16 noviembre 2012

La calidad literaria y los gustos personales

Cuando hablé de los éxitos literarios, en los comentarios surgió un interesante debate en el que me apetece profundizar más: ¿cómo se determina la calidad literaria de una novela? ¿La establecemos nosotros, los lectores, en función de lo que nos gusta y lo que no, o solo los expertos -editores, profesores de literatura, críticos profesionales...- están capacitados para ello?

Llamadme conservadora si queréis, pero yo me decanto por la segunda opción: es necesario tener unos amplios conocimientos de literatura para distinguir entre lo que tiene calidad y lo que no la tiene. Nosotros, los lectores, en ocasiones podemos acertar, en función de nuestra experiencia lectora y nuestras aptitudes para el análisis crítico; sin embargo, algunos se guían por impresiones muy subjetivas y no sería correcto aplicarlas para medir las cualidades de una novela.

Porque, por mucho que digamos que lo mejor de la lectura son las sensaciones que nos provoca, los libros tienen aspectos que se pueden examinar de una forma más o menos objetiva (prosa, experimentos literarios, profundidad de los temas tratados, psicología de los personajes...). Si aceptáramos que la calidad depende de las apreciaciones de cada lector, estaríamos admitiendo que la literatura carece de fundamento; sería imposible poner orden y separar lo bueno de lo normalito, porque cada uno tendría una opinión diferente.

Creo que la clave está en hablar de gustos cuando nos referimos a nuestras preferencias, y no de calidad literaria. Una novela se vende bien y recibe palabras entusiastas porque gusta mucho; luego, además, puede ser alta literatura, pero no es un requisito imprescindible (recordad el caso de Crepúsculo). Por el contrario, una obra de calidad literaria no tiene por qué gustar siempre, entre otras cosas porque puede caer en las manos de un lector que aún no tiene el suficiente bagaje para apreciarla (por ejemplo, las lecturas obligatorias de clásicos en el colegio).

Para verlo de forma más clara, pensad en Cien años de soledad. Está considerada una obra maestra y muchos lectores la hemos disfrutado; no obstante, también los hay que la consideran aburrida y por ello la tachan de mala. Esto es a lo que me refiero como impresión subjetiva que no me parece válida para valorar una novela: el que una historia resulte aburrida o no es muy personal. ¡Incluso los libros que contienen miles de recursos para enganchar se hacen pesados para algunos!

Además, las impresiones de las lecturas cambian en función del estado de ánimo, de lo que apetece en cada momento y de lo que se ha leído antes. Un profesional debe tener la capacidad de estar por encima de estas sensaciones y ver el texto de la forma más imparcial posible; ahí está la diferencia entre él y un lector cualquiera.

Me parece que la tendencia a equiparar calidad y gustos se debe al hecho de que la literatura nos resulta cercana (más cercana que la medicina o la física cuántica) y por ello creemos que podemos hablar con seguridad del tema. Aun así, lo cierto es que detrás tiene tanto por descubrir como cualquier otra disciplina.

Pese a todo, el debate está abierto, así que... ¡opinad!

28 comentarios :

  1. Me acabo de hacer seguidora de este blog. Soy Ester y soy escritora, no publicada. Estoy con mi primera novela.
    Lo que creo sobre la calidad literaria es que "para gustos, colores". Cuando leo una obra no soy lectora, soy escritora y siempre exijo que el libro me aporte "algo".

    Saludos, Ester

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Rusta!

    Hablando de calidad literaria y gustos personales, me he leído de la Literatura que me han gustado mucho o me han encantado como "Cumbres borrascosas" de Emily Brönte, "La hija del capitán" de Pushkin, "Orgullo y Prejuicio" y "Emma" de Jane Austen, o "En vísperas" de Turguéniev. Sin embargo, también ha habido clásicos que no me han gustado, a pesar de reconocer su calidad literaria, como "Primer amor" de Turguéniev o "La noche blanca" de Bulgakov.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues verás, en realidad creo que hay tres tipos de libros que vienen a ser... los que nos gustaría leer, porque sabemos que son buenos. Los que leemos y nos gustan, y lo hacemos avergonzados a veces porque somos conscientes de que no son ninguna obra maestra. Y los que decimos que leemos, que son esos clásicos tremendamente reconocidos pero que nos echan atrás, como El Quijote.
    Luego, la realidad es que esos grupos es combinan y coinciden muchos títulos, ¿la calidad? dependiendo del grupo que abunde.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Como lectora puedo reconocer la calidad en un texto, lo que no conlleva que ese texto me guste. No creas que me pasa solo con los libros. Con la música me ocurre igual. Hay montones de grupos que según los expertos son de increíblemente buenos y de gran calidad y a mí me aburren, así que yo creo que el lector en este caso, lo que establece fundamentalmente es lo que le gusta.
    Es importante también saber elegir las lecturas en cada momento y dependiendo del estado de ánimo de cada uno. A veces una obra de menor calidad es simplemente lo que nos hace falta en determinado momento y habrá otras ocasiones en que disfrutaremos paladeando cada palabra de una novela de más calidad porque estamos preparados para ello. Estas lecturas suelen ser (al menos en mi caso) más pausadas, incluso las puedo combinar con otro libro. Lo que es importante es llevar tiempo rodando por el camino de los libros, porque querer empezar a leer con obras de gran calado, a veces lo que hace es que no sepas disfrutarlo y dejes de leer.
    En todo caso para entrar a analizar en profundidad un texto, creo que hay gente muy preparada como mencionas al comienzo de tu entrada, aunque es raro que yo busque ese tipo de análisis, prefiero saber qué le parece al lector de “a pie” una novela antes de decidirme a comprarla y normalmente con las opiniones de algunos blogueros me es suficiente. Ya nos vamos conociendo y sé con quién voy a coincidir normalmente.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Creo que todos somos bastante conscientes de esa frontera entre el placer personal y la calidad literaria propiamente dicha. Sin embargo, aquello que es de gran calidad merece respeto, independientemente de que pueda ser un auténtico tostón, mientras que lo que agrada es denostado porque "no pasará a la posteridad por su calidad". Me parece que también hay un gran desequilibrio en ese trato.
    Yo, de todas formas, abogo por la libertad de lectura ;o)
    Besotes duales.

    ResponderEliminar
  6. Para mí, hay una gran diferencia entre una obra con buena calidad literaria y una obra buena.

    Porque una novela puede estar magníficamente escrita y con descripciones exquisitas, pero puede ser la cosa más aburrida que hayas tenido que leer.

    O al contrario, estar escrita pobremente pero ser altamente adictiva o divertida.

    Me da igual lo que digan: quien hace que una obra sea mala o buena, es el lector y su personalidad, estado de ánimo o lo que busque en él.

    Por eso hay tantas opiniones distintas respecto a un libro y, para mí, TODAS son perfectamente respetables.

    Me fastidia mucho que porque un crítico supuestamente profesional, serio o como quieras llamarlo diga que un libro es bueno, y otro menos profesional o cualquier hijo de vecino diga lo contrario, ya es un inculto, no sabe de lo que habla, o no tiene gusto literario. O al revés. ¿Por qué? ¿Quién dice que uno u otro tiene la verdad absoluta? Cada uno vive un libro dependiendo de su vida, sus circunstancias y experiencias.

    Vale, me parece perfecto que digan "este libro está considerado por las masas como una obra de arte o me ha parecido una obra de arte", pero que digan "este libro es una obra de arte y quien diga lo contrario no tiene gusto alguno", es algo que me cabrea mucho.

    Cada uno tiene sus gustos y cada libro puede producir varias interpretaciones, dependiendo del lector. Y punto, al menos yo opino así.

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy de acuerdo contigo en términos generales.

    Yo siempre lo he dicho, a mí me gustan muchos libros y no por ello tienen que ser buenos. Cuando tú lees un libro, como bien has dicho, influyen muchos factores y no son siempre los mismos factores los que influyen en cada persona. Pero es cierto que hay que saber diferenciar la calidad.

    Pero lo que sí es cierto es que un libro no tiene que tener calidad para enganchar a todas las personas, de hecho, lo que suelen tener las obras que atrae a la gente es ser calificada como best seller, por lo que tiene detrás un marketing increíble, aunque haya mil obras mejor. Hoy día el marketing lo es todo, o sino, cito el ejemplo que bien has puesto: Crepúsculo. Para mí, esa saga es malísima (para gustos los colores), pero es mala por muchos aspectos, pero mira dónde está llegando...

    Yo en el blog cuando hago una crítica, además de valorar lo qué me ha parecido a mí, siempre me gusta contar un poco la forma de escribir del autor y dependiendo del libro pues puedo contar algo sobre la estructura, los diálogos y los personajes para que la gente sepa un poco lo que va a encontrarse. A pesar de eso, la nota se la pongo en base a si me ha gustado o no, a pesar de todos esos detalles técnicos.

    Me encantaría contar más del tema, pero me enrollo me enrollo... y me voy por las ramas. Así que esto es lo que dejo como aporte. Saludotes.

    ResponderEliminar
  8. @Ester. Muchas gracias por seguirme :). Y qué difícil de definir es ese "algo"...

    @Elena Velarde. A mí también me ha pasado, hay clásicos de calidad contrastada que no me han gustado porque simplemente tienen un estilo que no va nada conmigo ("La perla", de John Steinbeck, por ejemplo). Y no solo con clásicos, también con novelas contemporáneas.

    @Mientrasleo. Esa clasificación me parece muy original :). El grupo que más me da que pensar es el de los libros que leemos, nos gustan y a la vez nos "avergonzamos" un poco por ello, igual que algunos se avergüenzan de ver Sálvame o Gran Hermano. De todas formas, no quiero perder de vista que incluso dentro de este tipo de literatura hay obras mejores y peores; supongo que el hecho de saber que estamos ante una de las buenas compensa esa sensación.

    @Bookworm. Me pasa lo mismo con la música: no puedo con la copla y el flamenco, pero reconozco que han dado grandes cantantes.

    Estoy de acuerdo en que el momento también influye, no buscamos lo mismo cuando leemos en el bus con mucha gente hablando a nuestro alrededor que cuando estamos en casa acomodados en el sofá. Me gusta comprobar que somos muchos los que pertenecemos a este grupo que lee de todo en función del momento.

    También tienes mucha razón en lo de que no es conveniente que una persona se inicie en la lectura con obras demasiado complicadas. Alguna vez he leído opiniones de gente que piensa que quien empieza leyendo cosas como "Crepúsculo" nunca llegará a ser un lector de la gran literatura, pero yo creo que nunca se sabe, y más vale que al principio descubra novelas que le hagan pasar un buen rato a que relacione la literatura con algo aburrido (claro que si hubiera un término medio mejor que mejor).

    Yo también prefiero la opinión de los lectores, sobre todo por eso de que ya sé con quién coincido en gustos. Además, los críticos profesionales rara vez hacen críticas negativas; creo que el auge de las redes sociales de lectores y demás en parte se debe al hecho de que la gente ya no se fía de lo que le dicen en las revistas.

    @Babel. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Siempre es fácil atacar una novela de entretenimiento, pero ¡cuidado con meterse con un clásico! Entiendo que en una reseña negativa de un clásico es posible que haya muestras de desconocimiento por parte del lector, pero aun así me parece que el trato hacia la literatura más sencilla es muy injusto, y en realidad este tipo de libros no tienen por qué ser malos, tan solo hay que medir su calidad con respecto a otros del mismo estilo.

    @Aineric. Coincido contigo en que todas las opiniones son respetables (faltaría más), pero no puedo estar de acuerdo con lo de que todas tengan el mismo valor. Ya no hace falta hablar de profesionales: la reseña de un lector que conoce a fondo el género del que habla tendrá más fundamento que la de alguien que lo toca por primera vez. Por lo tanto, para mí será más fiable la primera reseña, lo que no quiere decir que menosprecie la segunda (ante todo, cada uno tiene derecho a expresar su opinión, y habrá gente a la que le interese :)).

    @Sarah Degel. No te preocupes por enrollarte, en estas entradas se agradece conocer los puntos de vista de los lectores :).

    Yo hago lo mismo que tú en las reseñas, intento ni limitarme al "Me gusta/No me gusta" y hacer un análisis para que el lector se haga una idea de lo que va a encontrar.

    Es verdad que hoy en día los requisitos que debe cumplir un best-seller se alejan bastante de lo que es la "calidad literaria". Todos coinciden en que "enganchan", y a veces han provocado algún tipo de polémica (Dan Brown y la Iglesia, la novela erótica "para mamás"...). A mí hay varios que me han gustado, pero lo matizo en el sentido de que me han hecho pasar un buen rato, no me han provocado ese sentimiento profundo que me aportan los buenos libros.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo contigo. Pero claro, en la comunidad blogera la mayoría son aficionados a la lectura, por lo tanto la mayor parte de sus opiniones se basarán en gustos personales. Pero como ya comentan, la calidad literaria no tiene porqué estar reñida con que sea una historia atractiva para el lector. Se me ocurre un libro que he acabado de leer hace poco: "La verdad sobre el caso Savolta" de Eduardo Mendoza. Es un libro que inculso ganó un premio, porque está narrado de una forma diferente e innovadora, y trata el tema de la industria y los problemas de los obreros en Barcelona (año 1916-18), pero al mismo tiempo es una gran novela policíaca, que engancha, y con unos grandes personajes.
    Por ello, creo que las buenas novelas son las que combinan ambas facetas.

    ResponderEliminar
  10. @Paty. Totalmente de acuerdo, hay novelas espléndidas que además tienen la capacidad de enganchar el lector, y conseguir ese equilibrio es fantástico. "La verdad sobre el caso Savolta" me encantó, y se me ocurre otro ejemplo que también puede encajar en este tipo de libro: "Los renglones torcidos de Dios", de Torcuato Luca de Tena. Adictivo y al mismo tiempo muy rico en todos los aspectos.

    ResponderEliminar
  11. Para mí, ese "algo" significa que
    la piel se estremezca por algún sentimiento bueno, malo o de admiración por el sentido literario de la obra.
    Sentimiento, es la palabra clave.

    Besos, Ester

    ResponderEliminar
  12. Yo no soy ninguna experta, es más en mi blog lo dejo bien claro, hablo de los libros que me han gustado y de los que no desde mi humilde opinión. Eso sí, explicando el por qué de cada reseña.

    Por ejemplo, en mi entorno mucha gente adora a Milan Kundera, yo leí la inmortalidad y no me gusto : S
    tenía sus cosas buenas, (como todo libro) pero la sensación final...

    Pienso que para gustos los colores y que los "expertos no tienen la verdad en su mano" como ya han dicho por ahí en los comentarios. Creo que todos guardamos un poco de sensibilidad para poder apreciar el arte ya sea música, libros...


    Besos :)

    ResponderEliminar
  13. Cien años de soledad me costó mucho leerlo y creo que hay novelas de García Márquez que me gustaron más. Sinceramente, no soy mucho de clásicos. Quedaré como una inculta, pero si me aburren, yo no tengo la culpa. Prefiero un ibro corriente y que me entretenga, que un gran clásico que me produzca bostezos.

    ResponderEliminar
  14. Yo lo admito: amé Crepúsculo, pero ahora lo vomito.
    Creo que una de las razones fue porque empecé a leer otras historias, conocer diferentes y nuevos autores, por lo que descubrí que eran otra cosa completamente.
    Como futura filóloga, he aprendido a darle oportunidad a la mayoría de lecturas, incluyendo clásicos, pues con el colegio quedé traumada con las lecturas obligatorias.
    Creo que cada uno decide qué le gusta y qué no le gusta, por lo que es bueno expandir sus lecturas y así conocer qué considera bueno o malo.
    Al menos, eso es lo que yo estoy haciendo.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  15. Pues yo creo que tienes razón en algo que dices y es que una cosa es la calidad literaria y otra es el gusto personal de cada uno. De todos modos también creo que una persona con mucho conocimiento de literatura, en el momento de hablar sobre una obra, también expone su gusto personal, pues en ello van nuestros sentimientos, y ya se sabe que no todos sentimos lo mismo con un escrito.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  16. Hola. Es verdad que la mayoría de los blogueros somos meros aficionados a la lectura, pero ello no quita para que sepamos valorar la calidad literaria de un texto. En mis reseñas suelo hablar del tipo de prosa, forma de narrar del autor y también de si el argumento me ha gustado, me ha enganchado, me ha parecido original. Porque está claro que un libro del que la gran mayoría puede apreciar su baja calidad literaria como "Cincuenta sombras de Grey", puede enganchar y de hecho engancha a muchísima gente. Y que un libro de grandísisma calidad literaria como "Cien años de soledad", puede aburrir (y de hecho aburre)soberanamente a muchos (no es mi caso, a mi me encantó).
    Y es que son dos cosas distintas que pueden confluir en una misma lectura, o pueden estar aisladas.
    Genial el debate
    Besotes

    ResponderEliminar
  17. @Ester. Estoy de acuerdo, creo que todos buscamos que la literatura nos transmita algo :).

    @Ana. Y en cualquier caso, es una realidad que hay mucha gente que se identifica más con la opinión de un bloguero que con la reseña de un experto. Yo creo que en esto está la clave del éxito de los blogs.

    @Leira. No quedas como una inculta, el nivel de cultura se mide por otras cosas además de las lecturas :). Yo ahora empiezo a interesarme más por la "buena literatura", pero durante mucho tiempo me he limitado sobre todo a libros entretenidos, así que entiendo perfectamente que te apetezcan más.

    @Shanny. Me identifico bastante contigo, porque por los estudios también me estoy abriendo a lecturas que de otro modo no me habrían interesado (principalmente clásicos muy antiguos). Lo mejor de todo es que me están gustando, así que me siento muy satisfecha.

    @Laura Fernández. Sí, yo creo que lo ideal en la reseña de un experto es que sepa exponer un análisis más o menos objetivo y a la vez explicar qué le ha transmitido esa obra en particular. Esa parte me parece muy importante, si no el texto es muy frío...

    @Marian. Yo creo que hay blogueros y blogueros :). Es verdad que algunos nos esforzamos en hacerlo más "profesional" (o al menos lo intentamos), pero también se leen comentarios que dejan bastante que desear. Por ejemplo, reseñas que se limitan a contar el argumento o que tachan de malo un libro solamente porque les ha aburrido, sin pararse a analizar su prosa o su profundidad. En este sentido, creo que es importante separar entre opinión y reseña, porque lo que hacen algunos blogueros es simplemente opinar.

    ResponderEliminar
  18. Hay que reconocer que este tema da que pensar, pero yo soy del grupo que opina que la "calidad" no existe. Por poner un ejemplo, para mi analizar si los personajes de una novela son planos o redondos de una manera objetiva es imposible. Para cada persona es diferente. Si el autor consigue que notes esos personajes cercanos a ti y que los sientas como reales, ¿acaso no ha logrado crearles una psicología creíble? No hay ninguna máquina que pueda medir eso, depende únicamente de las sensaciones que te provoquen. Esas sensaciones, por supuesto, tambien dependen de tu impresión sobre la novela en su conjunto, y esa impresión depende de si te interesa el tema, de tus propias experiencias... ¿La prosa? Sigo diciendo que, por más que algunas personas piensen lo contrario, no hay máquinas para medir su calidad, deben medirla personas, por lo que no se puede estar seguro de si estan en lo cierto. Los críticoa literarios profesionales no estan siempre de acuerdo. ¿Como puedes saber cual de ellos es el mas preparado para emitir una opinion?

    ResponderEliminar
  19. @Anónimo. Es verdad que el concepto de "calidad" a secas es difícil de definir, pero aun así no estoy de acuerdo con tu argumentación por la sencilla razón de que no todas las valoraciones de los lectores tienen el mismo valor. Una persona que ha leído mucho, que ha estudiado literatura, etc., está más preparada para emitir un juicio sobre la complejidad de un personaje o sobre los recursos estilísticos de la prosa que alguien que solo lee para pasar el rato y no llega a hacerse estas preguntas. Es algo completamente normal: el primero tiene más conocimientos y experiencia.

    Por otro lado, no creo que la calidad de una novela dependa de su "credibilidad", sino de los matices que tenga, de su profundidad y de la riqueza estilística, entre otras cosas. Aunque no haya una máquina para medirla, existen los criterios intersubjetivos, es decir, el acuerdo entre profesionales del sector a la hora de determinar el nivel de una obra. La literatura no es un caos, hay muchos aspectos que se pueden analizar para llegar a conclusiones más o menos objetivas, y aunque los críticos, editores y demás puedan discrepar al valorar algunos títulos controvertidos, todos saben la diferencia que hay entre "Cien años de soledad" y "El Código Da Vinci".

    Creo que la idea de que el valor de la literatura depende del "sentimiento" que provoque en el lector está muy extendida, pero se debería matizar que el "sentimiento" no surge de la nada, que se necesita una técnica para plasmar la historia de tal manera que consiga transmitir esa sensación. Que un libro guste mucho en general y que otro pase desapercibido no es casualidad, es que el autor del primero ha hecho méritos para conseguir ese efecto.

    ResponderEliminar
  20. Qué interesante este tema!!! precisamente hoy he comentado en un blog de una chica que hablaba sobre "50 sombras de Grey", novela que justamente ayer acabé y que no me ha gustado nada... en mi comentario en el blog decía textualmente "novela con una calidad literaria pésima" y en cuanto había escrito eso he pensado... quién soy yo para determinar la calidad literaria de nada???

    Pero después, pensando en lo que había leído en la novela, he decidido mantener esa frase porque creo realmente que el libro tiene una calidad literaria muy baja: situaciones muy previsibles, diálogos escuetos, planteamientos muy sencillos, prosa facilona...

    Estoy de acuerdo en que generalmente es difícil hacer un análisis si no eres un experto, pero hay casos en los que la mediocridad del texto se hace tan patente que es imposible no darse cuenta de que lo que se está leyendo es, directamente, "malo".

    Esto independientemente de que te pueda gustar o no... es un poco como la comida basura, no??? está poco elaborada y su calidad es muy cuestionable, pero... a quién no le gusta una hamburguesa con queso y doble de pepinillos???

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  21. @Pebbles. Sí, cuando se trata de extremos resulta mucho más fácil darse cuenta. La comparación con la comida basura es muy acertada, de hecho yo suelo pensar en los libros de entretenimiento puro como "literatura de usar y tirar" :).

    ResponderEliminar
  22. Yo creo que lo básico es no confundir best-seller con calidad literaria ya que muchos de los libros que llegan al primer punto se debe únicamente a una estudiada campaña de marketing, sin que su calidad sea merecedora de tal propuesta. Muchas veces puede más un nombre en una portada que el propio contenido del libro y es que no podemos olvidar que, aunque cultural, las ediciones llevan un negocio y que su objetivo es vender.

    Sobre la calidad objetiva de los encargados de valorar una obra pesa mucho no sólo la calidad sino la capacidad de venta de la obra, y eso es algo que se tarda en adquirir y que necesita conocimientos.

    Por poner el ejemplo más cercano que conozco, que es el mío propio, mi primera novela fue "apadrinada" y revisada por varios autores de renombre que hicieron mención a su calidad en varias ocasiones. Del mismo modo, las primeras impresiones de lectores al azar fue buena, sobre todo de gente que se dedicaba a la valoración de textos... Ahora bien, esa primera novela no tenía cabida en el mercado debido a varios puntos complicados de su construcción y fue rechazada.

    La calidad no es algo subjetivo, lo es lo que nos gusta y, al igual que podemos apreciar una pintura y decir si nos gusta o no, no podemos negar la belleza o complicación de otra obra que no nos parezca tan agradable a la vista. Son dos cosas distintas que en ocasiones pueden coincidir.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  23. @Efraim Suárez. Lo has explicado muy bien, pero quiero añadir que a veces los best-sellers tienen calidad, generalmente porque son de autores con una larga trayectoria que han conseguido llegar al gran público (como Eduardo Mendoza o Almudena Grandes). Supongo que ese es el sueño de cualquier escritor: tener calidad y vender mucho.

    Por otro lado, también hay editoriales independientes que eligen sus publicaciones sin preocuparse tanto por su comercialidad, y creo que es importante tenerlas en cuenta.

    ResponderEliminar
  24. Estoy totalmente de acuerdo contigo, esta discusión la he tenido miles de veces y hay a quien no le entra en la cabeza que hay unos criterios objetivos por los que una novela es una obra maestra o no lo es, otra cosa es que nos guste o no. Gustos y calidad literaria son dos cosas diferentes. Al haber estudiado Filología Hispánica y Teoría de la Literatura creo que me es más fácil distinguir a veces esa línea, y es que una cosa es lo que nos gusta a título personal y otra lo que es bueno, que son dos cosas bien diferentes. Bsos

    ResponderEliminar
  25. Siemrpe hay de todo, hay editoriales que trabajan muy bien y en las que prima la calidad y otras que buscan simplemente el "bombazo". Del mismo modo hay escritores cuyos best-sellers son obras de calidad indiscutible... Hay de todo en la viña del señor, como se suele decir; y claro, con esto pasa como con todas las generalizaciones, que cojea a la mínima.

    Un beso!

    PD.- Sí, ese debe ser el sueño de cualquier escritor, tener calidad y vender (aunque yo diría más ser leído... pero claro, yo aún soy un romántico...)

    ResponderEliminar
  26. @Carol. Exacto. Por mis estudios yo también tengo este tema cada vez más claro: a algunos profesores les da un infarto cada vez que alguien valora una obra de arte en función de su "belleza" o "lo que le transmite", así sin más. Es muy diferente analizar un libro teniendo en cuenta unas ideas a hacerlo solamente por instinto, por gustos. Me da rabia que haya gente que no lo vea, pero en fin, supongo que a veces nos cuesta reconocer nuestro propio desconocimiento.

    @Efraim Suárez. Buen apunte ;). Un debate sobre la diferencia entre vender mucho y ser muy leído también sería interesante...

    ResponderEliminar
  27. Sé que la entrada es antigua pero estaba mirando tu blog y me la he encontrado. Bueno yo discrepo que haya que ser un erudito en la materia. Como bien han dicho por ahí arriba, para gustos colores. No me parece que un buen libro se haya ganado el calificativo de bueno por clásico o por antiguo. Para mi es como decir que un cuadro de Miró es arte. Para mi no es arte un cuadro con cuatro rallas que perfectamente podia haberlas pintado mi hijo, para mi eso es un negocio como una casa.
    O un clásico rollo de estos que se leen en el cole, pues a ver, el índice de cultura en esas épocas era escaso, en el pais de los ciegos el tuerto era el rey, es decir, la cultura llegaba a unos pocos y esos pocos eran los que escribían libros, eso no significa que tuvieran talento, lo que no tenían era mucha competencia.

    ResponderEliminar
  28. @Conxi. La cuestión es que la consideración de algo como arte no puede argumentarse con un "para mí", precisamente porque el "para mí" indica una opinión. Tal vez a ti no te gusta el arte surrealista, pero de ahí a decir que son garabatos va un trecho. Todos somos libres de opinar, pero siempre tendrá más validez la opinión de una persona versada en la materia que sabe argumentar su postura.

    Las lecturas del colegio son otra cosa, porque a menudo el problema es que se obliga a leer unos libros para los que el niño o adolescente todavía no está preparado y por eso le parecen un "rollo".

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails