05 octubre 2012

¿Hay que leer a los autores clásicos?

¿Sueles leer clásicos?
Sí, son la mayor parte de mis lecturas....... 34 votos (8%)
Sí, de vez en cuando............................. 203 votos (49%)
Ahora no, pero leí muchos hace años....... 49 votos (11%)
No, pero algún día quiero leerlos............. 72 votos (17%)
No, y de momento no me interesan.......... 51 votos (12%)
 
Mucha gente cree que es importante leer las grandes obras de la literatura universal, pues tienen un interés indudable y conocerlas ayuda a hacer más completos nuestros conocimientos sobre el tema. Sin embargo, esta impresión no es compartida por todos los lectores: muchos guardan un mal recuerdo de los clásicos porque tuvieron que lidiar con ellos en el colegio, cuando aún no estaban preparados para entenderlos; además, a la hora de hacerse un hueco en la mesilla de noche estas novelas tienen como rivales las apetecibles (y abundantes) novedades.

A menudo se dice que los clásicos son difíciles de leer y las novedades todo lo contrario, pero no es cierto: hay clásicos muy asequibles (como Mujercitas) y autores actuales bastante densos (como David Grossman). De todos modos, en ocasiones sí que es necesario hacer un esfuerzo extra para comprender el valor de una creación de hace unos siglos (básicamente, conocer el contexto en el que surgió, sobre todo si hablamos de libros que representaron una vuelta de tuerca al género).

En mi opinión, no resto ningún valor a los clásicos, pero pienso que es necesario dejar que sea el lector quien tome la decisión de leerlos. Imponerlos antes de tiempo solo consigue que se les acabe cogiendo manía; me parece mejor empezar a descubrir el placer de la lectura con novelas actuales y cercanas (porque en la actualidad también se escribe buena literatura, aunque no siempre sea la que se ve en los escaparates de las librerías). Del mismo modo, menospreciar a los lectores que solo se interesan por las novedades lo único que demuestra es una actitud altiva por parte del que lo hace. Siempre he rechazado la idea de ser buen o mal lector en función de lo que se lee; todos somos lectores, cada uno con sus preferencias, pero lectores al fin y al cabo.

Por mi parte, pertenezco a ese grupo mayoritario de la encuesta de septiembre que lee clásicos de vez en cuando; me parece comprensible que haya ganado esta opción porque es la del término medio. Aun así, el próximo año tengo la firme intención de leer más obras de este tipo (esta entrada me sirve como aviso para que nadie se extrañe cuando empiecen a aparecer reseñas un tanto atípicas). Lo hago porque quiero, porque he llegado a ese momento en el que me apetece, aunque no por ello abandonaré las novedades. Si se quiere, hay tiempo para todo.

21 comentarios :

  1. Yo también pienso que ahí que leer libros clásicos de vez en cuando y para nada meter presión a los demás para que se lean un libro en concreto ya que eso solo provoca que lo lean por obligación mientras mentalmente te están maldiciendo por que querían leerse otro libro ...
    Yo el ultimo clásico que me leí fue Fausto y la verdad no me gusto pero para gustos colores ^^

    ResponderEliminar
  2. Pienso como tú. Leer es una afición, tiene que entretenernos y hacernos pasar agradables horas (y sin encima aprendemos, viajamos, soñamos...pues mejor que mejor) Yo reconozco que leo pocos clásicos y que solo los leo si realmente me apetecen. No creo que se pueda hacer distinción de mejor o peor lector en función de lo que lee, que cada cual elija el género, tipo, momento que mejor le venga. Lo importante es leer.

    ResponderEliminar
  3. Yo también leo clásicos de vez en cuando, los que más me gustan son los de Julio Verne, sin lugar a dudas.

    Estoy de acuerdo, no hay nada que demostrar, cada uno lee clásicos cuando le apetece, puede o cuando está preparado. Estoy en contra de imponer lecturas, en ese sentido se hace mal en la enseñanza. Yo creo que sería mucho más positivo recomendar varias lecturas y que sean ellos quienes elijan.

    ResponderEliminar
  4. Yo también intento leer clásicos de vez en cuando y coincido contigo en que no deberían imponerse. En el colegio/instituto se debería fomentar la lectura de una forma diferente porque si a un niño no le atrae la lectura y no está acostumbrado a leer, será más complicado que empiece a gustarle cuando debe leer por obligación un tocho infumable. Pero me temo que esto no lo van a cambiar...

    ResponderEliminar
  5. Como estoy un poco desconectada no vi la encuesta de septiembre, pero yo también entraría en el grupo mayoritario :)

    Lo cierto es que pienso exactamente como tú: que cada cual lea lo que quiera en el momento que quiera. Yo también he entrado en un momento en el que me apetece intercalar con mis lecturas más clásicos, pero hasta hace poco huía un poco de ellos. Supongo que todo empezó a cambiar cuando me decidí a leer "Orgullo y prejuicio" y vi que la lectura no era complicada, tal y como me imaginaba. La disfruté tanto que ahora, aparte de Austen, quiero probar a otros como las Brönte o Tolstoi (ampliando horizontes poco a poco XD). Y en cuanto a novedades, últimamente me llaman más los libros que se publicaron hace años que los que salen ahora...esto va por rachas, pues en unos meses puedo volver a las novedades XD

    No sé, la lectura es muy particular y lo que nos apetece leer puede cambiar como el viento. Creo que lo mejor que todo el mundo puede hacer es dejarse llevar hacia aquello que más nos apetece, sea clásico, teatro, novedad o publicación de hace unos años. Al fin y al cabo esto no deja de ser un hobby, por lo que hay que disfrutarlo :)

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Estoy de acuerdo con vos. Y yo vote como la mayoría, leo clásicos de vez en cuando. Coincido con vos en que aunque algunos son difíciles de leer, no lo son todos como es el caso de Mujercitas, o cualquiera de los de Jane Austen.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. @Mari. Sí, es bueno leerlos, pero sin presión, que elegir lo que queremos leer es uno de los grandes placeres de la lectura :).

    @Marina. Yo también tengo la intención de leer solo aquellos clásicos que me llamen la atención; los de géneros que de entrada me atraen menos por ahora no los voy a tocar.

    @Ana. Estoy de acuerdo contigo: lo ideal sería que los profesores propusieran lecturas (a ser posible infantiles/juveniles, adecuadas para esas edades) y que los alumnos eligiesen aquella que les llame más la atención. Lo malo es que entonces sería complicado hacer exámenes, pero siempre se pueden sustituir por algún tipo de trabajo.

    @Laura. Claro, es que no se puede despertar el gusto por la lectura con el "Cantar de Mío Cid". Entiendo que sea necesario estudiar este tipo de obras en las asignaturas de lengua y literatura (más que nada para que los alumnos sepan que existen y conozcan algún fragmento), pero como lecturas obligatorias creo que se debería apostar por novelas juveniles que les resulten más cercanas y atractivas.

    @Silvia (Divagadora). A mí me pasó lo mismo cuando leí "Mujercitas" y algún otro: me di cuenta de que los clásicos no tienen por qué ser complicados; he leído novelas actuales que lo son más. E incluso cuando son complicados pueden ser interesantes, todo es cuestión de cogerlos con ganas.

    @Dentro de un Libro. Jane Austen y Louisa May Alcott son dos buenos ejemplos de autoras clásicas a las que vale mucho la pena leer, sin duda.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo con tu planteamiento. La lectura ha de hacernos disfrutar y no todos disfrutamos con el mismo tipo de lectura.

    En el colegio me obligaron a leer literatura clásica, que me aburria y no comprendía. De adulta decidí darles una oportunidad y descubrí auténticos tesoros. Ahora intercalo literatura clásica con actual.

    ResponderEliminar
  9. @Carmen. Creo que a mucha gente le ha pasado como a ti. La parte buena es que al menos has acabado descubriendo grandes joyas :).

    ResponderEliminar
  10. Yo fui de las que votó de vez en cuando. Generalmente me suelen agradar la mayoría de los clásicos, pero como tú bien dices, a algunos les cogí manía durante el colegio, aunque ahora que sigo en el instituto (2º bachillerato) disfruto bastante con los clásicos que nos mandan leer.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Leer clásicos no es algo que se "debería" hacer, no tiene que ser algo obligatorio, tiene que ser algo que apetezca.

    Para mi tiene el mismo valor una persona que no ha leído clásicos que una persona que los haya leído, para mi lo que cuenta es la lectura, y no qué lectura.

    ResponderEliminar
  12. " [...] menospreciar a los lectores que solo se interesan por las novedades lo único que demuestra es una actitud altiva por parte del que lo hace".

    *Apaluso, aplauso, aplauso*

    He leído algunos clásicos, y si bien creo que un lector no puede llamarse realmente aficionado a la lectura si no ha leído alguna vez uno, se debe respetar su opinión acerca de ellos.

    Es cierto que gracias a los clásicos tenemos la literatura que hoy conocemos, sin ellos, los libros que se leemos en la actualidad no existirían. Pero creo que todos tenemos el derecho a que no nos cautiven, y no por ello ser censurados o incluso insultados. Por ejemplo, hace poco me he leído "El señor de las moscas", y no me ha gustado nada (pero era una lectura obligatoria en mi carrera y por eso me lo leí entero), sin embargo, he leído otros como "La Celestina" por voluntad propia y me encantó.

    Como siempre, todo depende del gusto de cada uno. Por eso creo que está bien leer clásicos, es algo que recomiendo; pero hay muchos clásicos que pueden no llegarnos a encantar o simplemente a gustar en la actualidad por eso mismo, porque fueron pioneros en su tiempo o bajo un contexto social e histórico determinado que hoy día ya no vivimos.

    Por eso veo muy mal que en algunos colegios o institutos obliguen a los estudiantes a leerlos, porque muchos no son adaptados o porque se necesita una madurez superior a la que uno posee a esa edad donde se empieza a leer.

    Muy buena entrada, me ha gustado mucho y perdona este testamento ;)

    ResponderEliminar
  13. Opino como la mayoría: hay que leer de todo y lo más importante: aquello que te guste. Para mi gusto, lo menos importanes es cuando se escribió un libro, aunque es cierto que lo antiguo era más denso y poco entretenido para los tiempos que corren. En ese sentido, cierro el libro y adios.

    En el instituto tuve que leer cosas como Milagros de nuestra señora de Berceo o El Cid. Lo de este último es de juzgado de guardia ya que con 15 años y encima en castellano antiguo... no creo que sea lo más llamativo para un adolescente. Yo siempre digo que si soy aficionada a la lectura no fue gracias a los profesores (siempre suspendía esta asignatura, ahora me dan ganas de encontrarlos y enseñarles mi blog).

    En casa tengo "El retrato de Dorian Gray" y bueno, no sé si lo leeré, ya que lo poco que leí me parece como muy aburrido. Así que, me parece una pérdida de tiempo leer algo que me haga pasar un mal rato. La lectura debe ser un placer no una obligación.

    Conozco a gente que sólo lee clásicos y que se niegan a los best-sellers por considerarlos literatura mala. Para mi gusto estos son prejuicios propios de los que no quieren ir a la moda y ser diferentes. Hoy en día se escriben libros buenísimos, que seguro que envejecerán mejor que muchos clásicos.

    Yo sólo digo que leo a Danielle Steele, pero también a Saramago o García Márquez, ambos premios nobeles y con libros, a veces, algo densos. Cien años de soledad me pareció demasiado largo y se me hizo muy pesado. En cuanto a Saramago, sólo fui capaz de leer 2, otros que empecé los tuve que dejar. Lo dicho: hay que probar todo y escoger lo que más le guste a uno.

    ResponderEliminar
  14. @Catnip. Yo en general también disfruté de las lecturas obligatorias. Tuve mucha suerte con los profesores que tuve: en la ESO nos mandaban novelas juveniles y en el bachillerato clásicos, pero asequibles (la mayoría). También creo que el hecho de que me gustara leer por mi cuenta influyó bastante, porque no es lo mismo darle un clásico a un aficionado a la lectura que a un chaval que la detesta.

    @La Mujer. Bien dicho, solo faltaría que hubiera "categorías" de lectores.

    @Aineric. Yo también he leído clásicos que me han dejado fría, algunos porque los leí antes de tiempo y otros porque simplemente eran de géneros que no me gustan nada. También es importante tener libertad de escoger qué libros de este tipo nos apetecen más.

    Y es cierto que hay clásicos que se han quedado un poco desfasados, sobre todo aquellos que fueron algo rompedor pero ahora quizá no impactan del mismo modo.

    @Leira. Seguro que tus profesores se llevarían una alegría, ¡je, je! :) No eres la primera que me comenta que en el colegio no disfrutaba nada de este asignatura y ahora está totalmente enganchada a la lectura. Algo malo hay en el sistema educativo para que esto pase...

    A mí tampoco me gusta la actitud de los que solo leen clásicos y tienen prejuicios hacia la literatura actual (he visto más de un anónimo que nos critica a los blogueros por esto). Es verdad que los libros más comerciales no suelen ser alta literatura, pero aun así en la actualidad también hay autores y libros muy interesantes; todo es cuestión de saber buscar. Me parece que lo ideal es no cerrarse en banda ni hacia un lado ni hacia el otro y, sobre todo, respetar los gustos de los demás.

    ResponderEliminar
  15. Sí, por supuesto. Considero que es imprescindible leer clásicos, si es que hay algo imprescindible. ¿Motivos? Hay grandes libros y por muy conocidos que sean, no dejan de ser desconocidos. Lo de la dificultad es un mito porque hay de todo y de todos los géneros y de todos los niveles y... Porque explica quiénes somos y de donde venimos y a donde hemos llegado. Porque Elisabet Gaskell hay que conocerla mucho y más, por la lectura de "El molino junto al Floss" es una de las experiencias más placenteras que recuerdo al igual que la divertídisima y maravillosa "La feria de las vanidades". Porque los cuentos de Chejov lo merecen todo al igual que las aventuras de Stevenson.

    ResponderEliminar
  16. Yo los leo de vez en cuando. Aunque a veces estos son los que más leo porque aquí las novedades se tardan siglos en llegar.

    Por ahora solo he leído autores ingleses y uno que otro latinoamericano. Suelen ser los más sonados y conocidos, como "Orgullo y Prejuicio" o "El retrato de Dorian Gray". A mí me gustan bastante, sobretodo por el lenguaje que se utiliza, que es poco común ahora... Y por la ambientación de la época.

    Comparto tu opinión acerca de menospreciar a aquellos que prefieren la literatura actual. ¡Cómo les gusta criticar los gustos ajenos en todos los aspectos!

    ResponderEliminar
  17. Por suerte para mi no me mandaron demasiados clásicos en el cole, al contrario más bien libros juveniles y amenos lo que potenció más aún mi afición por la lectura. De los clásicos que he leído algunos están entre mis lecturas preferidas y otros me resultaron un tostón, como puede pasar con cualquier novedad.Besos.

    ResponderEliminar
  18. Desde luego los resultados no son una sorpresa para mi.

    ResponderEliminar
  19. @Jorge. Me encanta el entusiasmo que transmites :). ¿Qué libro de Elizabeth Gaskell me recomiendas? También me llama mucho "La feria de las vanidades".

    @Carña Villalba. Es verdad, la ambientación de estas novelas suele ser muy interesante. Hace poco lo hablaba con un amigo.

    @Todos mis libros. Coincido con todo, yo también tuve bastante suerte con las lecturas obligatorias y, con respecto a los clásicos, algunos me han enamorado y otros no me convencieron tanto. ¡Tiene que haber de todo!

    @Fesaro. No, para mí tampoco :).

    ResponderEliminar
  20. El término medio para todo me parece casi siempre el más sensato :).

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails