26 octubre 2011

Los trucos de las asistentas y amas de casa (Especial Criadas y Señoras)

Tranquilos, no voy a hacer una recopilación de la botica de la abuela: con esta entrada pretendo hacer un pequeño homenaje a todos esos trucos, remedios y consejos que las asistentas del hogar y las amas de casa conocen mejor que nadie. En la literatura es frecuente encontrar este tema de forma secundaria en las sagas familiares históricas, generalmente gracias a las aportaciones del personaje de la cocinera o la sirvienta (sería impensable imaginar Espejo roto sin el servicio, por ejemplo).

Sin embargo, en mi adorado Criadas y señoras se va más allá: aquí las criadas son las protagonistas (con el permiso de Skeeter) y todo lo que les incumbe brilla con luz propia. No solo importan por su persona; aquí también se hacen menciones a sus habiliades. Los trucos de los que hablo se reflejan en los conocimientos de Aibileen sobre cuestiones del hogar cuando ayuda a la joven blanca a redactar su columna de Miss Myrna y en la pericia de Minny en la cocina (¡con esos pasteles deliciosos!).

Aunque los temas principales de la novela sean la situación de los negros y las relaciones entre los personajes, me gusta que Kathryn Stockett se haya atrevido a utilizar los rasgos propios del empleo de estas mujeres para construir tramas frescas y divertidas, como aquello que Minny hizo a Miss Hilly, o escenas duras y conmovedoras, como las consecuencias que tuvo para Yule May trabajar en casa de esta señorita.

Con esta reflexión me gustaría transmitir que estos asuntos no tienen por qué hacernos sentir rechazo o pereza; pienso que cuando un escritor tiene talento es capaz de sacar jugo a los temas menos pensados, y no hay duda de que Kathryn Stockett anda sobrada de aptitudes. En otras palabras, no es tanto el género o el argumento, sino la forma de contar la historia. ¿Quién me habría dicho antes de empezar el libro que un pastel, un consejo o una simple limpieza de la cubertería me iban a transmitir tanto?

En definitiva, creo que no hay duda de la eficacia de estos trucos en el mundo real, y no solo eso, sino que también pueden ser agradables de encontrar en los libros de ficción. Me quito el sombrero (una vez más) ante el magnífico trabajo de la autora por hacer que todos los aspectos de su novela resulten tan sugestivos. ¡Nunca terminaría de alabar las virtudes de Criadas y señoras!

*****
Si aún no habéis leído Criadas y señoras, os recuerdo que hay un sorteo en marcha hasta el 31 de octubre. ¡No dejéis pasar la oportunidad de conseguir esta joya!

5 comentarios :

  1. y además pueden sernos muy útiles en nuestra vida diaria! :)

    ResponderEliminar
  2. Interesante ...sabes donde se pueden vender libros ? saludos

    ResponderEliminar
  3. @Annika. ¡Y tanto! Lástima que los sistemas actuales contribuyan a que la cocina casera y este tipo de remedios se pierdan :(.

    @Bermaxo. Si te refieres a vender libros de segunda mano, en la red encontrarás muchas páginas especializadas.

    ResponderEliminar
  4. Es un super libro eso veo! me gustaria leerlo!

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo, un libro que vale muchísimo la pena!

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails