mucho.


Compuesta, muerta y sin novio (Kimberly Raye)
La vampiresa más provocativa de todo Manhattan, Lil Marchette, es la dueña de Citas en el Más Allá, un servicio de búsqueda de pareja para solteros inteligentes y sofisticados como ella. A sólo tres meses de su apertura, el negocio está comenzando a despegar y por fin puede pagar las facturas (y, lo que es más importante, alimentar su siempre hambrienta adicción a los cosméticos). Pero cuando uno de sus clientes aparece muerto (sí, como si nunca fuese a volver), Lil resulta ser la principal sospechosa. ¿Un asesinato? Está claro que es una vampiresa, pero ni tan siquiera es capaz de armarse de valor para ponerse a chuparle la sangre a nadie. Que haya hecho picadillo a alguien es aún menos posible...
Para empeorar las cosas todavía más, Lil también tiene que vérselas con una panda de mujeres-lobo que le piden —no, más bien le exigen— que las empareje a todas con un compañero alto, moreno y guapo antes de la próxima luna llena. Además, no puede alejar de sus fantasías nocturnas a Ty Bonner (que está para morirse si no fuera porque una ya está muerta), un amante lujuriosamente sexy pero totalmente inadecuado como compañero para la eternidad.
Pero Lil no tiene tiempo para esos pensamientos. Tiene que probar su inocencia y concentrarse en emparejar a los muertos y a las velludas... y quizá hacer realidad el derecho a su propio amor, delicioso y verdadero.

Es la segunda parte de Citas en el más allá. Acabo de terminarlo y me ha gustado, pero menos que el primero. Ya me explayaré en la reseña.


Hush, hush (Becca Fitzpatrick)
Un juramento sagrado. Un ángel caído. Un amor prohibido. Nora Grey, una alumna aplicada en busca de una beca para la universidad, vive con su madre viuda en una granja a las afueras de Pórtland, Maine. Cuando Patch se convierte en su nuevo compañero de instituto, Nora siente a la vez atracción y repulsión hacia este extraño personaje que parece tener acceso a sus pensamientos. Luego se entera de que Patch es un ángel caído que quiere convertirse en humano. Nora está bajo su control, pero hay también otras fuerzas en juego y de repente se encuentra viviendo hechos inexplicables y en medio de una situación muy peligrosa. Una espectacular novela de romance paranormal.

Lo estoy leyendo ahora, y me está gustando mucho aunque al mismo tiempo me recuerda demasiado a Crepúsculo y Eternidad (con ángeles en lugar de vampiros e inmortales, eso sí).

Sweet Mandarin (Helen Tse)
Su extraordinario viaje nos lleva desde la brutal pobreza de la vida en un pueblo de la China continental, a la próspera Hong Kong de los años treinta, y finalmente hasta el Reino Unido. Sus existencias fueron tan dramáticas como los tiempos en los que vivieron. El amor por los alimentos y un talento especial para la cocina impulsó a cada generación a través de las más devastadoras convulsiones. La abuela de Helen Tse, Lily Kwok, se vio obligada a trabajar como amah después del violento asesinato de su padre. Cruzando el océano desde Hong Kong en los años cincuenta, Lily perfeccionó su famosa receta de curry de pollo. Finalmente, abrió uno de los primeros restaurantes chinos de Manchester donde su hija, Mabel, trabajó desde la tierna edad de nueve años. Pero el juego y las Triadas estaban ampliamente difundidos entre la comunidad de inmigrantes chinos, y perdieron trágicamente su restaurante. Helen y sus hermanas, la tercera generación de estas mujeres excepcionales, volvieron a poner en pie el sueño de su abuela. Sweet Mandarin nos demuestra que los conocimientos constituyen la herencia más importante, y cómo las recetas –transmitidas por la línea femenina– pueden llegar a ser las más valiosas joyas de familia.

Cambiamos de género. Este libro y el de El último chef chino me llamaron la atención porque después de leer Flores de febrero me quedé con ganas de leer más novelas ambientadas en China. Espero que no me defraude.


Embrujo (Nina Blazon)
Una historia de amor situada en un fascinante universo mágico. El misterioso Faun ha llegado a la ciudad donde vive la joven Jade con una misión: capturar a los Ecos, las criaturas que desde hace un tiempo ensombrecen la tranquilidad del Reino de la Señora. Proveniente del Norte, Faun ha sido reclutado por la tiránica gobernadora y, cumpliendo con sus designios, se hya instalado en el pequeño hotel que regentan Jade y su padre. El primer encuentro entre Jade y Faun es hostil, pero con el paso de los días Jade se siente cada vez más atraída por su huesped, con quien sólo comparte algunas horas al caer el sol, porque durante el día se comporta como si fueran dos extraños. Al cabo de algunas semanas, Jade cae, por accidente, en el río y se da cuenta de que su imagen reflejada en el agua cobra vida. Entonces tiene una revelación: ¿y si ella fuera portadora de sangre de Eco? Esto la convertiría en acérrima enemiga del chico del que está enamorada...

En la red he encontrado críticas de todo tipo sobre esta novela, pero a mí me atrae muchísimo. El hecho de que no forme parte de una saga es un punto a su favor. Además, los otros libros de esta colección que he leído (Medianoche, Adicción, Eternidad) me gustaron mucho. Espero que este siga en esa línea.


Hermosas criaturas (Kami García y Margaret Stohl)
Gatlin, un rincón perdido del profundo sur americano, Ethan Wate lucha por vencer su aburrimiento, hasta que un día se encuentra con Lena Duchannes, literalmente, la chica de sus sueños... y de sus pesadillas. Lo que sigue es una inteligente y moderna fantasía, un cuento de amores contrariados con un oscuro y peligroso secreto. Hermosas criaturas es un exquisito relato gótico que hechiza desde la primera página, sumergiendo al lector en un tenebroso mundo de magia y misterio.

Al igual que me ocurrió con Hush, hush, Temblor y otros tantos, se le ha dado tanto bombo a este libro en la blogosfera que lo compré casi a ciegas.


Saga Geralt de Rivia I. El último deseo (Andrzej Sapkowski)
Geralt de Rivia, brujo y mutante sobrehumano, se gana la vida como cazador de monstruos en una tierra de magia y maravilla: con sus dos espadas al hombro -la de acero para hombres, y la de plata para bestias- da cuenta de estriges, manticoras, grifos, vampiros, quimeras y dragones, pero sólo cuando amenazan la paz. Irónico, cínico, descreído y siempre errante, sus pasos le llevan de pueblo en pueblo ofreciendo sus servicios, hallando las más de las veces que los auténticos monstruos se esconden bajo rostros humanos. En su camino sorteará intrigas, elegirá el mal menor, debatirá cuestiones de precio, hollará el confín del mundo y realizará su último deseo: así comienzan las aventuras del brujo Geralt de Rivia. La obra de Sapkowski ha supuesto uno de los mayores éxitos de ventas en Europa Central, conociendo una versión en cómic, una superproducción cinematográfica polaca, Wiedzmin (Marek Brodzki, 2001), y una serie de televisión de la TVP.

Conseguí este libro vía Bookmooch. Todavía no tengo previsto empezarlo porque ahora mismo me apetecen más las novelas realistas y las juveniles románticas como las que he puesto más arriba, pero me han contado maravillas de la saga y espero que no me decepcione.


Las criaturas de la noche (Lucía González Lavado)
Las criaturas de la noche: Una romántica historia de amor, donde un corazón roto y una mente perdida se encuentran y atraen en una ciudad donde los peligros acechan. La noche ha caído como cada día, pero la de hoy se presenta misteriosa y enigmática. A Dairine, una joven huérfana de 17 años, nada le ha impedido escapar a hurtadillas del orfanato para ver actuar a su grupo de música favorito. Sin embargo, sufre el ataque de algo siniestro en las sombras, y la que iba a ser una noche mágica se convierte en un terrorífica pesadilla. Cuando Dairine despierta se encuentra en los brazos de Tyrel Mallister, el solista y guitarrista de los Blue Wings, el grupo al que adora desde hace años. A partir de ese momento se crea una especial unión entre ambos; Ty parece conocer qué le ha ocurrido a Dairine entre las brumas de la noche y ella ve en él algo especial, a pesar de sus largos incisivos... Conforme más se van conociendo Tyrel y Dairine descubren que no son lo que aparentan. Sombras de secretos envuelven a la joven... ¿Quién es Dairine en realidad? ¿Por qué oculta celosamente su pasado? Y lo más inquietante... ¿Qué clase de ser es Ty?

Me ha llegado hoy mismo, también procedente de Bookmooch (sí, le hago mucha publicidad a esta página, pero es que me parece estupenda). Apenas he leído reseñas sobre él, pero no pinta mal.


Cuentos de Bereth 2: La maldición de las musas (Javier Ruescas)
Los tenebrosos designios de las Musas se manifiestan de norte a sur del Continente, mientras Duna y Adhárel luchan contrarreloj por encontrar a quien pueda acabar con la maldición a tiempo. Pero mientras ellos buscan respuestas, otros los siguen con el objetivo de darles muerte. Y es que hay secretos ocultos en lo más profundo del bosque que jamás deberían ser revelados...


Es el libro que gané en un concurso, lo he recibido justo hoy. La edición me ha parecido preciosa, veremos qué tal el contenido.



Lo peor de todo es que pese a tener una laaarga cola de libros para leer ya estoy pensando en nuevas adquisiciones :(

14 junio 2010

Vampire Academy - Richelle Mead

Editorial: Alfaguara
Páginas: 408
ISBN: 9788420422596
Precio: 14,96€

Vampire Academy es el primer título de una saga juvenil romántica de vampiros. Sí, sé que muchos estáis cansados de esta moda, pero es conveniente recordar que dentro de este género hay libros y libros, no todo lo que se publica es malo aunque sean libros facilitos. Esta novela en concreto me llamó la atención por las buenas críticas que recibe en muchos blogs, tanto de este libro en concreto como de la autora en general. La popularidad y las críticas positivas no son una garantía de que a mí me guste (ahí está Temblor que me pareció un tostón), pero en este caso ha sido así. ¡Y vaya si me ha gustado!

Vampire Academy

Pese a ser una novela juvenil sobre vampiros, el planteamiento no es el mismo de siempre y Richelle Mead nos ofrece su particular versión de estos seres. Para empezar, tenemos a los moroi, que son algo así como la familia real, los vampiros de pura cepa. Todos tienen algún poder mágico, pero no están preparados para la lucha y esto los hace débiles ante sus enemigos. En segundo lugar, tenemos a los dhampir, mezcla de humanos y vampiros. Los dhampir son fuertes y su función es proteger a los moroi porque su existencia también depende de ellos. Finalmente, hay que mencionar a los strigoi, los vampiros más violentos y peligrosos, los únicos que no mueren nunca.

La Academia St. Vladimir es un lugar donde conviven dhampir y moroi adolescentes. Los moroi tienen asignaturas que les ayudarán a descubrir cuál es su poder mágico, y los dhampir reciben la preparación física adecuada para que el día de mañana puedan luchar contra los strigoi. Este trabajo les obliga a dedicarse al cien por cien al moroi que deben vigilar, de modo que no tienen tiempo para su vida privada y no pueden enamorarse. Si un dhampir decide no ejercer como guardián, está obligado a abandonar el centro y su única opción para sobrevivir es convertirse en un prostituto de sangre en la calle. Como comprenderéis, no es una idea muy atractiva.

Rose y Lissa son dhampir y moroi respectivamente, y al principio de la novela se encuentran lejos de la academia porque han huido de ella. Sin embargo, el guardián Dimitri las encuentra y las trae de vuelta a St. Vladimir contra su voluntad. Las dos amigas tienen un vínculo entre ellas que hace que Rose pueda percibir los sentimientos de Lissa para poder acudir en su ayuda si ésta se encuentra en situación de peligro. Este hecho parece una prueba de que Rose ha nacido para ser la guardiana de Lissa, pero su mal comportamiento en la escuela hace que la directora sea estricta con ella y la obligue a hacer clases extra que la mantienen alejada de su amiga. Su profesor en esas horas será el misterioso Dimitri, el mismo que la encontró cuando había huido.

Pero no todo es tan sencillo como parece. En la habitación de Lissa aparece un animal muerto, algo que afecta profundamente a ésta. De entrada parece que es una broma pesada de la nueva novia de su ex, pero pronto empezamos a ver que no es la primera vez que ocurre algo parecido y que este hecho podría tener relación con la huida de las dos jóvenes. Mientras Lissa se deprime, Rose no es capaz de contener su mal genio y tiene ganas de encontrar al responsable para hacérselo pagar caro. Todo esto, sin olvidar la atracción prohibida que empieza a sentir por su improvisado profesor, y mucho más…¿Por qué huyeron Rose y Lissa?

¿Quién quiere asustar a Lissa?
¿Qué pasará entre Rose y Dimitri?
Para saberlo, tendréis que leer el libro.

Mi opinión: no es una saga de vampiros cualquiera

De entrada el libro tiene todos los ingredientes típicos de estos libros (amor, acción, vampiros, un chico guapo y misterioso, una rubia mala malísima, una academia, etc.), pero la gracia de Vampire Academy reside en el hecho de que Richelle Mead sabe crear una historia distinta a partir de elementos que se habían quedado encasillados en el modelo Crepúsculo.

En primer lugar, el planteamiento relativo a los distintos tipos de vampiros representa una novedad con respecto a todo lo que he leído de este género (y ya van unas cuantas sagas). Cada autora le da unas particularidades distintas a sus vampiros, pero Richelle Mead va más allá y emplea dos clases de vampiros (moroi y strigoi) y una tercera que mezcla vampiros y humanos (dhampir). Los vampiros de aquí no son malos o buenos, sino que hay de todo, lo que nos da un amplio abanico de posibilidades.

La amistad entre Rose y Lissa es uno de los puntos fuertes de la novela y todo lo que sucede gira alrededor de su vínculo. Esto me gustó porque en estos libros suele haber mucha rivalidad entre las chicas, y aquí se demuestra que entre dos chicas guapas y listas puede existir una amistad sincera y verdadera, sin envidias ni puñaladas por la espalda. Si os fijáis, en otras novelas la protagonista sólo traba amistad con una chica de físico normalito (Alice Cullen de Crepúsculo, Raquel de Medianoche, Stevie Rae de Marcada, etc.), nunca con la guapa oficial (Rosalie, Courtney, Aphrodite). Aquí no hay ninguna que destaque por encima de la otra. Lissa es de la realeza, pero las dos jóvenes son bonitas y agradables, cada una en su estilo.

Hablando de belleza, me viene a la cabeza una escena del libro que sin ser un hecho destacable me gustó. En ella, Lissa admira las curvas de Rose, y ésta dice que le gustaría ser delgadita y delicada como ella. Me hizo gracia porque demuestra que nadie está contento con lo que tiene, ni siquiera las que tienen un cuerpo que cumple los cánones de belleza actuales. También me gustó que se dijera que un cuerpo curvilíneo es bonito, con lo que vemos en la tele y en el cine de vez en cuando está bien que nos lo recuerden. Es sólo un párrafo del libro, y sé que con esto la mentalidad de la sociedad no va a cambiar, pero aun así me hizo ilusión que se tocara el tema.

Un rasgo característico de Richelle Mead, por lo que he podido leer en Cantos de súcubo y la novela que nos ocupa, es su tendencia a emplear textos antiguos como recurso para que la protagonista averigüe algo. Los va presentando poco a poco, y generalmente dan pie a diferentes interpretaciones para que la chica se confunda. Reconozco que no es un recurso que me entusiasme, pero al menos sabe combinarlo con buenas dosis de acción que hacen que la trama no sea facilona.

Todas las novelas de este género tienen una prosa sencilla, pero dentro de esto Richelle Mead tiene un estilo muy característico. El sentido del humor y la influencia del chick-lit están presentes en su forma de narrar, lo que nos da un texto fresco que se hace muy ameno y se lee con mucha facilidad. La autora sabe ir al grano, no se para en los detalles irrelevantes (un mal del que adolecen varias autoras de juvenil romántica y escritores novatos en general) y sabe emplear sus recursos para mantener el interés del lector. Hay muchas tramas abiertas, y las tiene todas controladas para que los hechos se den en el momento adecuado. En otras palabras, sabe intrigar y sorprender.

El primer capítulo es un poco confuso porque te encuentras con Rose y Lissa en plena huida y no entiendes nada, pero a partir de su llegada a la academia el libro engancha muchísimo. A medida que avanza se hace más absorbente, hasta el punto que lo califico de hiperadictivo. Las páginas vuelan, hay grandes dosis de acción y no te das cuenta que estás llegando al final. No se me ha hecho nada pesado, ni siquiera en las escenas de las clases. En esto supera a Cantos de súcubo, que en algunos momentos sí que se me hizo un poco pesado.

Conclusión

Es uno de los pocos libros que pese a leerlo con las expectativas muy altas no me ha defraudado nada. Su planteamiento es muy interesante, se centra en la unión entre dos amigas y nos ofrece una visión diferente de los vampiros, sin olvidar la trama de acción. El estilo es ameno y adictivo, no me ha aburrido en ningún momento. Sé que de entrada parece un libro más que sigue el boom de Crepúsculo, pero os aseguro que merece la pena y, además, en lo que se refiere a escritura supera a Stephenie Meyer. La única desventaja que le veo es que no estén publicados y traducidos los seis libros de la saga para poder leerlos del tirón, porque el primero me ha enganchado tanto que se me ha hecho cortísimo. En fin, lo recomiendo al 100% a los amantes de este género.


Los títulos de la saga:

1. Vampire Academy (2007) – Vampire Academy (2009)
2. Frostbite (2008) – Sangre azul (2010)
3. Shadow kiss (2008) - Bendecida por la sombra (2011)
4. Blood promise (2009)
5. Spirit bound (2010)
6. Last sacrifice (2010)



Mi valoración: 9/10

11 junio 2010

Tribulaciones de una cajera - Anna Sam

Editorial: Ámbar
Páginas: 192
ISBN: 9788493662783
Precio: 14€, aunque en estos momentos se encuentra descatalogado por la editorial y no sé si tienen previsto lanzar más ediciones.

No hace falta ser cajera para disfrutar de este libro. Todos vamos al supermercado, a los grandes almacenes… En fin, todos compramos, y en el texto podemos ver reflejados algunos de nuestros comportamientos desde el punto de vista de la cajera o cajero (en algunos momentos no tiene nada que ver con el del cliente, os lo aseguro). En mi caso, hasta el momento no he trabajado nunca de cajera aunque he estado a punto de hacerlo, pero he tenido empleos similares de cara al público y en algún momento también me he sentido identificada con la narración.

“Tribulaciones de una cajera” no es una novela con personajes y tramas, sino que es más bien una recopilación de vivencias de una cajera, contadas, eso sí, con mucho humor. No son exactamente anécdotas, sino cosas del día a día de las que los clientes no siempre nos damos cuenta. La perspectiva de la cajera nos permite darnos cuenta de cosas a las que tal vez no damos importancia. Alguien en Francia dijo que este libro tenía que servir para que todos fuéramos más comprensivos y tuviéramos más educación, y a pesar de que dista mucho de ser un libro didáctico o de autoayuda, sí que se puede extraer ese mensaje detrás de todo el humor con el que se cuentan las cosas.

Anna Sam empieza explicando cómo es el primer día de trabajo para una cajera y a partir de ahí va desgranando todo el tipo de situaciones con las que se encontrará mientras siga en su puesto, tanto con los clientes como con el personal del lugar de trabajo. No quiero desvelaros todo el contenido, pero contaré alguna cosa para que vayáis abriendo boca. Por ejemplo, hay un fragmento que encontraréis en cualquier página que haga referencia al libro:

Prométeme que jamás vas a permitir que nadie te confunda con tu caja. Eres un ser humano, y no un biiiip. Los clientes se creen con derecho a todo, y no es así. Ahí van algunas sugerencias:
El cliente:
- ¿Estás abierta?
La cajera educada
- Yo no, pero mi caja sí.

Otro ejemplo de algo que vemos y hacemos habitualmente pero que cuando te paras a pensarlo es vergonzoso es el tema de los móviles. ¿Quién no ha escuchado o dicho cuando le están llamando “no te preocupes, estoy en caja”? En otros sitios colgaría de inmediato, pero aquí no importa seguir hablando aunque ese implique no saludar a la cajera y entorpecer el trabajo de ésta al no hacerle caso de inmediato cuando le dice el dinero a pagar.

Un hecho que a simple vista puede parecer normal pero que cuando trabajas de cara al público es muy molesto es la hora de cerrar. Anna Sam comenta la rabia que da que aparezcan unos clientes que no tienen prisa pero llevan el carro hasta los topes justo cuando el supermercado cierra. En esto la comprendo a la perfección: no he trabajado de cajera en un supermercado, pero en bares sí, y no sabéis lo molesto que es que a un minuto de cerrar entre gente con toda la pachorra del mundo, si se me permite la expresión. Los clientes están en su derecho de hacerlo mientras no haya nadie que les eche, pero el personal que los atienda estará trabajando más tiempo del que su horario marca y nadie le pagará ese rato extra. ¿Tan difícil sería que la gente respetara los horarios y no esperara a ultimísima hora para hacer sus compras?

El estilo del libro es muy ameno y sencillo. Se nota que la autora es licenciada en letras, pues aunque su prosa diste mucho de ser lo que se dice magnífica, el texto es más directo y está mejor redactado que muchas novelas que hay por ahí. Anna Sam sabe qué escenas debe destacar y cómo, no se anda con rodeos y va al grano, algo que se agradece en un libro de este estilo (porque demasiadas tribulaciones de una cajera podrían llegar a aburrirnos, no es lo mismo que una novela corriente). Engancha desde el principio y los capítulos son cortos.

El libro está escrito con mucho humor. No pretende victimizar a las cajeras, a pesar de la doble intención con que van sus palabras. En algunos momentos saca el lado positivo de su empleo, aunque son pocos en comparación con los aspectos negativos. Pero se agradece que se lo tome todo con humor: además de lograr una narración más amena, creo que es mejor transmitir mensajes desde este tono en lugar de hacerse la víctima. Porque, por mucha mala educación que tengan que presenciar las cajeras, todos sabemos que hay trabajos que tienen a los trabajadores en condiciones mucho peores.

En definitiva, no se va a convertir en el libro del siglo, pero sin duda es una lectura muy recomendable para todos. No estamos ante una novela al uso, con sus personajes y sus tramas, pero incluso aunque no estéis acostumbrados a leer libros de este tipo su lectura resulta muy amena y no se hace pesado en ningún momento. El trabajo de cajera sonará lejano para muchos, pero las experiencias que cuenta Anna Sam no: todos hemos pasado por caja alguna vez, así que todos nos podemos sentir identificados con las cosas que se cuentan en el libro. Hay escenas que cuando las vemos a diario desde nuestra perspectiva de cliente nos parecen normales, pero plasmadas en el texto y poniéndote en la piel del trabajador son otra historia. La perspectiva de la cajera es muy interesante, y el sentido del humor presente en el libro aún nos facilita más las cosas. Lo recomiendo, por supuesto.



Mi valoración: 8/10

07 junio 2010

La vendedora de huevos - Linda D. Cirino

Editorial: Nabla Ediciones
Páginas: 208
ISBN: 9788492461080
Precio: 14€

Después de leer La enfermera de Brunete (una novela sobre la Guerra Civil española) me entraron ganas de volver a leer algo sobre el nazismo. Ambas temáticas son muy recurrentes en la literatura, hasta el punto de que en cierto momento llegaron a saturarme. Sin embargo, en estos momentos me encuentro con ganas de volver a sumergirme en aquellos periodos históricos. Fueron etapas importantes, que marcaron el curso de la historia, y por muchos libros sobre el tema que se publiquen parece que cada autor puede aportar algo nuevo. Esto es lo que me ha ocurrido con La vendedora de huevos, una novelita deliciosa que además de aportar una visión atípica del nazismo es una obra que se adentra en los sentimientos de su protagonista.

Estamos en la Alemania nazi. Eva es una campesina de mediana edad que vive en la granja, alejada del pueblo y de las noticias que corren por ahí. Su marido tuvo que alistarse en el ejército y apenas tiene noticias de él, y sus hijos adolescentes están tan entusiasmados con las Juventudes Hitlerianas que la dejan bastante de lado. Esto nos da como resultado que Eva es la única que se encarga de la granja, en especial del gallinero: la venta de huevos en el mercado de los sábados es lo que le aporta más dinero para salir adelante.

Al estar alejada del pueblo y la ciudad, Eva no es consciente de la situación política que atraviesa su país. Es una mujer que ha vivido siempre en el campo, preocupada únicamente por el día a día y la cosecha, sin inquietudes de ningún tipo. Su vida cambia por completo el día en que encuentra a un estudiante judío que le pide cobijo en el gallinero. Eva no se da cuenta de la gravedad de la situación y no entiende por qué un estudiante universitario necesita esconderse, pero aun así le permite que se quede. Actúa por instinto, no cree a ciegas en lo que dicta la política y le hace más caso a lo que le dicta el corazón.

La relación entre ambos cada vez se hace más estrecha y los pensamientos de Eva van más deprisa que nunca. Al mismo tiempo, la campesina empieza a hacerse un lugar en el mercado del pueblo gracias a la venta de huevos. Los clientes ya la conocen, empieza a tener contacto con la gente e incluso encuentra un buen cliente fijo: el convento. Nadie podría imaginar que una mujer aparentemente normal está escondiendo a un judío…

Nathanael, el estudiante judío, tiene su propia historia además de lo que transcurre en la novela. Como os decía, fue expulsado de la universidad. Allí le tocó experimentar en sus propias carnes el rechazo de los demás, un rechazo que se produjo casi de un día para otro, sólo porque las leyes lo dictaban. Él se preguntaba por qué no podían limitarse a ignorarlo, si es que los judíos no les gustaban, pero sus compañeros parecían empeñados en hacerle daño y molestarlo, no bastaba con pasar de él. El tema del nazismo afortunadamente nos queda lejos, pero esta visión del rechazo en la universidad me pareció interesante porque es lo que se sigue viendo hoy en día en los colegios, tanto con personas de otras razas como con alumnos de aquí que por un motivo u otro no han conseguido encajar con el grupo.

Hay mucha gente reacia a leer libros ambientados en la época nazi porque se ha escrito mucho sobre este tema, hasta el punto de llegar a saturar a los lectores. Yo lo comprendo perfectamente, pues a mí también me ocurrió lo mismo en su momento, pero aun así quiero hacer hincapié en el hecho de que un enfoque diferente del tema puede hacer que la novela sobresalga dentro de esta temática y no se convierta en una del montón que recuerda a otras ya leídas. En definitiva, que aunque haya muchos libros que toquen el tema, no todos lo tratan de la misma manera.

En el caso concreto de La vendedora de huevos, he encontrado un punto de vista distinto a todo lo que había leído hasta ahora relativo al nazismo. La visión de la gente del campo es un aspecto nuevo para mí, puesto que lo habitual es que estos libros estén ambientados en la ciudad y se centren en alemanes acomodados o judíos que huyen o están en campos de concentración, no en una campesina ajena a la política del país que únicamente piensa en salir adelante con su granja. La inocencia y el desconocimiento de Eva también le dan un toque distinto al libro, aunque después del exitoso El niño con el pijama de rayas puede que este punto no resulte tan novedoso.

A propósito de la citada novela, he encontrado algunos puntos en común con ella además del desconocimiento de la protagonista. Es un libro corto, que puede parecer más un relato que una novela. En apariencia puede parecer sencillo, pero sus líneas esconden muchas cosas, especialmente relacionadas con los sentimientos de Eva y su evolución en el tiempo que transcurre desde que encuentra a Nathanael hasta el final de la obra. Las similitudes terminan ahí: La vendedora de huevos es una novela mucho más madura y bien escrita, que en mi opinión le da mil vueltas a El niño con el pijama de rayas, libro que me decepcionó muchísimo.

Por otra parte, es posible que el tema de tener un judío escondido en casa sea bastante típico, pero no lo es cuando lo está en una granja, con lo que esta forma de vida conlleva. Puede que de entrada la visión de una campesina no llame demasiado la atención, al fin y al cabo no es una heroína de la vida cotidiana ni una persona cultísima, pero después de leer el libro puedo decir que me ha gustado mucho conocer otra visión del nazismo, la visión de una persona pura, ligada a la tierra, que es capaz de opinar sin guiarse por la política ni las ideas de la sociedad porque siempre ha vivido ajena a todo ello.

Además de todo lo anterior, el gran atractivo de esta novela es la capacidad de la autora para adentrarse en el personaje de Eva. Esto es, La vendedora de huevos es una novela introspectiva, intimista, que se centra en los sentimientos y no tiene grandes dosis de acción (a decir verdad, tampoco la he echado de menos). El libro está narrado desde el punto de vista de la protagonista, enseguida logra captar tu interés y tienes la sensación de conocerla perfectamente. Linda D. Cirino consigue crear un personaje cercano, real.

En definitiva, La vendedora de huevos es una de esas novelas desconocidas para el público mayoritario que acaba resultando una delicia para los amantes de la lectura que leemos algo más que best sellers. Os lo recomiendo si os gustan las novelas intimistas y si esta visión del nazismo os ha llamado la atención.


Mi valoración: 7/10


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails