30 julio 2010

Loca por las compras en Manhattan - Sophie Kinsella

Editorial: Salamandra
Páginas: 312
ISBN: 9788498381719
Precio: 9,80€

Nota: esta novela es la segunda parte de una serie de 5 libros. Para leer mi reseña del primero y saber un poco más de la autora, haced click aquí.


Por otra parte, a raíz de la película Confesiones de una compradora compulsiva (basada en esta novela y en la primera parte), el título de las nuevas ediciones del libro ha pasado a ser Becky en Manhattan. Sigue estando editado por Salamandra y el precio es el mismo. Yo me referiré a él como Loca por las compras en Manhattan porque la edición que tengo yo es antigua, pero que sepáis que hablo del mismo libro.

¿Quién es la tal Becky?


Becky Bloomwood es la protagonista de esta saga. En la primera novela trabajaba como periodista financiera para una revista – un empleo que no le gustaba y con el que no se sentía motivada – y en esta segunda entrega trabaja como colaboradora de un programa de televisión. Es la experta en finanzas de un programa de mañanas y se dedica a ayudar a la gente que llama para preguntar por sus problemas económicos.

Pero detrás de esta experta en finanzas hay algo oscuro: es adicta a las compras, es incapaz de controlar sus gastos, hasta el punto de llegar a endeudarse y tener problemas con el banco. En el momento en que comienza la novela, Becky ha pagado todas sus deudas del pasado y parece que tiene fuerza de voluntad para controlarse, pero claro, tiene que viajar a Nueva York y una vez allí no puede resistirse a todas las marcas nuevas que descubre.

Debo reconocer que mi primer contacto con Becky no fue muy positivo: durante una buena parte de la primera novela de la serie, Becky me parecía una persona frívola y superficial, que solamente se preocupaba por darse caprichos y era incapaz de valorar lo que de verdad importa. Pero fui conociéndola más y descubrí a una Becky que me gustó (ya se sabe, nunca te puedes fiar de la primera impresión), y esta última Becky es la que aparece en Loca por las compras en Manhattan.

No vamos a engañarnos, Becky sigue teniendo su punto superficial aunque la conozcas, le encanta comprar y sus descuidos con el dinero son una exageración, en eso estamos todos de acuerdo. Pero a pesar de ello, Becky tiene algo especial, es un personaje con carisma: a la hora de la verdad sabe estar donde hay que estar y tiene buen corazón. Por poner un ejemplo, cuando una mujer llama al programa de televisión preocupada por su jubilación, Becky nota que el problema es que realmente no quiere jubilarse aún, y cuando el programa termina sigue hablando con ella y aconsejándola. Alguien frívolo se habría limitado a asesorar en el aspecto económico, y sin embargo nuestra protagonista sabe ir más allá y ver a las personas.

Las nuevas aventuras de Loca por las compras



No quiero revelaros muchos datos del argumento porque el libro es cortito y perdería su gracia, pero viendo el título hay algo que es fácil de deducir: Becky viaja a Manhattan (ella es inglesa). En el primer capítulo del libro nos la encontramos haciendo las maletas, aunque en este caso es para unas vacaciones muy breves y el gran viaje aún está por venir. ¡Vaya numerito! Al igual que nos ocurre a muchas, Becky no sabe qué ropa llevarse y tiene muchos dilemas. Es un comienzo excelente, me atrapó y me hizo reír.

Aun así, lo mejor de todo no es el capítulo inicial, sino que durante todo el libro mantiene el ritmo y logra sorprenderte, a diferencia del primer libro de la serie, que no me gustó tanto. En esta nueva etapa, Becky sigue con su afición a las compras pero con sorpresas y nuevos giros, para que el libro no resulte una copia del primero. Creo que Kinsella tiene mérito por conseguir que un tema a priori limitado (una chica adicta a las compras) dé tanto de sí: ya son cinco novelas, y siempre encuentra una excusa perfecta para que Becky vuelva a caer en la tentación y nos ofrezca nuevos líos.

El libro me ha hecho reír. Esto es algo muy difícil en mí, creo que el único chik-lit que lo había conseguido hasta ahora es El diario de Bridget Jones.

Creo que una aportación interesante de Loca por las compras en Manhattan es el tema de la hipocresía y las apariencias. Al llegar a Manhattan, Becky conoce a mucha gente: todos le ofrecen proyectos interesantísimos y le dicen lo gran profesional que es. Ella lo cree todo y está en su salsa, cree que ha encontrado el lugar al que pertenece. Sin embargo, cuando surgen problemas y toda esa gente le da la espalda tiene que replantearse las cosas...

¿Por qué me ha gustado más que la primera parte?

Yo misma estoy sorprendida de que el segundo libro de la saga me haya gustado más que el primero, pero no me ha costado demasiado averiguar los motivos de ello:

- En primer lugar, ya conocía a Becky y no tuve que pasar por la fase de conocerla. Como os decía al principio, al comenzar el primer libro Becky no me caía muy bien, y no fue hasta el final que descubrí que a pesar de su adicción a las compras es una persona con encanto. En Loca por las compras en Manhattan sé que Becky es una chica con encanto desde el principio, y esto facilita que empatice con ella e incluso que me sienta identificada.

- La historia de las expectativas: cuando tienes muchísimas ganas de leer un libro y piensas que será maravilloso, es más probable que te lleves una decepción; en cambio, si esperas poco o nada, te puedes llevar una sorpresa agradable. Estas dos situaciones las he vivido con los dos libros que he leído de Loca por las compras: del primero había oído maravillas y me llevé una decepción porque esperaba más; en cambio, con el segundo no tenía muchas esperanzas y me ha encantado.

- Tengo la impresión que este libro es más adictivo, aunque el estilo ameno y fácil de leer es el mismo que el resto de libros de Sophie Kinsella. Este lo leí en dos días, y recuerdo que el primero me duró más y hasta que no llegué a esa recta final no me enganchó del mismo modo que este.

- El tema amoroso se trata de otra manera. En el primer libro, Becky está soltera y uno de los misterios de la novela es con qué hombre acabará. En el segundo, en cambio, tiene pareja (pueden surgir problemas, claro, pero el punto de partida ya no es el mismo). La primera situación está mucho más trillada en los libros de chik-lit y, a pesar de que éstos siempre añaden algo más, en la segunda situación se va más al grano en otro tipo de situaciones y el libro tiene un toque distinto. No voy a decir que Loca por las compras en Manhattan es más original porque tampoco es así (repite el tema de las compras), pero sí que prescinde de un elemento característico de este tipo de libros (la búsqueda de novio), y esto puede jugar a su favor.


Si con la primera parte os pasó como a mí, que os gustó pero sin entusiasmaros y no sabéis si seguir con la saga, os animo a que lo hagáis. Por todo lo que he contado, me ha gustado mucho más el segundo libro y me alegro de haberle dado otra oportunidad.



Mi valoración: 9/10

28 julio 2010

Domina - Barbara Wood

Editorial: Debols!llo
Páginas: 510
ISBN: 9788497932028
Precio: 8,95€

La lectura de este libro me ha hecho disfrutar mucho. No le voy a dar la máxima puntuación por los motivos que comentaré más abajo, pero aun así me parece una novela más que recomendable: es de esos libros que te hacen disfrutar página a página, con personajes cautivadores y giros en el argumento que logran despertar tu interés en todo momento. Su lectura no creo que deje indiferente a nadie: es una historia que te llega y cuyas aventuras son difíciles de olvidar.

Barbara Wood

Barbara Wood es una autora de origen inglés que emigró con su familia a California con su familia, donde se educó. Durante diez años trabajó como auxiliar de quirófano y esta experiencia se ve reflejada en algunas de sus obras (entre ellas, el libro del que os hablaré). Además, ha viajado por todo el mundo y gracias a ello ha podido documentar todas sus novelas.

Publicó su primer libro, Perros y chacales, en 1976. Desde entonces ha publicado más de veinte novelas y su obra se ha traducido a más de treinta idiomas. Entre sus obras destacan Bajo el sol de Kenia, Las vírgenes del paraíso y Tierra sagrada, entre otras. También ha publicado bajo el pseudónimo Kathryn Harvey.

Descubrí a esta autora gracias a las buenas opiniones que hay de ella en la red. En Bookmooch no encontré ninguno de los títulos que tenía apuntados, pero había otros disponibles y me puse a averiguar cosas sobre ellos. El argumento de Domina es el que me pareció más atractivo y, además, las críticas sobre él eran muy positivas (hay gente que lo considera uno de los mejores libros de la autora, e incluso hay quien se atreve a decir que es algo parecido a la versión femenina del best seller El médico, de Noah Gordon). Las opiniones que leemos no siempre coinciden con la nuestra, pero en este caso hice bien al guiarme por las críticas.

Una mujer médico en el siglo XIX

Samantha Hargrave nació en 1860 en una familia inglesa. Desde el momento de su nacimiento la medicina está presente en su vida: hay complicaciones en el parto, el médico propone usar una técnica reciente pero el padre se niega porque aún no está seguro de la fiabilidad de ésta. Como resultado, la madre de Samantha muere, y su padre siempre considerará a su hija la culpable de la muerte de su esposa.

En las calles inglesas, la pequeña Samantha descubre su vocación por la medicina. Es amiga de un niño huérfano que vaga por las calles, y un día en que éste pretende mostrarle cómo mata a un gatito indefenso y herido, Samantha le para los pies y dice que quiere curarlo. Esta experiencia, junto con la visita clandestina a un hospital y la convivencia con un ex farmacéutico, hará que la pequeña empiece a descubrir cuál es su verdadera vocación, aunque por ello tenga que ir a contracorriente (en aquella época eran muy pocas las mujeres médicos, y a menudo no se las consideraba médicos de verdad).

Después de unos acontecimientos que no revelaré, una Samantha de dieciocho años viaja a Estados Unidos dispuesta a estudiar medicina. Allí hay una escuela de enfermería para mujeres que quieren ejercer la medicina, pero este título le cerraría puertas, así que Samantha está decidida a encontrar plaza en una universidad en la que hasta ahora sólo admitían a hombres. Gracias a la reseña de la contraportada y al prólogo sabemos que lo consigue (no os revelo nada que no se sepa cuando coges el libro) y que, por supuesto, se saca el título.

Pero los años de estudio no son fáciles para Samantha. Al llegar a la facultad descubre que la aceptaron por votación de los alumnos, y éstos se habían tomado la petición de una mujer a guasa. Nadie se imaginaba que una mujer se presentara a la facultad en serio, pero como la habían aceptado no la podían echar. Samantha se sentó en un rincón del aula, y sufrió más de una discriminación por culpa de su sexo.

Después de graduarse las cosas no son fáciles: en el hospital también sufre por los prejuicios de los hombres y habrá alguno que no dejará de buscarle problemas. Pero Samantha es una luchadora nata, además de una mujer fuerte y con principios, y no se rinde con facilidad. Además, el hecho de ser médico y mujer también tiene una gran ventaja: en una época en la que las mujeres no acudían al médico por problemas íntimos por pura vergüenza, la existencia de una mujer médico puede ser su salvación.

No voy a revelaros nada más sobre el argumento, así que si os ha llamado la atención tendréis que leerlo vosotros mismos. Supongo que dependerá de los gustos de cada uno, pero a mi parecer esta novela tiene un tema muy interesante: una mujer médico en una época en la que las mujeres de esta profesión eran poquísimas y lo tenían todo muy difícil. Se puede aprender mucho de la lucha de estas mujeres y de todo lo que aportaron a la medicina: en su época lo tuvieron muy difícil, pero gracias a su esfuerzo y su valentía las cosas han cambiado.

Quiero recalcar la palabra médico: las curanderas, comadronas, etc. ya existían antes y hay otras novelas históricas sobre ellas, pero en Domina se muestra los inicios de las mujeres en las facultades de medicina, que hasta ese momento sólo eran ocupadas por hombres.

Además de por Samantha en sí y su lucha por hacer realidad su vocación, el libro es muy interesante porque explica todo lo externo a ella: qué opinión tenían las mujeres de lo que hacía, qué pensaban los hombres, quiénes la ayudaron, etc. Todos estos aspectos permiten reflejar muy bien el pensamiento de las culturas inglesa y norteamericana de la segunda mitad del siglo XIX.

Por último, antes de empezar la novela la autora nos advierte que el personaje de Samantha Hargrave no existió en la realidad. En cambio, las doctoras Elizabeth y Emily Blackwell, que aparecen en la novela como secundarias, sí, de modo que en la novela hay una mezcla de personajes inventados y personajes reales (aunque Samantha podría haber existido de verdad, con otro hombre).

La vida de una mujer: niña, joven y adulta

El tema principal son las dificultades por las que pasa Samantha para convertirse en médico y ejercer su profesión, pero Barbara Wood no se olvida de los temas personales y sentimentales y esto nos permite conocer a la protagonista con mayor profundidad.

Quiero destacar el excelente reflejo de las etapas de la vida de una mujer. Primero la infancia en las calles de Inglaterra, con un padre que no la quiere como debería, lo cual le da a Samantha inseguridad y un carácter un tanto retraído. Después la adolescencia, una época clave en la que decidirá qué es lo que quiere hacer con su vida. La juventud, con su viaje a Estados Unidos y su lucha por estudiar en un mundo en el que los hombres mandan.

Una vez Samantha tiene su título en medicina, se aprecia un cambio en ella, que viene dado por la adquisición de este título pero también por ciertas vivencias. Sigue siendo joven, pero ahora ya es una mujer y se enfrenta a los problemas de otra forma. Siempre ha sido luchadora, pero la seguridad y la confianza en sí misma que muestra ante sus compañeros del hospital no tienen nada que ver con las dudas que a menudo tenía en la facultad. Me ha gustado mucho la evolución personal de Samantha, me parece totalmente lógica y demuestra el gran trabajo que hay detrás de este libro: además de una gran documentación para recrear la vida de una doctora, la autora no se olvida de la mujer que hay detrás de ella, y de esta forma el personaje nos parece más cercano.

Me ha gustado mucho conocer a Samantha. En lo profesional es una persona admirable, y en lo personal es una mujer que sufre y tiene pequeñas alegrías como cualquier otra. El amor está presente en la novela, de una forma creíble que a veces logra sorprenderte y otras es más previsible. Pero aun así me ha gustado mucho. Samantha es el único personaje redondo, pero los demás tienen un papel definido y ninguno está de más.

Estilo


El estilo del libro está bastante bien: un lenguaje ameno y sencillo, redactado en párrafos y diálogo a partes iguales. Se lee fácilmente y al principio engancha, pero tiene un problema: en algunos momentos se hace pesado. Está muy bien escrito, pero hay que tomárselo con calma.

En cuanto a los temas médicos, está todo muy bien explicado y cualquiera puede entender los procedimientos aunque no tenga ni idea de medicina. Hay pocos tecnicismos, y cuando los hay, se explican de forma muy amena. Que nadie se preocupe por este aspecto.

Para sacarle otro punto negativo, el hecho de que se centre tanto en Samantha hace que no conozcamos tanto a los secundarios y en algún momento sus reacciones me han sorprendido (en especial cuando el personaje en cuestión llevaba varios capítulos sin aparecer). Pero en fin, es un mal menor, no afecta a mi valoración global del libro aunque no está de más decirlo.

Conclusión

Lo siento por haberme enrollado tanto, pero el libro es largo y tenía muchas cosas que comentar. Creo que ha quedado claro que me ha gustado mucho y lo recomiendo encarecidamente a los amantes de la novela histórica. Su argumento es de lo más interesante: una mujer que quiere estudiar y ejercer la medicina en una época en la que los hombres tenían el dominio absoluto en este ámbito. Además, Samantha es un personaje redondo y carismático en todos los aspectos: en lo profesional, admirarás su valentía y su lucha constante por hacerse valer; en lo sentimental, la comprenderás y te identificarás con ella en alguna que otra ocasión. Históricamente, tengo la impresión de que el libro está muy bien documentado. El único problema que le veo es que en algunos momentos me ha resultado pesado, pero aun así creo que merece la pena leerlo y me alegro mucho de haberlo hecho. En definitiva, Domina es un libro que no me ha dejado indiferente: me he metido de lleno en la vida de Samantha, he luchado, he sufrido y me he emocionado con ella. ¿Os animáis a conocerla vosotros también?


Mi valoración: 8/10

23 julio 2010

Loca por las compras - Sophie Kinsella

Editorial: Salamandra
Páginas: 312
ISBN: 9788498381702
Precio: 9,80€

Después de leer tantas recomendaciones de los diversos libros de esta serie tenía muchas ganas de conocer a la tal Becky. Tengo que decir que el chik-lit no es mi género preferido, pero de vez en cuando me apetecen este tipo de lecturas para desconectar y leer cuando no quiero/puedo concentrarme mucho.

Compré este libro por las buenas críticas que había leído, pero lo primero que me llamó la atención de él fue su título: Loca por las compras, esto también se podría aplicar a mí (aunque me contengo más que la protagonista, qué remedio, ja, ja), y a muchas mujeres. Para mí es un título más atrayente que los que incluyen alguna ciudad o marca cara, aunque no suene tan sofisticado como éstos.

Sophie Kinsella y su "Loca por las compras"

Sophie Kinsella es el seudónimo de Madeleine Wickham, una autora inglesa que también es periodista financiera. Sus libros han tenido mucho éxito y han sido traducidos a más de treinta idiomas. Además de la saga Loca por las compras, también tiene publicados en España No te lo vas a creer, La reina de la casa, ¿Te acuerdas de mí? y Una chica años veinte, aparte de otros que publicó con su nombre real, que son más románticos y sin el humor tan disparatado que caracteriza a los libros que firma como Kinsella.

La serie Loca por las compras está protagonizada por Becky Bloomwood, una periodista financiera de veinticinco años que, como se puede deducir por el título, adora las tiendas y no puede resistirse a comprar de todo, aunque no le sobre el dinero. En la primera novela trabaja en una publicación económica y no se siente muy satisfecha por su trabajo. En el tema amoroso, intenta conquistar a un hombre millonario que pueda pagar sus caprichos y sus deudas. Más o menos la reseña del primer libro sería esta.

Los cinco títulos de esta serie son los siguientes:

Loca por las compras (2000)
Loca por las compras/Becky en Manhattan (2001)
Loca por las compras/Becky prepara su boda
(2002)
Loca por las compras/Becky tiene una hermana (2004)
Becky espera un bebé
(2007)

De momento he leído los tres primeros y mi favorito es el segundo.

A raíz de la película Confesiones de una compradora compulsiva (basada en los dos primeros libros de la serie), en las nuevas ediciones han cambiado el Loca por las compras de los títulos por Becky a secas, lo que para mí es un error porque queda más soso y no refleja tan bien el contenido de los libros.


Puntos favorables

Ante todo, el libro ha cumplido todo lo que esperaba de él, y sólo por eso ya merece una buena calificación. No pasará a la historia de la literatura, pero es entretenido, se lee muy fácilmente y no es necesario concentrarse en su lectura para entenderlo. Es el tipo de libro ideal para leer en el bus o en la sala de espera del dentista, cuando es un poco difícil profundizar en la lectura o tienes que escuchar charlas y ruidos a tu alrededor.Tiene lo que espero de los libros de chik-lit, una lectura amena y sin muchas complicaciones.

Con la protagonista he tenido sentimientos encontrados a lo largo del libro, pero finalmente mi opinión sobre ella es positiva. En algunos momentos he pensado que es una mezcla entre chica normal tipo Bridget Jones y chica pija como las de los chik-lit fashion (véase El diablo viste de Prada o Sexo en Nueva York, por ejemplo), aunque finalmente acaba ganando lo primero. Durante gran parte de la novela se nos muestra a Becky como a alguien muy superficial: pasa bastante de su trabajo, en lugar de atender a lo que le dicen se pinta las uñas, lo único que tiene en la cabeza es ir de compras, y no hace mucho caso de los avisos del banco por sus deudas. Empezó a caerme mal en el momento en que se planteó seriamente conquistar a un soltero millonario únicamente para que le pagara las facturas y se la llevara de compras a las tiendas más caras. Por suerte, en el libro se puede ver su evolución hasta convertirse en una chica más normal y con talento, a la que le siguen gustando las compras, pero por lo menos sabe qué cosas son importantes en la vida. Además, lo bueno de los cambios que hace es que éstos salen de ella misma, no como en otros libros en los que a las protagonistas se lo dan todo hecho.

La historia principal del libro se basa en el dinero que debe Becky y las cartas que recibe del banco advirtiéndola de ello. Durante la novela intentará solucionarlo de diferentes maneras, pero no podrá abandonar su pasión por las compras. Se pueden diferenciar dos tramas más, aunque van bastante ligadas. Una es la historia de Becky en el trabajo, donde no se siente valorada, pero también es cierto que ella no hace mucho para que se la valore. La segunda es la que se relaciona con su vida amorosa, y aparecen varios candidatos a ocupar su vida. Partiendo de la base de que son dos temas muy frecuentes en este tipo de novelas y no son nada rebuscados, tengo que decir que en esta ocasión su desenlace no me ha parecido previsible. La verdad es que he ido bastante perdida en ambas tramas, tanto podían tomar un rumbo como otro.

El momento en que el libro me ha enganchado más es en el tramo final, cuando Becky recapacita y le toca cambiar si quiere salir adelante. Todo lo que hace en esos últimos capítulos me gustó, tanto lo que hace de cara a fuera como los cambios interiores que también vamos conociendo. Da toda una lección de que uno mismo puede ser capaz de callar bocas y demostrar lo que vale sin la ayuda de nadie. Me encantó esta parte, para mí es lo mejor de todo el libro, aunque casualmente coincide con la pérdida de la esencia del libro (la locura por las compras).

El libro es muy ameno y tiene situaciones divertidas, aunque no he llegado a reírme a carcajadas. Se deja leer bien, pero ya está. Me pareció más divertido El diario de Bridget Jones. Y a propósito de la comparación con Bridget, he encontrado que en Loca por las compras hay un recurso que se va repitiendo de forma parecida a las anotaciones sobre el peso y las calorías de Bridget en su diario: las cartas del banco y de otras entidades reclamándole dinero. Aquello que siempre quiere reparar (en el caso de Bridget, lo que quería era perder peso, dejar de fumar y de beber), pero no lo consigue. Me ha gustado encontrar estos detalles en el libro, y que me recuerden a la novela de Helen Fielding no me parece algo negativo sino positivo, porque Kinsella ha sabido aprovechar de nuevo esa idea pero adaptándola a otro personaje y cambiando el principal "defecto" de la protagonista.


Puntos negativos

Mi opinión general sobre el libro es buena, lo recordaré como una lectura agradable, pero aun así le encuentro algún que otro defecto. Para empezar, quitando ese tramo final, el resto del libro no ha llegado a engancharme. Me explico: al empezar a leer cada capítulo me metía dentro de la historia que se narraba en él y la seguía sin problemas, pero al terminar los capítulos no sentía esa necesidad de seguir leyendo que se siente con los libros que te atrapan desde el primer momento. He leído otras novelas de Kinsella que me engancharon más.

Las únicas tramas que destacan en la novela son el tema del dinero, el trabajo y la búsqueda de novio de Becky. Todo se relaciona con ella, y he echado de menos algún personaje secundario que estuviera más desarrollado y permitiera que hubiese otra trama para dar más juego. En el libro aparece la compañera de piso de la protagonista, una amiga de Becky, sus padres, y varios hombres, pero todos ellos son muy simples, planos, y aportan muy poco al libro. En esto El diario de Bridget Jones estaba mejor: los dos hombres que aparecían los conocías bien, y ocurría lo mismo con sus padres y amigos. En "Loca por las compras" existe la protagonista, los demás son un decorado.


Conclusión

El libro me ha gustado y me ha dejado buen sabor de boca. No me ha encantado y me parece peor que El diario de Bridget Jones por todo lo que he comentado, pero aun así lo valoro bien porque me ha proporcionado una lectura sencilla y entretenida, que era justo lo que buscaba cuando lo cogí. Si os soy sincera, el hecho de que formara parte de una serie de cinco libros me hacía pensar que el primero debía de ser buenísimo, y en ese sentido sí que me ha decepcionado un poco: es un libro ameno y entretenido, con historias sencillas que se dejan leer, ni más ni menos.

P.D.: Próximamente publicaré la reseña de la segunda parte, Loca por las compras en Manhattan. Os adelanto que me gustó mucho más que el primero, así que espero que si os gusta el chik-lit no tengáis reparos en probar con esta saga por mi opinión de hoy.



Mi valoración: 6,5/10

19 julio 2010

Hermosas Criaturas - Kami Garcia y Margaret Stohl

Editorial: Espasa
Páginas: 459
ISBN: 9788467032239  
Precio: 16,90€

Un libro que te haga soñar, que te haga descubrir una visión diferente del mundo, que te adentre entre sus páginas y te haga desear que se alargue eternamente para seguir disfrutándolo… Son muy pocos los libros que consiguen llegarnos tanto. Podemos encontrar buenas novelas, pero es muy difícil saber añadirles el elemento intangible que separa lo simplemente bueno de lo que ha empezado a formar parte de ti. En este caso, lo he encontrado: “Hermosas criaturas” es una de esas novelas que consiguen transmitirte algo que permanece en tu interior cuando ya has terminado la lectura. Hay una gran campaña de marketing detrás de esta obra, pero eso no ha sido un problema a la hora de disfrutarla. Ha cumplido mis expectativas con creces y en estos momentos espero con ansia la publicación de la segunda parte.

Sinopsis 

Ethan Wate es un adolescente que sueña con irse de su pueblo, Gatlin, un lugar en el que nunca sucede nada y cuyos habitantes son bastante carcas. Sin embargo, la situación cambia cuando Lena Duchaness llega a su instituto. Es la sobrina de un hombre que lleva años sin salir de su casa (al más puro estilo Boo Radley de “Matar un ruiseñor”), y su forma de ser y vestir no concuerdan en absoluto con el resto de chicas de Gatlin. Entre una cosa y otra, nada más empezar el curso Lena se convierte en la nueva apestada. Nadie quiere relacionarse con ella, salvo Ethan.

No es que Ethan sea un hermanito de la caridad. Si se siente atraído por Lena es porque ella es la chica misteriosa con la que lleva soñando (literalmente) mucho tiempo. No la conoce de nada, pero al verla en persona aparece una conexión entre ellos que demuestra que esos sueños no fueron una casualidad. Ethan y Lena pueden hablar entre ellos a través del pensamiento, sin pronunciar las palabras. Todo es muy extraño, pero es que Lena no es una chica corriente. Las personas cercanas a Ethan intentan alejarlo de ella, pero ya es demasiado tarde…

Una GRAN novela

“Hermosas criaturas” es un libro que está muy bien escrito. Utiliza una prosa amena, pero más elaborada que la mayoría de novelas de este género. En ocasiones puede hacerse un poco pesado porque las autoras se enrollan bastante, pero al mismo tiempo estas explicaciones son necesarias para poder abarcarlo todo. Aun así, a mí me enganchó desde el principio y no me aburrió en ningún momento. Tal vez su ritmo no es tan trepidante como el de otras novelas, pero tiene una historia tan buena que te atrapa por sí sola, aunque narre las escenas de manera pausada y los hechos se descubran poco a poco.

Hablando del estilo, he de decir que no se nota que está escrito por dos autoras. En las pocas novelas de dos autores que he leído, se apreciaban algunas diferencias entre los fragmentos que había escrito cada uno (es frecuente que uno escriba mejor que el otro). Por lo visto, Kami y Margaret tienen tanta confianza entre ellas que se corregían mutuamente los textos y reescribían lo que fuera necesario sin que importara cuál de las dos lo había escrito por primera vez. El resultado no podría haber sido mejor: el estilo siempre es el mismo, parece que lo haya escrito una sola persona.

La ambientación es sencillamente exquisita, un gótico sureño en toda regla. En la novela se hace una analogía con el clásico de Harper Lee “Matar un ruiseñor”: una vieja casa donde vive un hombre que no sale a la calle, vecinos llenos de prejuicios, sentimiento patriótico muy marcado, nuevas generaciones que se vuelven igual que sus padres, etc. Por supuesto, la nota discordante de esta sociedad son Ethan, Lena y sus familias, al igual que lo eran Atticus Finch y los suyos en “Matar un ruiseñor”. El ambiente oscuro y siniestro se palpa desde las primeras páginas, las autoras consiguen trasladarte a Gatlin de tal manera que parece que has vivido siempre allí.

Y qué decir de la historia, esa magnífica historia que es de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Va más allá de la relación de los protagonistas, está muy bien construida y está repleta de detalles que le otorgan un mayor valor literario. En cierto modo es un libro complejo, porque el universo mágico que crea abarca varios temas y tiene muchas posibilidades (no sólo para esta primera novela, sino para toda la saga). Me ha parecido una novela muy cuidada en todos los aspectos, se nota que las autoras han hecho un gran trabajo al corregirlo para que todo encaje a la perfección. Me encanta que sea larguito, así puedo disfrutarlo durante más tiempo y hay páginas suficientes para desarrollarlo todo.

“Hermosas criaturas” es un libro tan bueno y elaborado que hace que otras novelas que me gustaron me sepan a poco. Y no es de extrañar, porque dentro del género juvenil romántico es muy fácil inventar una historia que enganche y entretenga, pero crear un mundo mágico distinto y complejo no lo es tanto. Temas como el color de los ojos de Lena, el guardapelo y la segunda biblioteca son detalles a los que merece la pena prestar atención, y son cosas que otros autores ni siquiera se plantearían añadir a sus obras. Kami Garcia y Margaret Stohl tienen un mérito enorme: podrían haber ido a lo fácil y sacarse un dinero como han hecho tantas autoras, pero no, se han esforzado en hacer algo diferente, mucho más trabajado. El resultado ha sido brillante.

Por todo esto, creo que este libro es apto para adolescentes y adultos, aunque de entrada se venda como una novela juvenil. Estoy insistiendo mucho con esto, pero realmente es una novela mucho más elaborada que otras del género, y si os gusta la fantasía estoy segura de que no os defraudará aunque tengáis más de dieciocho años. De hecho, voy a ir más allá: estoy segura de que si hubiera leído este libro con catorce años no me habría gustado tanto como ahora. De entrada porque el estilo narrativo no es tan sencillo como el de otras novelas juveniles y me habría aburrido un poco, y segundo porque no habría prestado la misma atención a estas pequeñas cosas que te van dando pistas para que al final todo encaje. De todas formas, que conste que me parece estupendo que los adolescentes lean libros como este en lugar de tanta historia de amor facilona. Es una buena manera de entrenar sus mentes para que el día de mañana sean capaces de leer de todo y no se limiten a los géneros más livianos.

La parte de amor me ha gustado mucho, es muy tierna y bastante realista al lado de otras novelas juveniles (estoy pesadita con lo de “al lado de otras novelas juveniles”, pero es que este libro representa un punto y aparte en la literatura juvenil actual). Los protagonistas son chicos normales con los que te puedes identificar, nada de guaperas idealizados y chicas ñoñas. Se gustan desde el primer momento, pero su relación avanza poco a poco, nada de considerarse novios a los cuatro días de salir. En este aspecto me ha recordado a las novelas realistas que leía en mi adolescencia. Sé que las historias de amor idealizadas gustan a mucha gente, pero yo creo que a estas alturas ya era hora de darles un puntito de normalidad (dentro del contexto fantástico). No es bueno que los adolescentes crezcan atontados por tanto vampiro y tanta damisela en apuros… Por cierto, los personajes secundarios son todos geniales, del primero al último. No hay ninguno que esté de más y todos tienen una personalidad muy bien definida, las autoras no caen en arquetipos.

El final es un poco agridulce, pero me ha dejado con buen sabor de boca. Cumple las expectativas y al mismo tiempo sorprende, algo poco común en la literatura juvenil actual. En general, desde las primeras páginas fui consciente de que me encontraba ante una gran novela y este sentimiento se ha mantenido a lo largo de toda la lectura. “Hermosas criaturas” narra una historia que transmite sentimientos y no te deja indiferente, es una historia que vives de principio a fin. Alguna vez he calificado las novelas de juvenil romántica como lecturas “de usar y tirar”, pero “Hermosas criaturas” es una obra que deja huella. Al terminarlo me quedé con la sensación de que es una pena que no haya más libros con una historia tan buena como este. Señores escritores, tomen ejemplo y estrújense el cerebro para ofrecer una novela digna a los lectores jóvenes (y no tan jóvenes).

Por último, como diría un profesor que tuve, no le pongo un diez porque soy una cabrona, pero realmente soy incapaz de verle defectos a esta novela. Recomendada no, recomendadísima.

¿El nuevo boom editorial?

Se dice, se comenta, que “Hermosas criaturas” podría convertirse en el nuevo éxito editorial, siguiendo la estela de “Harry Potter” y “Crepúsculo”. Al igual que en la narrativa para adultos, la literatura juvenil necesita libros o sagas de éxito que hagan las delicias de los lectores jóvenes y los animen a leer más. En parte, yo me sentí atraída por el libro por este motivo (lo compré sin haber leído ninguna reseña, para que veáis el poder de la publicidad en la red). Hay varios libros que se están vendiendo bien, pero cada cierto tiempo aparece uno se lleva el boom.

En mi opinión, me parece muy difícil predecir qué libro se convertirá en un gran éxito editorial. Recuerdo que “Harry Potter” y “Crepúsculo” tardaron unos añitos en serlo, al principio tenían su grupo de seguidores pero el boom les llegó más tarde. Son muchos y muy diversos los motivos que hacen que una novela tenga éxito (originalidad, campaña de marketing, temática de interés actual, etc.), y la calidad no siempre es suficiente para lograrlo. En el caso de “Hermosas criaturas”, creo que la adaptación al cine puede ser de gran utilidad para darle más popularidad, al igual que ocurrió con “Crepúsculo”. Confío que Warner Bros sea capaz de hacer una buena película, aunque se me hace difícil imaginar una adaptación digna para un libro extenso y con tanto contenido.

En cualquier caso, de lo que no cabe duda es que “Hermosas criaturas” es una obra de calidad (me atrevo a decir que incluso más que “Crepúsculo”, al menos en la escritura, aunque habría que leer las otras partes para poder juzgarlo mejor), distinta a lo que se publica ahora y con un mundo mágico atractivo e innovador. No sé si llegará a ser el nuevo boom, pero méritos para lograrlo no le faltan.



Algunas cosas más:

"Hermosas criaturas" forma parte de La Saga de las Dieciséis Lunas, que en principio parece que constará de 4 libros. La segunda parte se titula "Hermosa oscuridad", sale en inglés el próximo 12 de octubre y su publicación en castellano está prevista para noviembre o diciembre de este mismo año. ¡Yo ya estoy deseando leerla! Os dejo con la portada:



Mi valoración: 9,5/10

16 julio 2010

Especial: Lecturas veraniegas.


¡Vámonos a la playa! El calor agobiante de estas fechas hace que a algunas personas se les quiten las ganas de leer o, en su defecto, que opten por leer libros más ligeros. Todos sabemos que no es lo mismo leer en la playa o durante un viaje que sentado tranquilamente en el sofá, así que he decidido escribir esta entrada para haceros llegar mis propuestas de lecturas veraniegas:

1. El diario de Bridget Jones - Helen Fielding
Es la novela de referencia del chik-lit y uno de los pocos libros que ha conseguido hacerme reír a carcajadas. Bridget es una chica treintañera bastante torpe que cuenta sus neuras y sus cambios de peso en un diario. La pobre es tan desastre que enseguida se le coge cariño y, además, en algunas cosas es fácil identificarse con ella. Es una lectura divertida y 100% veraniega. Eso sí: olvidad la segunda parte: no está a la altura de este libro y se hace aburrida.

2. La reina de la casa - Sophie Kinsella
En realidad cualquier libro de esta autora podría valer como lectura veraniega, pero me he decantado por este porque es uno de los que más me gustó. Es un chik-lit sobre una joven abogada que de un día para otro se encuentra trabajando como asistenta. Las novelas de chik-lit tienen fama de frívolas, pero en esta hay una segunda lectura que hace una crítica al estrés y la falta de tiempo para uno mismo en la sociedad actual. El sentido del humor de Kinsella es de los más disparatos que he encontrado, con ella tenéis asegurado un buen rato.

3. El símbolo perdido - Dan Brown
Al igual que con Sophie Kinsella, cualquier libro de Dan Brown es una lectura adictiva, amena y veraniega. Eso sí, en esta ocasión cambiamos el chik-lit por los thrillers pseudohistóricos. El símbolo perdido es su última novela y en mi opinión no desmerece a las anteriores. Sus 600 páginas se devoran y no aburre en ningún momento. La gente critica mucho a este autor por su supuesta mala calidad literaria, pero para entretener es único.

4. Saga Cazadores de sombras - Cassandra Clare
Son muchos los libros juveniles fantásticos que me han hecho pasar un rato entretenido, pero he escogido la saga de Cassandra Clare porque me parece una de las más amenas. El dominio de la acción sobre la parte amorosa hace que el ritmo no decaiga y que la novela no sea tan cursi como otras del género. Además, ya están publicados los tres primeros libros de la saga y os adelanto que la trama principal queda cerrada en el tercero, de modo que podéis leerlos tranquilamente, sin miedo a que os dejen con ganas de leer más.  

5. Siete días para una eternidad - Marc Levy
Marc Levy es un autor francés de novela sentimental cuyo rasgo característico es la mezcla de elementos mágicos con una historia aparentemente realista. No hay que confundir su género con la fantasía, ojo, yo creo que se acerca más al realismo mágico. Siete días para una eternidad no es su mejor novela (me quedo con Ojalá fuera cierto), pero sí que es una de las más amenas y tiene una historia bastante curiosa. Una ángel y un demonio con apariencia de humanos se encuentran en la Tierra, cada uno con una misión, pero sus planes se van al garete cuando se enamoran. La trama es bastante sencilla, perfecta para cuando buscas una lectura amena, y el final me dejó con una sonrisa en los labios. Me parece una opción muy recomendable para esta época.

6. Quisiera que alguien me esperara en algún lugar - Anna Gavalda
Anna Gavalda es una de mis autoras favoritas y no considero que sus libros sean literatura ligera (ni mucho menos). Si recomiendo este libro suyo es porque se trata de una recopilación de relatos breves, y creo que los relatos también son una buena opción para leer cuando no te apetece concentrarte en una novela más densa. La temática de los relatos es entre realista y sentimental, y pese a no ser una gran amante de los textos breves estos me gustaron bastante. 

7. Embrujo - Nina Blazon
Me apetecía añadir otro libro juvenil fantástico a la lista, y me he decantado por uno que leí hace poco. Embrujo me parece una novela entretenida, distinta a lo que se publica últimamente, con una bonita historia y un gran punto a su favor: no forma parte de ninguna saga. Además, presenta un mundo acuático que en esta época puede refrescarnos un poquito ;)

8. Una palabra tuya - Elvira Lindo
Este libro tampoco es literatura ligera, pero sí que es ameno y cortito, por lo que no se necesita una gran concentración para leerlo. Personalmente, es una novela que leí sin grandes expectativas y que finalmente me encantó. Narra la historia de dos barrenderas, con sus problemas personales incluidos. No es una novela divertida, de hecho en su momento la califiqué como dura y conmovedora, pero me dejó muy buen sabor de boca. La recomiendo a aquellos que busquen una novela seria pero con una trama sencilla, fácil de leer. 

9. Cantos de súcubo - Richelle Mead
He citado algunas novelas de chik-lit y otras tantas de fantasía, así que ahora toca la mezcla de ambas: Cantos de súcubo es una novela fantástica y romántica para adultos que nos cuenta las vivencias de una súcubo (una criatura que vive gracias al sexo). El estilo de Richelle Mead se parece mucho al del chik-lit y resulta de lo más divertido. Es una opción perfecta para llevarse a la playa.

10. El último judío - Noah Gordon
Por último, cambio totalmente de género y cierro la lista con una de las novelas históricas que más me han hecho disfrutar. Cuenta la vida de un judío en España, en la época en que debía huir y esconderse para que no lo expulsaran del país. Es sumamente interesante y se hace muy amena por el diálogo abundante que tiene. Quizá al pensar en lecturas veraniegas lo primero que nos viene a la cabeza no es una novela histórica, pero curiosamente yo la leí un verano y la disfruté muchísimo, así que no puedo hacer otra cosa que recomendarla.


Y vosotros, ¿qué lecturas veraniegas recomendáis? ¿Qué libros tenéis previsto leer este verano?

11 julio 2010

Fragmentos de libros XI.


Ojalá fuera cierto - Marc Levy




Mira bien todo lo que hay a nuestro alrededor: agua embravecida, tierra indiferente a esa furia, montañas dominantes, árboles, luz que juega a cambiar de intensidad y de color cada minuto del día, pájaros que revolotean sobre nuestras cabezas, peces que intentan no ser atrapados por las gaviotas mientras ellos devoran a otros peces. Hay una armonía de ruidos: el de las olas, el del viento, el de la arena. Y en medio de todo ese concierto increíble de vidas y materias estamos tú, yo y todos los seres humanos que nos rodean. ¿Cuántos de ellos verán todo lo que acabo de describirte? ¿Cuántos son conscientes del privilegio que supone despertar todas las mañanas y ver, oler, tocar, oír y degustar? ¿Cuántos de nosotros somos capaces de olvidar por un instante nuestras preocupaciones para maravillarnos ante este prodigioso espectáculo? Resulta evidente que la mayor inconsciencia del hombre es la de su propia vida. Tú has tomado conciencia de ello porque estás en peligro, y eso te convierte en un ser único; eso y lo que necesitas para vivir: a los demás. [...] Si no me arriesgo, toda esta belleza, toda esta energía, toda esta materia viva será definitivamente inaccesible para ti. Por eso hago esto; conseguir devolverte al mundo da sentido a mi vida. ¿Cuántas veces me brindará la vida la posibilidad de hacer algo esencial?


---


A veces somos impotentes ante nuestros deseos, nuestras inclinaciones o nuestros impulsos, y eso produce un tormento con frecuencia insoportable. Ese sentimiento te acompañará toda la vida; unas veces lo olvidarás y otras será como una obsesión. Una parte del arte de vivir depende de la capacidad de cada uno para combatir su propia impotencia. Es difícil, porque la impotencia engendra a menudo miedo, y éste aniquila la capacidad de reaccionar, la inteligencia y el sentido común, abriéndole la puerta a la debilidad. Experimentarás muchos miedos. Lucha contra ellos, pero no los sustituyas por vacilaciones demasiado largas. ¡Piensa, decide y actúa! No tengas dudas; la incapacidad para asumir las elecciones propias genera cierta dificultad para vivir. Cada pregunta puede convertirse en un juego, cada decisión que tomes te podrá enseñar a conocerte, a comprenderte.


¡Haz que se mueva el mundo, tu mundo! Mira este paisaje que se ofrece a tu vista, admira con qué delicadeza está cincelada la costa, parece encaje, el sol hace brillar en ella miles de luces, todas ellas diferentes. Cada árbol se balancea a su velocidad, movido por las caricias del viento. ¿Tú crees que la naturaleza tuvo miedo a la hora de inventar tantos detalles, tanta densidad? Pero lo más hermoso que nos ha dado la tierra, lo que nos convierte en seres humanos, es la dicha de compartir. Quien no sabe compartir carece de emociones.


---

Un juego. Imagina que todas las mañanas, al despertar, te dan 86400 dólares con la única condición de que los gastes durante ese día, pues el saldo no utilizado se te retirará cuando te vayas a dormir. Pero ese don del cielo o ese juego puede acabar en cualquier momento, ¿comprendes? ¿Qué harías si te encontraras en esa situación? [...]

Ese banco mágico lo tenemos todos. Es el tiempo. El cuerno de la abundancia de los segundos que pasan.



Todas las mañanas, al despertar, se nos abonan 86400 segundos de vida en nuestra cuenta para ese día, y cuando nos dormimos por la noche no hay suma y sigue; lo que no se ha vivido en el día se ha perdido, ayer acaba de pasar. Todas las mañanas se repite ese prodigio, se nos abonan 86400 segundos de vida, pero jugamos con esa regla inevitable: el banco puede cancelarnos la cuenta en cualquier momento sin previo aviso; en cualquier momento, la vida se puede acabar. ¿Qué hacemos, pues, con nuestros 86400 segundos diarios? ¿No son más importantes unos segundos de vida que unos dólares?


---

Lo que voy a decirle cuesta de entender y resulta imposible de admitir, pero si tiene la bondad de escuchar mi historia, si tiene la bondad de confiar en mí, entonces quizás acabe creyéndome, y es muy importante, porque usted es, sin saberlo, la única persona del mundo con quien puedo compartir este secreto.


---


Un pequeño apunte: De este libro no hay ni habrá reseña porque lo leí hace años y ahora mismo no tengo previsto releerlo, así que aprovecho esta entrada para decir que lo recomiendo encarecidamente. Va de una chica que se queda en coma y a partir de entonces se aparece en forma de espíritu a un chico. Es una historia de amor muy bonita, y el estilo del autor es ameno, con toques de humor. Su segunda parte, Volver a verte, también está bastante bien.


Editorial: Rocabolsillo

Páginas: 224

ISBN: 9788496940291

Precio: 7,95€


Sinopsis de la contraportada:


Una historia de amor… más allá de la muerte. Lauren lleva meses en coma después de haber sufrido un tremendo accidente de circulación. Los médicos la mantienen artificialmente con vida esperando a que un milagro le haga responder, pero el milagro no llega.


Por ello, la familia de Lauren pone su apartamento en alquiler y el nuevo inquilino, Arthur, se muda sin más demora. Lo que no se imagina es que se verá obligado a compartirlo con alguien que sólo él puede ver. Y es que en su afán por aferrarse a la vida, Lauren ha conseguido formar parte de la cotidianeidad sin ser vista. Superado el shock de encontrar un fantasma en casa, Arthur convierte a Lauren en el centro de su vida, en su razón de existir. Un amor que no entiende de convencionalismos y que la mayoría no puede comprender.



LinkWithin

Related Posts with Thumbnails