21 noviembre 2012

Tu vivo retrato - Isabel Wolff



Edición: Lumen, 2012
ISBN: 9788426420534
Páginas: 440
Precio: 19,90 € (e-book: 12,99 €)

Un gran retrato debe mostrar algo sobre el modelo que ni siquiera él sabe que encierra (pág. 225).

Hoy os hablo de la última novela de la inglesa Isabel Wolff, una autora de literatura femenina que después de estudiar Literatura Inglesa en Cambridge y trabajar durante doce años para la BBC vio cómo la suerte le sonreía al recibir la propuesta de escribir un libro tras la publicación de una columna en clave de humor sobre las venturas y desventuras de una chica. Desde entonces ya son ocho los títulos que almacena, aunque en España solo se han publicado Una pasión vintage (2011), La chica del tiempo (2002) y el libro que me ocupa en esta ocasión.

Tu vivo retrato narra la historia de Gabriella, Ella para los amigos, una retratista treintañera que goza de una gran reputación. Siempre logra llevar a cabo sus proyectos con éxito, pero ahora debe enfrentarse a un reto mayúsculo: pintar al prometido de su hermana Chloë, un hombre al que detesta porque tiene serias sospechas de que está engañando a Chloë con otra mujer. Además, un trauma del pasado está a punto de darle nuevos quebraderos de cabeza: recibe noticias de su padre, que se marchó de casa cuando ella era pequeña. Todo esto, acompañado de las vivencias que sus clientes le cuentan durante las sesiones, ya que Ella no se limita a plasmar lo que observa, sino que quiere que sus ojos lleguen hasta el fondo de la persona a la que está pintando.

La novela se centra en las relaciones entre los personajes: los motivos de la ruptura de los padres de Ella, su hermana y su novio durante los meses previos a la boda y, por supuesto, las preocupaciones de la propia Ella. Se trata de una obra en la que predominan las cuestiones familiares y sentimentales, las confidencias entre amigas y el sentido del humor. Enseguida se adivina por dónde van los tiros, pero eso no es ningún inconveniente porque la autora no pretende sorprender, sino proporcionar unas horas de lectura de lo más agradables.

¿Lo consigue? ¡Sin duda! Si tuviera que catalogar esta novela, la definiría como chick-lit superior: chick-lit porque encaja en las características de este género (chica treintañera triunfadora en el trabajo pero no en el amor, predominio de los asuntos cercanos para el lector, tono desenfadado, previsibilidad…); superior porque no cae en esas situaciones tan disparatadas como exageradas de El diario de Bridget Jones o Loca por las compras y además tiene subtramas que la hacen más rica e interesante (en otras palabras: no todo gira alrededor del amor).

Esas tramas secundarias se refieren a las experiencias que los clientes le explican a Ella mientras los pinta. ¿Qué hay detrás de las lágrimas de este hombre? ¿Por qué parece tan estresada esta mujer? Como cualquier persona, todos tienen sus propios problemas y la protagonista se las debe ingeniar para que se los cuenten. La autora sabe jugar muy bien sus cartas al alternar estas historias con la vida de Ella, con lo que consigue mantener el interés del lector en todo momento.

A todo esto, no hay que olvidar el arte. La forma en la que Ella vive su profesión resulta fascinante e inspiradora: quiere pintar el vivo retrato de la gente, plasmar su exterior y su interior; por eso da tanta importancia a las charlas que mantiene con los clientes durante las sesiones. El hecho de haber escogido una protagonista pintora en lugar de las habituales tareas de oficina hace que gane puntos para mí, puesto que aporta una perspectiva menos vista en el chick-lit que además está muy bien aprovechada. Me ha provocado ganas de ser como Ella y poder mirar fijamente a los demás, examinarlos, conocerlos… Isabel Wolff logra que la labor del retratista parezca muy sugestiva.

Por lo demás, Tu vivo retrato está escrito con sencillez, hay muchísimo diálogo y se lee con facilidad. Me atrapó de principio a fin y gracias a todo ese entramado puedo decir que sus páginas están muy bien aprovechadas; no le falta ni le sobra nada. Por el tipo de contenidos, gustará sobre todo a las mujeres que busquen un libro entretenido que les permita evadirse de la realidad (no es que los hombres no puedan leerlo, pero digamos que me cuesta un poco imaginármelos leyendo las venturas y desventuras en clave de humor de una chica actual).

Isabel Wolff
En definitiva, Tu vivo retrato ha sido un soplo de optimismo para mí, uno de esos libros sin pretensiones que consigue implicarme durante la lectura e incluso cambiarme el ánimo (para bien. Reafirmo mi teoría de que una obra de chick-lit resulta más eficaz que los manuales de autoayuda). Es exactamente lo que necesitaba cuando cayó en mis manos, y por eso estoy deseando leer también Una pasión vintage, de la misma autora (a propósito del tema, en Tu vivo retrato hay algunos guiños a la ropa vintage). Mi valoración no puede ser más positiva, pero no perdáis de vista que no es una joya literaria, sino una magnífica novela de entretenimiento puro y duro.

Atreveos a posar para Ella… y a leer Tu vivo retrato.

13 comentarios :

  1. Me llama la atención esta autora de la que no he leído nada, a ver si me acerco a ella, no siempre hay que estar ante un premio nobel para disfrutar de un libro, no crees?

    ResponderEliminar
  2. Yo he leído Una pasión vintage y la verdad es que me gustó excepto por el carácter de la protagonista, para mi gusto falto de reacción ante lo que le ocurre, de emociones más acordes con su edad, también en la treintena. Pero en conjunto fue una lectura muy entretenida. Lo recomiendo y por eso quiero probar con este nuevo título, a ver qué tal. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. @Carmina. Totalmente de acuerdo, cada libro tiene su momento. Además, por las reseñas que he leído en tu blog estoy segura de que "Tu vivo retrato" te gustará.

    @Bibliosil. A mí la protagonista de "Tu vivo retrato" me ha parecido muy sensata; no sé qué tal será la de "Una pasión vintage". De todas formas, a veces el hecho de conectar con el carácter de un personaje es una percepción muy personal. Espero que esta novela te guste :).

    ResponderEliminar
  4. Yo he leído "una pasión vintage" y me gustó. Sin muchas pretensiones y por eso mismo, entretenido.

    ResponderEliminar
  5. @Lucía. Me alegra saber que está en la misma línea que "Tu vivo retrato". A ver si no tardo mucho en leerlo.

    ResponderEliminar
  6. Pues no pinta nada mal!!
    apuntado queda, no lo conocía =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Tiene buena pinta. No me prodigo mucho por el chick-lit pero las poquitas veces que me he acercado al género me ha gustado. Y estoy contigo. En mi caso también estos libros son más eficaces que los de autoayuda. Así que me apunto este libro para esos momentos en que siempre vienen bien.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Guau! Parece una novela prometedora, a mí también me parece original que la protagonista sea pintora, tiene que ser interesante. No conocía a Isabel Wolff, pero me la apunto para cuando tenga ganas de leer chick-lit.

    ResponderEliminar
  9. @Shorby. No, no pinta mal, y lo mejor es que no decepciona :). Te gustará si buscas una lectura entretenida.

    @Margari. Sí, es una opción estupenda para esos momentos. Además, lo bueno que tiene este libro es que, aunque lo haya catalogado como chick-lit, tiene más chicha que muchas novelas de este género, así que creo que hay más posibilidades de que guste en general.

    @Laura. Pues sí, el hecho de ser pintora le da un toque interesante al libro, y la autora sabe aprovechar el trabajo para hilar las tramas. Vale la pena, la verdad.

    ResponderEliminar
  10. Cómo me disgusta, Rusta, el término 'literatura femenina' usado por algun@s como sinónimo de literatura ligera, intrascendente y banal...
    Besos,
    P.D. Lo prometido es deuda y lo hago encantada además.

    ResponderEliminar
  11. @Carmen. Bueno, que conste que yo he utilizado el término porque creo que es un tipo de libro que gusta más a las mujeres, pero eso no quita que no haya libros ligeros y banales que gusten más a los hombres (ciertos thrillers, por ejemplo, aunque también son leídos por mujeres). Yo creo que el error es llamar "literatura femenina" a libros escritos por mujeres, sean del género que sean, aunque abarquen un público más amplio. Por ejemplo, he visto que hay gente que se refiere así a Almudena Grandes y Rosa Montero, y me parece totalmente equivocado. Pero libros como "Loca por las compras" o "El diario de Bridget Jones" son otra historia.

    ResponderEliminar
  12. Hola Rusta!
    Me terminé hace unos días "Una pasión vintage" y como me gustó, quería pasarme a releer tu reseña de su otra novela y ver si compartíamos impresiones.
    No te exagero si te digo que al leer tu reseña me ha parecido estar leyendo una opinión acerca de la novela que he leído yo, cambiando los nombres de los personajes y el arte por la ropa vintage.

    Coincido contigo en que sin ser una joya literaria, ofrece sus buenas horas de entretenimiento.
    Así que cuando me apetezca algo de este estilo me animaré con "Tu vivo retrato", que supongo que me gustará, aunque tomaré la precaución de esperar un tiempo para que no me molesten las similitudes.
    1beso:)

    ResponderEliminar
  13. @Elena:). Parece que Isabel Wolff es de esas autoras que utilizan la misma fórmula para todos sus libros (mientras sigan entreteniendo, perfecto). Yo tengo por aquí "Una pasión vintage", a ver cuándo le hago un hueco.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails