23 enero 2012

Let's Pacheco! Una semana en familia - Pacheco & Pacheco

Editorial: ¡Caramba!
Páginas: 72
ISBN: 9788493930615
Precio: 16 €

Érase una vez una familia normal, con el padre, la madre y sus dos hijas. La pequeña, que dibujaba, tuvo la ocurrencia de retratar algunas escenas cotidianas del hogar y subirlas a Internet. Su hermana, que escribía, le propuso guiones para algunas de las historias. Resultado: un padre con una larga lista de fans, un webcómic de éxito y un libro en papel con tiras inéditas sobre el clan. ¡Esto sí que es llegar y besar el santo! Aunque, todo hay que decirlo, la suerte está más que justificada: Let’s Pacheco! se presenta como un cómic divertido y cercano, tan cercano que incluso los que no somos asiduos a este tipo de obras lo podemos disfrutar. Cuando descubrí el webcómic me empapé todas las tiras en una tarde, así que cuando supe que se iba a publicar Una semana en familia no dudé ni un segundo en hacerme con un ejemplar.

Las autoras: Carmen y Laura Pacheco

Como os decía, este libro está hecho a cuatro manos, las de dos hermanas almerienses con mucho talento y creatividad. Carmen Pacheco (1980) es publicista y escritora, ha estado presente en la red con la web Egoismo.com y los Memoramas de la revista SModa de El País, y ha publicado las novelas juveniles Misterioso asesinato en Oz (Premio Leer es Vivir 2007), Tres veces la mujer de gris (2008) y En el corazón del sueño (2011), estas dos últimas quedaron finalistas del prestigioso Premio Gran Angular. Laura Pacheco (1984), por su parte, es licenciada en Bellas Artes y comenzó su andadura en Internet en 2011 con el webcómic Let’s Pacheco y en la actualidad también se encarga de las tiras Problemas del primer mundo para SModa. Juntas realizan las historias Divas de diván, en las que Carmen hace los guiones y Laura dibuja, además del cómic impreso Let’s Pacheco! Una semana en familia (2011) que os comento hoy.

Let’s Pacheco! Una semana en familia

En Let’s Pacheco! Una semana en familia se narran las vivencias de los Pacheco durante los días de Navidad. El reencuentro familiar, la compra de regalos y el momento de tomar las doce uvas son algunas de las escenas que podemos encontrar en este volumen, siempre contadas en clave de humor y con unas ilustraciones llenas de expresividad. El peso de la historia no recae tanto en el argumento, sino en los personajes y sus particularidades. Yo ya los conocía gracias al webcómic, pero os doy algunos datos para los que aún no habéis tenido la oportunidad de visitarlo.


En primer lugar, los padres de las criaturas. Probablemente el señor Pacheco es el que provoca más carcajadas, y no es para menos: solo verlo con el batín rojo y las zapatillas de andar por casa sentado cómodamente en su butaca ya se me dibuja una gran sonrisa. Su personalidad da mucho juego en el cómic: suelta unas buenas pullas, se mete con sus hijas con mucha gracia y a menudo se lleva todo el protagonismo. En cuanto a la señora Pacheco, las autoras la retratan como una mujer tierna, entrañable, la figura tranquila al lado del genio de su esposo. Las jóvenes, es decir, las artífices del cómic, tampoco tienen desperdicio: Carmen muestra más carácter (ha salido al padre), mientras que Laura es más calmada y se dibuja a sí misma con una expresión afable (o al menos yo la percibo de este modo).

Comentario personal


Los Pacheco, una familia normal y al mismo tiempo una familia con muchas peculiaridades, ¡como todas! En mi opinión, el gran atractivo de Let’s Pacheco! es precisamente el hecho de tratar temas cotidianos con los que cualquiera se puede ver reflejado, aunque al mismo tiempo sorprenden porque cada autor los plasma a su manera y no hay duda de que estas hermanas tienen aptitudes para superar el reto con nota. Sin ir más lejos, yo no soy lectora de cómic (creo que en toda mi vida solo he disfrutado de los de Mafalda) y Let’s Pacheco! me cautivó desde el primer instante. O mejor dicho, desde la primera viñeta.

¿Qué puedo decir de estas viñetas? No soy experta en ilustración, así que pido disculpas de antemano por si suelto alguna tontería y los entendidos se llevan las manos a la cabeza. Ahora bien, aunque desconozca este terreno, sí puedo decir que me gusta lo que veo: los dibujos de Laura me parecen monos, marca mucho las expresiones de los personajes y con eso potencia su carisma, resultan muy simpáticos. No son imágenes recargadas (detalle que personalmente agradezco), su apariencia es sencilla, limpia, agradable a la vista. El cómic está en blanco y negro, salvo por algunos detalles en color para resaltar (como esos batines que me hacen tanta gracia).

Con respecto al libro Una semana en familia en particular, está bien: escenas navideñas, tono divertido y texto ameno. El señor Pacheco es quien lleva la voz cantante en gran parte de la historia (normal, hace mucha gracia), aunque no me habría importado que hubiera más dibujos de la madre, puesto que su dulzura también nos da momentos muy bonitos. Lo he leído con una sonrisa en los labios desde la primera hasta la última página, con algunos momentos de carcajada limpia y otros de ternura familiar. Quizá en conjunto no es tan bueno como lo mejor del webcómic (lógico, siempre hay alguna tira que gusta un poquito menos), pero para ser su primera publicación está francamente bien.

Para los que conocéis el webcómic, en Una semana en familia encontraréis guiños a las tiras que se han quedado fuera, a saber: Divas de diván, Carmen y las cosas y La restauradora de obras de arte. Son momentos puntuales metidos con acierto, en ningún momento roban el protagonismo al clan Pacheco (que, a todo esto, me parecen la mejor creación de estas hermanas. Sus otras viñetas me gustan, pero como estas escenas familiares y simpáticas no hay nada). Aprovecho para aclarar un aspecto importante: no hace falta haber leído el webcómic para disfrutar del libro, y lo digo con total seguridad porque se lo he prestado a dos personas que no lo conocían y lo han disfrutado tanto como yo. El argumento está pensado para que se pueda entender sin tener conocimientos previos de lo que se cuece en esta familia; los guiños a las otras series os parecerán una escena más.

En general, estoy satisfecha con la lectura y solo puedo sugerir, tanto a las autoras como a los editores de ¡Caramba!, que sigan en esta línea porque los Pacheco pueden regalarnos muchos momentos divertidos. La única pega de este primer volumen es que se hace cortísimo, en apenas media hora lo había devorado. Me he quedado con ganas de más Let’s Pacheco!: más señor Pacheco cortando jamón serrano, más pijamas infantiles, más miradas de amor de madre y más salidas de hermanas. Bien mirado, dicen que dejar al lector (¿o era al espectador?) con deseos fervientes de seguir una historia es un buen resultado, ¿no?

Conclusión

Mi primera incursión en el cómic español no ha podido ser mejor: las hermanas Pacheco hacen un tándem estupendo y agradezco al equipo de ¡Caramba! que se haya atrevido a publicar en papel este fenómeno de la red. Porque, aunque en ocasiones cueste creer en la suerte, de vez en cuando hace acto de presencia y da un empujoncito a gente que se lo ha currado, como Laura Pacheco. En el fondo, quizá no fue tan malo que se quedara sin trabajo y se hiciera el propósito de publicar una tira al día, porque el resultado nos ha hecho disfrutar a muchos y espero que todavía llegue más lejos. Así pues, mi veredicto no puede ser más claro: ¡quiero más Let’s Pacheco!!



Mi valoración: 8/10

11 comentarios :

  1. Fíjate qué casualidad, que mi última lectura también ha sido un cómic, eso sí, mucho más "serio" que este (toda una novela histórica ilustrada). Me alegro que tu primera incursión en el mundo del cómic resultara satisfactoria.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la entrada!
    Gracias a ella he descubierto el blog de las Pacheco y me lo he leído enterito. Es genial
    El cómic debe ser estupendo.La verdad es que me han dado ganas de comprarlo

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. @Shaka. Me encanta el género de la novela histórica, pero nunca me ha dado por fijarme en las versiones ilustradas. Para visualizar determinados periodos deben de ser muy útiles.

    @Saskia. Me alegro mucho, eso es lo que pretendía con esta entrada, que la gente conociera el webcómic y de paso se interesaran por el libro. Veo que no soy la única que se enganchó a las tiras de la web, ¡je, je!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el blog de las hermanas Pacheco, ¡¡son grandes!!!

    ResponderEliminar
  5. @LaPera. Pues sí, y por lo que se dice, no solo en el cómic (me han hablado fenomenal de la última novela de Carmen, "En el corazón del sueño", a ver si puedo leerla pronto).

    ResponderEliminar
  6. He descubierto hace poco a las hermanas Pacheco y estoy enganchada a las tiras de Laura. Como tú, me las leí todas en una tarde.

    ResponderEliminar
  7. Qué sorpresa me he llevado, pero si son paisanas mías, y ni las conocía, y no tenía ni idea del libro ni del webcómic. Nada más que por eso merece la pena que me acerque al libro. Estupenda reseña.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no me llaman los cómics, pero me ha encantado el título y la idea de este!

    ResponderEliminar
  9. @Cris. Oh, qué bien, me alegro de encontrar a más adictos a "Let's Pacheco!", ¡je, je! :)

    @Rebeca de Winter. Ya me contarás qué te parece ;). No tiene desperdicio, tus paisanas tienen mucho talento.

    @Matiba. Sí, esto de dibujar un cómic sobre una familia es una idea estupenda.

    ResponderEliminar
  10. A mí me gustan mucho los cómics y éste lo tengo fichado, pero aún no me he hecho con él. Ya caerá.

    bsos!

    ResponderEliminar
  11. @Rosalía. Seguro que no te defraudará :).

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails