08 junio 2011

Gata blanca - Holly Black

Editorial: Plaza & Janés
Páginas: 304
ISBN: 9788401339233
Precio: 15,90 €

Reconozco que no presté mucha atención a Gata blanca cuando lo vi entre las novedades de abril. «Otra trilogía, esta vez con la fantasía y la historia de amor relacionadas con una gata», pensé. Sin embargo, estaba muy equivocada: Holly Black es una autora consagrada que ya escribía antes del boom de la literatura juvenil, por lo que no le hace falta repetir el romance fantástico de turno para vender. Gracias a la reseña de Jorge me animé a darle una oportunidad. Ahora que lo he terminado puedo deciros que Gata blanca no tiene nada que ver con lo que se publica últimamente, así que borrad los prejuicios de vuestra mente y empezad a verlo con otros ojos desde este mismo momento.

Holly Black

Holly Black (Nueva Jersey, 1971) pasó su infancia en una casa victoriana decadente, donde su madre le contaba historias de fantasmas y otros misterios que alimentaron su imaginación. En 1994 se graduó en Filología Inglesa y posteriormente trabajó como editora para una revista médica. Durante un tiempo se planteó hacerse bibliotecaria, pero finalmente la literatura se impuso y en 2002 publicó su primera novela, El tributo (reeditada por Alfaguara en 2010), un cuento de hadas oscuro y nada convencional. A este le siguieron las secuelas Valiant y Ironside, no traducidas al castellano, que lograron un éxito notable en su país. De todos modos, su serie más conocida es Las crónicas de Spiderwick, de tipo infantil. Gata blanca es el primer volumen de su última trilogía (The curse workers) cuya segunda parte, Guante rojo, ya se ha publicado en Estados Unidos, y se espera que en 2012 salga la última, Corazón negro. Además, ha participado en numerosas antologías y es muy amiga de Cassandra Clare, la creadora de los populares Cazadores de sombras.

Sinopsis

Cassel Sharpe pertenece a una familia de trabajadores malditos, esto es, personas con poderes que pueden cambiar tus emociones, manipular tus recuerdos o darte suerte con solo tocarte con la mano, entre otras cosas. Se mezclan con los humanos normales y corrientes, viven en el mundo urbano tal y como lo conocemos. Hay trabajadores buenos, que ayudan a la gente; no obstante, las estafas y malas prácticas en general están a la orden del día entre un sector importante de trabajadores, por lo que desde hace tiempo no están bien vistos por la gente y los médicos intentan detectar estos casos con una máquina.

Los parientes de Cassel son un buen ejemplo del lado negro de los trabajadores: su madre está en la cárcel, y sus hermanos mayores traman algo. Ahora bien, Cassel es la oveja negra de la familia, puesto que él no es un trabajador. Acude a un colegio privado y trata de hacer vida normal, pero hay algo en él que le impide hacer amigos y tener la vida de un adolescente cualquiera: mató a su mejor amiga cuando tenía catorce años. No recuerda nada más, solo la sangre, y que no volvió a verla. Desde entonces no se siente bien consigo mismo, es incapaz de mantener una relación con una chica sin que la cosa salga mal, y tampoco logra trabar amistades fuertes.
El libro empieza con Cassel en el tejado del colegio. Parece que padece sonambulismo, y se ha despertado allí. Ha tenido un sueño extraño, en el que aparecía una gata blanca… El director le pide que deje el centro hasta que lo vea un médico y, mientras el joven permanece en casa, escucha una conversación extraña entre sus hermanos Philip y Barron, y ve a su cuñada muy desmejorada. Algo ocurre, ¿qué será?

Impresiones

Creo que todos coincidiréis conmigo en el hecho de que los temas fantásticos presentados son de lo más atrayentes: una persona puede ser un trabajador o no, y dentro de los trabajadores, los hay de diversos tipos (de sentimientos, de suerte, de transformación…). Me parece un planteamiento sumamente atractivo y jugoso, hay múltiples posibilidades de resolver los conflictos y consigue hacer pensar al lector en torno a ello. Holly Black se lo ha currado, demuestra poseer una gran imaginación y gracias a ello crea un contexto que no tiene nada que ver con otras obras juveniles. En un momento en el que casi todo lo que se publica recuerda a Crepúsculo y compañía, se agradece enormemente encontrar joyitas como esta.

Por otro lado, Gata blanca es una novela de fantasía oscura, oscura de verdad. Si en otras series nos hemos encontrado con atmósferas similares que en la práctica parecían rosas porque los malos actuaban como buenos, aquí podéis estar tranquilos: los trabajadores disfrutan con los timos, el rollito de la magia empleada para fines poco éticos está presente y el protagonista no es un santurrón que pretende acabar con el mal. Si bien no llega al nivel de sus allegados, tiene un punto de picardía que lo hace diferente a otros protagonistas masculinos: ni se parece a los perfectos Edward Cullen y Dimitri Belikov (el sex symbol de Vampire Academy) y compañía, ni es el prototipo de chico tranquilo y buenazo como Ethan Wate (Hermosas criaturas).

Me ha gustado mucho que la familia de Cassel estuviera implicada en la trama. En primer lugar, porque uno de los recursos más frecuentes de la literatura juvenil consiste en inventar unos padres que pasan de los hijos, los han abandonado o, directamente, han muerto (cualquier excusa vale con tal de no currárselo para introducirlos en la historia). Y en segundo lugar, porque ni la madre, ni el abuelo, ni los hermanos del chico se corresponden a lo que cabría esperar: todos están o han estado metidos en asuntos turbios, y lo mejor es que les gusta y no se arrepienten de ello (las llamadas de la madre desde la cárcel son geniales, a veces parece que está como una cabra, pero le da un toque especial al libro). Sin duda, un ambiente que no se asemeja a lo que encontramos habitualmente en la literatura juvenil. Yo, pese a no ser fan de los temas oscuros, me ha gustado: ha supuesto un soplo de aire fresco después de varias lecturas que, en el fondo, no aportaban nada destacable.

Hablando de los personajes, tengo que reconocer que los de aquí están bastante bien caracterizados. Holly Black los traza poco a poco, no mediante grandes descripciones, sino con diálogos y acciones en los que todos se destapan. Me gusta que no caiga en los arquetipos de hoy: los chicos malos son chicos malos, las chicas no son pánfilas que jamás toman la iniciativa, y el protagonista, como digo, está en un término medio entre el mundo maldito y la normalidad, pero sabe sacarse las castañas del fuego él solito y con su sentido del humor enseguida cae bien. De todos modos, también reconozco que no han llegado al punto de dejarme huella, como me ocurrió con los de Vampire Academy y otras sagas, aunque es posible que esto se deba a que solo he leído el primer libro, que además es bastante corto.

La acción es uno de los puntos clave de Gata blanca: Holly Black va al grano, deja caer las pistas cuando toca y alterna escenas con los compañeros del colegio con las cuestiones familiares para no saturar (y al mismo tiempo intrigar) al lector. Reconozco que en algunos puntos es muy previsible (básicamente, lo de la gata blanca), pero aun así no se me ha hecho pesado y no me ha importado que Cassel tardara más que yo en llegar a esas conclusiones (de hecho, habría sido poco creíble que lo supiera desde el principio, entiendo que la autora fuera poco a poco). En conjunto, el libro es tan entretenido que, aunque no sea una obra maestra, se disfruta mientras dura la lectura y no tienes tiempo para aburrirte. Puede ser una buena opción cuando os apetezca una lectura ligerita y no queráis encontraros con las historias juveniles típicas y tópicas.

En el otro bando, el amor ocupa un papel muy secundario. Se da de forma sutil, pero ni por asomo se llega al nivel de lo que predomina hoy en día en el género. Básicamente, esos detallitos se relacionan con una ex novia de Cassel (¡Un protagonista con ex novia! ¡He visto la luz!) y con otro tema que no quiero revelar. Pero eso, estad tranquilos, porque es muy poquita cosa y nada empalagoso. En este sentido, me parece una lectura apta para chicos y chicas, y lo digo totalmente convencida.

El desenlace es de los que me gustan cuando hablamos de sagas: cierra el misterio que ha ocupado este primer libro (así que podéis leerlo sin preocuparos, que no vais a tener un coitus interruptus) y justo al terminar abre otro que será el pistoletazo de salida del segundo. De esta manera el lector no se siente estafado al leerlo, pues cada novela tiene una trama y la autora no estira infinitamente un mismo hilo (como ocurre con la saga Amor más allá del tiempo de Kerstin Gier, por ejemplo). Se nota que Holly Black sabe lo que se hace y lo tiene todo bien atado desde antes de empezar a escribir.

A propósito del buen hacer de la autora, he de decir que su estilo narrativo me ha gustado: tiene una prosa directa, sin artificios, con algo más de vocabulario que otras obras juveniles (esto lo he apreciado especialmente porque lo he leído en inglés). Como he comentado antes, a pesar del entorno oscuro hay chispas de humor, un aspecto que desde mi punto de vista cuesta mucho de dominar, y Black cumple con creces. En definitiva, no se va a convertir en mi escritora favorita ipso facto, pero se nota que cuenta con una amplia experiencia en el mundillo y se defiende muchísimo mejor que Becca Fitzpatrick (Hush, hush), Josephine Angelini (Predestinados) y otras novatas.

Antes de terminar, me gustaría hacer un pequeño apunte sobre su catalogación. En España lo ha editado Plaza & Janés, una editorial de literatura adulta, por lo que a priori este libro iría por ahí. No obstante, en Estados Unidos lo consideran juvenil, y tras haberlo leído puedo decir que entra dentro de los parámetros de este género. A pesar de todo, y como ocurre con muchas de estas historias fantásticas de ahora, me parece apto para jóvenes y adultos. No se extiende en las típicas dudas adolescentes, y creo que la trama de misterio y magia puede ser disfrutada por todos.

En general, Gata blanca ha cumplido mis expectativas y no me arrepiento de haberlo leído. Aunque no esté al nivel de mis sagas favoritas (al menos en esta primera parte), tiene identidad propia, un aspecto fundamental hoy en día. Al leerlo no he recordado otros libros, simplemente he disfrutado del desarrollo de los acontecimientos, que puede ser más previsible o menos, pero oye, al menos es distinto a lo de siempre. Lo recomiendo a los amantes de la literatura juvenil fantástica, y también a los que disfruten con las novelas de intriga y misterio.

Enlaces de interés:
Web de Holly Black
Web de la trilogía The Curse Workers


Mi valoración: 7/10

19 comentarios :

  1. Estamos completamente de acuerdo aunque yo soy algo más entusiasta. "Gata blanca" fue un soplo de aire fresco... algo diferente en un género que parece atado en tópicos que huelen (ya sea el romance, ya sea el tema de "el elegido" en fantasía...). Pero es que Holly Black va por libre. Es una escritora. No alguien que se apunta a una moda, sino una escritora con su mundo, su forma y su estilo. Sus novelas no se confunden. No como otras autoras (y autores) que podrías intercambiar títulos y no te darías cuenta.

    La exnovia es estupenda y el romance lo encontré ajustado y exquisitamente cruel.

    Y como aficionado a la novela negra agradezco mucho estos apuntes en el género juvenil.

    P.S. Me alegra ser el acicate para lanzarte a su lectura.

    ResponderEliminar
  2. ole, y ole!! que pedazo de reseña!! yo estoy tranquila, porque ya lo tengo en la estanteria esperandome :)
    gracias wapa!!

    ResponderEliminar
  3. Yo también me lo apunté en la lista de deseos tras leer la reseña de Jorge, jajajaja, y es que hay que ver qué bien vende este chico las novelas que le gustan ;) Con la tuya mantengo mi deseo de leer este libro, aunque me has bajado un pelín las expectativas,jajaja.

    ¡Gracias por la información!

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué reseña más buena! No conocía este libro pero me has dejado con unas ganas tremendas de leerlo. Tendrá que esperar por ahora que tengo muchas lecturas pendientes, pero en cuanto encuentre un huequecito, me lanzo a su lectura.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. @Lana: soy un cabroncete, je je je. Y librero. Que se note. Temblad el día que vengáis de visita.

    ResponderEliminar
  6. Por ahora no me animo con esta lectura, no me acaba de convencer... Besos

    ResponderEliminar
  7. Que genial reseña! la verdad este titulo es el que mas me llama de los ultimos tiempos, lo veo diferente, además que la portada es divina!

    ResponderEliminar
  8. excelente reseña! quisiera leer este libro porque es un soplo de aire fresco ente tanta cosa tan repetida :P

    ResponderEliminar
  9. @Jorge. Gracias de nuevo por este descubrimiento :) Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas, y eso que yo no soy fan de la novela negra. La ex novia es genial, por primera vez no tengo muy claro cómo seguirá la historia de amor xD.

    @Lucía. Espero que lo disfrutes ;) Aunque no haya pegado tan fuerte como otros, vale mucho la pena.

    @Lana. Y que lo digas, cuando Jorge habla tan bien de un libro es difícil resistirse, ¡ja, ja! Que mi reseña no te baje las expectativas, porque aunque no me parezca el nuevo boom, está muy bien.

    @Margari. Me alegra que mi reseña te haya permitido conocer el libro :) Es de lo mejor que se publica últimamente.

    @Nina. A mí no me parece una portada especialmente bonita, pero la gata es una preciosidad y creo que la estética va acorde con el contenido.

    @Liz. Pues sí, a estas alturas se agradece leer algo distinto :P

    @Matiba, @Kristina. Bueno, otra vez ya coincidiremos ;)

    ResponderEliminar
  10. ¡Y claro que es distinto! La historia mezcla fantasía y novela negra de una forma magistral. Estoy de acuerdo con que no es el libro revelación del año, pero es distinto a lo que se publica en el género últimamente. Por una vez, me gustó que no se centrara en la parte romántica, ya que últimamente he acabado un poco harta de ella. Todo esto de timos, estafas, robos y crímenes me va mucho, así que aquí estoy cruzando los dedos para que tenga algún tipo de influencia en el género.

    En especial destacaría los detalles que salpican el mundo de Cassel, como que llevar guantes sea obligatorio o haya países como Australia donde el tanto por ciento de trabajadores malditos sea mayor a la media.

    ResponderEliminar
  11. Magnífica reseña, sí, enhorabuena.

    No sé si conoces a Scarlett Thomas, una escritora británica de la que se acaba de editar su tercera novela en España. Esta novela se llama "Nuestro trágico univierso" y la terminé de leer la semana pasada. Creo que cumple los requerimientos que citas en el apartado "Sobre mí" (sobre ti). He escrito hoy sobre la novela en mi blog: http://bolmangani.blogspot.com/2011/06/el-fin-de-nuestra-tragedia.html

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Felicitaciones por esta reseña =)

    Estoy un poco cansada de que casi todos los libros que van saliendo sean trilogías o sagas... Pero este me apetece leerlo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  13. La verdad es sí me llama la atención. Aún no sé si llega a México, pero me parece que habían dicho que la traían. Lo primero que vi del libro fue la portada porque los gatos son mi pasión y esta en particular es hermosa.
    Lo que sí... es que aunque me entusiasma (por la historia y el género dentro de lo juvenil), que sea una saga me echa totalmente para atrás... Ya tengo muchos libros pendientes y estoy un poco cansada de no ver libros autoconclusivos entre las "novedades".
    Una reseña excelente.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  14. Lo tengo en la estantería y estoy deseando leerlo, espero ponerme con él pronto ^^

    ResponderEliminar
  15. Hola, te sigo^^ Si es como dices me lo tengo que comprar en seguida, necesito algún libro que sea distinto, no otro libro más del mismo tipo repetitivo.

    ResponderEliminar
  16. Hola! Has conseguido que me interese por este libro, la verdad es que me había pasado bastante desaparecido. No me llamaba mucho la atención, pero después de leer tu reseña puede que le de una oportunidad!

    Por cierto, te sigo ^^ (Ya te seguía pero desde otra cuenta, ahora te sigo desde la del blog, que si no no me apareces en el escritorio)!

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  17. Me gusta que, aunque sea trilogía, acabe la historia en cada libro. Lo contrario me suele dar mucha rabia

    ResponderEliminar
  18. @Cadentia. Yo también estoy cansada de la romántica, últimamente mis elecciones en materia juvenil tiran hacia lo "oscuro" (y de verdad). Y sí, el mundo recreado por Holly Black está lleno de detalles. Muy cuidado en todos los sentidos, cosa que a veces se echa de menos en las sagas.

    @José Luis. Gracias por la recomendación, le echaré un vistazo ;)

    @Shorby. Yo también estoy cansada de tantas trilogías, sobre todo por lo frustrante que es a veces pensar que hay dos partes más. Me alegra que a pesar de todo esta te llame la atención :)

    @Kyra. Sí, la imagen de la gata es preciosa (L) A ver si hay suerte y llega a México.

    @Alhana. Ya nos contarás qué te parece, espero que lo disfrutes.

    @Garbancito. Je, je, con este puedes estar tranquilo, no tiene nada que ver con otras sagas. Gracias por seguirme :)

    @Marta. Ya, tengo la sensación de que en España no se le ha dado la promoción suficiente. A ver si con el boca a boca conseguimos que la gente se interese por él. Gracias por seguirme :)

    @Laky. Pues sí, es como un insulto a la inteligencia del lector. Creo que esta trilogía te gustaría, teniendo en cuenta que los temas policíacos y "negros" te van.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails