05 julio 2013

El insólito placer de hablar sobre libros



Tiene gracia que precisamente yo me ponga a reflexionar sobre hablar. Yo, que creé un blog para escribir sobre libros. Yo, que soy la reina de los taciturnos, los tímidos, los introvertidos. Yo, que me expreso mejor (mucho mejor) por escrito que en voz alta. Siempre he insistido mucho en que quiero que este espacio sea un lugar de debate, porque el intercambio de opiniones permite sacar más partido a cualquier lectura y me parece enriquecedor para ambas partes; por eso agradezco tanto que comentéis las entradas, aprendo de vuestras aportaciones y me entretengo para responderos. Sin embargo, el ambiente que de verdad resulta propicio para esta interacción, esta charla espontánea sobre literatura, es cara a cara, utilizando la voz y observando los gestos.
 
No obstante, conseguir que se den estas situaciones no es sencillo, porque lee poca gente —en proporción al total de la población— y la lectura en sí es una actividad introspectiva, no favorece la comunicación como practicar un deporte en grupo o ir a la bolera. Además, la gran cantidad de libros que se publica hace que resulte complicado coincidir con personas con las que se comparten gustos, y el «No, no lo he leído (aunque me llama la atención)» se convierte en una frase recurrente que corre el peligro de poner fin a ese tramo de la conversación.

Aun así, a veces el milagro ocurre: se conoce a gente con la que hablar sobre libros. Lo llamo milagro porque, para quienes estamos rodeados de personas que no leen o leen sin el fervor de los lectores incansables, encontrar a alguien con quien conversar con calma sobre lo que más nos gusta a ambos es un auténtico placer. El entusiasmo que se irradia al explicar por qué un libro gustó tanto. Las risas cómplices cuando se coincide en la valoración negativa de una novela. La mirada atenta de quien escucha con interés lo que dice el otro. Los momentos de chismorreo cuando uno se atreve a revelar un cotilleo que sería feo poner por escrito.

Hay cosas que los blogs no pueden sustituir (por mucho que nos guste bloguear).

20 comentarios :

  1. estoy totalmente de acuerdo. besos guapa

    ResponderEliminar
  2. muy cierto , pero te digo una cosa , yo hace como dos años conoci por face a una persona nos decimos teta( hermana) aunque no nos hemos visto, lo tenemos pendiente, hemos hablado por telefono, tenemos nuestros washap pero una vez descubrimos que teniamos un comun denominador los libros aunque a ella le gustan otro tipos de libros, que yo no leo pero me gusta chatear y que me explique que tal y que opinion tiene sobre el, y a ella le gusta escuchar de los que leo yo, es otra forma de hablar a lo mejor no es lo mejor , pero nos hemos acostumbrados a hablar y nos tiramos un buen rato, aprender a conocer si le gusta un libro solo con decir una palabra jajaja, asi que si el cara a cara vale pero cuando no puedes el cara a cara vale un chat o un blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. @Ludymila. :)

    @Esther Borrero. Anda, qué casualidad que a las dos os gustara leer :). Me imagino la ilusión que te hizo cuando lo descubriste.

    ResponderEliminar
  4. Estoy muy de acuerdo contigo. Yo, la verdad, es que tengo la suerte de contar con dos super amigas que son ávidas lectoras como yo. Con ellas puedo hablar de libros, recomendarnos entre nosotras, ...

    La verdad es que si creé mi blog, fue para encontrar con quien hablar, bueno, mejor dicho, escribir, sobre libros, porque quitando a estas dos personas, nadie de mi entorno lee. NADIE!! y me parece fatal. Aunque cada uno es libre de hacer lo que quiera

    BESOTES

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho tu entrada ;)
    La verdad es que sí que es complicado a veces encontrar gente que haya leído los mismo libros que tú, y poder hablar de ello, así que es casi un milagro xDD
    Además, también está la diferencia de que por los blogs la gente lee muchísimos libros más y los comentarios son diferentes a los que puedes hacer con gente que a lo mejor leen un par de libros al año. Que es genial, sí, pero también diferente xDD
    Beeeeeeeeesos

    ResponderEliminar
  6. Yo en este aspecto lo cierto es que tengo muy buena suerte. Mi familia es muy lectora, especialmente mi padre, poseedor de una biblioteca que deja con la boca abierta y la persona que me contagió el amor por la literatura. Últimamente nuestros gustos literarios llevan derroteros distintos, así que debatimos aún más.
    También en mi grupo más íntimo de amistades hay unos cuantos lectores compulsivos con quienes intercambiar impresiones, recomendaciones, debatir sobre gustos, estilos etc. Con alguna amiga llegamos al nivel de intercambiar mensajes por WhatsApp cuando llegamos a algún punto álgido de un libro que la otra ya ha leído. En fin, que ciertamente escribo sobre libros en mi blog pero creo que hablo de ellos aún más. Besos

    ResponderEliminar
  7. @¡Pensamientos de Patri. Al menos tienes la suerte de tener a esas dos amigas para hablar de libros. Sois pocas, pero mejor eso que nada :).

    @Poy. Ya, tengo comprobado que la lectura no se vive del mismo modo. El lector ocasional la puede disfrutar, pero no siente esta "pasión" que tenemos los que leemos sin parar. Y somos muy pocos los que leemos tanto.

    @Manuela. Tienes mucha suerte, sí :). La lectura como "legado" familiar me parece algo precioso, creo que realmente es de gran ayuda que los padres lean para contagiar esa pasión a sus hijos. Y qué bueno lo de comentar las impresiones sobre un libro por mensaje; yo alguna vez he hecho algo parecido y la lectura suele ser más gratificante porque se tienen más puntos de vista, etc.

    ResponderEliminar
  8. Yo soy muy afortunada, porque mi familia mas intima, son grandes lectores.
    Con mi hijo comparto tardes de paseos por librerías [casi siempre las mismas] donde nos inpregnamos de olores y texturas, y alimentamos nuestra vista con novedades y otros libros anteriores, de esos que quedan pendientes de comprar.Luego nos vamos felices, a tomar un.café, con la última adquisición entre las manos, deseando comentarla.
    Con mi nuera, compartimos bastantes estilos de lectura y sobretodo escritoras que coincide que nos gustan a las dos. También nos intercambiamos los libros y luego los comentamos.
    Y con mi marido.....con el, comparto horas de lectura, con una buena música suave, a veces, una barrita de incienso, y un café se nos pasan las horas.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Rusta!

    Yo también tengo la suerte de que en mi familia y entre mis amistades más cercanas haya ávidos lectores. Otra cosa, es que solamos hablar de libros por la cantidad de temas de conversación que hay y por lo que nos suele preocupar a cada uno de nosotros. Tengo la gran suerte de compartir de que con mi mejor amigo también comparta otra gran afición ligada a la lectura que es escribir y suele ser un tema más fructífero entre nosotros, ya sea cara a cara (que es la mejor), por messenger (cuando lo usábamos de manera compulsiva), etcétera.

    En mi familia sí se suele hablar de libros para recomendar, regalar, comentar... y también compartimos muchos momentos de lectura y muchas visitas a la librería del barrio que cada vez que entro parece que vuelvo a esas tardes de mi infancia en las que iba con mi padre y siempre acabábamos volviendo a casa con algunos libros.

    Tengo una anécdota muy divertida de hace unos años. Acababa de llegar a Venecia y estaba con mis padres y mis hermanas, y mis padres se pusieron a hablar de unas personas que eran conocidas para ellos, yo pensaba que eran de carne y hueso hasta que me di cuenta que se referían a los personajes de las novelas de Donna Leon.

    Besos,
    Elena Velarde.

    ResponderEliminar
  10. Muy de acuerdo, he tenido suerte de que a muchos de mis amigos (la mayoría) les encanta leer, y compartimos los mismos gustos en género, podemos pasar horas hablando sobre libros en un café,es genial.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. A mí también me encanta hablar sobre libros. Es un placer que no pueden entender aquellos que no leen.

    ResponderEliminar
  12. Maritza Del Olivo7 de julio de 2013, 17:10

    Que interesante tu blog ,lo sigo desde hace algunos meses. Esta entrada me parece muy buena porque al leerla es como si hubieras escrito parte de mi. Muchas felicitaciones!

    ResponderEliminar
  13. Como me ha gustado esta entrada, conocerte un poco mas (que no te relacionaba con la palabra "introvertida").

    Soy torpe hablando, me desenvuelvo mejor trascribiendo ideas y aun así me enredo ja,.

    Desde que recuerdo he tenido amor por las letras recuerdo el ansía con que hojeaba los textos de cada nuevo ciclo escolar, pero no sabía de bibliotecas, en casa con 6 hermanos había que pensar en otras necesidades; realmente fue hasta la preparatoria donde tuve acceso a una librería decente y la Universidad bueeeenoo pase tardes enteras en la Biblioteca Central de la UNAM.

    Leí menos de lo que quise pero me dí embarradas de muchos autores y ahí conocí a Laura compañeras y amigas de Profesión pero sobre todo nos descubrimos tarde el gusto por los libros hoy día hablamos poco pero se que si alguien lee lo que posteo de lo que leo es ella.

    Las redes sociales me ayudan porque tengo un trabajo de lunes a lunes y las distancias con el tráfico se multiplican pero paleo soledad con las lecturas.

    A veces me gustaría comentar más pero los títulos llegan mas tarde acá pero seguro buscare poner un comentario al menos al leer alguna de tus recomendaciones.

    Dejo espacio a los siguientes comentarios que ya robe suficiente espacio.

    Un abrazo a la distancia.



    ResponderEliminar
  14. Hablando del blog, ¿Que tan difícil es crearte uno? ¿Algún sitio mayormente recomendado (blogger, wp)?

    Se supones que tengo una cuenta en Blogger pero no se ni usarla no se ver actualiaciones y eso hace que olvide sitios que hasta me duelen porque luego no doy con ellos.

    ResponderEliminar
  15. @Anónima. Qué suerte tienes, sois todos muy lectores :). Me ha gustado mucho cómo has descrito tus visitas a la librería con tu hijo, me parece maravilloso disfrutar de la lectura en familia.

    @Elena Velarde. Qué bonitas parecen esas tardes de infancia en la librería, me imagino la escena y recuerdo libros como "La sombra del viento" o "La vida cuando era nuestra". Y qué gracioso que hablaran de personajes de una novela. Yo últimamente solo me he encontrado con esta situación por el señor Grey...

    @E. Guerrero. Eso sí que es tener suerte: compartir la afición y los gustos :).

    @Masteatro. No, no pueden. Como tampoco podemos entenderlo nosotros cuando se refiere a una afición que no compartimos...

    @Maritza del Olivo. Muchas gracias, eso es lo que intento, que la entrada también sea el reflejo del sentimiento de otros lectores.

    @Tere. Si sigues los pasos de Blogger, verás que crear un blog es bastante sencillo. En la página principal (www.blogger.com) sale la opción de "Nuevo blog"; tienes que clicar ahí y seguir los pasos. Para las cuestiones de diseño, organización, etc., es cuestión de ir aprendiendo poco a poco. Te recomiendo que cuando tengas cualquier duda busques en Google, porque hay muchos blogs con trucos y guías paso a paso sobre que van muy bien. En mis inicios me harté de consultarlas...

    Y muchas gracias por leerme y comentar :).

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué razón! Yo creé Lecturas Silenciosas para "hablar" sobre libros, y ni tan siquiera.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. @Leyre H. Palacios. Me gusta ese nombre para un blog, describe muy bien lo que es leer :).

    ResponderEliminar
  18. Me encanta hablar sobre libros aunque con muy poca gente puedo hacerlo. Tengo la suerte que en el trabajo tengo una compañera que le gusta leer (aunque no es tan lectora como yo) y me lo paso pipa comentando con ella los libros que hemos leído en común o recomendándole los que me han gustado.
    Por esa falta de poder compartir esa afición, me hice un blog, el cual lo tengo bastante abandonado pero igualmente me gusta seguiros a vosotros, comentaros y coger ideas para mis próximas lecturas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. @Kristineta. Me alegra que sigas con ganas de leer y comentar en los blogs. Tus comentarios siempre se agradecen mucho :).

    ResponderEliminar
  20. Estoy leyendo el fuego, no lo dejo porque no me gusta dejar un libro a medias, pero que desilusión yo leí hace tiempo el ocho y este ni le llega ni a la zuela del zapato, como dicen por aquí

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails