22 mayo 2013

El baile - Irène Némirovsky



Edición: Salamandra, 2006 (publicado por primera vez en 1930)
Páginas: 96
ISBN: 9788498380231
Precio: 11 € (e-book: 5,99 €)

El baile (1930) es la cuarta novela que Irène Némirovsky (Kiev, 1903 – Auschwitz, 1942) publicó en vida, apenas un año después de David Golder (1929), la obra que le dio la fama en Francia cuando solo tenía veintiséis años. Tras el redescubrimiento de la autora en 2004 con Suite francesa, el libro que sus hijas guardaron en una maleta cuando ella fue deportada al campo de concentración de Auschwitz, las editoriales han seguido recuperando los textos de esta gran escritora, de la que me declaro una seguidora incondicional. Némirovsky me parece una narradora intimista, concisa, elegante e intensa, capaz de plasmar con pulcritud los vericuetos de las vidas de sus personajes, que siempre se mueven por ambientes que ella conoció bien.

Como la mayoría de sus obras, El baile es una nouvelle, ese género a caballo entre la novela y el relato largo que solo tiene un nombre propio en francés. Narra en tercera persona —como siempre en Némirovsky— un episodio acontecido en una familia de nuevos ricos, los Kampf: la señora está entusiasmada preparando un baile, el primer baile que organizará en casa y que le permitirá empezar a crear vínculos en sociedad. Su hija Antoinette, de catorce años, le pregunta si podrá asistir, pero ella no está dispuesta a que nadie le robe el protagonismo en una noche tan importante. Sin embargo, no cuenta con que la venganza de Antoinette será terrible…

Desde mi punto de vista, El baile trata dos grandes temas: por un lado, los sueños de amor de la adolescencia, las ansias por crecer deprisa, que se materializan en Antoinette; por el otro, la personalidad del nuevo rico y su preocupación por las apariencias, personificada en el señor y la señora Kampf. Ella, además, es la imagen de la madre narcisista, esa mujer preocupada en exceso por su aspecto que menosprecia a su propia hija, un perfil inspirado en la propia progenitora de Némirovsky y que la autora repite, de forma más desarrollada, en El vino de la soledad y Jezabel. Todos estos asuntos desembocan en la cuestión estrella del relato: la venganza juvenil, cruel, irreflexiva, sutil, narrada de una forma que me recordó a una obra posterior: Buenos días, tristeza (1954), de Françoise Sagan.

El estilo de Némirovsky es, como siempre, impecable: tiene una escritura exquisita, concisa y viva, cuidada tanto en los diálogos como en la narración. El argumento se desarrolla de forma coherente, no se entretiene en subtramas y, en general, no le falta ni le sobra nada: es un texto breve que consigue transmitir con elegancia todos los pesares de los personajes que aparecen en él. Y, sin duda, tiene la pasión habitual en los protagonistas de Némirovsky, porque solo la pasión puede arrastrar a Antoinette a cometer ese acto. El desenlace se descubre como una revelación de que incluso el gesto más insignificante puede llegar a hacer mucho daño, como un efecto mariposa.

No obstante, a pesar de sus cualidades, después de haber leído libros posteriores de la autora, tengo que reconocer que El baile resulta mucho más sencillo, tanto por el planteamiento de la trama (mucho menos ambicioso) como por el nivel de escritura (menos profundo, menos rico en matices). Esta nouvelle ha ganado cierta popularidad entre los lectores porque se reeditó justo después del éxito de Suite francesa, pero la considero inferior a, por ejemplo, Los perros y los lobos, la última novela que Némirovsky publicó en vida. Con esto no quiero decir que El baile sea un mal libro, sino que, simplemente, no es lo mejor de esta escritora y en su obra posterior se aprecia una mayor madurez literaria. En cualquier caso, resulta interesante leerlo para analizar su evolución y puede ser una buena opción para descubrirla por primera vez por su facilidad de lectura.
Irène Némirovsky.

En definitiva, El baile me parece una novela que dice mucho con muy poco y que sin duda rebosa la «esencia Némirovsky» en todas sus páginas. No es lo mejor de la autora, pero está bien y proporciona un rato de lectura agradable. La recomiendo a todos los amantes de las lecturas breves e intensas y, a los que ya la habéis leído y os gustó, os animo a seguir indagando en el universo Némirovsky porque os aseguro que el resto de su obra no tiene desperdicio.

23 comentarios :

  1. Fue el primer libro que leí de esta autora. No sé si debido a ello, es del que mejor recuerdo guardo. Ciertamente, no he leído los otros libros a los que te refieres pero de los que yo he leído (Ida, La comedia burguesa, Un niño prodigio, El calor de la sangre), ésta y El calor de la sangre fueron las que más me gustaron
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Al igual que Laky fue el primer libro que lei de ella y me encantó aunque es cierto que tiene libros mejores
    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mi también me ha gustado mucho! He leído otras obras de Némirovsky y también me han gustado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No conocía a la autora y la verdad es que esta novela, tal y como la planteas, me llama. Es cortita así que tal vez sea una muestra de esta pluma con la estrenarme ;-)
    Un besin

    ResponderEliminar
  5. Yo casualmente acabo de leerlo, y me ha encantado, principalmente por la profundidad psicológica que es capaz de condensar en tan pocas páginas, aparte de su buen hacer narrativo. No suelen gustarme los relatos cortos, pero éste me ha encantado.
    Descubrí a esta autora con Suite Francesa (influido por tus comentarios en este blog ;-), y aunque me gustó y noté calidad en el texto, como libro no me entusiasmó. En cambio éste me ha encantado, a pesar de su reducido tamaño y engañosa sencillez. Desde luego, seguiré leyendo a esta autora ;-)

    ResponderEliminar
  6. Yo me declaro fan de Irene. es maravillosa su prosa y este relato me ha encantado. Tengo que leer mas de ella a ver si considero que tiene mejores.

    ResponderEliminar
  7. me encantó el baile, pero para mi el mejor es Suite Francesa; sublime!!

    ResponderEliminar
  8. @Laky. Creo que si hubiera sido mi primera lectura de la autora también me habría gustado más, porque el nivel de complejidad con respecto a sus últimos libros es bastante más bajo.

    @Ginger. Sí, aunque tenga libros mejores este sigue estando muy bien. Una pequeña joya.

    @Manderly. Es que Némirovsky no decepciona, ¿verdad? :)

    @Anuca. Sí, creo que es una muy buena opción para descubrirla. Así, si no te gusta, al menos no te habrá durado mucho.

    @Javier Casado Pérez. Yo cada vez me estoy aficionando más a las novelas breves, en parte gracias a Némirovsky. Estoy de acuerdo contigo en que la autora es capaz de condensar muchísimas emociones en pocas páginas, con una sencillez engañosa. En fin, ya me contarás qué te parecen los otros libros de la autora. Te animo a seguir con "El vino de la soledad", "Jezabel" o "Los perros y los lobos"; los tres me gustaron mucho.

    @Nina. Sigue leyéndola, sí, que ya verás como no te decepciona :).

    ResponderEliminar
  9. @Armada invencible. Yo todavía tengo pendiente "Suite francesa", pero sí, por lo que tengo entendido se considera su mejor novela. A ver cuándo la leo, que tiene una pinta increíble...

    ResponderEliminar
  10. La primera novela que leí de la autora y me enamoró. Y lo has dicho muy bien, sorprende en esta historia cómo se puede contar tanto en tan pocas páginas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. @Margari. Sí, esta autora es el ejemplo perfecto del "menos es más".

    ResponderEliminar
  12. Me has tentado, y mucho, con tu opinión.
    Estupenda reseña! Muchas gracias por tu recomendación.
    Voy a tratar de hacerme con él para disfrutar de su lectura en breve.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. @Cristina_Roes. ¡Perfecto! Espero que lo disfrutes, ya me dirás qué te parece :).

    ResponderEliminar
  14. Tengo muchas ganas de leer a esta autora, de hecho es de esas de las que me llaman la atención todos sus libros jejeje
    A ver por cuál empiezo, este creo que sería buena opción ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. @Shorby. Puedes estrenarte con cualquier libro; de momento no he encontrado ninguno que pueda considerarse "flojo".

    ResponderEliminar
  16. En mi opinión es un libro ligerito, para intercalar, pero que merece la pena leer.
    Los libros de Nemirowski siempre tienen mucho trasfondo

    ResponderEliminar
  17. @Maria Rosa. Estoy de acuerdo contigo: ligerito en la forma pero con mucho trasfondo :). Yo lo leí precisamente entre lecturas más "densas".

    ResponderEliminar
  18. Tengo pendiente a esta autora desde que la descubrí en este blog y no sé por qué aún no me he decidido porque cada vez que leo una reseña se me ponen los dientes largos!
    Tengo apuntada esta obra y Jezabel. Aunque sé a dónde tengo que volver cuando quiera decidirme por alguna otra
    1beso:)

    ResponderEliminar
  19. @Elena:). Espero que, empieces por el libro que empieces, te guste :). Ya me contarás.

    ResponderEliminar
  20. La mejor SUITE FRANCESA. pero tanto esta q nos presentas como EL VINO DE LA SOLEDAD....Increibles!. Os animo a todos

    ResponderEliminar
  21. @Baby. Totalmente de acuerdo contigo, "El vino de la soledad" es una maravilla.

    ResponderEliminar
  22. Acabo de terminarlo, me ha durado una hora. Conocía a esta autora, pero no había leído nada de ella y me ha parecido un buen comienzo para conocer sus libros. Este en concreto, es un libro de menos de cien páginas, en las que en muy poco espacio, dice mucho. Viene bien para alternar lecturas más pesadas(en volumen, no en argumento) y deleitar al paladar. Me ha gustado el mensaje casi de moraleja que deja el libro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. @NYKAA. Me alegra que la toma de contacto con Némirovsky haya sido tan fructífera. Ya verás que casi todos sus libros son así: breves en extensión, pero con mucho contenido. Te animo a seguir descubriéndola ;).

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails