24 octubre 2012

Manías de lectora

- Cuando dejo el libro que estoy leyendo sobre la mesa, siempre lo coloco boca abajo. Es mi manera de diferenciar entre aquellos que aún no he terminado y los que ya acabé o todavía tengo pendiente comenzar (aunque lo sé perfectamente).

- En la estantería, ordeno los libros por tamaño, editorial y fecha de publicación (por este orden). Preferiría ordenarlos por autor, como en una biblioteca, pero las características de mis estanterías no lo permiten (en algunas solo caben libros de bolsillo).

- Me encanta manosear una novela antes de empezarla: me fijo en la cubierta, leo una y otra vez la sinopsis, la biografía del autor y los datos técnicos, abro páginas al azar y disfruto de algunas frases... Me atrevo a decir que con algunos libros paso más tiempo tocándolos que leyéndolos (por lo rápido que los termino).

- Cuando encuentro un fragmento que me gusta, doblo la esquina de la página para apuntarlo después. Para todo lo demás soy muy cuidadosa con el libro: no escribo ni subrayo nada, y procuro no abrirlo con demasiada fuerza para no dejar marcas en el lomo.

- Al igual que algunos tienen sus prendas de la suerte porque un día determinado se las pusieron y les fue bien, yo tengo marcapáginas de buenos libros y marcapáginas de malos libros. Sin hacerlo a propósito, con el tiempo se ha dado la casualidad de que algunos siempre los utilizo para novelas que me gustan, mientras que con otros me ocurre lo contrario.

- Hablando de los marcapáginas, los tengo en un montoncito e intento combinar el marcapáginas con el diseño de la cubierta. Sé que roza la obsesión por conjuntarlo todo, pero a mi favor puedo decir que no siempre es posible hacerlo (cubiertas complicadas, escasez de marcapáginas...).

- Me da una rabia inmensa que me interrumpan cuando estoy terminando un libro, pero hay personas que parecen tener un sensor para decirme algo justo en ese momento.

- Cuando una novela me gusta mucho (pero mucho mucho mucho), antes de colocarla en la estantería tengo mi momento de quinceañera fanática y la abrazo y le doy besos a la cubierta. Más que una manía, es un impulso que no puedo frenar, una muestra de afecto hacia un personaje o una historia que me ha hecho sentir muchísimo. La última vez que me pasó fue con La mujer de papel.

¿Os animáis a comentar cuáles son vuestras manías de lectores?

33 comentarios :

  1. uff siiiiii!!! veces y veces que me paso acariciando el libro antes de leerlo, o termino un capitulo y acaricio el libro; ahora: NI LOCA doblo la hoja de un libro, nooooo, lo estaria maltratando jajaja, solo pongo marcapaginas (cualquiera) y en casod de que me guste un árrafo, busco hoja y papel y anoto la página o bien el párrafo.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las manías lectoras!! Mi manía es que tengo que ordenar los libros en las estanterías por autor y por tamaño, es algo que procuro hacerlo siempre. Y otra manía que tengo es que si una saga o colección la he comenzado en tapa blanda las siguientes tienen que ir igual, no me gusta que cada libro de la saga sea de diferente tamaño o edición.

    ResponderEliminar
  3. Ahí van mis manías. Tenía ganas de compartirlas desde que vi los dibujos de Bella. Vamos allá:

    -Colecciono marcapáginas, tengo cientos y de todo tipo. Sin embargo, siempre utilizo los mismos.

    -Dispongo de copias intactas, de dichos separadores, bien guardadas en cajas. ¿Por qué? Porque cuando estoy leyendo un libro, "mato" los sentimientos que me produzca la lectura con el separador.

    -Me molesta que en casa marquen las páginas doblándolas. ¿Para qué tengo entonces cajas llenas de marcapáginas? Vale que no los utilizo, pero ¿y esos estropeados por el uso no sirven?

    -No me gusta subrayar los libros. Nada. Ni uno, ni siquiera los de texto (y si lo hago, rara vez, siempre, siempre con lápiz).

    -Siempre escribo en los libros, una vez terminados, y en las primeras páginas, donde aparece el título, mi nombre y apellidos, la fecha, dónde lo he comprado y el precio. En el caso de que sea un envío o un regalo lo señalo también.

    -No me importa prestar los libros, pero siempre debo haberlos leído antes. Esta regla tiene una excepción: si quienes me lo piden son de casa, no pongo "peros".

    -No me gusta dejar un libro a mitad de un capítulo, así que siempre continúo leyendo (a no ser que el capítulo sea muy largo y haya pocas ganas) hasta el siguiente.

    -Antes, hace años, me tenía "prohibido" a mí misma abandonar una obra. Hace mucho que cambié de parecer, por suerte.

    Seguro que me dejo alguna en el tintero. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno jaja y no creo que roces la obsesión, cada uno tiene sus cosas. Mis manías:

    - También soy muy cuidadosa y normalmente cuando voy a leer un libro de tapa blanda lo forro porque no quiero que se estropee mientras lo leo.

    - También tengo un montón de marcapáginas y según el tipo de libro, su cubierta, los colores... uso uno u otro.

    - A diferencia que tú, no me gusta leer la sinopsis entera (¡¡y mucho menos varias veces!! :P) porque muchas veces cuenta demasiadas cosas para mi gusto. Así que suelo leer la mitad o las primeras líneas.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡QUE MONADA DE ENTRADA!! No rozas la obsesión: yo también cuido muchísimo los libros pero "doblo esquinitas" para apuntar la cita más tarde, también combino los marcapáginas con la portada y los colores del libro (mis favoritos son los de la Editorial Asteroide) y aunque no les doy besos ni nada, duermo a veces con el libro bajo la almohada, si lo estoy leyendo y me gusta mucho. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. yo uso el mando de la tele como marcapáginas, y siempre fisgo lo que lee la gente, sobre todo en el autobús... y no me gusta que me pinten los libros, ni doblar las esquinas de las hojas. Y jamás, jamás, se come leyendo
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ja, ja ,que manías más curiosas...yo comparto contigo la rabia cuando te interrumpen acabando un libro. Y lo del orden de los libros, los ordeno por sagas y de forma que queden monos. Y tengo la manía de que cuando alguien saca un libro de mi estantería, lo pone otra vez y queda muy hacia dentro o hacia fuera, lo tengo que alinear XD
    Ah, y también pongo mi nombre y la fecha de compra del libro.

    ResponderEliminar
  8. jajaja Yo comparto contigo lo de manosearlo y leer y releer hasta la ultima letra de la portada y contraportada antes de empezar a leérmelo. Y que, cuando me gusta un libro, también tengo mi momento fangirl y lo abrazo jajaja.
    Alguna otra manía es que no puedo dejar un capítulo a medias y que siempre leo, cuando lo empiezo y cuando lo termino, la página donde pone qué edición es, el diseño etc.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Hay algunas manías que no entiendo... Pero me encanta!

    Yo también tengo manías ¬_¬

    Por ejemplo:

    Si una saga la tengo en libro los demás también quiero tenerlos así, si por el contrario la tengo en e-book juro que no compraré en papel ;).

    También me gusta combinar los marcapáginas y las portadas o el tema del libro... aunque ahora suelo utilizar uno que simplemente representa a una chica leyendo en una bliblioteca rodeada de libros :).

    Seguid así... besos

    ResponderEliminar
  10. Me siento especialmente identificada con la última manía, yo también tengo mi momento después de terminar el libro, le doy un achuchón y lo devuelvo a la estantería con la promesa de volver a releerlo :)

    ResponderEliminar
  11. Todos somos muy maniáticos visto lo visto. Las mías, son:

    -Colecciono marcapáginas y siempre me gusta cojer uno de acuerdo con el tamaño del libro.

    -Me gusta dejar el capítulo liquidado y, sino, al menos terminar un párrafo.

    -No me gusta tardar más de 15 días en leer un libro.

    -Nunca subrayo los libros.

    -Si el libro me aburre soberanamente (algo que me doy cuenta en pocas páginas) lo dejo y punto.

    -Soy capaz de acostarme tardísimo si quiero acabar un libro.

    -No soporto los libros cortos, de esos que tienen menos de 100 páginas.

    -No me gusta releer un libro, ya que si me encantó en su momento, tengo miedo a que no me guste tanto la segunda vez y perder la magia.

    -Siempre que viajo en autobús o en tren, me gusta llevar el libro que estoy leyendo y así matar el tiempo con la lectura.

    Seguro que me dejo muchas en el tintero, pero son de las que me acordé. Muy buento tu post.

    ResponderEliminar
  12. Comparto contigo dos manias lectoras, la de coger un libro mirar la portada,leer la sinopsis, y leer frases sueltas al azar, y la de doblar las paginas para luego apuntar las frases en una libreta, nunca subrayo ni escribo nada en el libro y tambien intento no abrirlo fuerte ni forzarlo para que no se marque el lomo de hecho algunos libros quedan tan nuevos que podría revenderlos y nadie sabria que los he leido

    ResponderEliminar
  13. Oler los libros es mi manía. Tocar las hojas y olerlas

    ResponderEliminar
  14. Oler los libros es mi manía. Tocar las hojas y olerlas

    ResponderEliminar
  15. Pues manías no tengo muchas, de hecho soy bastante descuidada. Por ejemplo: si no tengo un marcapáginas a mano, utilizo un pósit o una hoja de árbol o lo que pille, o si no doblo una esquinita.

    Me da igual que me interrumpan, me gusta el orden pero suele desordenarse, no señalo pasajes, no me importa tener una misma saga con volúmenes pertenecientes a diferentes ediciones...

    Si es que todo me viene bien, jeje.

    ResponderEliminar
  16. Ah, bueno, sí, una manía: oler los libros. Cualquier libro y en cualquier parte. Y tocar los relieves que tengan y acariciar sus dibujitos. Y no achucho los libros antes de guardarlos después de leerlos, pero a veces sí que les doy algún besito :P.

    ResponderEliminar
  17. Hablemos de manías. ¡Venga que en mi familia tengo de ser muy maniática! XDDD Bueno, vamos a centrarnos en las lectoras.

    - Intento ordenar los libros por orden alfabético según el apellido del autor aunque la lista de pendientes las tengo apiladas según el orden de compra entre papeles de borrador, revistas de Historia y la agenda. Si un libro me gusta muchísimo le busco un rincón en el escritorio, si me gusta mucho lo coloco en la estantería de encima del escritorio y si no van directos a las baldas del armario donde no me suelo preocupar de como están ordenados.

    - Soy lenta en las lecturas y muchas veces tengo que la sensación de que me quiero aprender de memoria los libros porque me fijo absolutamente en todo y me los leo desde la primera palabra del título hasta la última de la contraportada y últimamente me leo hasta los datos técnicos (ISBN, año y lugar de edición, etc).

    - Soy un desastre con los libros. Los maltrato bastante pero los de ficción ni los subrayo ni escribo en ellos.

    - Me gusta dedicar tiempo a mirar las estanterías de las librerías, coger los libros, ver sus portadas y su precio, leer la contraportada... antes de decidir comprarlo. Lo primero que hago con el libro es ponerle mi nombre y apellidos y la fecha con bolígrafo azul BIC. No suelo leer más de un libro a la vez y siempre lo hago según el orden de compra.

    - Suelo adelantarme en mis lecturas leyéndome muchas veces el final de la novela antes de tiempo.

    - Nunca dejo un capítulo a medias antes de terminar el día.

    - Me gusta llevar el libro que estoy leyendo si se que voy a coger el autobús, el metro, etc; si tengo que hacer algún trámite burocrático; si voy a la pelu, al dentista... Aprovecho el tiempo de espera para leer un poco.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  18. Ufff, me parece que yo soy la rara, porque no he leído que nadie tenga la manía que tengo yo: no soporto leer libros prestados. No tengo problema alguno en prestar los míos, pero soy incapaz de leer un libro prestado, porque cuando leo un libro es como si formara parte de mí, como si lo hiciera mío, y tener que devolverlo es como si perdiera algo, no se,, no lo sé explicar. ¿A alguien más le pasa?
    Hace años me daba mucho apuro decirle a alguien que me iba a prestar un libro que no, y terminaba aceptando y los leía. Luego lo pasaba fatal al desprenderme del libro, sobre todo si me había gustado. Hoy por hoy todos los de mi entorno saben de mi manía y ya no tengo que dar explicaciones. Si me recomiendan un libro, prefiero comprármelo que que me lo presten.

    ResponderEliminar
  19. Bufff, qué maniáticos somos todos, jaja.

    - Yo miro mi estantería cuando estoy aburrida y repaso los títulos que tengo pendientes para intentar elegir el próximo. Nunca cojo el que he elegido porque cuando llega el momento me apetece más otra cosa.

    - Si un libro me ha gustado mucho lo cojo de vez en cuando para leer los párrafos que más me han llegado.

    - No me gusta prestar libros y que me los devuelvan estropeados (imagino que eso nos pasa a todos, jeje)

    - No digo que no a que me presten libros, pero son los menos. Normalmente prefiero prestar a que me presten (coincido un poco con Ana)

    No se me ocurre nada más ahora mismo pero estoy segura de que me dejo un montón de pequeñas manías...

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. 2 manias significativas me encanta leer siempre la ultima pagina del libro lo primero , siempre lo hago y he intentado no hacerlo pero al final siempre caigo,y cuando estoy leyendo una saga de dos o tres libros y he tardado en leerlos ya q normalmente los cojo en circulo de lectores y tarda dos meses entre un libro y otro siempre vuelvo a releerme los libros cuando los tengo todos,

    ResponderEliminar
  21. Acabo de darme cuenta que no soy nada maniática con los libros. Lo único que comparto contigo es lo que me interrumpan al final del libro ¡me corta el rollo totalmente y me entra una mala leche...!

    Al contrario que tú, siempre pongo el libro con la portada hacia arriba. Me da grima verlo al contrario.

    En cuanto a los marcapáginas han de sobresalir siempre algo del libro, no me gusta que esté totalmente escondido dentro del libro.

    Y creo que ya está. Antes sí que jugaba más con el marcapáginas y el género de la novela, pero últimamente me ha dado por usar un separador de esos que se pegan, tipo post-it. Me es más cómodo.

    Besotes y felices lecturas.

    ResponderEliminar
  22. Me he quedado flipando.
    Me he dado cuenta de que no soy tan rara. Hay más gente como yo.
    Yupiii

    ResponderEliminar
  23. Yo comparto dos manías con Narayani: releer los fragmentos que más me han gustado de ciertos libros y no ser muy dada a leer libros prestados. Me gusta que mis libros sean míos. Y estoy con Poemas en que el marcapáginas tiene que sobresalir del libro.

    ResponderEliminar
  24. Yo también tengo mis manías, como todo el mundo, por ejemplo siempre dejo pasar al menos un día cuando acabo un libro antes de comenzar el siguiente y jamás doblo las páginas de un libro, es más no soporto que lo hagan ni encontrarme páginas dobladas. En cuanto a los marcapáginas, los colecciono y como te dicen por ahí, también tiene que sobresalir un poco del libro y también en que la portada del libro debe estar siempre hacia arriba y con el marca bien visible.

    Un beso shakiano!!!

    ResponderEliminar
  25. @Todos. Muchas gracias por animaros a contar vuestras manías. Me lo estoy pasando muy bien con vuestros comentarios y me alegra saber que no soy la única maniática :).

    @Brisa. Uf, a mí es que me da mucha pereza coger el papel mientras estoy leyendo, ¡ja, ja!, solo lo hago con los libros que me prestan. Me alegro de no ser la única que "soba" tanto los libros :).

    @Jani. A mí también me gusta tener los libros de una saga en la misma edición, aunque reconozco que más de una vez he acabado pasando. Por ejemplo, de "Vampire Academy" tengo los dos primeros en castellano, el tercero en inglés de tapa blanda y los tres últimos en inglés de tapa dura (porque cuando los compré aún no habían salido en la otra edición). En fin, un surtido variado, ¡je, je!

    @Marina García. Yo no colecciono marcapáginas, pero también me pasa que tengo muchos y casi siempre acabo utilizando los mismos. Comparto contigo que no me gusta subrayar libros, aunque con los de texto sí lo hago (a lápiz, que el rotulador me horroriza). Hago lo mismo que tú con los libros prestados: solo los dejo después de haberlos leído, salvo que sea a alguien de casa (no me voy a poner tan quisquillosa con la familia, je, je). A mí también me da rabia dejar un capítulo a medias... Ah, y yo también dejé de imponerme terminar los libros sí o sí. ¡Con todo lo que hay por leer...!

    @Laura. Antes yo también forraba los libros, pero ahora solo lo hago con los de bolsillo o los que no tienen solapas, que son más delicados. Ah, estoy de acuerdo contigo en que hay sinopsis que cuentan demasiado. Eso me da bastante rabia, pero aun así soy incapaz de empezar un libro sin leerla...

    @Clara Cañero Lois. Los libros de Asteroide son una preciosidad, me encanta cómo utilizan los colores. Curioso lo de dormir con el libro bajo la almohada, a mí nunca se me había ocurrido.

    @Mientrasleo. Yo también soy incapaz de comer mientras estoy leyendo (una revista todavía, pero un libro no: o leo o como). A mí también me encanta cotillear lo que lee la gente en el bus (y cuando llevan e-reader me frustro...).

    @Paty. Ja, ja, yo también los alineo, soy bastante maniática con eso.

    @Catnip. A mí también me da rabia dejar un capítulo a medias, aunque si estoy muy cansada he llegado a hacerlo aunque solo me faltaran unas pocas páginas, ¡ja, ja! También suelo mirar los datos, me gusta fijarme en si ya he leído algo del traductor, etc.

    @Leyre Hernández. Yo creo que si tuviera lector digital compraría en papel aquellos libros que más me gustaran (ahora lo hago con los libros que me prestan). Qué bonito debe de ser ese marcapáginas :).

    ResponderEliminar
  26. @Ana. Me alegro de no ser la única, en esos momentos me siento bastante ridícula :).

    @Leira. A mí tampoco me gusta tardar demasiado en leer un libro. En realidad, no suelen durarme más de quince días, salvo que tengan muchas páginas o me salga un encargo en medio. Coincido contigo en que a veces me he dormido muy tarde porque el libro me tenía enganchada, y en que me da miedo releer algunas novelas por miedo a perder esa magia de la primera vez. En cambio, discrepo en lo de los libros breves: antes yo también prefería los largos, pero ahora agradezco la concisión. Hay muchas joyitas breves.

    @Carmina. Los míos también suelen parecer nuevos, me encanta cuidarlos. Me duele ver libros estropeados por haber sido abiertos con demasiada fuerza y cosas así...

    @Valeria Candia. He leído que lo hace mucha gente, pero curiosamente es algo que nunca me ha atraído :o.

    @Alba Úriz. Tienes suerte, ¡je, je! Para mí elegir el marcapáginas es casi como un mini-ritual: cuando elijo nueva lectura también elijo marcapáginas, va todo unido. También me encanta acariciar los relieves.

    @Elena Velarde. Curiosa esa ordenación en función de lo mucho que te hayan gustado; yo los tengo todos juntos. Yo también soy "lenta" en comparación con otros lectores, pero creo que es bueno saborear cada palabra, con una lectura atenta se aprecian más los detalles. También coincido con lo de mirar las estanterías de las librerías, coger libros y demás; me puedo pasar la tarde allí tranquilamente. Lo de leer el final sería incapaz de hacerlo, una vez lo leí por descuido y me chafó la sorpresa, ¡je, je!

    @Ana. Te entiendo, porque a mí me gusta conservar los libros (al menos los que me han gustado). Cuando me prestan uno que me encanta, suelo apuntar el título para comprármelo más adelante. Es un rollo, pero al menos así puedo leer ciertos libros que me apetecen mucho aunque todavía no tenga dinero para adquirirlos.

    @Narayani. Me siento identificada con lo de repasar la estantería cuando me aburro (o cuando no puedo dormir). Yo tampoco soporto que me devuelvan los libros en mal estado, aunque no me suele ocurrir porque los dejo a gente de confianza.

    @Esther Borrero. Envidio a los que sois capaces de releer una saga entera cuando sale un nuevo libro. A mí me da mucha pereza, prefiero empezarlo e ir recordando los anteriores poco a poco.

    @Poemas. Coincido contigo en que el marcapáginas tiene que sobresalir (salvo que lleve el libro en el bolso).

    @InésM. Sí, ¡no estamos solos! :D

    @Shaka. Ojalá yo fuera capaz de dejar reposar las lecturas un día, pero creo que solo lo he hecho con libros que me han dejado muy tocada. Lo habitual es que pueda empezar otro libro media hora después de terminar el anterior, así a lo bestia xD.

    ResponderEliminar
  27. Hmm, creo que soy de las pocas que no tiene muchas manías lectoras.

    -La forma en que ordeno la estantería depende de cómo me dé ese día.

    -Aunque tengo millones de marcapáginas, no uso ninguno, sino lo que pille cerca (folios, CD's, calcetines...)

    -Puedo leer en cualquier parte, menos en el baño (soy lo contario a lo que la mayoría hacexD).

    -No puedo oír música mientras leo.

    -Solo leo novelas eróticas en mi habitación, sería incapaz de leerlas en otro sitio, mucho menos en guaguas xDDD.

    Y creo que ninguna más.

    ResponderEliminar
  28. @Aineric. Es curioso eso de tener marcapáginas pero no usarlos :P. Tampoco soy capaz de leer en el baño o leer con la música puesta. Ah, y muy bueno lo de las novelas eróticas, yo nunca me lo he planteado porque como no suelo leerlas...

    ResponderEliminar
  29. Hay gente que huele cuando estás en el momento cumbre de la novela para interrumpirte. No sé cómo lo hacen, pero ahí están.

    ResponderEliminar
  30. @Cris. Sí, ¿verdad? ¡Qué rabia da!

    ResponderEliminar
  31. Tus manías son bastante decentes en realidad. Las mías son:
    -No doblo, resalto ni escribo en las páginas de los libros (ni los escolares). Si me gusta algo, anoto la página o si hay alguna palabra desconocida la anoto aparte también.

    -Tengo un cuadernito donde pongo los fragmentos y otro para el significado de esas palabras desconocidas.

    -Casi no tengo marcapáginas de los libros o editoriales, la mayoría son artesanales hechos por mí. De todos modos siempre termino usando la solapa del libro en vez de marcapáginas.

    -Prefiero evitar leer la sinopsis de los libros, pues algunos te dicen demasiado. Esto aplica en caso de no haber leído reseñas, porque entonces ya no hay remedio...

    -Siempre leo el último párrafo del libro antes de empezar.

    -Siempre me tardo más leyendo los libros prestados, independientemente del número de página. No sé porqué.

    -No ordeno los libros de forma específica, como van llegando los voy colocando.

    -En la primera página pongo mi nombre y en la 99 y 66 mis iniciales, por si los llego a prestar.

    ResponderEliminar
  32. Jajajaja, qué divertida la entrada. Pues yo, leyendo tus manías y la de los comentaristas de la entrada, me he dado cuenta de que no tengo ninguna, porque no sigo ningún patrón que se repita en mis lecturas, sorprendentemente, niguno ;)

    ResponderEliminar
  33. @Carla Villalba. Creo que haces un trabajo estupendo para adquirir vocabulario; me parece que solo he hecho algo parecido cuando he leído en otros idiomas. Y es curioso lo de los libros prestados, quizá la conciencia de pensar que tienes que devolverlos antes te traiciona...

    @Lana Drown. Pues tienes mucha suerte ;).

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails