08 abril 2013

La verdad de la señorita Harriet - Jane Harris



Edición: Lumen, 2013
Páginas: 624
ISBN: 9788426421340
Precio: 24,90 € (e-book: 16,99 €)

Vivaz, socarrona, adictiva. Son muchos los adjetivos que se me ocurren para describir La verdad de la señorita Harriet, pero por encima de todos hay una idea que sobresale: nada es lo que parece. Esta historia, que combina con acierto ingredientes de la novela victoriana con los trucos de un buen thriller psicológico y algunas dosis de sentido del humor, lleva a cabo una nueva vuelta de tuerca que demuestra (una vez más) que lo que importa no es la trama evidente, sino la forma de narrarla. Se trata de la segunda novela de la británica Jane Harris (1961), quien ya publicó Observaciones en 2006, que fue finalista del Orange Prize y se tradujo a veinte idiomas.

La señorita Harriet es una anciana que nos cuenta lo que le ocurrió en 1888, cuando la casualidad la acercó a la familia de un joven pintor escocés, Ned Gillespie. Ella era una solterona de treinta y cinco años que acababa de llegar de Londres, una mujer económicamente independiente con mucho tiempo libre y un gran don de gentes que enseguida se ganó a los Gillespie e hizo lo que estuvo en sus manos para ayudarlos a superar sus apuros financieros. Sin embargo, había algo en el hogar que no funcionaba: la hija mayor, Sybil, se comportaba fatal. Harriet presenciaba el desespero de sus padres sin saber cómo consolarlos. No obstante, lo peor aún estaba por llegar: en un determinado momento, ocurrió un hecho trágico que cambió las vidas de todos para siempre. Ahora Harriet lo recuerda alternando la trama en pasado con algunos saltos breves al presente, cuando vive con una criada de la que no acaba de fiarse.

Harriet, como la define uno de los personajes, encaja en lo que se considera una «cotorra». Y ella, como narradora, se dedica a cotorrear. Esta es la gran habilidad de Jane Harris: plasmar una voz astuta y con brío que a menudo se excede en sus divagaciones, pero siempre con un propósito definido, nada de rellenar por rellenar. Ahí está la clave de esta novela: Harriet nos cuenta su visión de la historia, su verdad (el título de la edición en castellano no puede ser más acertado), aunque en su parloteo se escapan detalles que pueden invitarnos a pensar que quizá no todo sucedió de la manera que ella nos quiere hacer creer, y hasta aquí puedo contar. La autora nos propone un juego narrativo diferente a lo que estamos acostumbrados, y a pesar de que a veces el propio juego le repercute de forma negativa (le cuesta arrancar y se podría haber contado en menos páginas), considero que supera el reto con éxito.

Como novela victoriana, La verdad de la señorita Harriet hace una recreación cuidada, traslada al lector a la época y consigue reflejar el ambiente de los Gillespie, a saber, una familia humilde en la que Ned aspira a convertirse en un pintor importante mientras su esposa entabla amistad con Harriet. Los personajes, sin tener una caracterización profunda, cumplen con su cometido; ninguno está de más y la autora nos da trazas de su personalidad y sus relaciones de una forma ágil. Como novela de intriga, consigue enganchar al lector de inmediato (sobre todo a partir del hecho dramático) y da pistas que animan a seguir leyendo; aunque nos imaginemos qué es lo que ocurre, en ningún momento se pierde el interés y siempre hay nuevos aportes que mantienen el misterio, tanto en el presente como en el pasado. Las escenas del juicio, en la recta final, son fantásticas. Y todo ello, no lo olvidemos, aderezado por la voz perversa y mordaz de esa todopoderosa Harriet que le da un toque singular a la narración.

Jane Harris.
Por lo demás, La verdad de la señorita Harriet está escrita con un lenguaje sencillo, el texto resulta muy ameno y a pesar de su extensión se lee con rapidez. En definitiva, es lo que considero una buena novela comercial: una historia entretenida y fácil de leer, de ritmo trepidante y con giros argumentales bien llevados. No pretende dejar una huella en el lector; simplemente le ofrece un divertimento del bueno, algo que en ciertas rachas lectoras se agradece mucho. Sin duda, le puedo aplicar aquello de «me atrapó de principio a fin» con total convencimiento.

En conclusión, La verdad de la señorita Harriet lo tiene todo para proporcionar unas cuantas horas de distracción: una trama de intriga emocionante y sorprendente hasta el final, el ambiente de una familia de la época victoriana y una protagonista peculiar que conquista al lector del mismo modo que a los Gillespie. Además, el tono ingenioso y simpático de la narración hace la lectura muy llevadera y le da un toque original a la novela. La recomiendo a todos los que busquéis una lectura evasiva que os absorba desde el comienzo hasta la última página.

24 comentarios :

  1. La vi el otro día en una librería y me llamó poderosamente la atención. Tanto como para apuntarla y ponerla en primer lugar en la lista de mis próximas adquisiciones. Algo me dijo que me iba a gustar.
    Tras leer tu reseña, estoy convencida de que así va a ser.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pues ya sabes que a mí me está encantado. Ayer le di un buen avance y ya voy por la mitad. Me encanta la forma de contar la historia (aunque a veces se "disperse"), el retrato de la época, que es muy fácil de visualizar y por supuesto todo el misterio.
    Mucho tiene que empeorar para que ponga menos de 4 gusanitos ¡je,je!

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta, la verdad. Me llamaba muchísimo la portada y después de leer tu reseña me apetece mucho leerla. 'Besos!

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo en la estantería y me apetece muchísimo leerlo ya.
    Gracias por tu reseña.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Pues no lo conocía pero está claro que este error tengo que subsanarlo ya porque me gusta mucho lo que cuentas.

    ResponderEliminar
  6. Ya estoy por aquí :) No conocía el libro pero tiene muchos ingredientes para que me guste, una familia, intriga, una época que me gusta y además bien retratada... También me llama la atención la forma en la que comentas que está narrada así que me llevo anotada la recomendación
    besos

    ResponderEliminar
  7. Pues yo acabo de terminar "La mujer de papel" recomendación del blog y aunque me costo el comienzo, ahora terminada no dejo de pensar que nuevos títulos elegir por que quede encantada (con un listín de lecturas por hacer ciertamente). Por lo pronto este va a mi libreta de posibilidades. Saludos. Teresa

    ResponderEliminar
  8. Ya tenía ganas de una reseña de este libro. Le tenía algo de miedo pero parece que al final está bien. Me lo apunto entonces.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. @Laky. Cuando lo leí me acordé de ti; estoy segura de que puede gustarte mucho.

    @Bookworm. Si ya has pasado de la mitad no creo que te decepcione en nada, ¡je, je! Ya te comenté por Facebook que en mi opinión su único punto débil es el comienzo, aunque de todas formas a mí también me enganchó. Esta forma de narrar tiene mucho gancho.

    @Clara C. L. La portada no está nada mal (y tengo que decir que me parece complicado encontrar una buena portada para este libro). En fin, espero que lo disfrutes.

    @Ginger. ¡Qué bien! Ya me contarás qué te parece.

    @Manuela. Se ha publicado hace poco. Me alegra que te haya llamado la atención, es una historia que puede gustar a muchos lectores.

    @Tatty. Sí, está narrado de una forma curiosa, es un poco diferente al tono habitual de las novelas de este tipo. Yo creo que es de tu estilo, ya me contarás.

    @Teresa. Ya te lo he dicho por Twitter, pero me alegro mucho de que te haya gustado "La mujer de papel"; es una novela que disfruté muchísimo y también me dejó con ganas de leer muchos de los títulos que se nombran. "La verdad de la señorita Harriet" es bastante diferente, pero para pasar un rato entretenido es una buena opción.

    ResponderEliminar
  10. @Tabuyo. Sí, está muy bien, puedes apuntártelo con tranquilidad :). Espero que te guste.

    ResponderEliminar
  11. Me leí el anterior y no estaba mal y empecé con este pero no acabé de engancharme...

    ResponderEliminar
  12. @Conxi. Te entiendo: pienso que las primeras 200 páginas se podrían haber reducido bastante. De todas formas, te animo a retomarlo, porque a partir de la mitad se pone mucho más interesante. Yo ya no lo pude soltar, ¡je, je!

    ResponderEliminar
  13. Creo que lo tiene todo para gustarme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. @InésM. Entonces no lo dudes: a por él ;).

    ResponderEliminar
  15. Ooooh, no sé si darte las gracias por la reseña, porque ya me parecía atrayente antes y ahora... pues otro al montón. ¡Me falta tiempo para leer todo lo que me parece interesante!
    Vale, sí, gracias ;)

    ResponderEliminar
  16. @Aradia. No sabes cómo te entiendo con lo de la falta de tiempo para leer todo lo que me parece atractivo. Por suerte, este libro no te va a durar muchos días ;).

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué preciosidad de portada! Y me ha gustado mucho tu reseña, dan ganas de lanzarse a por este libro. Pero coincido con Aradia: ¡tantos libros y tan poco tiempo! Me lo dejo anotado de todas formas. ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  18. @Halcombe. Ya, ¡se publican tantos libros apetecibles...! En fin, si al final te animas con este, espero que te guste tanto como a mí.

    ResponderEliminar
  19. Gracias por la recomendación. Me encanta este tipo de literatura inglesa así que, aprovecharé también para conocer a esta autora.

    ResponderEliminar
  20. Espero que lo disfrutes, Marisa :).

    ResponderEliminar
  21. Bueno debo de decir que a mi me costo muchíiiisimo terminar de leerlo, porque no me enganchaba....
    Y el final (que no voy a destripar) me dejó vacia, sin saber que había pasado en verdad....

    ResponderEliminar
  22. @Natalia Martín. A mí sí que me enganchó, aunque te entiendo porque creo que unas páginas menos le habrían ido de maravilla.

    Sobre el final, creo que esa es la gracia, dejarnos con la duda, aunque yo lo terminé con las ideas bastante claras... :)

    ResponderEliminar
  23. Hola Rusta! Por fin he leído esta novela y estoy muy de acuerdo con todo lo que comentas.
    Desde luego, lo más conseguido de la novela es la voz de Harriet, que es tan cotorra como entrometida. Me hacía tanta gracia como el desparpajo con el que explicaba y justificaba todo lo que había hecho.
    Se me hizo muy entretenida, aunque si que es verdad que el comienzo es un poco lento. Eso sí, una vez que ocurre el "hecho dramático" es un no parar.
    Me alegro de que me la descubrieras en su momento:)
    1beso!

    ResponderEliminar
  24. Me lo acabo de terminar y si llegué hasta la mitad fue alentada por tu crítica, de no haberla leído antes no habría llegado, cierto es que está bien escrito, en realidad no aburre, aunque tampoco engancha hasta la mitad que empieza a ponerse interesante y ahí si que no pude parar. Aún así me he quedado con muchas dudas, aunque claro está que es lo que la autora busca y bueno, no menciono nada más porque no quiero estropear la trama a nadie pero... me he quedado algo contrariada.
    Para mi gusto sobran muuuuchas páginas, aunque puede ser que me influya el hecho de que vengo de novelas muy ligeras, tengo que entrenarme aún. Saludos y gracias por tus entradas, son estupendas.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails