29 julio 2013

Las flores de la guerra - Geling Yan



Edición: Punto de lectura, 2013
Páginas: 256
ISBN: 9788466326742
Precio: 6 € (e-book: 5,69 €)

He leído muchas novelas que recrean los conflictos bélicos del siglo XX, pero pocas me han impactado y estremecido tanto como Las flores de la guerra (2006), una de las últimas novelas de Geling Yan (Shanghái, 1958), prolífica escritora china que ha publicado más de veinte libros con los que ha ganado numerosos premios, aunque en castellano solo podemos encontrar este y La novena viuda. La obra que reseño se sitúa en el marco de la segunda guerra chino-japonesa (1937-1945) y narra un episodio de la llamada masacre de Nanjing, en diciembre de 1937, cuando el ejército japonés invadió esta ciudad —que entonces era la capital de China— y llevó a cabo un terrible ataque contra la población civil.

La acción comienza en una parroquia de Nanjing, donde el padre Engelmann y el diácono Fabio Adornato intentan esconder a un grupo de estudiantes chinas, la mayoría de ellas huérfanas. Sin embargo, sus circunstancias se complican con la llegada de unas prostitutas que piden cobijo en la iglesia. Este dilema moral de proteger a mujeres de mala vida en un lugar en el que también se oculta a unas muchachas puras e inocentes se convierte en el gran tema de la novela. Una situación de hipocresía, porque todos (alumnas y religiosos) rechazan a las prostitutas por no considerarlas dignas de un trato igualitario, pero al mismo tiempo se sienten fascinados por ellas (las niñas, porque nunca han conocido a nadie igual; los hombres, por estar poco acostumbrados a tratar con unas féminas tan seductoras). Se trata, por lo tanto, de una convivencia tremendamente sugestiva; la parroquia pasa por su propia batalla interna mientras se oyen los sonidos de las balas en el exterior. No se me ocurre un planteamiento mejor para llevar al límite una situación ya de por sí extrema.

En estas condiciones, los personajes brillan gracias a una excelente caracterización, tanto física como psicológica, que hace hincapié en los orígenes. Me cautivó la inteligencia de Zhao Yumo, la líder de las prostitutas, una mujer astuta que demuestra que desde la educación y la amabilidad se pueden conseguir grandes logros. Su papel contrasta con el que sus compañeras, más toscas e impulsivas, reflejo de los estratos más bajos. Las estudiantes también tienen un rol importante, tanto por su antipatía hacia estas mujeres como por las rencillas entre ellas, peleas propias de la pubertad que la autora sabe encajar a la perfección con el contexto de la guerra. La protagonista del grupo es Meng Shujuan, que además sufre por motivos personales (ella no es huérfana, pero sus padres están fuera del país y se siente abandonada); la novela arranca con el momento en el que tiene su primera menstruación, una escena cargada de simbolismo porque justo después, con la llegada de las prostitutas, Shujuan las desprecia doblemente, por lo que son y por ser consciente de que todas comparten los mismos dolores; una reacción de identificación y repulsión a la vez.

Los personajes masculinos no les van a la zaga. Me pareció especialmente interesante Fabio, el diácono, hijo de estadounidenses criado en China, un hombre que no encaja en ninguna de las dos culturas y por ello siempre se siente solo, en medio de dos mundos. También es digna de mención la relación que mantiene con el padre Engelmann, mezcla de respeto y sumisión, en busca constante de la aprobación de su superior. Los dos evolucionan en el trato que tienen con las prostitutas; un cambio que sin duda invita a la reflexión obligada de que en los momentos difíciles todos somos iguales (¿o no?). Por otro lado, a lo largo de la historia aparecen otros personajes bastante relevantes que aportan más perspectivas al asunto central. Geling Yan demuestra que no es necesario llenar quinientas páginas para retratar en profundidad a bastantes personas; sabe aprovechar el espacio y los protagonistas convencen.

En relación con los personajes, me ha llamado la atención el gran cuidado de la comunicación no verbal: la descripción del tono de voz, las miradas, la expresión del rostro, el uso de un determinado idioma o dialecto. No sé si se trata de un rasgo característico de la literatura china en conjunto —apenas la he leído—, pero la capacidad de la autora para plasmar todo lo que no se expresa con palabras es realmente eficaz para dotar de vida a los protagonistas. Creo que este aspecto se suele pasar por alto en gran parte de la narrativa que se publica (si obviamos los manidos comentarios del tipo «abrió mucho los ojos») y la lectura me ha hecho pensar en la cantidad de posibilidades expresivas que se pierden por no fijarse más en estos detalles.

A todo esto, no olvidemos que Las flores de la guerra se desarrolla durante una ofensiva, de modo que se trata de una novela dura, que no escatima en descripciones de los abusos del ejército enemigo. Resulta fácil intuir que la aparente protección de la parroquia no durará eternamente y quienes viven en ella deberán hacer frente a situaciones aterradoras. Las escenas cotidianas del interior de la iglesia se combinan con las del terrible estado en el que se encuentra Nanjing y las muestras de crueldad de los enemigos; aunque no se incluye ninguna nota sobre su fidelidad a la realidad, me atrevo a decir que requirió una documentación importante. La autora logra recrear este clima de inquietud constante con una escritura elegante y precisa, capaz de golpear al lector sin recurrir a sentimentalismos. Esta impecable versión ha sido traducida del chino y editada de acuerdo a la edición inglesa por Nuria Pitarque Ledesma.

Geling Yan.
En definitiva, Las flores de la guerra cumple las expectativas que genera esa poética paradoja de su hermoso título: estamos ante una ficción histórica de tema bélico, pero también ante una magnífica recreación de una situación controvertida en medio del conflicto, una situación en la que las flores, las prostitutas, consiguen provocar un cambio en todos los que las rodean. La novela destaca por la profundidad de los personajes, las cuidadas relaciones entre ellos, la crueldad de la masacre y el planteamiento de cuestiones que hacen pensar; además, mantiene el interés del lector de principio a fin y logra implicarlo, conmoverlo, impresionarlo. Sin duda, una aportación muy interesante que demuestra que en los libros sobre guerras todavía quedan muchas posibilidades por explorar.

Doy las gracias a Bookworm por descubrirme esta novela.

Las fotografías corresponden a la adaptación cinematográfica de la obra, dirigida por Zhang Yimou y protagonizada por Christian Bale. Se estrenó en 2011 y es hasta el momento la mayor producción cinematográfica de la historia de China.

22 comentarios :

  1. Hace tiempo que tengo anotado este libro, aunque he ido dejando su lectura porque me parecía que podría ser un libro duro. Una excusa tonta, al fin y al cabo, si es un buen libro hay que leerlo y ya está :D

    Lo resubo en la lista.

    Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
  2. @Ana Blasfuemia. Sí, es duro, pero no creo que lo sea mucho más que otros libros sobre guerras. Se puede leer :).

    ResponderEliminar
  3. Lo había visto por las estanterías, pero no me había detenido a ver este libro. Y ahora que leo tu reseña, veo que tendría que haberme fijado. La próxima vez me lo llevo, que además, veo que está muy baratito.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. @Margari. Sí, es una suerte que lo hayan publicado en esta colección por 6 €. Por ese precio no hay que dudarlo :).

    ResponderEliminar
  5. Tengo pendiente en la estantería La novena víuda, lo vi en un centro comercial y después de leer la sinopsis lo compré, aunque ahí está esperando su turno...

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo hace ya tiempo en la lista de deseos...de hecho yo también leí la reseña de Bookworm.
    Gracias por recordármela!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. @Bibliosil. Pues cuando lo leas ya me contarás qué te parece. Este libro me ha dejado con ganas de leer más cosas de la autora, pero de "La novena viuda" apenas tengo referencias.

    @Lesincele. Merece la pena que este no caiga en el olvido de esas listas interminables que tenemos todos. Además, es cortito, así que no da pereza empezarlo.

    ResponderEliminar
  8. Vi la peli y salí fascinada!! Aunque al mismo tiempo hacía un montón que no lloraba tantísimo en el cine.
    Corrí a por la novela, que la tengo pendiente =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. @Shorby. A mí me han entrado muchas ganas de ver la película después de leer el libro. Creo que han fusionado los personajes del cura y el diácono, pero no importa. Por lo demás, parece bastante fiel a la novela y tiene pinta de estar muy bien.

    ResponderEliminar
  10. Hola

    Me ha encantado mucho tu reseña y aunque no he leído muchos libros de este genero, este libro me ha llamado la atención y mas por la forma en que lo haz presentado y espero poder conseguirlo y leerlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. @De Viaje con los Libros. Muchas gracias, me alegra que mi reseña haya despertado tu interés :).

    ResponderEliminar
  12. A punto de enviar comentario y no se que hice lo borre, arrrrggg.

    Recapitulando sobra decir que he tomado nota para buscar el título, y comentarios anteriores soy también de las que les puede un poco el que tenga “trama dura” que se que me provocan una digestión lenta y la padezco.
    Con respecto a la prosa creo que si cuenta la región del mundo en que se escriba, he leído a algunos escritores orientales y sí notas aspectos que las diferencias. Saludos.
    PS. La película suena interesante habrá que buscarla.

    ResponderEliminar
  13. @Tere. A ver si leo a más escritores orientales y empiezo a notar más esas diferencias. ¡Que disfrutes de la lectura!

    ResponderEliminar
  14. Este lo tengo pendiente, pero lo estaba confundiendo con las flores de Hiroshima, que trata las consecuencias físicas y morales que tuvo. Muy duro, pero me gustó. Son temas no muy habituales, de los que me gusta tener información.

    ResponderEliminar
  15. @Maria Rosa. Yo creo que sí que son temas bastante frecuentes en la literatura, pero en cualquier caso no me cansan :).

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Me encanta Zhang Yimou y me fui de cabeza al cine a ver la peli en cuanto salió. Es preciosa, pero me resultó muy dura, hasta el punto de que tuve que salirme del cine en algunas escenas (algo que no había hecho nunca; vamos, que en mí fue algo excepcional). Quizá influya el hecho de que tengo una niña pequeña y soy sensible a según qué cosas, no sé... El caso es que me quedó un mal sabor de boca y, aunque tu reseña resulta tentadora y ya había leído otras positivas, no sé si me apetece mucho sumergirme de nuevo en la historia.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  18. @Halcombe. No puedo comparar el libro con la película, pero desde luego es duro, así que mejor que busques otro momento para leerlo.

    ResponderEliminar
  19. Había oído hablar de este libro por algún lado pero no recuerdo haber leído ninguna reseña hasta ahora. Y tiene una pinta estupenda. Hace tiempo que quiero leer algo más de literatura oriental (más allá de Murakami), así que me lo apunto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. @Ro. Es una opción estupenda para tomar contacto con la narrativa china: con esta traducción no he tenido dificultades para leerlo pese a no estar acostumbrada a la literatura oriental. Yo también quiero conocer más este tipo de literatura (poco a poco...).

    ResponderEliminar
  21. holaaaa recien e bisto la pelicula y me encantoooo y quede con la inquietud ...q paso con las mujeres que fin tuvieron si las mataron o quedaron vivas alguien sabe que fin tubieron mi correo es danespinal12@hotmail.com.. dan espinal 12 ...se los agradesere muchisimo

    ResponderEliminar
  22. Me encanta. Creo que me lo voy a leer porque además de venirme bien para mi futuro laboral, me encantan los libros sobre guerras (sobreotodo si son reales) ya que me ayuda mucho a entender lo que pasó realmente. ¿Sabrias algún libro japonés o chino también muy similar a este, que trate la Segunda Guerra Mundial o algún conflicto reciente pero en esta parte del planeta? Gracias :)

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails