19 noviembre 2012

La niña del faro - Jeanette Winterson



Edición: Lumen, 2005-2012
Páginas: 208
ISBN: 9788426421463
Precio: 15 €

Cuando empezaba a creer que apenas quedan escritores con una voz personal y creativa, llegó a mis manos esta pequeña joya de la inglesa Jeanette Winterson (Manchester, 1959): La niña del faro, una novela que rebosa sensibilidad, gusto por la palabra escrita y, sobre todo, amor. La autora, que fue adoptada por un matrimonio muy religioso que no veía con buenos ojos su homosexualidad, estudió Literatura Inglesa en Oxford y desde 1985 ha publicado una veintena de novelas, entre las que hay títulos como La pasión, Planeta azul y sus recientes memorias, ¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?, que han tenido una gran acogida entre la crítica y el público. Ha sido comparada con Virginia Woolf y se la considera una de las grandes narradoras de nuestros tiempos.

La novela habla de Silver, la niña que vino al mundo inclinada y que al quedarse huérfana es adoptada por un farero ciego. Él le cuenta historias sobre la construcción del faro, historias en las que aparecen personajes como Darwin o Stevenson, historias que reconstruyen la leyenda de Tristán e Iseo, historias que se entrelazan entre ellas y que convierten a Silver en una amante de los libros. En realidad, poco importa de qué hable La niña del faro, puesto que al leer uno tiene la sensación de que la autora podría escribir sobre lo que quisiera. El atractivo reside (una vez más) en la magnífica forma de estar contada.

En este sentido, Jeanette Winterson me ha parecido una escritora muy original: utiliza fragmentos breves cargados de poesía, en estilo indirecto y sin el orden lineal habitual, con un tono tan personal y cercano que en ocasiones transmite la sensación de estar hablando directamente con el lector. En apariencia su prosa puede resultar sencilla (por aquello de que no cae en esas oraciones subordinadas interminables), pero nada más lejos de la realidad: hace falta tener un gran talento para escribir con tantos matices y con ese control que sabe a la perfección qué palabras utilizar en cada momento. Los finales de capítulo («Cuéntame una historia») desprenden una luz que me embelesó.

Además de ser una obra de historias dentro de historias, La niña del faro destaca por su aura especial: la autora ha logrado crear una atmósfera mágica, tierna y llena de amor, sentimiento que impregna estas doscientas páginas. No interpretéis este amor con un romance barato y manido, porque lo que aquí predomina es la delicadeza, el buen gusto al plasmar las emociones. Tampoco esperéis una serie de aventuras de Silver y el farero, porque lo que prima es ese carácter imaginativo y soñador, incluso surrealista, de los relatos, el hecho de permitir que las líneas nos lleven por donde quieran sin pararnos a cuestionar su realismo. La novela no es apta para quienes solo busquen una trama de consumo fácil; en cambio, cautivará a los que saben apreciar los detalles de una narradora poderosa y única.

De La niña del faro me llevo su poesía, su magia, su fuerza. El placer que me ha producido la lectura es difícil de explicar porque se trata de una sensación íntima que solo se siente muy de vez en cuando, porque el tipo de libros a los que estamos acostumbrados en general van por caminos distintos. Esta obra no provoca pasión por los hechos ni por los personajes ni por la ambientación, sino una especie de embeleso por la gracia y el acierto de esta voz tan particular en su uso del lenguaje. Le seguiré la pista a su autora, sin ninguna duda.

Jeanette Winterson
En conclusión, La niña del faro es una muestra espléndida de delicadeza y singularidad, una pieza que se ha ganado un lugar de honor en mi estantería y que quiero recomendar de corazón a todos aquellos que se consideren amantes de las novelas encantadoras y poéticas. Empezad a leer esta pequeña obra de arte y dejaos llevar por el torrente de palabras de Silver y su nuevo amigo: al cerrar las tapas no os sentiréis igual que al empezar, os lo aseguro. Cuéntanos muchas historias, Jeanette Winterson.


Nota: esta reseña se la debo a Jorge, que fue quien me descubrió a la autora.

17 comentarios :

  1. Con todo lo que cuentas no me cabe duda de que será uno de los libros que ocupará un lugar especial entre mis lecturas, así que lo busco esta misma tarde. Gracias por la fantástica reseña !

    ResponderEliminar
  2. @Manuela. Qué bien, ya verás que es una lectura muy pero que muy especial. Yo no tardé nada en comprarme otro libro de la autora, ¡je, je!

    ResponderEliminar
  3. Me siento orgulloso y contento de ser el que ha propiciado que te encontrarás con Jeanette Winterson y que encontrarás una escritora afín. Sus libros son brutales, poéticos, dolorosos y fascinantes.

    Y espero poder irte descubriendo escritores durante muchos años. Y viceversa, claro.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa reseña para un libro fabuloso. Lo leí hace años, ya, y precisamente hace unos meses lo cogí de nuevo para releerlo, pues recordaba la intensa sensación que me dejó. Winterson tiene un estilo poético y al mismo tiempo directo que te llega al alma como en un disparo. Gracias por recordármelo de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. Imposible resistirse con esta fabulosa reseña. Otro libro para apuntar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito, parece una lectura muy dulce. La historia de la autora despierta aún más mi curiosidad por leerlo.

    ResponderEliminar
  7. @Jorge. Yo también lo espero ;). Me ha encantado descubrir a esta autora, este año he leído bastantes libros que me han gustado mucho, pero pocos me han provocado ese deseo de querer seguir leyendo al autor, así que estoy muy satisfecha con "La niña del faro".

    @Zazou. Me alegro de que coincidamos en nuestras impresiones. Para mí también será un libro que relea en el futuro (además, con lo breve que es ni siquiera me dará pereza volver a empezarlo).

    @Margari. Haces bien en no resistirte, a un libro como este hay que hacerle un hueco :).

    ResponderEliminar
  8. @Lana Drown. Sí, la verdad es que ha tenido una vida que también despierta bastante interés. En sus memorias, "¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?", da más detalles sobre el tema.

    ResponderEliminar
  9. Siendo como cuentas estoy segura que me gustaría o por lo menos disfrutaría de esa escritura tan preciosa que comentas. Bicos.

    ResponderEliminar
  10. @Laura. Por lo poco que sé de tus gustos, creo que podría gustarte, es una novela muy hermosa.

    ResponderEliminar
  11. Yo acabo de leerla y me ha gustado mucho. Como bien dices no es una novela al uso, tiene un lenguaje especial y crea una atmósfera mágica.

    ResponderEliminar
  12. @Teresa. Me alegro mucho de que la hayas disfrutado, es una novela tan especial... Winterson merece ser más leída por aquí.

    ResponderEliminar
  13. Buenas tardes, sigo tu blog no desde hace mucho, pero en cuanto leí tu reseña de este libro que desconocía, sabía que me encantaría, y así ha sido. Me compré el libro el otro día, y era el momento justo, he devorado y disfrutado cada página como no hacía tiempo que me ocurría con ningún otro libro, y no solo eso, sino que después de haberlo acabado en 2 días (eso sí 2 días completos de lectura y deleite en cada capítulo, ni sé si he hecho otro cosa común como comer), sigo metida en la historia de lleno... tengo claro que jamás me olvidaré de él... y no sé si puedo decir eso de muchos libros... Solamente quería darte las gracias por introducir estos libros no tan comerciales y que son una absoluta delicia.... gracias Rusta. POr cierto, ¿conoces algún libro parecido? un saludo burgalés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que hayas conectado tanto con esta novela, Sara. ¿Libros parecidos? ¡Más Jeanette Winterson! Esta autora plantea algo diferente en cada novela, pero creo que podrías disfrutar mucho de "La pasión", por ejemplo. Puede que cueste un poco de encontrar porque se publicó hace algunos años (yo tuve que encargarla), pero merece la pena.

      Eliminar
  14. Es un libro mágico, tambien he leido la autobiografia de Winterson que es genial y tengo en mi mesilla La mujer de púrpura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la autobiografía es buenísima y va muy bien como complemento de su primera novela ("Fruta prohibida"), que ahora está descatalogada en castellano. También te recomiendo "La pasión", que me parece su mejor novela junto con "La niña del faro".

      En cuanto a "La mujer de púrpura", no la considero lo mejor de Winterson (le cuesta arrancar y al principio introduce demasiados personajes, a mi parecer), pero también tiene su toque y mejora a medida que avanza.

      Eliminar
  15. Gracias Rusta pues tendré en cuenta a esta autora porque el libro me ha cautivado! Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails