14 mayo 2012

El error azul - Javier Lorenzo

Edición: Planeta, 2011
Páginas: 350
ISBN: 9788408092407
Precio: 20,90 €

Una pareja bailando, envuelta en ese halo de magia que transmiten las fotografías en blanco y negro. Así es como se nos presenta lo último de Javier Lorenzo, un autor que saltó a la fama en 2005 con su novela El último soldurio, que obtuvo una excelente acogida por parte de los lectores. A pesar de no haber leído su obra más conocida, tuve un pálpito con El error azul y no me equivoqué: además de saborear un libro interesante y cuidado, he descubierto a un gran escritor.

Javier Lorenzo

Javier Lorenzo (Madrid, 1960) es periodista. Ha trabajado para medios como Cadena Ser o El Mundo, y también ha sido guionista de televisión. En 2005 debutó en el mundo literario con la novela histórica El último soldurio, que vendió más de cincuenta mil ejemplares y tuvo una continuación, Las guardianas del tabú (2007). No obstante, unos años antes ya había publicado el ensayo La España hortera (1996), en el que comenta en clave de humor esas actitudes que resultan un tanto grotescas (el libro se puede encontrar en formato e-book). Con El error azul (2011) abandona las aventuras cántabras en la época del imperio romano para adentrarse en la guerra civil en Teruel.

Sinopsis

El error azul es la historia de un triángulo amoroso en la España de la posguerra. Amelia, una joven hermosa y de familia bien, se aleja de los suyos al enamorarse de Martín, un republicano con el que se casa por lo civil. «Si ella cumplía, ¿por qué no la dejaban vivir? ¿Por qué no podía decidir su futuro y hacer lo que le pedía el corazón? […] Había oído hablar de la felicidad y no quería morirse sin haberla probado» (pág. 158). Martín, a su vez, vive escondido en casa, donde escribe para no dejarse morir poco a poco. «Escribo para no volverme loco. Para ocupar los dedos y la mente en algo más que el vacío, el recuerdo y el dolor. Para no olvidarme, en definitiva, de quién es este cuerpo casi inútil y dejar sobre el papel constancia de que aún existo. De que aún soy» (pág. 19).

Por último, está Alberto, el temido alférez Repellejo, enamorado de Amelia y frustrado porque no lo eligiera a él. En su creencia de que Martín ha desaparecido, todavía mantiene la esperanza de conseguirla y por ello le regala un sello muy especial para él. «Él había matado, había torturado y había traicionado; había humillado y destruido a cientos de hombres, más alguna que otra mujer. Eso era innegable. Pero todo lo había hecho por un ideal, por algo superior a él que le había exigido, y aún le exigía, llevar a cabo todas esas atrocidades» (pág. 88).

¿Qué les ocurrió para llegar a este extremo? ¿Qué harán ahora para salir adelante? Las respuestas, en las páginas de El error azul.

Comentario personal

«Ninguna mujer es culpable de que la amen dos hombres a la vez» (pág. 11). Con esta frase contundente arranca una historia profunda, cargada de los impulsos y el instinto de supervivencia que solo una situación trágica puede provocar. La elección de la primera oración puede parecer un tema baladí, mas en realidad resulta clave porque es lo primero que cala en el lector, además de ser una señal del cuidado que ha puesto el autor en los detalles. En este sentido, Javier Lorenzo lo borda: no solo empieza bien, sino que nos deja un sinfín de fragmentos escritos con buen gusto que invitan a la reflexión y culminan en un desenlace conmovedor y coherente con el resto de la historia. Un momento, ¿ya estoy hablando del final? Me temo que antes de llegar a él tengo que contar muchas otras cosas.

El error azul se puede definir como una novela de tres personajes: Amelia, curiosa y rebelde, rechazada por los suyos; Martín, culto, encerrado, que se esfuerza para no volverse loco; Alberto, tan cruel como sensible, una personalidad peculiar. Todos ellos tienen un retrato interesante de descubrir, con muchos matices, en parte gracias al conocimiento que tenemos de su infancia y sus allegados (a propósito del tema, la abuela de Amelia y el tío de Martín, personas entrañables e inteligentes, son dos grandes secundarios), además de su situación en el presente, por supuesto. Aun así, no he podido evitar tener debilidad por Martín, el vencido que recibe por todas partes, pero que a pesar de todo mantiene sus principios y su ánimo de lucha con una fuerza encomiable.

La estructura contribuye a potenciar ese carácter triangular. Hay tres tipos de capítulos: en tercera persona sobre la infancia y la adolescencia de los tres, centrados en la figura de Amelia; de Martín en primera persona cuando está encerrado, con la guerra ya terminada; y de nuevo un narrador en tercera, esta vez sobre Alberto y lo que vive después del conflicto armado. Aunque la historia comienza in media res, se avanza tanto en sentido lineal como a través de los recuerdos, que nos permiten entender por qué se llegó a la situación actual. Todo ello, con una prosa poderosa y elegante que emplea un vocabulario rico (sobre todo en los capítulos de Martín). No es una novela para leer en el metro, sino para paladear poco a poco, sin perderse ningún detalle. El único problema que le puedo ver al libro es que no es apto para cualquier lector: hay que afrontarlo con predisposición a encontrar un estilo mucho más erudito que el de una novela comercial.

Volviendo a los personajes, lo que une a los dos hombres son los sentimientos hacia Amelia, un amor que complica todavía más las terribles circunstancias que atraviesan. «Siempre que se habla de amor, alguien acaba muriendo» (pág. 162). Sin embargo, no hay que caer en el error de catalogar El error azul como novela romántica: aunque el punto de unión sea este triángulo, el hilo central no es el romance, sino las vidas de los tres, desde su niñez al presente, con la guerra civil y sus consecuencias como marco histórico. En definitiva, la obra narra qué los ha llevado a estar así y qué harán para salir de ello, aunque por el camino se plantean una gran cantidad de temas que enriquecen el contenido.

Entre ellos, destaco la fe que tiene Martín en la educación para convertirnos en seres más civilizados (mensaje que comparto plenamente). Mientras leía no pude evitar pensar que esta mentalidad es compartida por el propio Javier Lorenzo, que hay un poco de él en Martín y el tío Nicolás, pues si algo refleja El error azul es precisamente ese saber hacer, esa prosa cultivada y esa capacidad para remover el interior de quien lee, no solo en el terreno emocional, sino en el del pensamiento. Porque, quizá, una de las mayores diferencias entre El error azul y otras novelas sobre la guerra es que esta no solo se limita a recrear unas vivencias y hacernos comprender la desgracia de quienes la vivieron; las reflexiones que se dejan caer (sobre el conflicto, pero también sobre cuestiones cotidianas) son una parte importante y a menudo se pueden aplicar a otros contextos. En otras palabras: no hace falta ser un aficionado a los libros bélicos para disfrutar de esta obra.

De todas formas, tampoco negaré que la guerra está presente, con las situaciones límite que eso conlleva. «La vida adquiere otros tintes cuando está continuamente al borde de un precipicio. Es más hermosa y más fuerte cuanto más cerca está de extinguirse. Y también más contradictoria.» (pág. 175). Tal vez esa habilidad del ser humano para adaptarse a lo que venga es uno de los rasgos más interesantes de este tema; por muchas novelas sobre guerras que lea, nunca dejo de impactarme al leer sobre un personaje que vive escondido o sobre las tropelías que se cometieron sobre los vencidos.

Otro tema destacable es la filatelia, la afición del alférez Repellejo. «Las personas, pensó, eran como los sellos. Como ese que tenía ante sí. Cada uno era distinto y único pero, al igual que las personas, su valor procedía de su pureza y perfección, aunque también —no era tan imbécil para negarlo— del que le concedieran los demás.» (pág. 30). De hecho, el error azul del título hace referencia a un sello que tiene un valor simbólico dentro del libro (bastante fácil de suponer). Personalmente, nunca me ha interesado esta afición, pero he disfrutado con lo que se cuenta del asunto y además he aprendido un poquito sobre las falsificaciones (está todo muy documentado).

Cambiando de tercio, no puedo pasar por alto el escenario de los hechos: Teruel. Ni Madrid ni Barcelona, esta vez la historia nos traslada a un lugar mucho menos trillado en la literatura, lo que para mí siempre es un punto a su favor porque me permite descubrir tradiciones y curiosidades que hasta ahora desconocía. Además de recordar lo que ocurrió allí durante el conflicto, el autor aprovecha para contarnos alguna leyenda y presentarnos los edificios más emblemáticos. Me parece una buena ambientación, y estoy segura de que los turolenses se sentirán satisfechos con la imagen que se transmite de su ciudad.

Ahora sí que he llegado al final, a ese cierre que me dejó tocada y que demuestra, una vez más, que El error azul es una novela muy trabajada en todos los aspectos: unos personajes marcados por el dolor, un trasfondo en el que sale lo mejor y lo peor de cada uno, una guerra que dejó muchas heridas… y un desarrollo impecable que no dejará indiferente a nadie. Sí, es una historia más sobre la guerra civil española, pero no todas tienen este enfoque ni están tan bien escritas. Merece la pena olvidarse de los prejuicios y adentrarse en la vida de Amelia, Martín y Alberto: por mucho tiempo que haya transcurrido desde entonces, el ser humano no pierde la capacidad para sentir empatía hacia sus semejantes.

Conclusión

El error azul es la historia de una guerra, de cómo la vivió un hombre de cada bando y una mujer que se alejó de su familia, y de un amor en tiempos turbulentos que consigue emocionar hasta el último instante. Pero no solo se trata de una novela sobre esta época, sino que además es una obra literaria muy cuidada (Planeta también puede publicar libros no comerciales, sí señor). Si creéis que os puede gustar, adelante con ella. Las vivencias de estos tres personajes no os dejarán fríos porque, en las palabras del autor, «es increíble lo que puede llegar a hacer —o a dejar de hacer— un ser humano para sobrevivir» (pág. 348).

26 comentarios :

  1. Hace mucho tiempo que tengo este libro en el punto de mira, pero fíjate que no es de los que haya visto en primera línea de ninguna librería y eso que todas las reseñas que he leído hasta el momento son positivas.
    Aunque la Guerra Civil pueda ser un tema algo trillado, es de agradecer un punto de vista y un escenario distinto y sobre todo una prosa algo más erudita como comentas.
    Por cierto, aunque sólo sea por los sellos, lo mismo le interesa al Sr. Bookworm, que no te imaginas los miles de ellos que tiene. Personalmente tampoco es una afición que me interese, aunque reconozco que hay algunos preciosísimos.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Que esté ambientada en la Guerra Civil me echa para atrás; estoy un poco cansada de que se utilice una etapa tan explotada para situar una gran parte de las ficciones literarias que se producen en este país. Aunque veo que está compensado por el hecho de que la acción se sitúe en Teruel, que a veces parece que no existen más ciudades que Madrid o Barcelona para que pasen cosas... Como parece que la trama está trabajada y no se queda en los tópicos de siempre, si me la tropiezo en la biblioteca, puede que le de una oportunidad. 1beso!

    ResponderEliminar
  3. La tenía ya anotada para leer algún día pero me has dejado con más ganas aún, me gusta leer tanto sobre el periodo de la guerra civil como la posguerra, por lo que en ese sentido voy a disfrutar y creo que ambientado en Teruel no he leído nada, otro punto de interés. Espero conseguirla pronto y poder hacerle un hueco
    besos

    ResponderEliminar
  4. Me llamaba la atención, pero no termino de interesarme por las historias ubicadas en la Guerra Civil. Aunque "El tiempo entre costuras" me picó la curiosidad, no sé si me apetece leer más de esa época. (Ya tuve bastante con las lecturas del instituto...)

    Aun así, me apunto la novela, porque si te ha gustado tanto seguro que vale la pena.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  5. La anoté a raiz de una reseña que leí en Ciao y estoy convencida de que, cuando finalmente tenga ocasión de leerla, me va a gustar.
    Me encanta la frase que da inicio a la novela, qué importante es un buen principio, verdad?
    Por cierto, ya que estamos te recomiendo una novela situada en la misma época, también de Planeta, que reseñaré en cuanto tenga tiempo y que me ha fascinado: "Las tres heridas" de Paloma Sánchez Garnica, creo que te gustaría.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hará seis meses que lo leí y es como tu dices, una muy buena novela, muy bien escrita que no deja indiferente a nadie

    besos

    ResponderEliminar
  7. Me gustan mucho este tipo de novelas y esta no la conocía, de hecho es que ni la había visto por las librerías.
    Y viendo tu reseña es que no dudo en apuntármela.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. @Bookworm. Yo también lo veo así: aunque se haya escrito mucho sobre el tema, siempre es posible darle nuevos enfoques y el de aquí está francamente bien. En cuanto a los sellos, pues quizá sí que le puede hacer gracia al señor Bookworm. Se habla de cómo el personaje empieza su colección, sus conversaciones con el hombre que se los vende, con el que comprueba que sean verdaderos... Al final, el autor explica que algunos de los temas tratados son reales, como los grandes falsificadores. Me pareció todo muy curioso.

    @Tizire. Te entiendo porque he tenido mis épocas de estar saturada del tema (aunque este año en concreto me vuelve a apetecer mucho). La ambientación en una ciudad menos conocida se agradece, sí (y eso que yo soy de Barcelona y me encanta leer novelas ambientadas aquí). Las leyendas sobre las torres mudéjares me gustaron mucho.

    @Tatty. Pues con todo lo que me dices estoy segura de que lo disfrutarás :). Además, todo lo que no depende directamente de la ambientación (personajes, trama...) también está muy bien.

    @Xavier Beltrán. Yo creo que uno de los puntos fuertes de "El error azul" es, precisamente, que pese a ser una novela sobre la guerra trata temas que van mucho más allá. Al lado de "La enfermera de Brunete" (que me encantó), por ejemplo, "El error azul" es más reflexivo y menos de aventuras, por eso creo que puede aportar algo a quienes busquen libros que les hagan pensar.

    Con respecto a "El tiempo entre costuras", allí el tema de la guerra se trata muy "de fondo" en comparación con "El error azul". En cualquier caso, es curioso comparar los diferentes enfoques que se pueden dar a un mismo tema.

    @Laky. Sí, una novela que empieza bien ya tiene mucho ganado. Tomo nota de tu recomendación, le había echado el ojo y con lo entusiasmada que se te ve me han entrado más ganas de leerlo :). Además, hace tiempo que quiero descubrir a esta autora, su libro anterior recibió muchos elogios de los lectores.

    @Libros que voy leyendo. Gracias por animarte a comentar tus impresiones. Me alegro de que coincidamos.

    @Lesincele. Me temo que el libro ha pasado bastante desapercibido en las librerías; es una lástima. En fin, al menos las reseñas nos sirven para darlo a conocer un poquito ;).

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    Pues es curioso porque no había leído nada de este libro ni siquiera lo había visto por las librerías, y mira que paso varias veces a la semana para perderme un poco entre libros..:)
    Me gusta mucho la novela histórica y me ha llamado la atención la reseña, pero tengo unas cuántas de este estilo esperando así que no sé si me animaré!
    1beso!

    ResponderEliminar
  10. Pues le tengo echado el ojo desde hace tiempo, leí su sinopsis y me apeteció un montón. Además las novelas ambientadas en la guerra civil siempre acaban gustándome. Y si encima dices que está tan bien escrita, sin duda la leeré.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  11. No conocía a este autor, pero sabes lo que pasa que no soy mucho de novela histórica, para que mentirte.

    ResponderEliminar
  12. Completísima reseña. Más que apuntado este libro en mi lista.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. @Elena. Se publicó hace casi un año, así que es normal que ahora no esté muy a la vista en las librerías, pero de todas formas creo que en su momento tampoco tuvo mucha difusión. Una lástima...

    @Carla. Sí, la prosa del autor es una maravilla. He tomado nota de muchos fragmentos.

    @Mari Carmen. Entonces es normal que no te suene, porque el libro que le dio la fama es novela histórica pura :).

    @Margari. Qué bien, ¡espero que lo disfrutes!

    ResponderEliminar
  14. Mucho se ha escrito sobre la guerra civil y sin embargo es un tema que a mí termina seduciendome, porque no todas las novelas son iguales y siempre hay algo que consigue sorprenderme. Esta en concreto la tengo en el punto de mira desde hace tiempo, pero no es fácil de encontrar en la biblioteca y con tanto frente abierto la verdad es que no me apetece nada reservar, pero tengo claro que la leeré antes o despues.

    ResponderEliminar
  15. @Carmina. Comparto plenamente tu visión de las novelas sobre esta época. Por muy repetitivo que sea el tema, siempre hay algo nuevo que nos sorprende: un personaje, un enfoque, un suceso en particular... Seguro que con "El error azul" también tendrás esta sensación.

    ResponderEliminar
  16. Ya de entrada me gusta la portada, tengo debilidad por las fotos antiguas, también tengo debilidad por la novelas ambientadas en torno a la guerra civil y finalmente tu reseña ya me anticipa que voy a tener debilidad por el personaje de Martín.
    Que transcurra en Teruel suma puntos, como dices es un escenario poco frecuente y fue una zona muy castigada durante esa época y lo que acaba de convercerme del todo (por si hiciera falta) es que sea para leer con calma. No hay nada como un libro que te acompaña cuando lo tienes abierto y cuando aguarda cerrado.
    Ya tengo lectura para llevarme de vacaciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. @Paloma. Por lo que dices, te va a encantar. Por cierto, me suena haber leído en una entrevista que el autor escogió precisamente Teruel por lo dura que fue la guerra en esta ciudad.

    Ah, comparto plenamente tu debilidad por las fotos antiguas. Me encanta mirarlas, tienen algo especial...

    ResponderEliminar
  18. Me encantan tus reseñas pero echo en falta tus puntuaciones,un saludo.

    ResponderEliminar
  19. La verdad es que estoy saturada de la guerra y de la posguerra, no te voy a mentir, pero siempre es bueno tener referencias de una novela aunque sea para regalar a quien le guste el tema. No la descarto por lo bien que la pones pero tampoco la voy a leer por el momento, más que nada porque tengo varios libros que me apetece leer desde hace muchísimo tiempo y no quiero relegarlos más.

    ResponderEliminar
  20. Muy buena crítica, enhorabuena!!! ya había leído alguna reseña positiva, y la verdad es que después se me había olvidado esta novela, así que gracias por recordármela, la verdad es que tiene una pinta genial. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  21. Muy buena tu reseña, ha despertado mi interés. No conozco al autor, ni siquiera he visto la novela en los escaparates, pero aprovechando que próximamente viajaré a Madrid, me pasaré por las grandes librerías, donde seguro que la encuentro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. @Anónimo. Gracias :). De momento no tengo pensado volver a ponerlas, pero tengo en cuenta la opinión de los que me habéis dicho que os gustaría que volvieran.

    @Rebeca de Winter. Te entiendo perfectamente porque a mí me ocurre lo mismo con otros temas (ahora estoy saturada de distopías juveniles, por ejemplo). De todas formas, como bien dices siempre viene bien conocer títulos para regalar o recomendar.

    @Ismael Cruceta. Gracias :). Me alegro de haber sabido transmitir que esta novela vale mucho la pena.

    @Ángela. A ver si tienes suerte y la encuentras ;). El autor es poco conocido, pero el libro está francamente bien.

    ResponderEliminar
  23. Una muy buena reseña y a pesar de haber transmitido muy bien que te ha gustado no me llama la atención, las novelas que tienen la guerra civil como uno de los personajes no me atraen nada de nada. bss

    ResponderEliminar
  24. @Anita. Bueno, no siempre se puede coincidir :).

    ResponderEliminar
  25. Bueno Rusta, primero de todo, ya me perdonarás comentar esta entrada tan a destiempo, pero prefiero hacerlo ahora que ya lo he leído.
    Ha sido maravilloso, de mis mejores lecturas en lo que llevo de año, me han encantado los personajes y la forma en que quedan retratados sus diferentes perfiles. Aunque en ocasiones no he entendido a Amelia, esos lazos que le atan al pueblo a pesar de todo me han dejado algo descolocada, no entiendo como no sale corriendo cuando Martín se lo pide. Aun así me encanta que un libro me cree esa clase de pensamientos y dilemas, me gusta que me involucre a través de las sensaciones,.
    Por último darte las gracias, porque sino no hubiera llegado a este libro, y me hubiera perdido unos momentos de lectura fantásticos, llenos de calidad. Seguiré teniendo en cuenta tus recomendaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. @Carax. Para nada tienes que disculparte; al contrario, me alegra recibir comentarios en reseñas de hace tiempo porque así veo que no han caído en saco roto :).

    En fin, me alegra muchísimo que te haya gustado tanto. Yo también recuerdo este libro como una lectura muy especial, es mucho más que una novela sobre la guerra civil y me encantó todo lo que sabe plasmar el autor en él.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails