11 abril 2012

La mayoría de lectores con e-reader afirma descargar libros sin pagar

Después del pequeño parón vacacional, retomo el blog con los resultados de la última encuesta, en la que os preguntaba si habéis descargado e-books de forma gratuita (e ilegal, se entiende). He hablado bastante del lector electrónico y sus ventajas e inconvenientes, e incluso del problema que suponen estas descargas para el autor. Aun así, nunca lo había planteado de una manera tan directa como en esta ocasión:

¿Has descargado e-books gratis?

Sí, y después (casi) nunca los he comprado................................... 92 votos (28%)
Sí, pero luego compro los que me han gustado.............................. 96 votos (29%)
Solo cuando el precio era muy elevado........................................... 27 votos (8%)
No, no me parece ético...................................................................... 15 votos (4%)
No tengo lector digital/No me interesa el e-book......................... 95 votos (29%)
Total de votos: 325

Teniendo en cuenta lo que ocurrió con la música, cualquier otro resultado no me habría parecido creíble. Esta encuesta es de andar por casa, pero hace unos días leí una noticia sobre un estudio que revela que el 79% de internautas descarga e-books sin pagar. Sin duda, estamos ante un problema: si los lectores, los que amamos libros, no respetamos el trabajo del autor y de todas las personas que intervienen en el proceso de fabricación de una obra, ¿quién lo hará? Es triste que solo un 4% se dé cuenta que esta práctica no es ética.

Soy consciente de que ante una situación económica mala el ocio y la cultura son lo más prescindible; ahora bien, si el problema es el dinero, hay alternativas para no recurrir a las descargas ilegales, como las bibliotecas o los e-books de menor coste (que los hay). Una persona preocupada por la literatura sabe encontrar la manera de seguir leyendo sin aprovecharse del trabajo del escritor. No es mi intención sonar dura, pero pienso que a veces el dinero no es más que una excusa; preferiría que me dijeran claramente "descargo libros gratis porque me apetece y es más cómodo hacer dos clics desde casa que ir a la biblioteca".

Por otro lado, hay gente que dice que descarga muchos títulos "por curiosidad", aunque de esos solo lee una pequeña parte. Hoy en día casi todas las editoriales ofrecen las primeras páginas de la obra en sus webs y, además, contamos con infinidad de reseñas online para hacernos una idea de su contenido. ¿Para qué descargar la novela entera? Personalmente, no entiendo qué placer hay en tener quinientos libros en el lector, aunque es justo reconocer que a veces esta acumulación también se produce con las obras impresas.

En cualquier caso, lo que veo es que hace falta mucha concienciación. Siempre nos quejamos de las ediciones que contienen faltas e incongruencias; no obstante, ¿cómo queremos que las editoriales contraten a más correctores si cada vez venden menos? Lo mismo se puede aplicar a las encuadernaciones, pues abunda más la tapa blanda y barata. El negocio editorial depende de nosotros, sus consumidores.

Tras esta reflexión, voy a explicar lo que haría yo en caso de tener lector electrónico: pagaría aquellos e-books con un coste de 6 € o menos, pero -en el hipotético caso de no tener biblioteca cerca y estar realmente interesada en algunos títulos en concreto- buscaría una versión gratuita de los que cuesten más. Eso sí, una vez leídos, compraría la edición impresa de los que me gustaran (creo que nunca dejaré de preferir el formato de toda la vida). Así pues, a pesar de estar en contra de las descargas ilegales, también me pongo en el lugar del lector y soy consciente de que los precios deben ser razonables. De todos modos, estoy segura de que incluso así habría gente que no los pagaría, por eso soy partidaria de cerrar las páginas que fomentan estas prácticas.

En definitiva, las editoriales deben poner de su parte, pero los lectores también. El "todo gratis" gusta demasiado, tenemos que ser conscientes del trabajo que hay detrás de cada libro y pagar por él como pagamos por la comida o la ropa. Quien no se lo pueda permitir, que acuda a las bibliotecas, que están reguladas y han pagado por su colección (no tienen nada que ver con una descarga gratis, como dice mucha gente). Querer es poder.

Ahora es vuestro turno: ¿qué opináis de todo esto?

63 comentarios :

  1. Tengo el dispositivo Kindle desde navidades y a pesar de que al principio no quería ni tocarlo, me he ido acostumbrando al aparatito y ahora me encanta leer de este modo.
    Compro los libros que leo y además me viene perfecto si leo en inglés, porque te ahorras gastos de envíos, etc
    Pero por otro lado entiendo que existe un problema importante en cuestión de precios en España. Solo hay que ver BookDepository o lo que cuestan los libros en otros países. Últimamente leo en inglés porque, sencillamente, me sale más barato.
    Un ebook de una editorial en España puede costar hasta 13 euros. Y aunque costase diez o nueve seguiría sin encontrarle sentido, teniendo en cuenta que hay libros (de bolsillo) que cuestan 10 euros y los tienes eternamente en la estantería.
    Lo que también me incomoda a la hora de comprar ebooks es la gran variedad de precios que existe en nuestro país. Puedes ver un libro por 3 euros y el siguiente (de la misma editorial) por 10 o más. Creo que deberíamos intentar que los precios estuviesen más ''iguales'', vamos, como en los libros en papel, que casi todos cuestan lo mismo dependiendo de la encuadernación, un euro arriba, un euro abajo...

    Caso aparte el hecho de que para mi gusto los precios son caros en relación a otros países y que los precios de los ebooks varíen de un modo alarmante de una editorial a otra o incluso dentro de la misma editorial, es imprescindible que siempre pensemos en el trabajo de autor. Está en nuestras manos que el mundo editorial pueda dar el paso al ebooks sin caerse en el intento. Hasta el momento tengo entendido que somos uno de los países que menos vende en ebook en relación a Europa (o EEUU) y creo que en parte se debe a la piratería.

    ResponderEliminar
  2. Tengo un e-reader y reconozco que alguna vez me he descargado algún título ilegalmente, aunque sé que está mal; lo he hecho por circunstancias determinadas y, siempre que me ha gustado el título, lo he acabado recomendando a mis amistades y comprándolo en papel. Creo que el problema de el mundo e-book en España es que los precios son abusivos; muchas veces la diferencia con el papel es de apenas un par de euros, cuando es evidente que la editorial se ha ahorrado muchísimos costos en la elaboración del libro en formato digital. Creo que lo ideal sería que el IVA reducido del que disfrutan los libros en papel se aplicara también al formato electrónico y que las editoriales llegaran a un consenso para ofrecer libros a un precio asequible, en verdadera consonancia con el producto que ofrecen y sin que por ello sean perjudicados los trabajadores que participan en la elaboración de un libro. Yo, como lectora, he decidido no volver a descargarme libros ilegalmente y compar los que me interesen o ir a la biblioteca; está claro que el "todo gratis" no va a ninguna parte. Gracias por abrir este interesante debate, 1beso!

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con los dos comentarios anteriores. Yo tengo una biblioteca (por llamarlo de algún modo) de gran cantidad de libros, y pese a tener un Iriver Story HD, sigo comprando más y más porque prefiero el soporte físico al digital. Así y todo descargo libros para leer cosas porque, efectivamente, no me lo puedo permitir todo. Como han dicho arriba los precios son abusivos, no me creo que la diferencia entre un impreso y un digital sea de 3 o 5 euros nada más teniendo en cuenta que te ahorras la impresión, la distribución y los intermediarios. Por ejemplo con la música tengo itunes y compro los discos ahí, donde sí veo diferencia con los precios en disco físico y porque aprovecho para usarlo en todos mis pcs y demás para llevar a todos lados mi disco sin depender del formato físico.

    Hasta que no haya una oferta del mismo calado no creo que haya mucha gente que se anime a comprar ebooks, sobre todo cuando además vienen protegidos, etc. etc., con lo cual tampoco puedes prestarlo a tus amigos, cosa que sí puedes hacer con tu libro físico. Tengo previsto comprar un par de libros en ebook cuando vaya agotando los que tengo pendientes por leer que están a buen precio y cuando me bajo libros, los que veo que me gustan los compro. Aunque haya blogs que traten del tema, tanto el tuyo como el mío tratan de eso, al final no siempre los gustos del blogger y del lector coinciden y a lo mejor algo que a priori te han dicho que es malo, después resulta que te gusta. A mí me ha pasado eso con videojuegos con baja nota y mal vistos por varias, no una ni dos, páginas de videojuegos que después han resultado ser mucho mejores de lo que ellos decían.

    Lo de la biblioteca, será donde vives tú porque aquí no traen ni una novedad. Tienen fondo de catálogo de libros que ya he leído, de hecho yo dono libros cuando necesito hacer algo de espacio, o cosas que no me interesan. Tal vez en una gran ciudad donde se destine presupuesto a comprar fondo para la biblioteca se pueda leer novedades gratis, pero donde yo vivo por desgracia no es posible.

    Estupenda reflexión en cualquier caso :)

    ResponderEliminar
  4. Primero creo que conviene decir que no he votado en la encuesta de este mes, porque las respuestas me parecieron muy estrictas. Es cierto que es una actividad ilegal, como también lo son las descargas de música o películas, pero no es lo mismo estar siempre bajando e.books gratis o haberlo hecho una o dos veces. Sin embargo, el comentario que quería plantear va en otra dirección. Ultimamente, como medida de ahorro de costes, estoy leyendo más en portugués que en castellano, porque siempre que procedo a la comparación de los precios entre las dos versiones de un libro que me interesa, existe una diferencia de 3 o 4 euros (en términos generales). No obstante, este dato puede resultar sorprendente, una vez que en Portugal todas las tasas son más elevadas; aunque es cierto que a la población de ahí también le sigue pareciendo caro acceder a las ofertas o productos culturales. A mí, desde luego, me compensa y mucho.

    ResponderEliminar
  5. Interesante debate!
    Yo aún no tengo lector, pero en menos de un mes espero contar con él como regalo de cumpleaños.
    Pues bien, sin aún haberlo tocado, ya me han ofrecido varias amistades grabados en un pen.... más de 100 libros!!! Muchos incluso ya leídos y recomendados.
    Difícil decir no, ¿verdad?
    No sé, es complicado encontrar el equilibrio entre la conciencia y semejante ofrecimiento...
    La verdad es que yo no compro muchos libros en formato papel, tengo la suerte de vivir en un lugar con amplio catálogo en sus muchas bibliotecas municipales (por ahora no ofrecen ebooks), además de amistades con las que hago intercambios, y no sólo por el ahorro económico (que también), sino principalmente por la falta de espacio en casa.
    Lo que desde luego no me parece de recibo es que las novedades electrónicas tengan igual precio que un libro de bolsillo, y sobre todo, que un libro electrónico comprado legalmente no puedas compartirlo como harías con una versión en papel.
    Veremos en qué acaba todo esto...
    Saludos,
    Irene Maeztu

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo un Kindle y los ebooks que he adquirido son gratuitos o tienen un precio razonable.

    No voy a negar que al principio del boom los descargaba piratas y era simplemente porque pagar 15, 18 y hasta 22 euros por un ebook me parecía una ESTAFA mayúscula, y más teniendo en cuenta que muchos de ellos los podía comprar físicamente fuera de España, por la mitad de precio...

    Hasta que a las editoriales españolas no se les meta en la cabeza que la gente no quiere piratear, sino pagar un precio justo, esto será un no acabar...

    ResponderEliminar
  7. Yo en mi caso, soy amante de los libros impresos hasta la muerte XD. Lo reconozco, me he descargado un par de libros de internet por que no estaba segura de si me iban a gustar y no quería arriesgarme a comprarlos. Pero al leerlos por el ordenador, me di cuenta de que no sentía lo mismo que al tener el libro en mis manos. Y cuando un libro me gusta quiero tenerlo físicamente en mi estantería. Entonces pensé que con un ebook sería prácticamente igual. Por ello creo que por ahora prefiero comprar en papel los libros.

    ResponderEliminar
  8. Me parece muy interesante el resultado de la encuesta. Como autor, también me indigna el hecho de que solo el 4% lo vea como algo poco ético pues, aunque después compren el artículo, al descargarlo primero de manera ilegal están alimentando a quienes lo han pirateado y no al autor. Muy buen artículo. Te sigo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. @Todos. Muchas gracias por vuestros comentarios :). Así da gusto debatir.

    @Lilian19. En España hay una ley para que las editoriales y librerías mantengan unos precios determinados, sin que una pueda hacer grandes ofertas (eso arruinaría a la comptencia). Por eso es tan diferente del mercado anglosajón, reconozco que yo a veces también prefiero leer en inglés porque sale mucho más económico.

    De todos modos, el formato electrónico va diferente, basta con comparar los precios de Ediciones B (una de las primeras editoriales que los bajó) con Planeta. Estoy de acuerdo contigo, esta disparidad de precios no puede ser, todos los sellos deberían optar por los precios asequibles.

    En cuanto al éxito del e-book, yo creo que aquí todavía no vende tanto porque llegó más tarde. Se supone que su año de consolidación fue 2011, pero en Estados Unidos ya llevaba un par de años más. Supongo que con el tiempo la cosa cambiará.

    @Tizire. A mí eso me parece bien, descargarlo primero y luego comprarlo en papel, aunque me temo que poca gente lo hace. Por lo demás, estoy de acuerdo contigo en que las editoriales deben tomar medidas con los e-books.

    @Argéntea. Cierto, con la música sí que hay una diferencia entre el precio de las descargas y los discos, en el mercado editorial debería suceder lo mismo.

    Por otro lado, a mí me parece bien que los e-books vengan protegidos porque si no se piratearían en menos de un minuto. Supongo que si tus amigos te pasan su lector, desde tu ordenador podrás enviarles el e-book (tengo entendido que los e-books que compras se pueden enviar a varios dispositivos, lo que no es posible es por ejemplo copiarlos en un pen).

    En cuanto a la biblioteca, en la mía también traen pocas novedades, pero no me parece un problema grave. Antes de tener el blog y colaborar con editoriales solo compraba libros de bolsillo, así que también me perdía las novedades, pero aun así tenía mucho donde elegir y podía seguir disfrutando de la lectura :).

    @Offuscatio. Te entiendo. Lo que pasa es que, si pongo opciones de término medio en las encuestas, casi todos los votos irían a parar ahí y no sacaríamos nada en claro. De todos modos, gracias por contar tu experiencia en el comentario :).

    No conozco cómo funciona el tema en Portugal, pero en España está la ley que le he comentado a Lilian, por eso las librerías no pueden bajar los precios más de un 5% (esto para los libros impresos).

    @Irene Maeztu. Seguro que cuando todas las bibliotecas tengan un buen catálogo digital la cosa irá mejor. Puede ser una forma muy cómoda de tener un montón de libros al alcance, y de una manera legal.

    @Eilonwy. Sí, yo también pienso que 15-20 euros por un e-book es una tomadura de pelo. La literatura tiene que ser accesible.

    @Paty. El lector es diferente del ordenador, su pantalla no emite luz (hay que encender la lámpara, como con un libro normal) y es menos molesto para la vista. Los que lo tienen están encantados, aunque yo de momento tampoco me decido :).

    @Rayco Cruz. Bueno, para ser sinceros, supongo que la mayoría es plenamente consciente de que no es ético descargar, pero cuando los precios son altos es difícil hacer caso a los valores. Gracias por seguirme :).

    ResponderEliminar
  10. Yo no tengo lector, pero me encantaría. Para nada veo desorbitados los precios de los e-books, vamos, pero sinceramente, yo los descargaría y me compraría los que me gustasen en formato en papel, para qué te voy a engañar. Y sí, sería una cuestión de comodidad: ir a la biblioteca es un paseo y tener que estar pendiente y ajustando tu lectura a la fecha en la que lo tienes que entregar es para muchas personas algo tedioso. Igualmente, yo saco libros de la biblioteca y los que me gustan mucho, me los compro. No hay nada como un libro en papel.

    Opinaré creo que mejor cuando por fin adquiera un e-reader, cosa que, espero, sea pronto :)

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  11. Yo reconozco que es poco ético descargarse cualquier contenido con derechos de autor de forma ilegal, véanse libros, películas, música, imágenes, etc., pero ojalá pudiese comprarme todo lo que quisiese de estos artículos, ojalá pudiese ir al cine todas las semanas, ... reconozco mi culpabilidad pero también hay que reconocer que los precios en la mayoría de las ocasiones son extremadamente elevados ..

    ResponderEliminar
  12. Pues yo compro algunos ebooks (hace poco que lo tengo), pero me parece elevadisimo el precio de algunos, que pese a que el libro ya está en edición de bolsillo a 9 euros, el ebook sigue estando a 12 euros y eso me parece un robo!!!

    Si bajan los precios me compraré muchos mas ebooks y no los de 1,99 euros del año de la tana que me estoy comprando ultimamente. Tambien he de decir que me sigue gustando mas el papel y comopro muchos libros en ese formato.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  13. Ciertamente, un debate muy interesante.
    Pero me parece que te olvidas de una cosa.
    Hay veces en las que las editoriales nos "obligan" a los lectores a descargarnos un titulo de forma ilegal.
    ¿Cuándo?
    Cuando empiezan a publicar una saga en español y a la mitad deciden que no les compensa seguir, y lo dejan tal cual, sin ningún remordimiento.
    Cuando tardan demaciado en publicar la continuación de un libro (no me importa esperar un año si la calidad compensa, pero seis? tiene que ser una broma)
    Cuando la traducción "oficial" deja mucho que desear (en serio, de quién fue la gran idea de traducir los nombres de los personajes?)
    Cuando la editorial decide traducir sólo los libros de la saga que mejor se han vendido en su país de origen(creelo o no, esto pasa)y luego encima se queja de que las ventas aqui no han sido tan buenas como esperaba(será tal vez porque has empezado por el segundo libro y la gente no se ha enterado muy bien de qué iba la cosa?)
    Cuando te venden como autoconclusivo lo que en realidad es la pimera de cinco o seis novelas.
    En fin cuando pasan cosas como esas, al final una se cansa de que la tomen por tonta y se descarga la traducción fan-made.
    Sin mencionar todos esos libros maravillosos que nadie tiene pensado publicar en nuestro país y que si no descargamos, simplemente no leeremos.
    Vamos que no todo es blanco o negro, no siempre se tienen ambas alternativas, no siempre es descarga vs compra.

    ResponderEliminar
  14. Dejando la ética a un lado, parto de la base de que no me gusta leer en formato digital, prefiero el papel de toda la vida. Aún así te diré que hace bastante tiempo que en casa decidimos no comprar libros y nos hemos apuntado a la biblioteca. Además del precio también tiene mucho que ver el espacio. Sin embargo, eso no impide que cada vez que mi autor favorito publica un libro lo compre. Al igual que ahora estoy descubriendo autoras nuevas que me gustan mucho y a las que pienso seguir leyendo.

    ResponderEliminar
  15. Como bien dices, los que amamos los libros deberíamos echarnos las manos a la cabeza ante esto, por lo que puede suponer. De acuerdo con que los precios de los ebooks son abusivos en su mayoría, pero hay otros a muy buen precio. Y ahora, por ejemplo, está la campaña de AJEC, que durante TODO ESTE MES DE ABRIL está dando todos sus e-books a 1€ (puedes verlo en www.ficcionbooks.com). Ah! y yo no tengo nada que ver con AJEC ni me llevo nada. Sólo era por citar un ejemplo de buenos precios que dejan sin sentido las descargas ilegales.

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. No me gustan nada los e-readers, yo soy tradicional. Me gusta tener los libros ordenaditos en las estanterias y pasar las paginas cuando los leo. No veo nada ético poder descargarse los libros gratis, ya que nadie trabaja gratis, y los escritores también trabajan, tal como lo hago yo, que soy administrativa y me gusta a final de mes ver mi trabajo recompensado.

    ResponderEliminar
  17. Yo voté por "No tengo lector digital/No me interesa el e-book" pero es verdad que debemos ponernos en los zapatos de todos, no sólo de unos. Pues bien, viéndolo de lado de la editorial es completamente cierto que las ventas al existir tantas descargas ilegales, pues bajan y afectan tanto a la empresa como a cada uno de los trabajadores, pues menos presupuesto menos paga o menos trabajo. Pero al verlo de lado de los lectores podemos darnos cuenta que existen varios factores como los precios, la facilidad y la cantidad de libros que no son publicados en otros países, aunque esto ultimo a mi parecer es lo que más se ve. Pues bien, los precios como dices son fáciles de corregir comprando el libro después de que se leyó en digital o leyendo más baratos. La facilidad pues si de por si muchos ya quedamos de "flojos" creo que ir a una biblioteca no debe cansar, aparte de que las mismas editoriales venden los e-books por internet. Y bueno, para no enrollarme puesto que tu misma lo dices, es necesario que tanto los lectores como las editoriales pongan de su parte, pues si sólo una parte lo hace no será NADA justo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Interesante el tema.
    Yo no tengo ningún problema con leer en formato digital, incluso a veces lo prefiero porque ya no tengo espacio para los libros... Y bueno, veo que en España el problema principal es precio, pero acá, en Venezuela, el principal problema que tengo es que hay que comprar los libros en dólares, y no se consiguen en la moneda nacional. Ese es un gran inconveniente, teniendo en cuenta que aquí hay un gran problema con los dólares desde que fue devaluado el bolívar (nuestra moneda) y la economía va empeorando. El cupo de dólares que te ofrecen es anual, siendo $400 (si no me equivoco) y ya después te das cuenta de lo caro que sale comprar dólares.
    Y una ves acabar con el cupo, cuesta un montón conseguir la versión digital en bolívares, y si das con ella, el precio es exorbitante.

    Yo he votado "Sí, pero luego compro los que me han gustado", y es que no he descargado más de 10...

    Por ahora, recurro al préstamo de libros y a las bibliotecas. Aunque me gustaría que se prestara más atención a este tema...

    ResponderEliminar
  19. @Skila. Coincido contigo en que seguiría comprando en papel los que me gustaran, me encanta "sobar" los libros y releer algunos fragmentos, no podría abandonar completamente este formato.

    @Samira. Ya, es como con todo: "ojalá tuviera más ropa, ojalá pudiera tener una tablet...". Pero es más fácil descargar un libro que robar en una tienda. Si al menos los precios fueran accesibles, los profesionales del mundillo podrían quejarse con toda la razón.

    @Kitty. A mí también me parece muy fuerte que cueste más el e-book que el libro de bolsillo. De acuerdo que con el e-book se puede aumentar el tamaño de la letra y demás, pero por fuerza los costes de impresión tienen que hacer más caro el producto.

    @Anónimo. Muy buena aportación. Las sagas que no se terminan de traducir o lo hacen tarde merecerían otra entrada, sin duda. En estos casos me parece normal que los lectores se impacienten, es como cuando un gran estreno llega varios meses tarde a nuestro país y la gente empieza a buscarlo por Internet. Tendría que existir algún tipo de regulación para que los grandes lanzamientos se publicaran al mismo tiempo en todos los países. Yo últimamente leo las sagas extranjeras en inglés para no tener que encontrarme con todo esto.

    @Isa. Haces muy bien. Yo ahora hace tiempo que no cojo novelas de la biblioteca, pero cuando lo hacía y descubría una obra maravillosa, la acababa comprando (y lo mismo hago cuando me las dejan).

    @My Eyes. Este tipo de campañas están fenomenal. Ojalá todas las editoriales siguieran el ejemplo, y no solo durante un mes...

    @Kristineta. Exacto, tanto los escritores como los profesionales del mundo editorial merecen cobrar por su trabajo. Con las descargas ilegales es como si les hubieran bajado el sueldo de un día para otro, aunque hagan el mismo trabajo de siempre.

    @Alexis Read. Claro, hay que verlo desde todas las perspectivas. En los comentarios mucha gente ha expresado su malestar por los precios, aunque también hay ejemplos de precios muy asequibles. Tengamos esperanza, yo confío en que al final habrá una buena solución.

    @Carla Villalba. Me parece muy interesante que nos cuentes el caso de tu país. Veo que tenéis un problema serio con el dólar, a ver si con el tiempo los e-books también se pueden conseguir en vuestra moneda.

    ResponderEliminar
  20. Está claro que hay libros, sobre todo sagas antiguas, que no puedes conseguir ya en las tiendas o en las bibliotecas. Aunque parezca pesada, me alegro que vuestras bibliotecas compren novedades, aquí es que no se compran novedades. De hecho, lleva cerrada varios meses porque la persona que la lleva está en excedencia y para ahorrarse el dinero no han metido a nadie, con eso os lo digo todo.

    Lo del tema del DRM es algo que también ha aparecido en el mundo del videojuego y al final no ha servido más que para estropear la experiencia de quien compra el original porque piratear, se acaba pirateando siempre le guste a la casa o no, con lo que no entiendo el beneficio que conlleva, la verdad. Lo mejor, bajo mi punto de vista, es que tengan iniciativas como la de AJEC que han comentado más arriba y así seguro que venden mucho más. Todos queremos consumir libros, la cosa es que sea a un precio razonable para que podamos hacerlo con más asiduidad.

    ResponderEliminar
  21. @Argéntea. Sí, creo que en eso estamos todos de acuerdo, la mejor medida sería reducir los precios considerablemente :). Al menos no se podría poner la excusa del dinero para piratear.

    ResponderEliminar
  22. Muy interesante el artículo! Yo he descargado libros, no tanto por no saber si me van a gustar o no, sino mas que nada porque no se publican en Argentina. Igualmente y en general si me entero que es un libro que finalmente se publicó y me gustó entonces lo compro en papel. Prefiero mil veces el formato tradicional, el libro en papel, porque ademas me parece mucho mas cómodo que leer de una pantalla.

    ResponderEliminar
  23. @Noemí. Me encanta que Internet rompa las barreras geográficas: hay cosas en las que no caería si no fuera porque los que vivís en otros países lo comentáis. Efectivamente, si un libro no ha llegado a tu tierra, entiendo que lo descargues, y de hecho el autor se puede sentir muy orgulloso de que se interesen por su obra incluso en lugares donde no se ha publicado.

    ResponderEliminar
  24. No me llama esto de los lectores, no sé igual estoy chapada a la antigua, pero para mí como los libros de papel, nada. Así que este tema, me es algo lejano, pero sí yo creo que habrá que tomar medidas contra la pirateria. Yo soy de bibliotecas y sé de escritores que no lo ven del todo bien, ya que consideran que es una forma de vender y ganar menos. En fin, es un tema algo complicado.

    ResponderEliminar
  25. Desde que no trabajo no me puedo permitir la compra de libros, así que accedo a la biblioteca, pero desde estas navidades tengo un e reader compartido con mi hijo, no me acostumbro al formato digital, los ebooks que tengo son de descarga gratuita y alguno que otro pirata, pero no tengo cientos de ellos ni me paso el día bajandome. Lo que si es verdad es que los precios de los libros digitales son exagerados y mientras sigan de ese modo estoy más que segura de que seguira existiendo esta practica.

    ResponderEliminar
  26. @Leira. Pues ya somos dos chapadas a la antigua :). Podría acostumbarme a leer en el lector, pero creo que nunca podría abandonar del todo los libros impresos. Me gusta demasiado tenerlos en las manos, pasar las páginas...

    @Carmina. Ya, cuando el e-book solo cuesta cinco euros menos que la edición normal es inevitable que la piratería siga existiendo. Hace falta una buena regulación, unos precios competitivos.

    ResponderEliminar
  27. Pues yo todavía no tengo un e-reader, pero de momento nos hemos descargado la aplicación de Kindle para PC y aunque había algunos libros gratuitos interesantes para bajar y de hecho bajamos un par de ellos, también bajé otros dos o tres pagando, a unos precios más que razonables, que es como deberían de estar todos los libros. Ese es y seguirá siendo el principal problema en nuestro país: los precios y como no ajusten ese tema, pasará lo mismo que con la música, los juegos y las películas, serán pirateados a mansalva, aunque en mi opinión la gente piratea porque puede hacerlo, y supongo que la mitad de las veces, ni ve, ni oye, ni lee, ni juega todo lo que piratea.
    La diferencia de precio que hay a veces entre un libro en papel y un simple archivo (que es lo que es un e-book) es el colmo. De todos modos yo también sigo prefiriendo el papel, aunque reconozco que para algunos tochos de libros, tener un e-reader aligera mucho el peso del bolso ¡je,je!
    Besos!

    ResponderEliminar
  28. Yo tengo un lector electrónico y en ocasiones me he descargado libros de forma ilegal. La mayoría de ellos los he comprado después en papel o ya los tenía, por lo que tengo la conciencia relativamente tranquila. El motivo de tenerlos por duplicado se debe a que hay veces que he tenido tiempos muertos y he estado fuera de casa y es más cómodo transportar un ebook y ponerte a leer en cualquier sitio, que no hacerlo con un libro en papel.
    Sin embargo, como muchos de vosotros, aún prefiero el papel a la pantalla. El tacto al pasar las hojas y el olor que despiden sus páginas no lo tiene el ebook, como es natural.
    Desde mi punto de vista hay dos temas que habría que considerar, tal y como se ha dicho en la mayoría de los comentarios.
    El primero de ellos es el precio del libro. No sé de qué manera, pero deberían cambiar la política de precios. Hay que pensar dos veces comprar un libro si, al darle la vuelta, aparece un 25 ó un 30 que te quema los ojos y la mano, y te obliga a lanzarlo de nuevo a la estantería. Sé que el corrector debe cobrar, el editor debe cobrar, el maquetador también, la imprenta, el papel cuesta dinero, y el autor también debe recibir algo (que es el que menos recibe de todos); pero se debería hacer algún reajuste para que el precio final no fuera tan abusivo.
    El otro punto es intentar minimizar o eliminar las páginas que hacen posible las descargas ilegales por internet. Creo que es posible controlarlo un poco más de lo que se está haciendo. No debe de resultar muy complicado para un informático detectar la IP desde la que se están descargando contenidos ilegales y multar a ese usuario. Seguro que la próxima vez se lo pensaría mejor. Creo que en el resto de países europeos está todo mucho más controlado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. @Bookworm. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Hace un momento, buscando un libro, he visto que su edición en papel costaba 24 € y el e-book, 15 €. ¡Es que no puede ser! De todas formas, también es cierto que hay gente que descarga por descargar y luego no lee ni la mitad de lo que se han bajado.

    @Francisco. Sí, siempre se dice que España es uno de los países en los que más se piratea. Yo coincido plenamente con todo lo que expones: los precios deberían regularse, pero la piratería también. Cuando se trata de descargar libros/películas/series que no han llegado a algunos países y esa es la única forma de conseguirlos, se puede entender, pero me temo que la mayoría de descargas ilegales se hace de productos que están a nuestro alcance.

    ResponderEliminar
  30. Realmente no me parece bien que se pirateen los libros, ni tampoco la música ni los dvd pero los precios son abusivos!! He visto e-readers que valen lo mismo que el libro de bolsillo cuando se supone que los costes de tales libros se abaratan pero no es así con el precio y esto también es injusto.

    De momento no tengo un ebook pero estoy convencida de que me lo compraré más adelante sobre todo por el espacio y porque mi madre empieza a odiarme ;) bss y feliz vuelta!

    ResponderEliminar
  31. Yo he votado que de momento no leo en formato digital, sigo con los libros de toda la vida!

    ResponderEliminar
  32. @Anita. Y algunos incluso valen más que un libro de bolsillo. Yo no lo entiendo, la verdad, pero espero que con el tiempo vayan bajando los precios.

    @Matiba. Ya somos dos :).

    ResponderEliminar
  33. Realmente prefiero los libros en papel, me encanta la experiencia de visitar las librerías, elegir los libros y poder tenerlos en mis manos. Aunque en los últimos meses me estoy impacientando con algunos libros que no están llegando a Argentina porque acá hay restricciones con las importaciones por lo que comienzo a pensar en ebook como una opción. También considero que hay libros antiguos a los que se les debería bajar el precio porque, realmente, no se justifica el precio que tienen después que han pasado tantos años desde su emisión.
    saludos y muy buen tema para discutir. :)

    ResponderEliminar
  34. Me parece innecesario para los que amamos la lectura decir que preferimos el papel al formato digital, por supuesto.
    Tampoco es comparable ver una buena película en el cine, con pantalla grande, excelente sonido y ni te cuento si además la ves en 3D! Pero claro, luego está el pase por taquilla (para cuatro en mi caso), que unido a las palomitas y refrescos hace que esas dos horas cuesten casi 50 euros y no siempre me lo puedo permitir.
    Así que la opción del formato digital en los libros me parece interesante (insisto que aún no tengo lector), pero no por ello descarto seguir leyendo en papel y agradeciendo libros-regalos de quienes saben de mi pasión por la lectura.
    Y no sé, pero últimamente oigo a mucho defensor "del libro de toda la vida" que se define como "auténtico lector" aquello de que con un ebook nunca será lo mismo.... que queréis que os diga, me suena igual que algunos melómanos, que dicen que donde esté un clásico, que se quite toda música moderna!
    Personalmente creo que ambos formatos, el digital y el de papel, son perfectamente compatibles.
    Saludos,
    Irene Maeztu

    ResponderEliminar
  35. @Gigi. Esto último ya se hace, hay muchos clásicos libres de derechos disponibles en línea :).

    @Irene Maeztu. A mí también me parece una tontería. Lo que le importa al auténtico lector (que, dicho sea de paso, los calificativos de "buen lector" o "auténtico lector" me parecen absurdos) es el contenido de la obra, no si se lee en un lector digital, en edición rústica o en encuadernación de lujo. Yo por ahora prefiero el formato de toda la vida, pero reconozco las utilidades del e-reader y no descarto comprar uno más adelante.

    ResponderEliminar
  36. Es que no creo que como amantes de los libros, sea nuestro deber proteger sus ventas. Un libro sigue siendo un libro, en formato pdf o en papel, y por muchas descargas ilegales que haya, no acabarán con las personas que escriben, puesto que es este hecho lo que les mueve (o debería mover) a los escritores.

    Por otra parte, creo que una competencia tipo Amazon, viene a las editoriales al pelo. Ya está bien de cobrar la coma a un euro, que espabilen.

    ResponderEliminar
  37. Cuando un e-book cueste 2 o 3 € los compraré. Encuentro abusivo los precios, tanto de los libros en papel como en formato digital.

    Una novedad en papel puede costarte perfectamente 22 €. Si lees 3 o 4 libros al mes ¿qué presupuesto tienes que emplear para lectura?

    Si, estoy de acuerdo que tenemos bibliotecas públicas pero en pequeños pueblos éstas son muy "humildes" y con pocas novedades.

    Es que no lo entiendo ¿por qué hacer pagar tanto por un e-book? vale lo mismo confeccionar 1 que 200.000.000. En formato papel puedo entenderlo, por la encuadernación y el material, pero en "archivo"?

    Se están perjudicando ellos mismos...

    ResponderEliminar
  38. @Sorbil Pues puedes creer que tenemos nuestra responsabilidad en ello. Tu razonamiento no me parece muy acertado...
    Un escritor escribe (o debería, como dices) por vocación, porque le gusta y porque quiere expresar algo o contar una historia por escrito. Pero un escritor no deja de ser también una persona que debe pagar sus facturas.
    Si nadie paga nada por sus libros, tienen que tener otros trabajos (aunque sigan escribiendo porque les guste), lo cual les quita tiempo y energías para escribir. Ahora bien, la mayoría de los escritores ya viven así. No todos son unos superventas y por ello necesitan un trabajo que les pague las facturas, aparte de escribir ¿Me acabo de quedar sin argumento? No. También tienen que vivir las editoriales ¿Que qué falta hacen las editoriales? Pues sin duda es alguien que hace un filtro de calidad y que presenta el producto de forma más atractiva (maquetación, portada, corrección de texto, etc...). Si cada escritor publica lo que quiere, al final no sabes lo que leer de tanto como hay (por ejemplo...¿te vas a leer todos los blogs que existen para ver si te gustan?).
    Asi que sí, es nuestro deber concienciarnos de que hay que pagar por la lectura.

    Ahora bien, de acuerdo contigo en que la competencia tipo Amazon es sana y viene bien. De que en su mayoría las editoriales cobran demasiado por un libro (aunque según tu razonamiento, un libro sigue siendo un libro tanto en pdf o en papel...por lo cual no debería importarte pagar lo mismo sea cual sea el formato). Por suerte, está Amazon y también hay editoriales con ebooks a buen precio.





    @CMG Pues ya puedes ir comprandolos, porque te aseguro que hay quien vende ebooks a 2 o 3€ y de forma legal =) Antes dije una editorial que lo hace y que este mes tiene los precios a 1€ el ebook.

    Por otra parte, antes de que existieran los ebooks, las novedades costaban lo mismo, asi que el presupuesto que tenías para la lectura era el mismo y te apañabas (bien con biblioteca pública, bien haciendo un esfuerzo económico, bien pidiendo prestados a amigos o familiares los libros, bien esperando a ahorrar). Hay que ser conscientes de que hay que pagar.

    Ahora bien, de acuerdo contigo a que no es justo pagar el mismo precio (o casi) por un ebook, que por su edición en papel. Pero ya te digo que hay editoriales que venden libros a 2 o 3€ como reclamas.

    Saludos

    PD: Rusta, muy acertada la entrada, me parece muy enriquecedor el debate y es interesante conocer distintos puntos de vista =)

    ResponderEliminar
  39. @My Eyes Bueno, yo creo que en el caso de tener un deber, el nuestro sería fomentar la lectura y no las ventas de libros.

    Creo que se confunde proteger al libro, con proteger a la editorial.

    Todos sabemos que las editoriales son un negocio. Y los negocios cambian, evolucionan, están obligados a preservar sus ventas si quieren sobrevivir, así que deben de ser ellos quienes tiren de ingenio, y no los consumidores. ¡Estaría bien, que fuera al revés!

    Este caso es el mismo que el de los pequeños negocios o los oficios de antaño. Por mucho que a alguien le gusten los zapatos, nadie acude a un zapatero para “proteger el calzado”. Hay grandes industrias que son capaces de fabricar el mismo zapato, sin perder calidad, a un menor precio. ¿Quién se manifiesta entonces a favor de los zapateros? Está claro que ni ellos mismos, y también podrían argumentar (como tú) que tienen que pagar las facturas. Todos tenemos que vivir de nuestro trabajo, pero cuando no es rentable, hay que buscar otras vías y no quedarnos estáticos. Y por supuesto los zapatos y los libros, no desaparecen, (ni pierden calidad) simplemente cambia su comercio.

    Por otra parte, al contrario que a ti, a mí no me asusta en absoluto perder el “filtro” editorial. Confío suficiente en mi criterio, en el rato que estoy ojeando las páginas del libro que me interesa, sin la necesidad de la garantía editorial o las reseñas de tal blog. Obviamente vienen bien y agilizan el proceso, pero ya te digo que puedo solita xD. De todas formas, cuando un libro es bueno, no sufras que te enterarás en seguida.

    En fin, es muy cómodo para las editoriales quejarse, pero los tiempos cambian y creo que utilizar las tecnologías y adaptarse a ellas es lo que tienen que hacer si las ventas en papel bajan. ¡Renovarse o morir!

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  40. @Sorbil Me has hecho pensar... la verdad es que aunque sigo creyendo que el filtro editorial es un buen filtro, también es cierto que hoy día nos podemos enterar pronto si un libro es bueno o malo, por ejemplo, con las recomendaciones de blogs literarios como este =)
    Aún así, aparte del filtro de calidad, está el tema de los correctores, maquetadores y demás personal. La editorial se encarga de corregir el texto del escritor, de promocionarlo, de organizarle presentaciones y charlas, etc.

    Es cierto que esto se podría hacer de forma independiente, que el escritor contratase por su cuenta al corrector ortotipográfico (créeme que esta figura es importante, que bien que nos quejamos de los libros con erratas), que contratase también al maquetador (habrá escritores que sepan montarse el pdf, pero no todo el mundo sabe, aunque no tengo claro si esto podría ser cosa también del corrector ortotipográfico o no), que se hiciese sólo los banners de publicidad, el tráiler del libro, que se organizase las presentaciones...pero para eso hace falta una inversión de dinero inicial que no todos podrían afrontar. Aunque también es cierto que el que empezase a destacar podría poco a poco ir permitiéndose cosas...

    De acuerdo contigo que los negocios tienen que evolucionar y adaptarse a las nuevas circunstancias y situaciones socioculturales. Con lo que rotundamente no estoy de acuerdo es con lo de "Todo gratis" o con el comentario que hiciste: "por muchas descargas ilegales que haya, no acabarán con las personas que escriben...". No estoy de acuerdo con no pagar nada por la lectura (al igual que aunque el negocio ha cambiado, sigues pagando dinero por los zapatos - por citar tu ejemplo). Aunque no se el sitio que tendrá (o si tiene sitio o no) la editorial en un futuro, si pienso que el escritor debe cobrar por su obra, indudablemente.
    En definitiva, estoy a favor de proteger al escritor y de que éste reciba una remuneración por su trabajo. En cuanto a editoriales, reconozco que hacen labores necesarias en el proceso, aunque no se si son prescindibles o se podrían hacer de otra forma (sí que estoy de acuerdo con que los ebooks a precios iguales o parecidos a la edición en papel, no tiene sentido), en este sentido estoy a la espectativa de cómo va a evolucionar la cosa y la verdad, personalmente no sabría aportar una solución definitiva.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  41. ¡Me encanta que haya debate! :D

    @My Eyes. Estoy totalmente de acuerdo contigo. He leído algunos libros autoeditados y subidos a Amazon y, en fin, no hay color con lo que publican las editoriales, ni por el texto ni por la historia en sí. Reconozco que también habrá talentos entre estos autores, pero aun así las editoriales para mí son un filtro necesario. Ya no solo es cuestión de que X libro sea bueno y nos enteremos, es que cada catálogo va dirigido a un público determinado y nosotros sabemos en qué editoriales confiamos y en cuáles no tanto. Esto se ve sobre todo en las editoriales pequeñas (las grandes como Planeta tienen de todo), que también son las que pueden tener más problemas con el e-book, por eso sería una pena que tuvieran que cerrar.

    @CMG. Piensa también en el trabajo del editor, el corrector, el traductor, el maquetador, el encargado del diseño de la cubierta... Por no hablar del personal de prensa, informáticos y otros trabajadores que también tienen que ganar su sueldo de las ventas.

    Todo eso se mantiene con el e-book. Aun así, es evidente que no puede costar igual porque no hay costes de impresión, pero el libro sigue dando trabajo. Además, hay algunos (todavía una minoría) que incorporan extras y cosas que no tienen los libros impresos; las editoriales deben jugar con estas cosas para sacarles el máximo partido.

    Con respecto a los precios de los libros en papel, antes de tener el blog yo siempre los compraba en edición de bolsillo y aprovechaba los saldos. Hay maneras de evitar gastar 100 € al mes aunque leamos cuatro o cinco libros :).

    @Sorbil. Yo creo que infravaloras el trabajo que hacen las editoriales. Un libro editado no es comparable a uno que cualquier aficionado sube a Amazon, porque incluso los que tengan más talento necesitarán un buen pulido.

    Supongo que esto se debe al desconocimiento general que tenemos del papel del editor. Los lectores solo vemos el resultado final, pero no sabemos si X idea fue del escritor o una sugerencia del editor. Me consta que hay autores que han tenido que reescribir bastante el manuscrito original, pero se alegran de ello porque ha mejorado mucho. Sin las editoriales, esta posibilidad de mejorar se pierde.

    De todas formas, sí que estoy de acuerdo contigo en que una competencia como Amazon vendrá bien para que se pongan las pilas y empiecen a explorar nuevos caminos. Eso siempre viene bien :).

    ResponderEliminar
  42. Yo no tengo e-reader, así que no me bajo libros. Solamente me he bajado libros en inglés cuando en España no ha estado traducido, o cuando han dejado una saga a mitad, cosa que últimamente está pasando mucho. Ponen los ebooks demasiado caros, teniendo en cuenta que no gastan papel. No me extaña que la gente se los baje ilegalmente.

    ResponderEliminar
  43. @Aineric. Ya, hay e-books carísimos y eso no puede ser. Espero que con el tiempo la cosa se regule.

    ResponderEliminar
  44. @My Eyes Por supuesto que un escritor debe cobrar por su trabajo, y además debe cobrar lo que quiera, que para eso es suya la obra. En ningún momento he dicho que esté a favor de las descargas ilegales; con mi frase de “por muchas descargas que haya jamás acabarán con los escritores”
    pretendía contraargumentar la oleada esa dramática del “con las descargas desaparecerán los libros y los escritores” que abunda por ahí, y que sobre todo nos intentan colar ciertos editores. Estoy a favor de que se conciencie a la gente del pago por la obra, pero no con tales absurdeces apocalípticas xD

    Por lo tanto, si parto de esta opinión, tampoco me parece coherente que tengamos que ser los lectores quienes vayamos en tropel con capa y espada a defender las ventas de libros.

    Por otra parte, creo que olvidamos que las librerías (y sobre todo las especializadas) también son un buen filtro. Si las editoriales desaparecieran y se nos avecinara una avalancha de libros de aficionados y de profesionales, no creo que se permitiera en un comercio vender libros de baja calidad. Es decir, no todo lo que se publicara sería comerciable.

    Por último, Rusta, evidentemente un libro editado (se entiende que si está editado, es un escritor profesional o por lo menos con algo de talento) no es comparable al de “cualquier aficionado”. Pero es que un libro de un profesional, sin pasar por la editorial, tampoco es comparable con el de “cualquier aficionado”.

    No estoy diciendo que la figura del editor no sea importante, pero en las grandes editoriales hay muchos cargos que no contribuyen a la calidad de la obra. Si cuando compras un libro se pagara únicamente a los profesionales imprescindibles, el precio se reduciría considerablemente, y además el escritor ganaría mucho más.

    Por otra parte, me cuestiono seriamente si habría de editarse una obra que necesite cincuenta mil capas de pintura y varios correctores para ser publicable.


    :)

    ResponderEliminar
  45. @Sorbil. Lo último que comentas daría para un buen debate. En principio mi impulso es decir que no, que no vale la pena esforzarse en aplicar mil arreglos a una novela, pero de nuevo me encuentro con el desconocimiento del proceso editorial. Quién sabe si algún libro que me ha encantado también ha tenido muchas mejoras... Necesitaría un informe con los cambios que se le han hecho para poder opinar con conocimiento de causa :P.

    Con respecto a si hay puestos de trabajo prescindibles, supongo que dependerá de la editorial, porque algunas independientes que solo las llevan un par de personas y tienen colaboradores externos para las correcciones y demás. De todas formas, con el panorama actual tampoco es plan de que más gente se quede sin trabajo.

    Por lo demás, estoy de acuerdo en que tampoco hay que verlo como algo apocalíptico (la música lo tuvo peor y no se ha terminado), pero sí que pienso que esto hará que cambie mucho el mercado. Esperemos que sea para mejor :).

    ResponderEliminar
  46. @Sorbil. De acuerdo a que se invoca demasiado al apocalipsis y es exagerado. Y veo que tú estás de acuerdo en que el autor debe tener su remuneración y con las descargas ilegales, eso se pierde.
    Sin embargo, yo prefiero el filtro editorial al filtro de las librerías. Al fin y al cabo, y hablando del formato electrónico, a una librería no le costaría nada ofrecer todos los productos posibles (a mayor oferta, mayor posibilidad de vender), mientras que una editorial que siga una línea o quiera tener una reputación, sí que debe aplicar un filtro más estricto. Además...¿cómo sabría el librero que un libro es de calidad o no? No va a leer todos los libros. Actualmente puede hacerse una idea (muchas veces errónea, pues hay libros malos con grandes editoriales), por la editorial que acoge un libro y el prestigio o la línea editorial que tenga.

    Fíjate que con el formato digital casi veo más peligrar a las librerías y a las distribuidoras que a las editoriales.

    En cualquier caso, creo que en lo básico estamos de acuerdo: el precio medio del ebook debería de estar más bajo de como está actualmente.

    Saludos

    ResponderEliminar
  47. @My Eyes. Yo también creo que peligran más las librerías. Desaparecer no desaparecerán porque siempre habrá libros impresos y, además, muchas combinan la venta de libros con otras secciones (papelería en el caso de las pequeñas, informática y cine en las grandes tipo Fnac), pero sí que podrían reducirse las más especializadas.

    He leído algún artículo que explicaba que en algunas librerías de Estados Unidos están implantando la venta de e-books en el establecimiento (básicamente, venden un papel con la sinopsis del libro y un código que permite descargarlo. Es un sistema útil para hacer regalos), pero aun así siempre será más cómodo comprarlos desde casa que en la librería, aunque lo segundo tenga más encanto.

    ResponderEliminar
  48. Para que voy a negarlo: me he bajado muchos libros. Pero tengo mi excusa.

    Acá los libro son demasiado, demasiado, caros.

    Chile, de hecho, es uno de los países que paga el más alto impuesto al libro de toda América latina (gracias a Pinochet ¬¬)

    Por otra parte, a Chile, a diferencia de España, donde encuentras de todo, no llegan todas las novedades literarias. Acá no ha llegado La juguetería Errante, por ejemplo, y Juego de Tronos tardó años para que se comercializara acá.

    Los libros son demasiado caros. Hay gente pobre y humilde que no se los puede costear (mucho menos el aparatito ese para leerlos en digital) La única forma que hay a veces es bajarlos por internet.

    ¿Como quieren que lea la gente si el libro es tan caro? ¿Al final solo los ricos pueden leer?

    Me parece terrible. Más terrible que bajarnos un libro que queremos leer.

    Y sí, me bajaré el libro si no tengo más opción, lamentándolo mucho por los autores o la editorial. El impuesto al libro acá es una barbaridad. Un abuso.

    Interesante entrada. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  49. @El lector indiscreto. Es que "La juguetería errante" se ha publicado en una editorial pequeña. De todas formas, cuando las descargas se producen porque ese libro no ha llegado al país, no me parecen mal :).

    ResponderEliminar
  50. Pues, mira te digo algo... Todos hemos descargado un libro "ilegalmente" y no porque no queramos apoyar al autor, sino porque nos es humanamente imposible pagar el valor del libro...No más hoy miraba el precio de La casa de los espíritus en Colombia y es de $49.000 cuando el auxilio de transporte fijado para los empleados que ganan el salario mínimo es de $63.000 ¿ves que es un verdadero lujo comprar un libro? Además, en las bibliotecas (de las que soy usuaria por excelencia) no siempre están disponibles los libros que quieres leer. Así que no queda de otra que descargarlos...Claro está, eso no quita que yo vaya a una feria del libro y si alguna llama mi atención y cuento con el dinero, lo compre... Es más, a muchos autores nuevos quienes amablemente me han hecho llegar de manera gratuita su libro, sea en Amazon o porque me lo han enviado personalmente al correo, les he agradecido posteando en mi blog y en otros casos, entrevistándolos... Eso ayuda para que quienes sí tienen el poder adquisitivo lo hagan...

    ResponderEliminar
  51. @Emma Buffei. Desconozco cómo está el mercado literario en Latinoamérica. De todas formas, problemas económicos ha habido siempre y cuando Internet no era tan accesible no se podía descargar. ¿Qué pasa, que entonces se leía menos? No lo creo, me parece que ahora se habla del dinero como una excusa.

    En cuanto a los autores que cuelgan sus libros gratis en Amazon, para mí son más bien aficionados. Tienen que regalar lo que escriben porque de otra forma nadie pagaría por su trabajo (y es normal, la inmensa mayoría dejan mucho que desear).

    ResponderEliminar
  52. Se que este comentario viene con retraso, pero recién ahora mismo debería estar estudiando mil cosas, y por ende, encuentro mil millones de otras cosas más interesantes e importantes que hacer.
    Sólo quería decirte que te encontré por pura casualidad hace unos tres meses, y desde entonces me he leído la fríolera cantidad de doce libros recomendados por ti. Reconozco que de ellos, la mitad han sido descagados ilegalmente para leer en el ereader, pero después de esta entrada, me dio por reconsiderarlo, así que ya tengo unos pocos en papel y algunos comprados como ebook.
    Ayer me compré uno de ellos (Pomelo y limón, que me pareció un libro muy dulce y escrito de una forma muy original) y pensé que debería comentártelo, para que vieras que las cosas que escribes no sólo son leídas por las más diversas gentes, sino que además tienen su mella en sus vidas.

    Muchas gracias por facilitarnos conocer grandes libros y poder disfrutar de ellos, este blog, de mis preferidos.

    IGC

    ResponderEliminar
  53. @h.valme. Muchísimas gracias, me has dicho lo mejor que se le puede decir a un bloguero literario. Me alegro de que te gustara "Pomelo y limón", es una novela que a simple vista puede dar una impresión equivocada y sin embargo es una maravilla. Espero que sigas disfrutando de mis comentarios.

    Ah, y comenta cuando quieras, que yo siempre leo todos los comentarios, aunque sean en entradas antiguas :).

    ResponderEliminar
  54. Pensad una cosa: ¿qué habría ocurrido si Gutenberg hubiese inventado el paquete "ordenador+pdf+pendrive+internet" antes que la imprenta?

    ResponderEliminar
  55. @Jesús Zamora Bonilla. Que el mundo editorial tal y como lo entendemos sería muy diferente...

    ResponderEliminar
  56. Hola, entiendo tu punto sobre no aprovecharse del autor y saber que merecen lo justo por su esfurzo y creatividad, pero donde yo vivo en las bibliotecas publicas no hay mucho que leer sobre literatura en general o novelas recientes, soy conciente que mi pais no esta a la vanguardia y mucho menos pone empeño en tener una basta coleccion para asi fomentar mas el habito de la lectura. En la localidad que vivo hay libros para el ambito academico, cosa que agradezco, auque algunos ya se estan volviendo obsoletos o hay pocos.
    Por eso me veo en la necesidad de descargar, aunque apenas ahorro un poco voy adquiriendo los libros o intercambio con amigos, pero si es complicado para algunos comprar todos los libros que quisieramos.
    Es mi muy particular situacion y punto de vista, de antemano gracias por tu atencion y considero lo que puntualizas.

    ResponderEliminar
  57. @Anónimo. Lo entiendo, en algunos casos es complicado adquirir libros. De todas formas, me parece muy loable que aun así los compres cuando vas ahorrando, creo que esta es la actitud :).

    ResponderEliminar
  58. ¡Madre mía, 57 comentarios! Cómo se nota que es una entrada polémica... :-)))
    Tras ver esta ristra, seguro que no tengo nada que añadir... pero es que te leí en Reader, sin ver los cometnarios, y ya dejé el mío escrito en espera de poder entrar en Blogger a dejarlo (en el trabajo me lo tienen capado), y no es cuestión de desperdiciarlo, ¿no? Pues nada, ahí va:

    Se trata de un tema muy complicado, y del que creo que se ha hablado ya mucho y en muchos sitios (sin grandes conclusiones, eso sí). Desde luego, es problemático: sin remuneración para el autor, la literatura de calidad desaparecerá, de eso estoy convencido. Por amor al arte escribes tu primer libro, y quizás el segundo… pero la satisfacción de ver tu obra publicada y reconocida, aunque en buena medida siga siendo una de las mejores remuneraciones para el autor (desde mi humilde experiencia de autor amateur), es algo que va decayendo poco a poco tras el “subidón” de tu primera publicación. Justo cuanto mejor vas aprendiendo a hacerlo, más necesitas tener una justificación económica al muchísimo esfuerzo que conlleva sacar una obra al mercado.
    Por otra parte, el libro electrónico es imparable. Está aquí, y para quedarse. E internet también. La bajada de archivos, sean de películas, música o libros, podrá entorpecerse, pero seguirá existiendo. También es inevitable. Pero si la oferta “oficial” es suficientemente atractiva (por disponibilidad y precio), la piratería debería quedar como algo más residual. Lamentablemente, en España estamos muy lejos de hacerla fácilmente accesible y a precios razonables, si bien con la entrada de Amazon parece que el panorama empieza a cambiar poco a poco.
    Yo leo en electrónico, y me bajo libros. También los compro. Incluso algunos he escrito (y publicado). El tema es complejo, pero sin cambios, no le veo solución. (Si te interesa, escribí algo sobre mi experiencia personal al respecto en mi blog "Cosas mías" -es que tengo dos- con fecha 10/09/12, por si tienes curiosidad...)

    ResponderEliminar
  59. @Javier. Ya, es normal que el autor quiera cobrar por su trabajo, sobre todo si ve que tiene buena aceptación y su público crece. Además de ofrecer los libros a precios asequibles, yo también soy partidaria de intentar frenar la piratería y penalizar más a quienes distribuyan contenidos de forma ilegal. Tal vez no se pueda erradicar por completo, pero cuanto más difícil sea llevarla a cabo, mejor.

    ResponderEliminar
  60. Los escritores deben buscar otra manera de ganarse la vida, talvez el periodismo o alguna otra cosa.
    Estamos en la era digital copiar no es robar, yo no le quito nada a nadie.
    Si no quieres que te copien no lo hagas publico.
    El hombre es dueño de sus silencios

    ResponderEliminar
  61. @Anónimo. Muy pocos autores pueden vivir de la literatura, con piratería o sin ella, pero me parece lícito que cobren por su trabajo. Si fueras fabricante de algo, ¿lo regalarías sin pedir nada a cambio o pedirías que se te pagara para poder seguir dedicándote a ello?
    Piratear sí que es una forma de robar, porque estás obteniendo gratis algo por lo que se pide un dinero. El libro, aunque no esté impreso, sigue siendo un producto con un valor determinado que no se puede menospreciar.

    ResponderEliminar
  62. Cuando se escribe algo importante no se hace para ganar dinero.
    Se hace para compartirlo y porque si no lo haces revientas.
    Quien no quiera ser copiado, que no escriba.

    ResponderEliminar
  63. Leo todos los días y me parece mal la pirateria (pirateria me refiero a aquellos que digitalizan un libro y lo venden) La gran mayoria de libros que leo son descargados gratuitamente. Y los que me gustan los compro en papel. No le saco el dinero a los escritores, eso es una falacia. es como que no nos prestemos los libros por que es hacer que un escritor se muera de hambre. Si a uno le gusta lo que leyó lo va a querer en papel. Y si uno no lo compra es por los precios desmedidos, o por la mala calidad de la edición.
    Ademas hay editoriales españolas que hacen de un solo libro dos y al ser sagas largas nos roban mucho.
    El mercado editorial es el que le roba a los escritores, o no les da trabajo. Echarle la culpa a los lectores es algo cruel

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails