30 diciembre 2012

Mi 2012 en libros

Se termina el año y llega el momento de hacer el balance de lecturas anual. En general, no puedo quejarme: cada vez elijo mejor y apenas me he llevado decepciones. Este año ha habido grandes bloques temáticos entre los libros que he leído, pero sobre todo destaco la tendencia que me lleva cada vez más hacia un tipo de literatura minoritario y de calidad (eso sí: ¡no le hago ascos a un buen best-seller!). En los siguientes párrafos expongo un resumen con todos los libros que he leído separados por géneros (no os toméis la clasificación al pie de la letra porque es solo una orientación para que el texto sea más ameno de leer y resulte útil para quien llegue en busca de ideas sobre un determinado tema).

Como siempre, clicad en los títulos para acceder a las reseñas y saber más sobre ellos (creedme: tienen mucho más que ofrecer que lo que puedo resumir en esta entrada).


Novela ambientada en la primera mitad del siglo XX

Me gustan los libros que nos enseñan algo de historia, pero curiosamente todas las novelas de este tipo que he leído este año se ambientan en el siglo XX y además de descubrirnos algún capítulo del pasado son obras sobresalientes en estilo y profundidad. Empecé el año con algunos best-sellers: El tiempo entre costuras, de María Dueñas, que me cautivó por la evolución de su protagonista y el espléndido retrato del Marruecos de la época; El prisionero del cielo, de Carlos Ruiz Zafón, que a pesar de no haber gustado en general a mí me dejó muy buen sabor de boca porque adoro los personajes de esta saga y la ambientación de esa Barcelona sombría; y Palmeras en la nieve, de Luz Gabás, del que me sobró esa historia de amor tan idealizada y digna de un culebrón, aunque en el tema histórico de la Guinea colonial me gustó bastante. Por otro lado, he leído varias novelas que tratan algún aspecto de la Segunda Guerra Mundial, como 22 Britannia Road, de Amanda Hodgkinson, una historia contada con delicadeza sobre los sentimientos de una pareja al reencontrarse tras el conflicto; El festín de la muerte, de Jesús Díez de Palma, cuyo mayor mérito es abarcar gran parte de la guerra en lo que a lugares y situaciones se refiere; y Todo lo que soy, de Anna Funder, que plasma la lucha de un grupo de activistas alemanas que querían desvelar al mundo las verdaderas intenciones de Hitler. Tampoco podía faltar una novela sobre nuestra guerra civil: El error azul, de Javier Lorenzo, una trágica historia de amor contada con un gran gusto por la erudición. También he leído Lazos de humo, de María Iglesias, la historia del hijo de un carbonaro que consigue llegar a ser abogado. Finalmente, hay dos novelas que recorren el siglo veinte que me han cautivado: Los días de Alejandría, de Dimitris Stefanakis, un soberbio retrato de la ciudad de Alejandría en su ambiente más oscuro y cosmopolita; y Madame Proust y la cocina kosher, de Kate Taylor, un libro absolutamente exquisito que desprende un gran amor por la cultura francófona y el arte.

Con sabor a buena literatura

No quiero decir que en los otros apartados no haya buena literatura (la hay); no obstante, esto de clasificar es complicado, y me ha parecido que lo que tienen en común los títulos que citaré a continuación es que se los recomendaría a un lector amante de lo literario, de lo que va más allá de una trama de acción facilona. De entrada, dos títulos de mi admiradísima Irène Némirovsky: El vino de la soledad, su novela más autobiográfica y dura, una pequeña joya; y Jezabel, más amena, con un magnífico retrato de una mujer narcisista inspirada en la madre de la autora. En segundo lugar, mis dos grandes descubrimientos del año en narrativa adulta: La amiga estupenda, de Elena Ferrante, la deliciosa historia de dos mujeres jóvenes en un pueblo de Nápoles en los años cincuenta; y La niña del faro, de Jeanette Winterson, un relato tan original y mágico que me dejó sin palabras, aunque lo que transmite es precisamente mucho amor por lo que las letras son capaces de crear. Por último, otros tres grandes escritores: Libertad, de Jonathan Franzen, una novela que me impresionó por la crudeza de sus diálogos; Reunión en el restaurante Nostalgia, de Anne Tyler, probablemente una de las mejores obras que he leído en lo que a caracterización psicológica y vínculos familiares se refiere; y Delirio, de David Grossman, un libro denso e íntimo sobre un tema tan complicado como los celos.

Fantasía y ciencia ficción

Durante la segunda mitad del año prácticamente he abandonado este tipo de lecturas, pero durante los primeros meses tuve tiempo de empaparme de unas cuantas. Seguramente este es el apartado más polarizado, puesto que he encontrado lo mejor y lo peor de este género: en el lado bueno, la mágica y evocadora Hija de humo y hueso, de Laini Taylor, una novela que trasciende a su género y demuestra que el romance paranormal también puede ser buena literatura; La cosecha de Samhein, de José Antonio Cotrina, el comienzo de una trilogía cargada de acción y llena de detalles imaginativos; En el corazón del sueño, de Carmen Pacheco, una historia realista con el componente fantástico del mundo onírico, contada con mucha elegancia; La niña que recorrió Tierra Fantástica en un barco hecho por ella misma, de Catherynne M. Valente, una obra con el encanto de los clásicos del género y una prosa cargada de poesía; y The Golden Lily, de Richelle Mead, que aunque me ha gustado menos que la primera parte sigo pensando que Mead es una autora estupenda. En el bando de las decepciones, Volverán a por mí, de Josan Hatero y Use Lahoz, se lleva la palma: ¡qué trama tan simplona! -aunque aun así quiero leer a Lahoz en su vertiente para adultos-; Cryer's Cross, de Lisa McMann, también deja bastante que desear: me recuerda a esas historias de terror ridículas que nos contaban en el colegio la noche de Halloween. Por último, quiero mencionar Desconexión, de Neal Shusterman, una novela que leí en inglés el año pasado y hace unos meses se ha traducido al castellano, ciencia ficción de la buena en la línea de Los Juegos del Hambre. Ah, y lo mismo sobre Promesa de sangre, de lo mejorcito de la saga Vampire Academy.

Realismo de jóvenes en apuros

Bajo este subtítulo englobo lo que es el realismo de toda la vida, que en esta ocasión se da la casualidad de que está protagonizado por adolescentes y jóvenes, incluso en las opciones para adultos. En primer lugar, esa joya llamada Pomelo y limón, de Begoña Oro, una novela original, inteligente y llena de matices interesantes que habla de dos jóvenes enamorados que se ven abordados por la prensa porque sus madres son famosas. No tengáis en cuenta que la haya metido en este apartado: su valor trasciende cualquier catalogación. Por otro lado, Salvando a Francesca, de Melina Marchetta, es otra muestra del buen hacer de esta autora para retratar la psicología adolescente de una forma verosímil; mientras que El lenguaje de las flores, de Vanessa Diffenbaugh, me parece una novela bonita, con ese toque original de las flores y el interés del sistema de acogida de Estados Unidos, pero con bastantes carencias en el estilo. Finalmente, Promise. ¿Crees en los milagros?, de Wendy Wunder, trata el tema de una adolescente con cáncer y, aunque me gustó la voz que da a la protagonista, creo que podría haber estado mucho mejor. También me acuerdo de En el camino de Jellicoe, de Melina Marchetta, un libro que leí el año pasado en inglés y ahora se ha traducido al castellano. Ha pasado muy desapercibido, pero buscadlo: es una historia maravillosa en todos los sentidos, no hace falta ser amante del realismo para disfrutarla.

Amor, pasión y misterio en el pasado

En este apartado incluyo El jardín olvidado, de Kate Morton, un best-seller que no me defraudó: me encantó la forma de escribir de la autora y su amor por la literatura que transmite en cada línea, aunque el misterio me pareció bastante previsible. En esta línea también he leído Una canción casi olvidada, de Katherine Webb, una novela que supera a la anterior en lo que a acción y giros inesperados se refiere, pero que para mi gusto no la iguala en matices, puesto que el estilo de Kate Morton me gustó mucho más. Cambiando de tercio, La canción de los maoríes, de Sarah Lark, es una novela de la que podría hacerse una buena telenovela: amores, odios y aventuras en Nueva Zelanda (muy entretenido todo, eso sí). Finalmente, Juego de damas, de Mamen Sánchez, la historia de dos hermanas que esconden algo terrible en el exótico marco del lago Como; no me convenció nada.

Perspectiva infantil

Siempre me han gustado las novelas narradas desde el punto de vista de un niño, y este 2012 he disfrutado de tres títulos que encajan en esta categoría: La insólita amargura del pastel de limón, de Aimee Bender, una historia con tintes de realismo mágico que en mi opinión podría haber dado mucho más de sí, aunque de todos modos se lee a gusto y tiene un toque original; Un destino por descubrir, de Clare Vanderpool, un libro al que le cuesta arrancar pero que vale mucho la pena porque recrea la vida en un pueblo americano durante la Primera Guerra Mundial y tiene muchos detalles interesantes; finalmente, La Tierra murmura en si bemol, de Mari Strachan, la encantadora visión de una niña muy soñadora y vital en una pequeña localidad de Gales en los años cincuenta.

Historias de amor con un estilo desenfadado

El chick-lit, la comedia romántica y las novelas de sentimientos sencillitas no son, en absoluto, mi género preferido, pero al final todos los años acabo leyendo algún libro de este tipo. Esta vez han sido tres: Cuaderno para dos, de David Levithan y Rachel Cohn, una divertida historia narrada a dos voces sobre dos adolescentes que se enamoran de una forma muy peculiar durante la Navidad; La librería de las nuevas oportunidades, de Anjali Banerjee, una novela de la que no esperaba nada y que me sorprendió para bien; no es nada del otro mundo pero desprende un sentimiento bonito y rebosa amor por los libros; y Tu vivo retrato, de Isabel Wolff, una historia de las que enganchan que además está aderezada con interesantes apreciaciones sobre arte; la que más me gustó de las tres, sin duda.

Los que no sé clasificar

Hay dos libros bastante peculiares que soy incapaz de incluir en alguno de los apartados anteriores: por un lado, La mujer de papel, de Rabih Alameddine, una novela en la línea de Firmin y La elegancia del erizo, sobre una mujer que vive por y para los libros en el crudo ambiente de la ciudad de Beirut; por el otro, El deseo, de Sophie Fontanel, un libro que pretende plantear una reflexión sobre la decisión de una mujer de dejar de mantener relaciones sexuales y que a mi parecer está lejos de cumplir sus expectativas.

Álbumes ilustrados

Este año ha sido muy fructífero en este ámbito, he descubierto a grandes ilustradores y poco a poco voy aprendiendo más sobre el tema. Los que más me han gustado son de autores españoles: Ensueños, de David Aceituno y Conrad Roset, una bellísima obra en la línea de Besos que fueron y no fueron que no defraudará a nadie; y Abuelas de la A a la Z, de Raquel Díaz Reguera, un libro muy original y lleno de colorido que habla de diversos tipos de abuelas, entre otros detalles curiosos. En un estilo más tradicional de álbum-cuento, he leído la Blancanieves de siempre ilustrada por Benjamin Lacombe, que le da una imagen fría y hermosa; y Un día de pasos alegres, de Raquel Díaz Reguera, un relato imaginativo y alegre sobre los pasos que da una niña a lo largo del día. Finalmente, El pequeño teatro de Rébecca, de Rébecca Dautremer, es una pequeña joya con troqueles y personajes de otros álbumes de la autora, por eso creo que gustará sobre todo a quienes conozcan su obra.

Escritores a los que quiero seguir la pista

Yo divido mis lecturas entre los libros que me han gustado mucho por sí solos y los libros que, además, me han cautivado por el estilo del autor y su forma de ver la vida literatura. Estos últimos son los que me provocan interés por seguir su obra y con el tiempo pueden llegar a formar parte de mis favoritos. De mis lecturas de este año, puedo decir que forman parte de este grupo los siguientes (por orden alfabético):



Nota: los que aparecen subrayados son los que ya había leído antes de 2012.

***

Si habéis leído alguno de estos libros y os apetece entrar en la reseña y dar vuestra opinión, ¡adelante! Los debates sobre literatura siempre son bienvenidos. Por mi parte, mañana completaré este balance con mi lista de mejores lecturas (lleva todo el año en el lateral del blog, pero ahora la ordenaré... y añadiré algún título más). ¡Os espero!

20 comentarios :

  1. Me han encantado la distribución y comentarios de tus lecturas. Y ahora me llama la atención La mujer de papel, ya que lo asocias a Firmin, librito que adoré con pasión en su día :o)
    Gracias, Rusta, y buen fin de año.

    ResponderEliminar
  2. Excelente post! Tomo nota de tus comentarios y recomendaciones!!! Me parecen de lo más interesante.
    Un abrazo y a por el 2013! Felices lecturas
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Que buen resumen, y que buenas lectuas has tenido. Muchos besos

    ResponderEliminar
  4. @Babel. Entonces "La mujer de papel" te encantará, porque es del mismo estilo, un personaje que devora libros y bastantes reflexiones amenas sobre literatura :).

    @Cristina_Roes. Espero que encuentres algún libro que te guste ;).

    @Cartafol. Sí, ¡no me puedo quejar!

    ResponderEliminar
  5. Lei El tiempo entre costuras, Jardín olvidado y Palmeras en la nieve.

    ResponderEliminar
  6. @Leira. Creo que son los tres éxitos de ventas que he leído :).

    ResponderEliminar
  7. Un buen año de lecturas! Y me llevo más de una apuntadas! Feliz año Rusta!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Como ya te he comentado más veces gracias a ti he descubierto muchos libros y he coincidido en gran medida con tu opinión, por lo que ahora tengo entre mis pendientes muchos libros de los que hablas... ya te iré contando. Enhorabuena por las reseñas del 2012, han sido muy sugerentes.
    FELIZ 2013 LLENO DE LIBROS
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  9. Sin duda ha sido un buen año en libros, he apuntado algunos en la lista, El error azul es también una de mis mejores lecturas de este año que me temo no ha sido tan prolifico como el tuyo

    ResponderEliminar
  10. Un balance sensacional. Lo releo con una hojita a mano para ponerla con un imán en la nevera para que desde la ventana la vean los Reyes. Quién sabe :).

    Besos grandotes y felices uvas. Por un 2013 lleno de buenos libros y cosas buenas.

    ResponderEliminar
  11. COMPARTO CON TOD@S MIS LECTURAS DE ESTE 2012:

    1. Aleph …..... Paulo Coelho
    2. Dalia azul ……………… Nora Roberts
    3. Seducido por una ladrona …………………. Connie Mason
    4. Si tú me dices ven lo dejo todo pero ven … Albert Espinosa
    5. El juego del ángel …………….. Carlos Ruiz Zafón
    6. El tiempo que querría …….. Fabio Volo
    7. Pecados inconfesables ….. Gaelen Foley
    8. Si no despierto ……. Lauren Oliver
    9. El amor es una droga dura ………… Cristina Peri Rossi
    10. Pecado y virtud …………….. Mary Jo Putney
    11. El bolígrafo de gel verde …… Eloy Moreno
    12. La soledad de los números primos ... Paolo Giordano
    13. Valle de sombras ……………Nora Roberts
    14. Recuerdos prestados ……… Cecelia Ahern
    15. Caso abierto ……………Brian Freeman
    16. El poder del ahora …………Eckhart Tolle
    17. La importancia de las cosas … Marta Rivera de la Cruz
    18. Donde termina el arcoiris … Cecelia Ahern
    19. Si pudieras verme ahora ….. Cecelia Ahern
    20. Un lugar llamado aquí ….. Cecelia Ahern
    21. Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea … Annabel Pitcher
    22. Una segunda oportunidad … Jane Green
    23. Contra el viento del norte … Daniel Glattauer
    24. Cada siete olas … Daniel Glattauer
    25. Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo ……….. Albert Espinosa
    26. A orillas del río Piedra me senté y lloré… Paulo Coelho
    27. La nieta del señor Linh …… Philippe Claudel
    28. Nadie se salva solo ……….. Margaret Mazzantini
    29. Cuidado con los deseos, se pueden cumplir …. José Martín Gris
    30. Lo que me queda por vivir …. Elvira Lindo
    31. Las señoritas de escasos medios ….. Muriel Spark
    32. Los amantes tristes …. Eugenia Rico
    33. Mi gran amor …… Sarah Dunn
    34. Lo que le falta al tiempo …. Ángela Becerra
    35. Amor, curiosidad, prozac y dudas ….. Lucía Etxebarria
    36. Con el corazón en la mano (Chris Cleave)
    37. La amaba (Anna Gavalda)
    38. El espejo del cielo (Cristina Tchicourel)
    39. Entra en mi vida (Clara Sánchez)
    40. La elegancia del erizo (Muriel Barbery)
    41. Siempre tuyo (Daniel Glattauer)
    42. Tú y yo (Niccolò Ammaniti)
    43. La mecánica del corazón (Mathias Malzieu)
    44. El lector (Bernhard Schlink)
    45. Futuro imperfecto (Xulia Alonso Diaz)
    46. La sonrisa de las mujeres (Nicolas Barreau)
    47. Podría hacerte daño (Luisa Castro)
    48. Que nadie te salve la vida (Flavia Company)
    49. El cuaderno de Noah (Nicholas Sparks)
    50. El lenguaje de las flores (Vanessa Diffenbaugh)
    51. Cada día, cada hora (Natasa Dragnic)
    52. El mundo amarillo (Albert Espinosa)
    53. Escucha mi voz (Susanna Tamaro)





    ResponderEliminar
  12. Caramba, has leído un poco de todo. Aunque echamos de menos algo de terror :)

    ResponderEliminar
  13. Una buena lista de lecturas.
    Coincido contigo sobre todo en el primer apartado. El tiempo entre costuras lo leí el año pasado, me gustó mucho. El prisionero del cielo me temo que soy de las decepcionadas. De acuerdo también contigo respecto a Palmeras en la nieve, me ha encantado conocer como era la vida en las colonias pero la historia de amor le ha hecho perder algún punto.
    Tengo muchas ganas de ponerme con El error azul y me he llevado alguna que otra recomendación tuya que aún tiene que encontrar su hueco.
    El jardín olvidado tenía unas expectativas tan altas que no consiguió alcanzarlas aunque me gustó mucho el estilo de Kate Morton. La canción de los maoríes la tengo, pero como el primero no me convenció este sigue esperando su turno y no se si le llegará.
    Acabo comentándote dos de mis mejores lecturas de este año: Tiempo de arena y El lector de Julio Verne.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Me gustó mucho esta entrada! ¡Tiene mucho sentimiento!
    Yo debo admitir que muchas de las lecturas que has mostrado, les quiero dar una oportunidad.
    ¡Sobre todo Firmin y La mujer de papel!

    ResponderEliminar
  15. He leído buena parte de los libros que mencionas y de alguno que no lo he hecho como Britannia 22 o La mujer de papel, los tengo gracias a tus reseñas entre mis pendientes. Prósperas lecturas (y de todo lo demás también) para el 2013

    ResponderEliminar
  16. @Kristi. Gracias, espero seguir dándote muchas ideas en 2013 :).

    @Carmina. "El error azul" finalmente no entró en mi lista de diez mejores, pero es un libro que me gustó mucho, una historia de amor preciosa.

    @Alba Úriz. Sí, esperemos que el 2013 nos depare buenas lecturas :).

    @Anónimo. ¡Cuántos libros! Coincidimos en "El lenguaje de las flores", y hay unos cuantos de tu lista que leí hace años. De los que aún no he leído, me apetecen mucho los de Muriel Spark y Philippe Claudel.

    @Al rico libro. Me temo que el terror no está hecho para mí, ¡je, je!

    @Jara. Si no te gustó "En el país de la nube blanca", me parece que puedes prescindir del segundo, porque es igual o incluso peor. Mucha historia de amor idealizada sin profundidad en el contexto histórico.

    Quiero leer los dos libros que me recomiendas, creo que me pueden gustar. Además, me apetece mucho volver a leer a Almudena Grandes, que es una de mis autoras preferidas y hace mucho que no la leo.

    @Shanny. Son dos libros casi imprescindibles para los amantes de la lectura :). Es inevitable que el lector se vea reflejado en el personaje.

    @Pedro. Estaré atenta a lo que nos cuentes de esos libros que te has apuntado ;).

    ¡Feliz año y felices lecturas a todos!

    ResponderEliminar
  17. En lo personal me parece que Unwind y los Juegos del Hambre son novelas de moda (como mencionas en tu post de 50 shades of Gray), que no son pretenciosos, son entretenidos. Vale la pena mejor leer otros de los muchos que son de excelente calidad que hay de dicho género.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  18. @Francisco Guillermo. Pero que sean "de moda" no significa que sean necesariamente malos. Precisamente "Los Juegos del Hambre" y "Unwind/Desconexión" me parecen de lo mejor dentro de su género. ¿Los has leído?

    ResponderEliminar
  19. He apuntado algunos para leerlos cuando tenga tiempo. ¡Con la universidad cuesta encontrarlo! Gracias por las recomendaciones! blog genial!

    ResponderEliminar
  20. @Helia. ¡No sabes cómo te entiendo! En fin, espero que si finalmente lees alguno te guste tanto como a mí.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails