19 marzo 2012

Cuaderno para dos - Rachel Cohn y David Levithan

Editorial: Molino
ISBN: 9788427200807
Páginas: 320
Precio: 16 €

Nunca me habría fijado en esta novela si no fuera por las elogiosas palabras que le dedicó Jorge. ¿Por qué? Porque me parecía una comedia romántica de poca monta que no me iba a aportar nada. Y, en parte, es cierto que no se trata de una obra pensada para dejar huella. Sin embargo, su crítica desprendía tanto entusiasmo que me hizo creer que se trataba de una buena historia, escrita en clave de humor y sin plantear dudas existenciales, pero destacable dentro de su género. ¡Esto sí que me llama la atención!, pensé, y aquí me tenéis, con una reseña positiva de un libro que me ha hecho pasar un rato muy agradable.

Rachel Cohn y David Levithan

Cuaderno para dos está firmado por dos autores norteamericanos de larga trayectoria (aunque en España ni nos suenan), Rachel Cohn y David Levithan. Cada uno hace su carrera en solitario, pero ocasionalmente se han unido para escribir a cuatro manos unas comedias románticas que han tenido una buena aceptación entre el público adolescente.

David Levithan (1972) es editor y escritor de literatura juvenil. Dio el salto a la fama con Boy meets boy (2003), una historia de amor entre dos chicos homosexuales, y desde entonces ha publicado once novelas más, entra las que se encuentra A de amor (2011), recientemente traducida a nuestra lengua. Rachel Cohn (1968), por su parte, estudió Ciencias Políticas con el objetivo de ser periodista, aunque pronto abandonó esa idea para centrarse en la escritura de ficción. La oportunidad de publicar le llegó en el año 2002 con Gingerbread, el primer volumen de una serie sobre una chica llamada Cyd Charrise. Tiene siete libros más, pero en castellano solo podemos disfrutar de dos que ha escrito junto a David Levithan, Nick y Norah: una noche de música y amor (2007), que tuvo un éxito notable y se adaptó a la gran pantalla, y Cuaderno para dos (2010).

Sinopsis

Se acerca la Navidad en Nueva York y dos desconocidos están a punto de unirse de una manera muy peculiar: Dash, un chico de dieciséis años un pelín estirado, encuentra una moleskine roja en un estante de la Librería Strand. En su interior, una desconocida llamada Lily le incita a realizar una serie de retos. Dash entra en el juego y así comienza un intercambio cargado de ironía y buen rollo, aunque en el fondo ambos esconden el deseo de conocer a alguien especial. Ellos todavía no lo saben, pero en estas fechas tienen algo en común: por primera vez celebrarán las fiestas sin sus padres. En un caso, por voluntad propia; en el otro, porque las circunstancias lo han querido así. ¿Será este el ambiente propicio para que surja un sentimiento?

Comentario personal

Cuaderno para dos es, ante todo, una novela fresca, divertida y para pasar el rato. No marcará un antes y después en la vida lectora de nadie, pero lo bueno es que tampoco lo pretende: los autores saben lo que quieren escribir y cómo abordarlo, de modo que el resultado se puede definir como una comedia romántica de alta calidad. Su estilo ágil y sencillo atrapa de inmediato, lo que facilita gran parte del trabajo posterior. Entre tantas novedades históricas y fantásticas, de vez en cuando se agradece una lectura como esta.

De entrada, posee un planteamiento muy original: dos jóvenes que se conocen a través de una libreta. ¿A quién no le haría ilusión toparse con una moleskine que propone un reto en medio de una librería? Sintiéndolo mucho, aquí la ficción supera la realidad (o yo soy demasiado convencional). Esta toma de contacto puede recordar un poco a Contra el viento del norte, pero, a diferencia del éxito de Daniel Glattauer, el contenido de Cuaderno para dos no se limita a los mensajes entre Dash y Lily, sino que el texto está formado por la narración de ambos, por lo que conocemos a fondo sus vidas y maneras de pensar.

Hablando de los personajes, se alternan los capítulos narrados en primera persona por Dash y Lily. He llegado a conocerlos bien, los dos tienen mucho sentido del humor, me resultan simpáticos y su evolución es creíble. Dash tiene un puntito snob que lo hace irresistible (y distinto a los galanes del chick-lit, generalmente hombres inteligentísimos y amables pero sosos a más no poder), así que se puede decir que mi favorito es él. En su trama, además, destaca su ex novia, a la que todavía tiene muy presente. Lily, por su parte, se nos presenta como una chica muy familiar, que todavía debe espabilar bastante. Los secundarios también son geniales: he tenido la sensación de estar entre amigos, unos amigos que derrochan alegría e ingenio.

Por otro lado, a pesar de estar escrito en clave de humor e incluir algunas escenas un tanto disparatadas, la novela plantea reflexiones acertadas sobre cuestiones sentimentales. No lo hace de forma directa y moralizante, sino dentro de su estilo, es decir, con mucho sentido del humor y encajando cada tema en un momento concreto de la historia. Sin cursilerías, sin explicaciones superfluas; Rachel Cohn y David Levithan saben lo que buscan y lo hacen bien. Por mi parte, prefiero mil veces este enfoque que el de las novelas cargadas de romances idealizados o el de los libros de autoayuda. Ya hace tiempo que me di cuenta de que se puede transmitir mucho más con agudeza y salero que con largas divagaciones (y ya no hablo de subir el ánimo de los lectores).

No quiero olvidarme del telón de fondo: la Navidad en Nueva York. Parece mentira, pero ¡qué pocas obras se sitúan en este periodo del año! En muchas aparece de pasada; ahora bien, que el argumento se desarrolle únicamente en estas fechas no suele ser habitual. En este caso, la idea está bien empleada porque le da un toque especial: que si Papá Noel, que si los regalos, que si las decoraciones de las calles… Siempre digo que la ambientación de una novela es importante, y en una de humor no va a ser menos.

Otro detalle que me gustó son las frecuentes referencias a autores clásicos (Yates, Saramago, Lorca…). En cierto modo, los autores han aprovechado este Cuaderno para dos para hacer un homenaje a la literatura y a los amantes de la misma, ya que, no lo olvidemos, el lugar en el que Dash encuentra la moleskine por primera vez es una librería. Son ese tipo de cosas que a primera vista están tapadas por el hilo principal de Lily y Dash, aunque esta meticulosidad en el cuidado de todas las escenas le da más valor y demuestra que ha habido un gran trabajo detrás del libro. Como lectora, agradezco que los autores hayan sabido hacerme llegar su amor por este mundo.

Finalmente, contesto una duda que tal vez os ronda por la cabeza: ¿es una historia para chicos o para chicas? En mi opinión, para los dos. El género de la comedia romántica se suele asociar al público femenino; no obstante, si tuviera que clasificar Cuaderno para dos en una categoría, me decantaría por un híbrido entre el chick-lit y el dick-lit o lad-lit (el chick-lit para hombres, para entendernos), ya que tenemos el punto de vista de él y de ella, al más puro estilo Finalmente juntos, de Josie Lloyd y Emlyn Rees, una de las primeras obras de este tipo que se salieron al mercado. Este humor desenfadado, junto con las tramas cotidianas, encaja bien en esta clasificación y por eso opino que puede gustar a lectores de ambos sexos.

Conclusión

Detrás de esta cubierta bonita y alegre se esconde un relato igual de simpático y buenrollista: las vivencias de dos jóvenes que se conocen de una forma muy poco convencional y a raíz de esa casualidad empiezan a contarnos su día a día con mucha ironía. Cuaderno para dos no pretende ser más de lo que es, una lectura agradable, aderezada con guiños a la Navidad y a la literatura, cuyo desenlace me ha dejado con una sonrisa en los labios. Aunque esté catalogado como juvenil, su estilo se asemeja al de sus equivalentes para adultos, de modo que por mi parte lo recomiendo a gente de todas las edades (a partir de los catorce años, más o menos). Si no tenéis la cabeza para obras complicadas o simplemente os apetece un break entre historias más densas, animaos a conocer a Lily y Dash. ¡No os defraudarán!



Mi valoración: 7/10

16 comentarios :

  1. Me ha tentado y me han entrado unas ganas enormes de leerlo. Ya lo estoy buscando este sábado por las librerias de Sueca. Besos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este tipo de novelitas!! Queda fichadisima jeje Un besote!!!

    ResponderEliminar
  3. La verdad que este libro lo tengo en mi lista de deseos desde hace bastante tiempo. A ver si me puedo hacer con el pronto que tiene buena pinta.

    Gracias por la reseña.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  4. Me encantan estas historias, suelen leerse rápido y entretener mucho.
    Lo tendré en cuenta!

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. @Todas. Me alegra que os haya llamado la atención. Espero que la encontréis, una lectura de este tipo siempre apetece ;).

    ResponderEliminar
  6. Genial reseña guapaa!! Me ha encantado!! Has hecho que me entren unas ganas locas de leer esta novela jeje.
    Pinta muy interesante y muy fresca que es lo que últimamente me apetece leer jeje.

    Me alegro de que te haya gustado guapii

    Un besote enormee

    ResponderEliminar
  7. A ver cuándo lo cato, que lo tengo por leer y me llama muchísimo su trama ^^

    Un besote =)

    ResponderEliminar
  8. No lo conocía, y la verdad es que pinta bien. Que una lectura simplemente entretenida suele apetecer en muchas ocasiones.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. La idea no me llama mucho la atención- la verdad es que yo me encuentro con un cuaderno y siento disentir, pero no me haría ilusión, lo dejaría justo donde lo encontré xDD- pero me ha picado la curiosidad ese personaje masculino xD
    Beeeeeesos

    ResponderEliminar
  10. Desde que enseñaste este libro en el último IMM, me ha llamado mucho la atención.
    Se ve, como dices, una novela para pasar el rato, y por qué no, un libro que te sacará algunas risas en una tarde lluviosa.
    Se ve diferente y divertido.
    Un besín

    ResponderEliminar
  11. Buff, yo a las reseñas de Jorge les tengo miedo, le pone tanto entusiasmo que acabo apuntándome casi todos los libros que le gustan a él, jajaja. Esta lectura también me llama, me encanta leer de vez en cuando algo que simplementeme dé buen rollo y energía positiva ;)

    ResponderEliminar
  12. @Tatyana. Me alegro de haber sabido transmitir mi entusiasmo :D. Es una novela que me dejó muy buen sabor de boca.

    @Leyna. Lo puedes coger en uno de esos momentos en los que no sabemos qué leer, ¡seguro que no falla!

    @Margari. Sí, ¡de vez en cuando hay que darse un respiro de lecturas densas!

    @Poy. Ja, ja, bueno, es probable que yo también lo dejara en su sitio, pero en la imaginación suena chulo :P. Dash te va a gustar, ese punto de estirado hace mucha gracia.

    @Shanny. Lo has definido perfectamente :). ¡Espero que lo disfrutes!

    @Lana Drown. Es que Jorge convence, ¡je, je! Yo de momento estoy muy contenta con sus recomendaciones.

    ResponderEliminar
  13. Yo también tengo ganas de leer este libro, aunque la verdad es que ultimamente me cuesta más encontrar libros de este género.
    PD: Enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
  14. @Croyan. Gracias :). Yo también he notado que el número de libros de este género ha bajado. Supongo que todo son rachas, hace unos años había un montón.

    ResponderEliminar
  15. Tienen el pdf para descargar de este libro? No lo venden en mi país

    ResponderEliminar
  16. Tienen el pdf para descargar de este libro? No lo venden en mi país

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails