28 marzo 2012

¿Se publican demasiados libros?

Hace unas semanas conseguí hacerme con un libro tras muchos meses de búsqueda. Se trata de una novela bastante reciente (se publicó en el 2003 y su última edición salió en 2009) e incluso se adaptó a la gran pantalla hace unos años. No obstante, lleva meses descatalogada por la editorial y encontrar algún ejemplar en las librerías es cuestión de suerte. Y yo me pregunto, ¿qué es lo que lleva a una obra que por lo visto no está nada mal a desaparecer del mapa en tan poco tiempo?

En mi opinión, se publican demasiados libros. No importa el género ni la franja de edad a la que se dirijan, en todos los ámbitos hay una oferta muy amplia y esto tiene sus pros y sus contras. Como puntos favorables, el más importante es la variedad de autores y temas: hay mucho donde elegir y seguro que cada lector dará con uno que le guste (aunque a veces tantas propuestas saturan un poco, ¿no os parece?).

En el lado contrario, la abundancia de publicaciones tiene como consecuencia que cuesta más discernir entre las obras que merecen nuestra atención y aquellas en las que no vale la pena pararse. Sí, es cierto que siempre hay alguna que destaca, pero también hay joyas que caen en el olvido rápidamente. La novela de la que os hablaba es solo un ejemplo: cada vez son más las tiradas de ejemplares que al cabo de uno o dos años se venden a precio de saldo porque no han funcionado tan bien como esperaban.

Entiendo que la desaparición de algunos títulos es ley de vida: no todos pueden perdurar eternamente, ya sea por falta de calidad o sencillamente para dar paso a nuevas sugerencias. Aun así, tengo la sensación de que con la literatura está ocurriendo lo mismo que con la ropa: antes era cara y la gente procuraba arreglarla antes de tirarla, mientras que ahora tiene precios tan asequibles que uno se puede renovar el armario a menudo y arreglar una de estas prendas sale más caro que comprar una nueva. Exactamente igual que con una buena parte de lo que se publica: novelas rápidas de olvidar.

Acepto que el mercado debe renovarse, pero me gustaría que el filtro de las editoriales fuera mayor, que publicaran menos títulos pero mejor escogidos (y con ediciones más cuidadas, por dentro y por fuera). Como lectora lo agradecería porque me quitarían de en medio muchas historias que quizá entretienen pero a la larga no aportan demasiado. En este sentido, para mi gusto la política de Salamandra es perfecta: saca pocos libros al año en comparación con otros sellos, pero suelen ser joyitas y no les va nada mal.

A pesar de todo, también soy optimista: el e-book acabará con el problema de los títulos descatalogados porque las novelas editadas en este formato seguirán a nuestro alcance con el paso de los años (o eso quiero creer). Aun así, sigo pensando que no vendría mal que agentes y editores aumentaran las exigencias con el fin de dar más bombo a aquellas obras que realmente lo merecen. La publicidad es la gran aliada del éxito y en un mercado tan competitivo se debería invertir en conseguir la máxima calidad en un solo producto, no en hacer cien productos simplemente aceptables.

23 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo contigo, y es que si consideran tan sólo los tres pirmeros meses como novedad un libro después de su publicación, suponiendo que esos meses haya habido algún tipo de promoción.. porque al parecer hay libros que ni los llegan a sacar de la caja y ponerlos en una estanteria en la librería ¿cómo se van a comprar? Por mi parte puedo llegar a tardar un año en decidirme a comprar un novela en concreto, con lecturas pendientes y tal, cuando me quiero dar cuenta ya no encuentro el libro...

    ResponderEliminar
  2. Creo que los libros duran en las estanterías tres meses como máximo (a no ser que de el boom).
    A mí me ocurrió que no logré encontrar un libro que había salido ese mismo año pero ya habían pasado unos nueve meses desde su publicación o.O

    Como se publica tanto es complicado que todos los libros tengan un hueco en las librerías sencillamente por falta de espacio.

    Por otra parte en la típica estantería que encontramos nada más entrar casi siempre hay los mismos autores. En concreto me refiero a que autores consagrados pueden llegar a escribir desde una novela anual (algunos bastantes más) y dada su trayectoria siempre están en el top. Durante años en esa estantería se ven los mismos autores estilo Ken Follet, Federico Moccia... y de vez en cuando entra alguno nuevo (El tiempo entre costuras).
    También creo que los autores consagrados sacan muchísimos libros en muy poco tiempo a excepción de algunos (estilo Zafón que puede tardar bastantes años en dar paso a sus siguientes novelas...)

    Total, ya me he liado. El caso es que entre que se publica mucho, que los top de los top siempre están en la misma estantería con nuevos títulos y otros factores más... apenas hay espacio para libros ''antiguos''

    ResponderEliminar
  3. Sin duda se publican demasiados libros y a veces ocurre que para cuando nos decidimos por un título ya no lo encontramos. Y o tenemos que tener la suerte de dar con él en algún mercadillo, o en la mesa de ofertas que hay a veces en las librerías donde los libros cuestan la cuarta parte de su precio inicial o en una librería de segunda mano.
    Es una pena que muchos apenas consigan ver la luz en las librerías y sin embargo escritores consagrados (que no siempre sacan buenos libros) tienen un espacio reservado escriban lo que escriban. Cuántas buenas historias nos perderemos por el camino. Seguro que un montón. Sería de agradecer menos cantidad y más calidad, pero don dinero manda y no son muchas las editoriales que trabajan como Salamandra.
    De todos modos, como dices, creo que la era digital puede poner fin a esa situación de no ser capaz de dar con un libro y será más fácil acceder a los prematuramente descatalogados. Además estoy convencida que al final casi todos los lectores acabaremos con un e-reader y si no al tiempo.

    Como siempre una interesante reflexión.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Precisamente lo que comentas me ha pasado con el libro "84 Chasing Crossing Road", que al final me lo tuve que comprar. He buscado en bibliotecas, tiendas en segunda mano, plataformas de intercambio y no había forma. No sé si se publican demasiados libros o no, de lo que si estoy segura es que muchos títulos interesantes pasan completamente desapercibidos por la publicidad que se otorga siempre a los mismos autores y sus best-sellers.

    ResponderEliminar
  5. Comparto tu opinión. Hoy en día se publican demasiados libros, tantos que resulta imposible distinguir los buenos de los malos. Parece que leer y, sobre todo, comprar libros está de moda y las editoriales están aprovechando el tirón para publicar de todo y, en demasiadas ocasiones, con una edición poco cuidada.

    ResponderEliminar
  6. @Uriska. Yo a veces también tardo en decidirme, sobre todo cuando me guío por las reseñas y espero a leer varias para asegurarme de que me puede gustar. Voy anotando los títulos en una lista, pero hay tantos (y eso que me considero bastante selectiva) que los que salieron hace un par de años se han quedado obsoletos. Y es una lástima que se olviden tan pronto.

    @Lilian19. Bueno, a veces encontrar un libro también depende del distribuidor (hay editoriales que no tienen presencia en todas las zonas), aunque en esos casos a las malas se puede tirar de Internet.

    Con respecto a los autores consagrados, en parte me parece bien que estén ahí (si tienen una gran carrera a sus espaldas, se merecen el reconocimiento); lo único que me da rabia es que se publique cualquier cosa de ellos sin pasar por ningún filtro: que si una recopilación de relatos, que si la traducción del primer libro de un autor que acaba de triunfar en España... Por no hablar de los que publican un libro al año, como Marc Levy o Nicholas Sparks (lo siento, pero no creo que se pueda mantener siempre el nivel). De todos modos, como bien dices también hay algunos que solo publican cada varios años, así que no se les puede meter a todos en el mismo saco.

    @Bookworm. También tendríamos que plantearnos nuestra actitud como lectores, porque el hecho de que los grandes autores ocupen un lugar destacado es consecuencia de nuestro interés por su obra. Sería interesante saber cuánto puede influir una buena campaña de publicidad en las ventas de una novela de un escritor desconocido. En fin, por lo demás, también creo que todos acabaremos con un lector (yo al final me lo tendré que comprar por falta de espacio).

    @Offuscatio. Yo ese lo conseguí por Bookmooch hace algunos años :). Es una lástima que no tuviera más publicidad, porque entre los lectores que lo leyeron tuvo muy buena aceptación.

    @Ssil. Interesante matiz: está de moda "comprar" libros; sería bueno saber cuántos de los que se compran se leen después.

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo con todas vosotras que es verdad que se publican muchos libros, demasiados. La gran mayoría creo que pasa directamente a la sección de saldos sin que hayan aparecido por tienda una sola vez pero supongo que la situación actual y que el dinero llama mucho a muchos hace que se premie la cantidad a la calidad de las publicaciones, cosa que creo que en lugar de beneficiar sólo hace perjudicar a las editoriales puesto que publican de todo sin tener una selección y por tanto su calidad como sello editorial disminuye.

    Un salu2

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo, tengo una lista de libros que me quiero comprar interminable.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. A mi me paso con un libro de David Cantero y tuve que pillarmelo de segunda mano u.u En fin... Cosas que pasan. Muacks!!

    ResponderEliminar
  10. @Anita. Y no solo aumenta la cantidad de publicaciones por sello, sino que cada vez hay más editoriales (generalmente digitales). En fin, tendríamos que trabajar en una editorial para saber si realmente compensa lanzar tantos títulos al mercado sin ninguna promoción, pero como lectoras parece que tenemos claro que satura un poco :/.

    ResponderEliminar
  11. El tema tiene miga, no lo dudes. Yo, personalmente, comparto tu opinión, pero también hay que tener en cuenta los criterios económicos de las editoriales, cuantos más libros pulbiquen, más dinero que se embolsan y hay veces que eso es lo único que les interesa. Si el libro es un chufo pero se vende, qué más da y si es una joya pero las ventas no la acompañan se retira del mercado y punto. En cuestiones literariras, yo he perdiddo verdaderas joyas en las mudanzas sobre todo, que luego no he podido recuperar porque estaban descatalogadas, pero las librerías estaban llenas de "basura". En fin, que deberían cambiar los criterios, pero dudo mucho que lo hagan.

    Un beso shakiano!!

    PS. Qué pesaditos los anónimos!!

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo contigo!

    Siempre he pensado que últimamente las editoriales,en su afán desmedido por vender y vender, han dejado de lado esos filtros que mencionas tú.

    Pasó lo mismo con el periodismo: antes los editores y jefes de prensa eran periodistas serios y con vocación, y ahora los jefes son gerentes de márketing.

    Lo mismo ha ocurrido con las editoriales: hoy es muy difícil que los editores valoren la obra por su calidad. Se aferran más a lo que se vende actualmente.

    A mi también me ha pasado que, por tanto libro, he llegado a saturarme.

    Interesante entrada que espero que algún editor o editorial llegue a leer! Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Como siempre, interesantísima reflexión e interesantes comentarios (salvo el del loco apocalíptico).
    La pregunta es: ¿sobra tarta para tanta gente, o falta gente que coma tarta? A mi modo de ver las cosas, no creo que se publiquen demasiados libros. Es cierto que se publican muchos, pero el problema es que faltan lectores. Por poner un ejemplo, dentro de mi grupo de amigos (y conocidos) del facebook, hay un porcentaje muy bajo que se considera lector. Si hablo de la gente real (y no virtual) de mi entorno, ocurre lo mismo. Y, estoy seguro de que si hiciéramos una encuesta a mayor nivel, el porcentaje de gente que lee sería, igualmente, bastante bajo.
    Con las películas no pasa lo mismo. Hay demasiadas películas, pero hay tiempo par verlas casi todas. ¿Quién no se ha tragado alguna vez un bodrio por no levantarse del sofá a la hora de la siesta?
    Pues eso, que creo que no se publican demasiados libros. Hay un amplio abanico de géneros y de tipos para otro amplio abanico de lectores.
    Y en cuanto a libros descatalogados, creo que el problema ha ido decreciendo conforme ha ido creciendo internet. Me ha ocurrido en dos ocasiones que he buscado un libro que, a priori, parecí que no iba a encontrar; pero echando mano de algunas páginas de internet e incluso de ebay, al final pude conseguirlos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Tienes razón, pero date cuenta k las editoriales son negocios como otros culquiera y lo que quieren es vender más que otra cosa. Aunque quizá con tanta publicación y los gastos que conlleva, si luego no se vende tanto, lo mejor sería que se publicara menos y de más calidad. Así ganabamos todos.

    ResponderEliminar
  15. @Todos. Una vez más, muchas gracias por vuestros comentarios :). Me parece muy interesante leeros e intercambiar puntos de vista.

    @Shaka. Yo no creo que realmente ganen más por publicar muchos libros (si no, no tendrían que venderlos a precio de saldo a los cuatro días, ni dejar sagas a medias porque no tienen éxito); estoy segura de que ganan mucho más con un bestseller. De todas formas, me gustaría conocer mejor este mundo para poder hablar con fundamento. La verdad es que siempre me ha intrigado saber si se gana más con la cantidad o con una única gran apuesta.

    @El lector indiscreto. Tampoco culpemos solamente a los editores: a mí me escribe bastante gente para pedirme libros parecidos a "Crepúsculo" o a "Los Juegos del Hambre", por poner un ejemplo, lo que demuestra que los lectores también tienen sed de cierto tipo de libros. Editores buenos hay; la pena es que a veces tengan que apostar fuerte por una novela normalita mientras que una de calidad se publica sin campaña de promoción porque el género no está de moda o su autor no es muy conocido.

    @Francisco. Buen aporte. Está claro que la lectura requiere más tiempo y concentración que el cine, así que es normal que haya menos aficionados a esta actividad. Tal vez si hubiera más lectores no me habría planteado esta cuestión, o tal vez entonces todavía habría más publicaciones...

    @Leira. Claro, eso es lo que pienso yo. De todos modos, los lectores también jugamos un papel importante en esto, porque si no compráramos lo que nos venden con tanto ahínco, seguramente buscarían otro tipo de producto para satisfacernos.

    ResponderEliminar
  16. Una pena que un blog tan interesante nos "atosigue" con tanta propaganda que se abre y molesta y no deja leer!
    Ufa!

    ResponderEliminar
  17. Un monton de libros atractivos provocan una gran tentacion el los que somos muy lectores y un gran perjuicio en nuestros bolsillos...

    ResponderEliminar
  18. @Jomateixa. Sí, en cuanto terminamos uno aparecen diez novedades más igual de tentadoras. Con este panorama, toca ser muy selectivo :).

    ResponderEliminar
  19. Un editor me dijo hace poco que España es uno de los países donde más lilbros se publican, y se compran... pero donde menos se lee.

    ResponderEliminar
  20. @Los libros de Eva. Sí, recuerdo haber leído alguna noticia que comentaba que por aquí se editan muchísimos libros. Lástima que no haya ningún método para determinar la relación entre lo que se compra y lo que se lee. Esto me ha recordado una entrada de Elsa Aguiar (otra editora) en la que habla del tema:
    http://editarenvozalta.wordpress.com/2011/12/03/rompiendo-el-ojo-de-la-cerradura/

    ResponderEliminar
  21. Discrepo contigo en algunos puntos, mi novio ha trabajado en en la industria y te puedo decir que no se publica ni la mitad de la mitad de lo que se publicaba antes, la industria está en crisis y el filtro a que haces mención es bastante fuerte, el problema, quizá, es que cuando algo funciona, la editorial se centra en ese estilo endetrimento de otros autores y generos. Por lo que parece que hay mas libros, pero solo es de una determinada temática o público (por ejemplo, ahora parece que hay mas libro juveniles, pero es porque hay menos para adultos) Nosé si logro explicarme, que rabia me da... Por eso, no sé si habeis observado el incremento de autopublicados que hay ultimamente, y eso es por que las editoriales cada vez son mas exigentes y publican menos (tanto en numero de ejemplares por tirada como de libros).

    De todas maneras, puedo equivocarme, nose...a mi me parece que no son tantos libros como quieren hacernos creer, y luego esta la maldita mania de cancelar sagas, que ultimamente tienen las editoriales...Para mi el mundo editorial funciona a golpes de timon y fatal...mas vale que se renueven y que se espabilen.

    Sobre el precio, sigue siendo elevadisimo...por eso compro en ebook o espero a que esten en bolsillo.

    Ahh!! y sobre lo de los libros descatalogados, yo ya desisto y busco en segunda mano...es frustrante!!

    Un besazo y aunque discrepo en algunas cosas, me parece una grandiosa entrada y un blog maravillo.


    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  22. @Kitty. Muchas gracias :). Sí, es cierto que cuando se pone de moda algo las editoriales se centran demasiado en ese tema. De todas formas, de la literatura juvenil en concreto recuerdo haber leído algún artículo que comentaba que es el sector editorial que mejor está resistiendo a la crisis. Supongo que por eso pueden mantener tantas publicaciones.

    Con respecto a hacer tiradas más cortas, la verdad es que lamento no conocer más este mundillo para saberlo mejor, pero no me extraña nada. Con la crisis todo está bajando: la cantidad de los premios literarios, la calidad de las ediciones... En fin, esperemos que remonten.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails