16 julio 2012

Salvando a Francesca - Melina Marchetta

Edición: Círculo de Lectores, 2012
Nº Círculo de Lectores: 21261
Páginas: 256
Precio: 16,95 €
Publicado por primera vez en 2003.

Melina Marchetta
Casualidades de la vida, leí este libro en inglés hace unas semanas y a los pocos días de terminarlo descubrí que se acababa de publicar en castellano (eso sí, solo a través de Círculo de Lectores; esperemos que en el futuro otra editorial se anime a ponerlo al alcance de todos). Su autora, Melina Marchetta, fue uno de mis grandes hallazgos del pasado año (gracias a Cadentia): esta australiana escribe de maravilla, sabe caracterizar personajes interesantes y complejos y, por supuesto, construye historias atractivas para el lector. En su país goza de un gran prestigio, y también ha tenido éxito en Estados Unidos, donde consiguió el Michael L. Printz Award de 2009 por En el camino de Jellicoe.

En la primera opinión que escribí sobre su obra —no hace ni un año— me lamentaba porque sus libros no se tradujeran al castellano. Bien, a día de hoy ya tenemos disponibles tres de sus novelas: Finnikin de la Roca, En el camino de Jellicoe y esta, Salvando a Francesca (además de Buscando a Alibrandi, que se publicó en los años noventa y ahora es difícil de conseguir). Cómo cambian las cosas, ¿verdad? Y afortunadamente han sido para mejor, aunque me entristece que los citados títulos no se hayan promocionado más, en especial En el camino de Jellicoe, una auténtica joya. En cualquier caso, aquí estoy yo para contaros las cualidades de esta magnífica escritora de literatura juvenil, así que ¡adelante!

Sinopsis

Francesca tiene dieciséis años y no pasa por un buen momento. Para empezar, debe acudir al instituto St. Sebastian, un centro de secundaria que hasta hace poco solo era para chicos. ¿Resultado? Solo hay otras tres chicas matriculadas y sus compañeros no le caen demasiado bien. Francesca echa de menos a las amigas de su antiguo colegio, aunque estas parecen haberse olvidado de ella. Pero todavía hay algo peor: su madre, una mujer llena de vitalidad que siempre la apoya en todo, sufre depresión y no se levanta de la cama. Francesca se siente sola, pero pronto descubrirá que su nueva escuela no está tan mal, que quizá las compañías que no le convenían eran las de su antiguo grupo y, sobre todo, que mejorar la situación de su madre depende de todos. Una bonita historia sobre la amistad, el amor adolescente y la fuerza de voluntad para superar las adversidades.

Comentario personal

Quizá uno de los mayores talentos de Melina Marchetta es su capacidad para presentarnos temas realistas sobradamente tratados bajo un caparazón bastante original: si en En el camino de Jellicoe unas guerras territoriales servían de punto de partida para que la protagonista decidiera llevar a cabo aquello que había necesitado toda su vida, en Salvando a Francesca esa nota fuera de lo común la pone el instituto St. Sebastian, la escuela masculina que acaba de abrir sus puertas a las chicas. Un planteamiento divertido, aunque no deja de ser una simple anécdota, pues lo que importa son las relaciones entre los personajes.

En ese sentido, la autora alterna la trama familiar con los acontecimientos en el colegio; de este modo el dramatismo de lo primero se compensa con las escenas simpáticas (y dulces) de lo segundo. Se tratan temas muy interesantes: en el ámbito del hogar, se plasma la depresión de la madre y el descalabro que provoca en la familia, lo que permite ver cómo Francesca estrecha lazos con su hermano y la relación con su padre pasa por dificultades; por otra parte, la novela muestra el dolor de la protagonista al darse cuenta de que sus antiguas amigas la manipulaban. Esto último tiene su lado positivo: toma conciencia de que sus nuevos compañeros valen mucho porque la aceptan sin intentar cambiarla. En general, se habla de cuestiones muy actuales y la evolución de las tramas me ha parecido coherente, de modo que resulta fácil implicarse en la historia de Francesca.

También hay un lugar para el amor, por supuesto: Francesca comienza una relación con un chico llamado William, con el que tiene sus más y sus menos. Lo bueno es que no estamos ante el típico Don Perfecto ni ante la eterna pavisosa que solo se siente realizada cuando el galán se fija en ella: Melina Marchetta es una escritora que trata a sus lectores con respeto, es decir, inventa personajes de carne y hueso y construye hilos argumentales que resultan creíbles. Francesca y William son como dos adolescentes cualesquiera, ni poseen un físico extraordinario ni tienen un flechazo que les lleva a jurarse amor eterno. Son gente normal, y punto.

Hablando de los personajes, Francesca me parece una buena protagonista: una chica de dieciséis años que ha cometido errores, pero que tiene la inteligencia suficiente para ser consciente de ellos y aprender. No es perfecta, así que resulta sencillo sentir empatía hacia ella. Los secundarios también están bien caracterizados, tanto los familiares como los compañeros de clase, aunque a mí me han llegado especialmente Justine, Tara y Thomas: se les coge cariño y tienen personalidades tan interesantes que podrían protagonizar sus propias novelas (de hecho, Thomas lo hace en The Piper’s Son, un libro independiente a Salvando a Francesca que la autora publicó el año pasado).

Con respecto al estilo, siento verdadera devoción por Melina Marchetta: me encanta su forma de escribir, sus diálogos son verosímiles, tiene fragmentos preciosos, los capítulos están muy bien organizados, atrapa de inmediato… Su prosa transmite tanta viveza que a menudo parece que los personajes están vivos y las escenas transcurren delante de mis ojos; en definitiva, una gran escritora que no defrauda ni siquiera en sus obras «menores», como esta. En relación con la dificultad de lectura, es más fácil de leer que En el camino de Jellicoe, que emplea un vocabulario mucho más rico y tiene un arranque que puede desconcertar, de modo que no presenta ninguna complicación y puede ser apto para lectores preadolescentes.

En conclusión, el mercado editorial español ha ganado mucho con Melina Marchetta (al menos en calidad; las ventas no las controlo). Aunque sitúo Salvando a Francesca un escalón por debajo de mi favorito de la autora (el más que citado En el camino de Jellicoe), lo cierto es que he disfrutado mucho con su historia: a ratos me ha hecho sonreír y a ratos me ha emocionado; un equilibrio de sensaciones que refleja a la perfección lo que debe aportar una novela juvenil realista de calidad. Si os gusta este tipo de literatura y/o tenéis hijos/sobrinos/primos/etc. de entre doce y catorce años, apuntad este título porque puede ser una buena opción para regalar. Ojalá pronto lo publique otra editorial además de Círculo de Lectores.

Conclusión

Esta vez no termino mi reseña con un resumen de mis impresiones, sino con tres recomendaciones:

- Adolescentes de la franja baja (12-14 años): Salvando a Francesca. De los tres libros que he leído de la autora es sin duda el más fácil de leer, y además es breve y trata temas que resultan muy cercanos para estas edades (dificultades para hacer amigos, madre con depresión…). Sé que habría disfrutado mucho de esta historia en esa etapa, puesto que está en la línea de las novelas realistas de Gemma Lienas, Manuel Valls, Jordi Sierra i Fabra y otros tantos escritores a los que leí con avidez. También puede gustar a los mayores; eso sí, según lo que estéis acostumbrados a leer puede saberos a poco.

- Amantes de la fantasía épica (adolescentes y adultos): Finnikin de la Roca. Pese a haberse publicado en pleno boom fantástico, está por encima de la media y no tiene nada que ver con el modelo crepusculiano (más bien recuerda a la fantasía de siempre). Destaca por los magníficos diálogos y por construir una historia que pese al universo imaginario transmite mucha verosimilitud. A mí no me conquistó tanto como los otros libros de Marchetta, pero hay que tener en cuenta que no soy especialmente aficionada a este género, de modo que seguramente quienes estén acostumbrados a él lo disfrutarán más.

- Adolescentes a partir de 14 años y adultos: En el camino de Jellicoe. Para mí, la mejor novela de Melina Marchetta que he leído hasta el momento: prosa rica y envolvente, dos historias, un planteamiento original, temas que llegan al lector. Hace casi un año que la leí y todavía se me encoge el corazón al recordar algunas escenas. Por mucho que esté catalogada como juvenil, no es tan sencilla como Salvando a Francesca y abarca más tramas, de modo que la considero la mejor opción para que los adultos descubran a la autora.

En definitiva, hay un libro de Melina Marchetta para cada lector. Ahora solo falta que os animéis a descubrirla.

10 comentarios :

  1. No lo conocía y tomo nota, gracias por la reseña y las recomendaciones!

    ResponderEliminar
  2. No conocía este libro. No obstante, como no he leido nada de la autora, pefiero iniciarne con "En el camino de Jellicoe" que parece que te entusiasmó y me ha picado la curiosidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No conocía a esta autora ni a sus libros pero creo que me voy a anotar En el camino de Jellicoe mejor que este para probar
    besos

    ResponderEliminar
  4. No conocía la autora, pero me ha gustado lo que nos has contado de ella así que me llevo apuntadas las otras dos novelas que creo que me pueden gustar más.
    1beso:)

    ResponderEliminar
  5. @Cartafol. ¡De nada! Recomendar a una autora como Melina Marchetta siempre es un placer :).

    @Carax. "En el camino de Jellicoe" me encantó, le di la máxima puntuación. Creo que no hay mejor opción para descubrir a esta escritora.

    @Tatty. Me alegra que te haya llamado la atención. "En el camino de Jellicoe" se publicó en abril, así que no tendrás problemas para encontrarlo.

    @Elena:). Ya, por desgracia todavía no es conocida por aquí. En fin, ya me contarás qué te parece :).

    ResponderEliminar
  6. No conocía a esta autora, pero si la recomiendas con tanto entusiasmo, te hago caso. Eso sí, me llevo apuntadito En el camino de Jellicoe, que me llama más que el que reseñas hoy.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. @Margari. A mí esta autora me tiene entusiasmada. Espero que disfrutes de "En el camino de Jellicoe"; es una historia que vale mucho la pena.

    ResponderEliminar
  8. No conocía a esta autora, seguramente por eso que comentas de que apenas ha sido publicada en castellano. Cuando leí tu entusiasta reseña de "Camino a Jellicoe" me quedé con el toque y ahora se suma esta nueva recomendación, la leeré pero la que más me atrae de las tres es "Finnikin de la Roca" me apetece mucho volver al género fantástico.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  9. @Shaka. A mí me gustó más "En el camino de Jellicoe", pero si tienes ganas de fantasía "Finnikin de la Roca" también es una muy buena opción (hay blogueras a las que les ha encantado).

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails