10 mayo 2013

El (difícil) papel del crítico de libros


Una de las cosas que menos me gustan de la blogosfera —y de la vida en general— es esa insufrible tendencia a creer que lo que uno hace o piensa es lo único válido, lo que debería imitar todo el mundo. Hace unas semanas leí un artículo de Elvira Lindo en el que decía lo siguiente: «No, ya no me importa ser impopular o que alguien me escriba diciéndome: “Usted me ha decepcionado”, que puede traducirse como: “¿Por qué no escribe usted exactamente lo que pienso yo en todos los aspectos de la vida?”». Esto, para los que escribimos de una forma crítica, es el pan de cada día.

Lectores que insultan al reseñador y menosprecian su trabajo porque consideran que ha sido injusto con el libro del que habla (esto siempre ocurre en las reseñas negativas, claro); a veces incluso emplean argumentos tan fundamentados en lo literario como la referencia a la bondad del escritor y el gran esfuerzo que ha hecho al escribir la novela (¿acaso eso garantiza que sea buena?). Los hay que no se toman bien las reflexiones como esta y acusan a su autor de ser prepotente por cometer la osadía de opinar. ¿Dirían lo mismo si se hubiera expuesto lo que ellos piensan?

¿Por qué existe ese miedo hacia quienes escribimos de forma crítica? Miedo del autor y del editor a no gustar (y que, para colmo, ese texto poco favorable sobre su libro sea leído por un determinado número de personas). Miedo de los lectores a sentir que no encajan con los demás, un miedo del que no se suele ser consciente, pero que se encuentra presente en muchos ámbitos de la vida. Además, está la incapacidad para asimilar los comentarios con naturalidad, sin convertirlos en un ataque personal. Creo en el diálogo, en la capacidad de las personas para entenderse mediante un debate sano; tener posturas enfrentadas y defenderlas con rigor es un ejercicio enriquecedor, porque ponemos a prueba nuestra propia capacidad para argumentar y aprendemos de los demás. Cuando uno se cierra en banda está perdiendo muchas oportunidades.

A todo esto, no olvidemos que el crítico es alguien que adora los libros y quiere que los que sobresalgan sean los buenos, no los mediocres. No es ningún enemigo de los autores ni de la lectura (de lo que me han acusado más de una vez), sino alguien con capacidad de análisis que quiere promover la buena literatura. Lo comento porque percibo que entre los escritores suele haber una mala opinión de quienes ejercen la crítica transparente y libre, es decir, que comentan tanto las virtudes como los problemas del libro. Algunos ni siquiera entienden qué sentido tiene hacerlo: consideran que la promoción debe limitarse a aquellos títulos que merecen la pena. Sin embargo, pienso que la crítica negativa resulta útil como muestra de respeto al lector y porque el mundo literario necesita este revulsivo para no dormirse en los laureles (aunque bien sé que nuestra influencia es escasa). La relación entre escritor y crítico debe ser de respeto mutuo, ya que ambos aportan una vertiente útil al sector.

Yo, como rezaba el lema de la Ilustración, me atrevo a pensar. Analizo las obras culturales y expreso mis opiniones porque para mí esta actividad es tan natural como respirar. Me gusta, me llena; siento que con mis ideas aporto algo. Me equivocaré muchas veces. Gustaré o no. Habrá ocasiones en las que la mayoría no estará de acuerdo conmigo. Pero el miedo a que eso ocurra no impedirá que siga escribiendo.

13 comentarios :

  1. Me ha encantado tu artículo, estoy completamente de acuerdo contigo. Es difícil ser fiel a la verdad (subjetiva, eso sí), a las propias opiniones, pero es más justo hacia uno mismo y hacia los lectores dar una opinión real y sin medias tintas. Y a quien no le guste, que no lo lea.

    ResponderEliminar
  2. Comparto tu crítica. Cuando las opiniones son negativas, siempre son mal acogidas en la sociedad, ya no solo en el campo profesional, sino también en el personal. Así como unos encajamos esos comentarios como una manera de aprender y crecer, otros prefieren continuar en su mundo, sin aceptar las opiniones de los que no piensan como ellos. Además, por momentos nos olvidamos de que es simplemente eso, una opinión, y que por tanto no es una verdad universal.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo. Siempre he creído que algunos escritores y lectores son demasiado refunfuñones cuando critican mal su obra o la obra que les gusta.

    Vamos; que algunos se enojan solo por el hecho de no gustarnos un libro y manifestarlo.

    Aunque también es cierto que me ha tocado encontrar reseñas donde se habla mal de libros de excelente calidad literaria solo porque al que lo leyó no le gustó. Y fundamentan su opinión de forma bastante pobre: por eso mismo yo no sigo cualquier blog literario.

    Algunas personas NO saben reseñar ni criticar.

    Además, las reseñas y críticas de libros son muy subjetivas. A mí, por ejemplo, no me gustan los libros de Hegminway y Jane Auste, pero nunca negaré que son grandes escritores.

    Aún así, yo pienso que siempre que sea con fundamentos y respeto, uno puede opinar lo que quiera sobre un libro en la web.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Magnífica reflexión! Totalmente de acuerdo contigo.....
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola!!
    La verdad es que me ha encantado tu título. Yo todavía, por suerte, no me he encontrado con nadie que me diga algo así, aunque sí he visto en otros blogs que porque la crítica, constructiva y con respeto, no gusta, la gente se lanza sin piedad. ¿PERO ESTO QUE ES? La persona que lleva ese blog, que ha dado su opinión, una opinión libre y subjetiva, guste o no, ha sido claro y conciso. ¿No estás de acuerdo? Bueno, lo dices, pero sin faltar al respeto. Yo puedo no estar de acuerdo en algunas ocasiones, y siempre lo digo, pero nunca, nunca, nunca, se me ocurriría escribir lo que he llegado a ver. En fin.... solo decirte que ha sido un gran artículo.

    BESOTES

    ResponderEliminar
  6. Una reflexión excelente. Yo no me considero critica de libros, soy simplemente una lectora que comparte su sentir tras haber estado sumergida en una historia. No creo que tenga la formación necesaria para hacer nada más que dar una humilde opinión e intento ser siempre muuuuuy respetuosa.
    Supongo que la conclusión a todo esto es que, como en todos los ámbitos, hay de todo la viña del señor ;)
    Enhorabuena, una entrada muy interesante
    Un besin

    ResponderEliminar
  7. Bueno yo llevo un blog de los libros que leo , y cuando no me gusta el libro lo digo, pero siempre digo que es mi opinión que aunque puede ser que a mi no me guste a lo mejor a otra gente si le gusta, , pero bueno eso es asi y nunca nos gustan que nos digan cosas negativas somos asi, pero bueno ahi tomarlo asi, muy buen post sigue asi me encantas. Muchas veces sabes decir las cosas que me cuesta a mi.

    ResponderEliminar
  8. Muy de acuerdo contigo.

    Hace poco publiqué un post que iba en esta línea. Cuando le das una mala nota a un libro, los comentarios en esa entrada desaparecen...(nadie quiere comentar)

    Prefiero leer opiniones de un blog sincero, que una que diga a todo ¡me encanta!...

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hace unos meses publiqué una reseña de un libro que no me había gustado y cuál fue mi sorpresa cuando me encuentro comentarios, tanto en el blog como en Facebook, de la autora bastante molesta. La verdad es que no conseguí terminar de entenderlo porque creo que en ningún momento falté al respeto a nadie y simplemente di mi opinión sobre el libro en general, tanto en su aspecto de personajes como en su aspecto gramatical, el cual dejaba bastante que desear.

    Sinceramente no entiendo a autores y editores que no saben encajar una mala crítica y que no aceptan que su libro no tiene porqué gustar a todo el mundo. Ni entiendo a los que leen blogs buscando solo opiniones y gustos coincidentes con los suyos.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado mucho leer este comentario tan atinado. Sin libertad de expresión no existiría contraste alguno de opiniones, absolutamente necesario y no es lógico que nadie se moleste por tal cosa.
    Gracias por mantener tu independencia. Yo en mi blog me limito a escribir un calificativo para cada libro, sin mas. Me has hecho pensar que debería extender,e sobre el por qué de mis opiniones. Gracias por ello.

    ResponderEliminar
  11. Hola Rusta, un post sumamente interesante ciertamente debe ser poco agradable recibir mensajes que pasan al plano personal la opinión de una obra, (me acorde cuando leí entre tus antiguos post el que Cometas en el cielo te pareció poco atractivo, a mi me hizo nudos en el estomago, pero personalmente tu opinión me hizo pensar en el libro como tal, como obra literaria y deduje muchas cosas mas) a mi como lectora me toca agradecer que haya blogs como el tuyo que me permiten acercarme a obras y autores diversos que alimentan mis ganas de seguir leyendo, tal vez ahí radica el que muchos críticos superen el mal sabor de boca que a veces deben pasar sobretodo aquellos que lo hacen por amor al libro y van mas alla de hacerlo como fuente de ingresos. Saludos a la distancia, Teresa.

    ResponderEliminar
  12. Si estoy de acuerdo, pero no soy muy optimista al respecto :P. Parece que cada vez la crítica literaria "no profesional" causa más rechazo y/o suspicacia. Y entonces te escribe el autor / editor / traductor / quien sea de turno, y no entiendes nada.

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo. Prefiero incluso que los críticos se pasen de críticos a que se pasen de empalagosos.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails