31 mayo 2013

¿Cubiertas modernas o atentados contra la literatura?

Esto que veis aquí es la cubierta de una edición francesa de El baile, una de las obras más conocidas de Irène Némirovsky. Para los que no conozcáis a la autora, os cuento que vivió durante la primera mitad del siglo XX y escribió libros de corte realista e intimista, incisivos y con un gran retrato psicológico de los personajes, a pesar de que esta cubierta más bien invite a pensar que es una escritora de chick-lit dispuesta a emular a Sophie Kinsella y su Loca por las compras prepara su boda.

Los editores no son idiotas: han escogido este tipo de imagen para atraer a otro tipo de lector, más joven y ávido de historias entretenidas, un lector que no se fijaría en el aire antiguo que tienen la mayor parte de las portadas de los libros de esta autora. Hasta ahí, todo bien: entiendo que el diseño de los libros a veces necesita renovarse para resultar atractivo a las nuevas generaciones, como ha ocurrido en los últimos años con las colecciones de Enid Blyton

Sin embargo, ¿de verdad era necesario utilizar esos tonos estridentes, ese rosa Barbie, esa imagen propia de una novela de chick-lit? Y lo peor: en el libro no se narra ninguna escena en la que le tomen las medidas del vestido a una chica joven; en realidad, el "baile" no deja de ser una excusa para desarrollar otros temas. Una cosa es modernizar una imagen y otra disfrazar la obra de lo que no es. Esto último es doblemente perjudicial: por un lado, comete un crimen contra la esencia del libro (y esto no nos gusta nada a los seguidores de la autora); por el otro, engaña a los compradores que pretende captar. ¿Realmente compensa? Quizá se vende más -porque la literatura juvenil y el género chick-lit tienen un público más amplio que el de los lectores de clásicos rescatados, de eso no hay duda-, pero transmite una idea equivocada y, a la vez, se aleja de los lectores que de verdad pueden disfrutarlo, porque al verlo en la librería sin saber nada de la autora jamás sospecharían que este libro se escribió en los años veinte.

A mi parecer, esta cubierta es un claro ejemplo de un error editorial, puesto que estoy convencida de que se podría haber hecho atractiva y moderna sin recurrir a la estética propia del chick-lit. Los libros de Enid Blyton que citaba antes son un caso muy diferente, porque siempre se han considerado obras dirigidas al público infantil y lo que se ha cambiado es el diseño de los personajes; no se han disfrazado de otro género. Los más nostálgicos echan de menos a los originales, pero no puedo decir que lo considere un atentado contra los libros.

Seguro que todos recordamos los clásicos que se reeditaron con cubiertas que imitaban las de la saga Crepúsculo (y no solo la imagen, sino también la redacción de la sinopsis) durante el boom de los vampiros. Esto plantea, una vez más, el eterno dilema: ¿merece la pena utilizar cubiertas que no se adecúan al contenido para vender más atraer cierto tipo de libros a los jóvenes? Para responder, necesitaría saber qué han pensado las personas que compraron Orgullo y prejuicio o Cumbres borrascosas atraídas por su nuevo look, pero de entrada me inclino por el "no todo vale". Modernizar, sí; disfrazar aprovechando modas, no.

¿Qué opináis vosotros de todo esto?

17 comentarios :

  1. Por desgracia muchas veces las portadas no tienen nada que ver con el interior del libro...Y eso jode lo que no tiene nombre -_- No entiendo qué sacan con eso. ¿Que los ilustradores/fotógrafos/maquetadores así tienen más vía libre? Muy bien, ¿pero qué jodiendas pasa entonces con todos los que leemos un libro con una portada que no tiene nada que ver? Que nos jodemos -_-

    ResponderEliminar
  2. @Aya. Creo que ni siquiera supone más libertad para los diseñadores gráficos, porque, al menos en casos como los que he comentado, se nota que estas portadas están hechas con un objetivo concreto: atraer a cierto público. Hace años leí varios libros que "engañaban" por la cubierta y también me sentí bastante decepcionada.

    ResponderEliminar
  3. A mi en el tema portadas me indigna dos cosas: que la portada no tenga nada que ver con el libro, y que sustituyan la portada original por una imagen de la adaptación cinematográfica. Por cierto, el otro día hice mi propia selección de, por así decirlo, las portadas más feas de 2013. Si queréis echar un vistazo a ver si estáis de acuerdo con mi selección, visitad mi blog.
    Saludos y buen finde.

    ResponderEliminar
  4. @David Sánchez. Es verdad, las reediciones que utilizan el cartel de la película como imagen de cubierta suelen recibir bastantes críticas. A mí no me molestan, tengo varias ediciones de ese tipo. Lo bueno que tienen es que solo se ven mientras el estreno es reciente; después, se vuelve a las portadas de siempre.

    ResponderEliminar
  5. @Rusta Vale, también es cierto. Mejor me lo pones -_- Se inetnta conseguir algo que temrina en una pura decepción, pero ellos tan felices...

    La verdad es que como dice David a mí como que también em molesta que de pronto usen la portada "de cine" en lugar de la portada que tenía un libro. Es decir, sí, a menudo es muy bonita e impresionante, pero en serio, ¿por qué? ¿Por qué no podemos dejar el cine en el cine y la literatura en al literatura? ¿Para que se sepa perfectamente de qué libro viene qué película? Así es como muchas buenas portadas las han eliminado directamente del mercado, para poner la de la peli, que a veces, sinceramente, poco o nada tiene que ver (véase Eragon, que tienen en común algunos nombres y poco más, que yo sigo flipando con una elfa morena con orejas redondas y pelo rubio).

    ResponderEliminar
  6. He leído El baile y esta portada es un completo error. No tiene absolutamente nada que ver con el contenido, llama a engaño, incitando comprar a un determinado sector (que, probablemente, no disfrutará con su lectura) y echando para atrás a su público objetivo (que seguro que disfrutaría mucho)
    No me parece bien

    ResponderEliminar
  7. Tengo un larguirucho de esta autora, y la portada no es como ésta en absoluto.
    Sinceramente, si no supiera que ésta autora es de los años veinte, hubiera pensado que éste libro era chick-lit.

    Es bueno renovar, pero darles una portada que en realidad describa por completo el tema del libro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. No he leído nada de Irene Nemirovsky pero no me parece buena idea esta portada. No creo que vaya acorde con la autora y que puede llevar a equívoco.

    Creo que han metido la pata.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. @Aya. Ja, ja, es verdad que hay adaptaciones que no le hacen ningún favor al libro :). Supongo que utilizar el cartel sirve para que quienes vean primero la película puedan identificar rápidamente el libro en el que se basa, aunque a los que leímos primero el libro no nos haga mucha gracia.

    @Laky. ¡Totalmente de acuerdo contigo! Puede decepcionar al público que pretende atraer, y alejar al que de verdad lo puede disfrutar...

    @Shanny. Exacto, una cubierta "actual", pero afín al contenido. Como las portadas de las novelas ambientadas en el pasado; hay muchas preciosas.

    @Narayani. No, no va nada acorde con ella. Las cubiertas que ha utilizado Salamandra en las ediciones en castellano están mucho mejor.

    ResponderEliminar
  10. Yo opino que podría tacharse de publicidad engañosa como poco. Me parece una falta de respeto hacia los lectores por ese motivo. Yo soy la primera que disfruta con el diseño de algunas portadas, pero me toca mucho las narices cuando no se adecuan para nada al contenido y se inventan cosas... no sé. Eso no va conmigo.

    Por cierto la portada que has utilizado como ejemplo me parece más bien horrorosa y que no pega ni con cola.

    Una entrada muy interesante, un saludo :)

    ResponderEliminar
  11. el libro es un precioso relato corto, de esta autora que me encanta. y es una pena que pongan semejante horro de portada. las de salamandra bonitas y acertadas.

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo contigo, la verdad es que concretamente con este libro han hecho una salvajada. Hay técnicas de marketing que yo creo que acaban perjudicando al cliente asiduo y a los potenciales.
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Yo creo que esta portada simplemente clama al cielo. ¡Pobre Irène, si viera su novela vestida de esta guisa! Lo único bueno que le veo es el poder atraer a un tipo de lector joven que va a descubrir a una escritora excelente (y que de otro modo se perdería). Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Rusta,
    Entiendo que hay determinadas portadas que son del todo inadecuadas según el libro, como es este caso (aún no he leído nada de esta autora, pero, por lo que cuentas de ella, sé que la portada está equivocada). También estoy de acuerdo en uno de los comentarios anteriores acerca de las portadas basadas en la adaptación cinematográfica del libro. No me gustan.
    Opino que la portada no es algo importante, sino importantísimo. Es lo primero que ven los lectores potenciales y si no es atractiva puede "espantar" al lector, por muy bueno que sea el libro. También opino que la portada no debería desvelar nada acerca del contenido. La función de la portada es, simple y llanamente, atraer.

    ResponderEliminar
  15. @Ana Nieto. Estoy de acuerdo contigo, se podría considerar publicidad engañosa. Y esta cubierta de "Le bal", además de no pegar nada con el libro, no me gusta ni para una novela de chick-lit.

    @Liz. Sí, Salamandra tiene mucho mejor gusto con las cubiertas.

    @Anuka. Ya, es una lástima porque la primera impresión que tenemos al ver un libro es muy importante.

    @Pedro Ferrer. Sí, ojalá que al menos sirva para que los jóvenes la descubran y se animen a leer otros libros suyos.

    @Francisco. Totalmente de acuerdo contigo. Aunque lo que cuente sea el contenido, no hay que menospreciar el poder de una buena portada. Desde que tengo el blog todavía soy más consciente de ello, porque veo que las reseñas que captan más clics suelen ser las de libros que tienen cubiertas llamativas. Incluso me he encontrado con lectores que me han dicho directamente "Me gusta lo que cuentas del libro, pero la portada me parece muy fea y por eso no lo leeré".

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails