23 enero 2013

Ser vegetariano y comer carne



La triste ironía de leer mucho y escribir mal

Un futbolista de élite pillado en una discoteca la noche previa a un partido importante. Un cantante que desafina en los directos. Un activista por los derechos de los animales sorprendido en una cacería. Todos ellos son motivo de crítica y con razón: demuestran una gran falta de profesionalidad en su campo, como el que dice ser vegetariano y luego come carne. En el mundo literario debería ocurrir lo mismo, pero en Internet existe una benevolencia excesiva que permite que haya lectores e incluso escritores que redactan mal sin que su imagen se vea perjudicada por ello.

En un bando del ring, los hijos del lenguaje SMS: «Este libro es xulisimo», «K guay!», «Yo kiero este libro!», «K pasada d historia». En el otro, las faltas de ortografía: letras traspuestas, comas que le hacen la zancadilla al sujeto, gerundios que se han colado, signos de exclamación e interrogación huérfanos. Cuando navego por Internet no espero encontrar artículos escritos con una prosa de gran literato, pero sí un mínimo de corrección, sobre todo en gente que lee mucho y se jacta de las erratas puntuales de los libros. Ni siquiera hace falta llegar a eso: analizar una obra literaria (y en particular su estilo narrativo) cuando se tienen muchas deficiencias en la escritura transmite muy poca seriedad; quizá sería mejor que esas personas leyeran menos y digirieran mejor lo leído. Entiendo que a algunos les cuesta más aprender, pero aun así hay aspectos en los que no hace falta ser un maestro para ser consciente del error, como olvidarse de cerrar las exclamaciones y utilizar abreviaturas como las que he citado más arriba. Lo que se conoce como ser descuidado, que en algunos contextos puede llegar a ser incluso peor que escribir mal, porque saben que lo están haciendo mal y no le ponen remedio. Los que desconocen sus fallos al menos tienen a su favor el voto de la ingenuidad, aunque eso no los exime de su parte de culpa por convertir la red en un vertedero ortográfico.

Sé que soy exigente y perfeccionista, y que algunos opinarán que me muestro prepotente y desagradable, pero también sé que si mañana me presento a un concurso de baile se reirán de mí porque no sé bailar, y me mirarán con extrañeza si digo que soy vegetariana mientras me zampo un bocadillo de jamón. Con la lectura y la escritura debería ocurrir lo mismo, sobre todo cuando son tantos los lectores que aspiran a convertirse en escritores algún día. De nada sirve escudarse en la falta de tiempo; al igual que no se tiene piedad con las faltas y erratas de los libros, tampoco se debe mostrar indiferencia ante los malos escritos de Internet, y menos cuando se atreven a hablar del arte de la palabra escrita.

23 comentarios :

  1. Para nada exageras: si somos críticos literarios, aunque a veces de andar por de casa, hay que mantener un mínimo de rigor, un estándar de calidad. Dejo automáticamente de leer un blog en el cual no se de importancia a la ortografía o a la adecuación del lenguaje. Al final, hablamos sobre palabras a través de palabras, y si no cuidamos eso, ¿qué nos queda?

    ResponderEliminar
  2. Estupendo post! Secundo tu opinión
    Enhorabuena por esta oportuna entrada en los tiempos que corren en los que los SMS, whatsapp y demás "chateos" nos muestran escritos que son capaces de dañar la vista!

    ResponderEliminar
  3. Hoy no comento, aplaudo: plas, plas, plas.

    ResponderEliminar
  4. Cuánta razón, muchas veces me sorprendo al ver la forma de escribir de gente realmente aficionada a la lectura. Yo creo que muchas veces la clave está en que lo mismo que existe una gran diferencia entre oír y escuchar, también hay dos formas de leer, es decir, no todo el mundo que lee hace realmente una lectura comprensiva.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo, muy buen post.

    Como dices, escribir mal (en el sentido de descuidado) no tiene perdón, porque teniendo a mano correctores y diccionarios online como todos tenemos, si seguimos escribiendo mal es porque no nos importa. Y si está feo en la gente en general, en una persona que se dedica a hablar de cómo escriben los demás es vergonzoso.

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho esta entrada. Internet (y lo que no es Internet) está plagado de virus ortográfico-gramaticales. Es cierto que hay mucha gente (sobre todo gente relacionada con la literatura) que procura que eso no ocurra. Conozco blogs donde las faltas brillan por su ausencia (para muestra, un botón) y gente que cuida mucho su forma de escribir. Sin embargo también los hay con una actitud demasiado pasiva para con este tema.
    Los que nos consideramos lectores conocemos de un modo más o menos profundo la ortografía y gramática castellana. Y sabemos aplicarla a la hora de escribir. Otra cosa es que queramos hacerlo. Con esto intento decir que los textos mal escritos no se deben a una falta de conocimiento por parte del escritor sino a su dejadez. ¿Cuánto cuesta colocar las tildes a un texto que se va a enviar por correo electrónico? ¿Cuánto cuesta fijarse unos segundos en lo que hay escrito y revisarlo antes de pulsar el botón "Enviar"? Por lo visto estas prácticas tan sencillas son demasiado tediosas para algunos. Es más fácil aporrear el teclado y enviar aquello que sale, sea lo que sea. Y con los móviles no digo nada. Lo peor de todo es que la gente lo sabe y no pone remedio. Y si tenemos la genial idea de corregirlos, entonces nos tachan de listos y prepotentes. A todos se nos escapan faltas de ortografía (eso es inevitable), pero con un poco de cuidado, cada vez serán menos los errores que cometamos.
    Como anécdota, comentaros que el otro día recibí un correo electrónico que provenía de un organismo oficial en cuyo pie de página había un comentario que decía, aproximadamente : "debido al sistema de escritura utilizado por este programa nos ha sido imposible colocar las tildes al texto. Ruego lo entiendan y disculpen".

    ResponderEliminar
  7. El lenguaje sms se me hace insoportable. Comprensible en un móvil, pero no con un teclado delante

    ResponderEliminar
  8. Muy buena tu reflexión de hoy, por ejemplo en mi caso no se nada sobre literatura y en mi blog solo pretendo dar.a conocer mi opinión, lo hago con cierto respeto, sobre todo de aquellos que por esas cosas locas de la vida llegan a mi página.

    Feliciaciones, la verdad tienes toda la razón.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado tu post de hoy, pues estoy totalmente de acuerdo. A todo el mundo se le puede escapar una falta de ortografía, pero sinceramente, cuando veo blogs de gente que dice que lo único que hace es leer y leer y veo esas faltas que duelen a la vista, pues qué quieres que te diga, dejo de seguirlos, porque no me parece correcto.

    Yo hago faltas, escribo rápido y no me doy cuenta. Pero después, antes de publicar, intento mirar las faltas, ver que todo está correcto y que no me dejo nada.

    Bueno, espero no haber hecho muchas, jajajajaja.

    BESOTES

    ResponderEliminar
  10. Sí, hay que predicar con el ejemplo. Es cierto que en los comentarios, a veces por ir más rápido escribo cosas como k en lugar de que y otras muchas más. También es verdad que tantos apuntes en mis años universitarios pasaron factura y luego al llegar los sms, hicieron que me escritura rápida degenerara. Ahora cometer faltas en un post literario no tiene perdón. A veces se te puede pasar algo, pero para eso están los correctores.

    ResponderEliminar
  11. A mi tampoco me gusta la manera de escribir de hoy en día, pero tampoco la de hablar, porque hay cada uno por ahí... que se las da de erudito pero abre la boca y dan ganas de cosérsela. Bicos.

    ResponderEliminar
  12. Hola,es cierto que si entras en un blog de literatura y libros es imperdonable que la persona que lo escribe,tenga faltas de ortografía,otra cosa es que unas personas se expresen mejor que otras.Yo ante la duda,busco la palabra,pero a veces en facebook,veo comentarios sobre libros y aunque me duele la vista con algunas faltas,no dejan de ser personas que solo dan su opinión y que no tienen blog ni se dedican a recomendar en ninguna página,pues a ellas se lo "perdono",pues ya el hecho que lean e intenten instruirse y cultivarse,merece mis respetos.No perdono que un diagnostico medico me pongan:"salpullio" a una irritación en la piel,pues aunque viva en Andalucía,en un médico con una carrera es imperdonable.Buen post.Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Es muy cierto y me he encontrado con ese tipo de casos. Una cosa es un lapsus, todos podemos tenerlo, pero directamente hay personas que lo escriben todo con abreviaturas.

    Por ejemplo, en el foro de Laura Gallego (se supone que te interesa aunque solo sea un poco la literatura), en la sección de Escritores la gente escribe con lenguaje sms y con unas faltas de echarse las manos a la cabeza. Las mayúsculas no debes existir para ellos... En fin, y encima escriben historia allí (eso está genial, pero...), y te piden que les ayudes a mejorar, les dices con toda tu buena voluntad lo que hacen mal y ni siquiera se molestan en corregirlo, porque en realidad solo quieren que les digas: Ay tía está genial, continúa pronto xDDD

    No sé, es un foro donde te advierten por activa y por pasiva que escribas bien... aunque solo sea usando todas las letras. Ese tipo de cosas me deprimen mucho...

    (Menuda parrafada xD)

    Besos : )

    ResponderEliminar
  14. Comprendo lo que dices perfectamente, pues yo soy una loca por la ortografía desde pequeña y me molesta esos errores, que tal vez para mí son muy obvios, pero para los demás y no les interesa arreglarlos.
    Yo llegué a una conclusión en la blogosfera: dejé de seguir blogs que tenían una pésima ortografía, siendo blogs literarios ¡Es el colmo!
    Tengo mucho cuidado cuando publico una reseña, para así no tener ningún error, pues me da pena que los demás lo lean... Además, siendo una futura filóloga, sería ilógico cometer esos errores...
    ¡Buenísima la reflexión!

    ResponderEliminar
  15. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Hasta los SMS los escribo con acentos. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Totalmente de acuerdo con tu entrada. Parece que escribir con signos de puntuación y con las palabritas enteras está demodé. Los errores los entiendo y los hacemos todos, pero escribir mal adrede porque queda más "guay"...

    ResponderEliminar
  17. Muy de acuerdo, todavía recuerdo la moda de hace un par de años dee escriibiir asii. Ay.

    ResponderEliminar
  18. No puedo estar más de acuerdo contigo. Has puesto negro sobre blanco un pensamiento que me asalta con demasiada frecuencia mientras navego. Lo de los SMS o mensajes en Whatsapp es terrible, hace daño a la vista y me temo que va a más y, sobre todo, lo que es peor, me apena que cunda el sentimiento de que no pasa nada por cometer faltas de ortografía en esos formatos, que todo vale. Lo mismo pasa en la red. Se consienten esos errores. Nos estamos cargando la lengua, me temo y no veo solución. A los que señalamos esas faltas nos toman a risa, me siento una antigua cuando censuro a alguien por ello. Por eso me ha gustado leerte, todavía quedamos vigilantes de la lengua. Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Totalmente de acuerdo , yo que acabo de empezar un blog, me cuesta mucho expresarme , e intento redactar lo mejor que puedo en mi blog, y realmente te envidio pero no te confundas es una envida sana, me encantaria expresarme como tu, por eso me encanta leerte, ya que aprendo mucho de ti, ojala que en un futuro mi blog te llegara solo a los pies. besos.

    ResponderEliminar
  20. @Clara Cañero Lois. Eso mismo pienso yo, en el momento en el que nos ponemos a hablar de libros nuestros textos tienen que llegar a unos mínimos, que sean legibles y no contengan faltas de las que hacen daño a la vista. Creo que el interés por la lectura debería ir unido al interés por escribir con corrección.

    @Cristina_Roes. Y si solo se utilizaran en los SMS y demás, aún; el problema es cuando se emplean en blogs, foros y otros espacios en los que no se tiene que pagar por escribir más caracteres. Al final la ortografía pagará caro estas abreviaturas...

    @Manuela. Gracias ;).

    @Eliza Qwerty. Muy buen apunte. También se puede aplicar al nivel de comprensión del contenido de una historia: no todos leemos con la misma atención ni nos fijamos en los mismos detalles.

    @Irene. Cierto, los correctores de texto y los diccionarios online nos pueden ayudar mucho, pero hay que vencer la pereza y acostumbrarse a usarlos. Yo suelo consultar el DRAE y el DIEC muy a menudo (lo mío es casi obsesivo) y en la mesa siempre tengo diccionarios de inglés y francés. Creo que una vez te acostumbras a buscar palabras deja de importarte tardar más en redactar un texto, porque lo que importa es que esté cuidado al máximo.

    @Francisco. Totalmente de acuerdo, muchas veces los errores se deben a la dejadez y no al desconocimiento. Hay que inculcar más el hábito de las relecturas; se evitarían muchísimos errores. Además, aunque haya textos menos importantes que otros (no es lo mismo el correo a un amigo que un trabajo), creo que lo mejor es acostumbrarse a escribir bien siempre, así nunca tendrás la tentación de olvidarte las tildes o abreviar cuando no tienes que hacerlo.

    @Pedro. Yo tampoco lo soporto. Además, hay abreviaturas incomprensibles: ¿por qué una "k" cuando se puede escribir "q", que se acerca más a la palabra?

    @FabiolaCristina. Siempre es bueno hacer las cosas desde el respeto, te ahorras futuros disgustos :).

    @iPensamientos de Patri. Claro, un descuido lo podemos tener todos, pero en general se nota bastante si alguien pone cuidado en lo que escribe o directamente lo hace de cualquier manera. Yo tampoco sigo blogs en los que no me convence su forma de expresarse; quiero poder leer las entradas sin que mi atención se desvíe por la gran cantidad de faltas.

    ResponderEliminar
  21. @Leira. Exacto, en comentarios se puede aceptar, pero en una reseña o un texto sobre libros hay que ser más cuidadoso.

    @Laura Fernández. Qué razón tienes, y me temo que ese tipo de errores son más difíciles de corregir que los de escritura.

    @María Pérez. Sí, en las redes sociales yo también lo "perdono". Sería fantástico que se escribiera bien siempre, pero en la entrada me refería más a blogueros y escritores.

    @Ana. Comprendo esa sensación porque la he vivido en otros espacios, y es realmente frustrante decirle a alguien que escriba bien y que siga erre que erre con lo de siempre. En gente que además escribe relatos todavía lo entiendo menos.

    @Shanny. Yo también reviso mucho las entradas que publico. La perfección es imposible, pero no quiero publicar "cualquier cosa". Hay que saber dejar reposar un texto y releerlo con calma.

    @Concha Fernández. Eres de las mías ;).

    @Elena. No sé si es para hacerse el guay o por pereza, pero no queda nada bien, no.

    @Anónimo. Menos mal que ya pasó, ¡je, je!

    @Bárbara_RuizP. Es verdad, en algunos ambientes nosotros somos los raros y se nos tacha de ser demasiado exquisitos. De todas formas, creo que es bueno que defendamos el buen uso de la lengua, no podemos dar esta batalla por perdida :).

    @Esther Borrero. Para eso lo mejor es la práctica. Con el tiempo notarás mejoras y verás que te resulta mucho más fácil escribir. Todos hemos pasado por las dificultades del principio :).

    ResponderEliminar
  22. Me había perdido esta entrada, y otras muchas, ultimamente mi tiempo es más limitado que nunca, en fin que aplaudo tu escrito porque tiene mucha razón...

    ResponderEliminar
  23. @Carmina. Muchas gracias, y me alegro de verte otra vez por aquí :).

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails