22 julio 2011

Fragmentos de libros XXV: La cadena rota

Esta vez el miedo se reflejó en los ojos de Mari, aunque no desvió la mirada, y él la contempló a su gusto, sabiéndose el amo de la situación. Le gustaba. Le gustaba aquella muchacha, una contrabandista, una campesina vestida con pobres ropas y, aun así, orgullosa de sí misma como una dama. Era una criatura salvaje nacida para vivir en libertad, sin leyes ni reglas, asustada ante la presencia de un depredador, pero dispuesta a plantarle cara; tan diferente a su madre, cautiva de su propia sumisión. Le excitaba percibir su turbación, mezcla de temor y atracción, y el dominio que él ejercía sobre ella. Le pasó la mano por la cabeza y le quitó el pañuelo. Una mata de cabello castaño se esparció por sus hombros. Sujetó su nuca con la misma mano, acercó sus labios a los de ella y la besó con violencia, ebrio de deseo.



Enlace a mi reseña del libro.

7 comentarios :

  1. @Laky. A mí también. No llega a ser de mis favoritos de Toti, pero lo disfruté mucho.

    @Poy. ¿A qué sí? :)

    ResponderEliminar
  2. *·* me gusta *·*
    pero no he leído el libro :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonita cita! A ver si me estreno pronto con esta autora, que tengo La universal en casa pero me lo han pillado, así que me toca esperar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. @Margari. "La Universal" es una muy buena opción para descubrir a Toti (aunque sea diferente al resto de su obra), a ver cuándo puedes leerlo.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails