04 julio 2012

Lectores desde la infancia

¿Cuándo os aficionasteis a la lectura? Según la última encuesta del blog, un 60% de votantes lee de forma asidua desde su infancia. Yo pertenezco a este grupo: nunca he concebido mi vida sin libros, de niña pedía que me los regalaran por mi cumpleaños y siempre los he guardado como verdaderos tesoros. Durante la niñez se determinan los rasgos de nuestra personalidad que perduraran en el futuro, de modo que iniciarse en la lectura a una pronta edad (y aprender a disfrutar de ella, que no es lo mismo) prácticamente asegura que ese pequeño lector continuará con el hábito en el futuro.

La segunda opción más votada ha sido la de la adolescencia, con un 33% de los votos. No hace falta ir muy lejos para encontrar los motivos de este porcentaje considerable: sagas juveniles como Harry Potter o Crepúsculo han creado nuevos lectores gracias a su alto contenido en aventuras y su capacidad para atrapar. Lo bueno que tienen los jóvenes es que rebosan pasión por lo que leen y, en cuanto se enganchan a una historia, se mantienen fieles a ella y la defienden con mucho fervor.

Esto nos deja un triste 7% de votantes que se aficionó a la lectura durante la adultez. Si el dato se debiera únicamente a la eliminación (esto es, si la mayoría empezamos durante la infancia o la adolescencia, por fuerza el porcentaje de adultos debe ser menor) no sería un problema, pero es bien sabido que en España se lee poco y hay mucha gente adulta que podría ser público potencial de las creaciones literarias. No obstante, la falta de tiempo libre -en relación con niños y adolescentes- y la asociación de la lectura a una actividad aburrida y carente de interés contribuyen a que esta parte de la población permanezca ajena a este mundo.

En cualquier caso, de la encuesta se extrae una información muy positiva: dado que la mayor parte de los seguidores del blog son adultos, se puede decir que quienes gustan de la lectura desde su infancia o su adolescencia continúan con esta afición a lo largo de los años. Una prueba más del importante papel de la literatura infantil y juvenil, tan infravalorada a veces por algunos sectores. Así pues, si queremos contagiar nuestro amor por el arte de la palabra escrita a los demás, nada mejor que regalar un libro (un buen libro, un libro bien escogido) a los más pequeños.

Os dejo con los datos de la encuesta:

¿Cuándo te aficionaste a la lectura?

Infancia................................ 269 votos (60%)
Adolescencia.......................... 148 votos (33%)
Adultez...................................... 31 votos (7%)

21 comentarios :

  1. Yo soy de las que voté en la infancia. Y como tú, no puedo concebir mi vida sin libros, siempre pedía libros por mi cumpleaños y por Navidad, y aún lo hago:) Creo que es una afición maravillosa, y que la gente que no lee nada, no sabe lo que se pierde.
    Yo por mi parte, hago mi pequeña labor recomendando o dejando libros a la gente, para ver si se animan a leer más:)
    1beso

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien vote la infancia. De hecho, intento que todos a mi alrededor se aficionen lo antes posible a la lectura, aunque no siempre es sencillo. Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo también comencé en la infancia...veía siempre leer a mi madre y ella me lo inculcó desde muy pequeña...tengo muy buenos recuerdos de Los cinco, Mafalda, tebeos como Zipi y Zape, más de mayor Las gemelas de Sweet Valley...y un largo etc...
    jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Rusta!

    Hoy casi no tengo tiempo, así que comentario breve. jejeje Yo soy como tú de afición a la lectura desde la más tierna infancia. Yo diría que me aficioné en cuanto aprendí a leer con "Micho" y con los primeros libros blancos de "El barco de vapor" que cayeron en mis manos. Leí mucho de niña y también de adolescente aunque algo menos pero durante la licenciatura sólo leía en verano. Por suerte, tras licenciarme recuperé el hábito lector diario.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo aprendí a leer a los 3 años... y no he parado.

    Pero algo "curioso" (y, para mí, deprimente): mi hija, que ahora tiene 13 años, apenas lee. No le gusta, y mira que le he regalado y le regalo libros, tiene los míos de cuando era pequeña, me ve leer constantemente... pero no hay manera.

    Con ella, tengo aún la esperanza de que se acostumbre más tarde.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues yo también me aficioné a la lectura durante mi infancia y he tenido la suerte de que mis padres (especialemente mi madre, lectora empedernida) sean aficionados, así que siempre ha habido muchos libros en la casa familiar y los cuatro hijos leemos mucho, con lo que considero que el efecto ejemplo-imitación es importante.
    Pero no puedo olvidarme de un profesor que tuve en primaria, Jose Antonio se llamaba, que contra todo protocolo nos leía semanalmente libros de Los Cinco... no hace falta que os diga que acabé comprándome o pidiendo como regalo toda la saga! Recuerdo con mucho cariño también los del Club de los siete secretos y después Esther... ¡Jesús, cuantos recuerdos!
    Ahora que soy madre trato de inculcar a mis hijos este bonita afición, pero tengo que reconocer que las dichosas maquinitas no nos lo ponen fácil... por mí desde luego que no quede!
    Bonita entrada Rusta.
    Saludos,
    Irene Maeztu

    ResponderEliminar
  7. Yo voté por las que se iniciaron en la infancia y a contracorriente porque nadie de mis amiguicos leia (como hobby, se entiende). Aun guardo los dos libros que más ilusión me hicieron. El primero me lo regaló mi padre y el segundo, que por aquel entonces me pareció un tocho, me lo regaló mi abuelo.
    No concibo la vida sin un libro entre manos, la verdad :)

    ResponderEliminar
  8. Yo también empecé a aficionarme a la lectura de pequeña, al principio con los típicos libros de barco de vapor, que me regalaba mi familia. Pero luego empecé a elegir mis propios libros, teniendo 11 o 12 años, libros como las Crónicas de Narnia o Artemis Fowl, ahí empezaron mis andanzas con la fantasía. Como dicen por arriba no me imagino una vida sin libros. Las personas que leemos desde pequeñas, normalmente seguiremos de mayores.

    ResponderEliminar
  9. A mí desde pequeña me gustó leer, otra cosa k leyera con asiduidad. Es cierto k cuesta más, aunque sean libros adecuados para la infancia. Hasta los 18 años leía sólo en verano y a partir de entonces le cogí el gustillo. Me costaba encontrar libros k me gustasen (ahora es más fácil con internet), pero gracias a Círculo, fui haciendo una biblioteca. Hay épocas k leí muy poco, pero desde hace 1 año no paro de leer.

    ResponderEliminar
  10. Yo soy de las de la infancia también.
    De siempre he leído y me han regalado libros... de hecho guardo alguno de los primeros que tuve, como oro en paño!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. ¡No sabía que realizabas estas encuestas! Yo me aficioné desde pequeña. Todavía conservo los libros que tengo desde mi infancia... ¡Son un verdadero tesoro!
    Ya participé en la actual encuesta ;)
    Besines

    ResponderEliminar
  12. Hola Rusta, y resto de lectores.
    Yo comencé a leer a la edad de 12 ó 13 años (creo que ahora la "o" va sin tilde, ¿verdad?). No recuerdo si voté infancia o adolescencia porque estoy en el límite (digamos que fue pubertad).
    Coincido con la mayoría en el tipo de libros que comencé a leer a esa edad. Fueron libros de la saga de Los Cinco, de Enid Blyton.
    Pero, además, descubrí otra serie de novelas juveniles que captaron mi atención y me subyugaron de tal forma que no podía dejar de leerlas; recuerdo que me daban unas horas inhumanas para mi edad en la cama mientras los leía. Y no sólo eso, sino que conseguí introducir a algunos de mis compañeros de clase a la lectura gracias a esas novelas. Se trata de una serie de libros escritos por Robert Arthur (y alguien más que no recuerdo) con un título en común, y un subtítulo que varía según la trama del libro. Se llaman "Alfred Hitchcock y los Tres Investigadores", y creo que es el tipo de novela perfecto para introducir a un joven a la lectura. Doy fe de ello.

    ResponderEliminar
  13. Yo voté por la infancia, los libros que más recuerdo son La hija del espantapájaros y Los hijos del vidriero. Bueno, y todos los del Barco de Vapor, Amalia, Amelia y Emilia, El dragón de Jano... Los de Kika Superbruja... También recuerdo cuando empecé a leer el primer libro de Harry Potter, una página la leía yo y otra mi madre...

    Ahora sin embargo la verdad es que no leo nada, creo que sólo he leído un libro en lo que va de año.

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que pertenezco al grupo de los adolescentes. Durante la infancia recuerdo haber leído pero no con una afición que fue llegando posteriormente y pcoo a poco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Hooola! Me encanta tu blog! Yo escribo uno y me encantaria que me leyeras... : )
    Gracias!

    ResponderEliminar
  16. De niña leia clásicos ;D no me arrepiento de haberlo hecho!!!

    besos!

    ResponderEliminar
  17. @Elena:). Yo también sigo pidiendo que me regalen libros, hay tantos que quiero leer que me viene muy bien que me los compren otras personas, ¡je, je! :)

    @Xula. Te entiendo, a veces he prestado libros con toda la ilusión y luego no han gustado/atrapado tanto como esperaba. De todas formas, hay que intentarlo.

    @Lesincele. ¡Qué grande es "Mafalda" (aunque yo empecé a leerla de adolescente)! En fin, a mí también me ayudó mucho que mi madre me comprara libros, aunque la verdad es que me enganché tan pronto a la lectura que no recuerdo que hiciera falta "inculcármelo" como tal.

    @Elena Velarde. El Barco de Vapor, qué recuerdos, aunque yo empecé con la serie azul. Hay generaciones que crecieron con Enid Blyton, con Agatha Christie... Y luego estamos los que lo hicimos con esta colección, y creo que podemos sentirnos afortunados. Por otro lado, me alegra que hayas recuperado el hábito de la lectura. Todos pasamos por rachas, lo importante es no llegar a perder ese interés por leer.

    @Los libros de Eva. ¡Qué lástima! Me imagino lo frustrada que te debes de sentir. Quién sabe, quizá cuando sea mayor le apetece más; al menos tú ya lo has intentado.

    @Irene Maeztu. Ese profesor del que hablas tiene pinta de ser de los que dejan huella. No recuerdo a ningún maestro de primaria que nos inculcara especialmente la lectura, pero sí que teníamos las bibliotecas en el aula y podíamos elegir los libros que quisiéramos. Descubrí muchas joyitas que luego pedí que me compraran.

    En cuanto a tus hijos, ya lo dicen muchos editores que las tecnologías roban mucho tiempo a la lectura, para pequeños y adultos. ¡Ánimo!

    @Carax. Yo también conservo los libros de mi infancia, y de vez en cuando aún les echo un vistazo. Son historias a las que tenemos mucho cariño.

    @Paty. Yo tardé más en iniciarme en la fantasía (y a día de hoy tampoco soy especialmente aficionada al género). La verdad es que mis lecturas de adolescencia fueron una continuidad de las de infancia: novelas realistas sobre niñas/chicas con las que me podía identificar. A veces variaba de género, pero este era (y es) el tipo de novela que más me atraía.

    @Leira. Me alegra que estés en una época fructífera en lecturas. Tienes toda la razón en que con Internet resulta mucho más fácil descubrir títulos y escoger lecturas: recuerdo que antes tenía que guiarme por el título y poco más, pero ahora tenemos muchísima información (reseñas, sinopsis al alcance de un clic...).

    @Shorby. Bien hecho, hay que guardarlos y conservarlos con mucho cariño ;).

    @Shanny. Pues ya hace un par de años que las hago, en la parte de arriba hay una página donde puedes ver el listado de todas las que he hecho hasta ahora :).

    @Francisco. No lo conocía. Si consiguió atrapar a otros compañeros, tuvo que ser un gran descubrimiento. En el caso de que siga a la venta, puede ser una muy buena opción para los padres que tienen dificultades para encontrar libros que enganchen a sus hijos.

    @Anónimo. "La hija del espantapájaros" me gustó mucho, aunque mi favorito de María Gripe es "Los escarabajos vuelan al atardecer". Espectacular.

    @Manderly. Al menos llegó, que es lo que importa ;).

    @Liz. ¡Tienes mucho mérito! Creo que lo único "clásico" que leí entonces fueron adaptaciones...

    ResponderEliminar
  18. yo soy como tu coseche desde la adolescencia mi amor a los libros y si los jovenes solemos engancharnos con una saga y le somos fieles :)

    ResponderEliminar
  19. @Bety Guerrero. Eso es muy bueno :).

    ResponderEliminar
  20. Yo recuerdo con mucho cariño los libros de Maria Gripe.

    ResponderEliminar
  21. @Anónimo. Yo también, son preciosos.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails