30 septiembre 2013

El último refugio - Tracy Chevalier



Edición: Lumen, 2013
Páginas: 392
ISBN: 9788426421913
Precio: 19,90 € (e-book: 13,99 €)

En cuestión de narrativa histórica, Tracy Chevalier (Washington, 1962) me parece un valor seguro: escribe con buen gusto, reconstruye épocas y lugares de forma cuidada, se centra en las desigualdades sociales, elige protagonistas femeninas fuertes, sus personajes tienen una buena caracterización psicológica y, por si fuera poco, añade detalles atractivos como las referencias al arte. Su estilo no es el más habitual en el género, porque no se extiende demasiado ni sobresale por narrar unas aventuras trepidantes —como sucede en los best-sellers de Ken Follett e Ildefonso Falcones, por ejemplo—, sino que prefiere ahondar en la introspección, su forma de escribir es más sutil y elegante. La autora saltó a la fama con La joven de la perla (1999), pero los que hemos seguido su trayectoria sabemos que ha publicado libros que no tienen nada que envidiar a su gran éxito, como La dama y el unicornio (2003) o Las huellas de la vida (2009). Con El último refugio (2013), su novela más reciente, ya son cinco las obras que he leído de esta escritora y puedo decir que sigue sin defraudarme.

Como ya hizo en su libro anterior, Las huellas de la vida, Chevalier nos vuelve a trasladar a mediados del siglo XIX con una chica inglesa como protagonista. Honor Bright, una joven cuáquera, acompaña a su hermana Grace a Ohio, donde vive el prometido de esta última. Sin embargo, el destino les depara una desgracia: Grace muere de forma repentina. Honor, que siempre ha sido una muchacha un tanto apocada e ingenua, debe espabilarse sola en un país desconocido. En su camino conoce a Belle Mills, una sombrerera encantadora que la acoge unos días, y a su hermano Donovan, un chico que se dedica a perseguir esclavos negros fugitivos. Poco a poco, mientras busca su lugar en Ohio, Honor toma conciencia de las injusticias que sufren las personas negras y empieza a ayudarlas a escapar a Canadá, pero alguien intentará por todos los medios que no lo consiga.

Como en la mayoría de novelas de Chevalier, el hilo principal es la evolución interior de la protagonista, el paso de joven tímida e insegura a mujer adulta valiente y con las ideas claras. De algún modo, Honor ha huido siempre, desde su marcha de Inglaterra hasta sus pasos en Ohio; no se ha atrevido a hacer frente a las situaciones duras de la vida y esto va a cambiar (de ahí, en parte, el título del libro). Además, el planteamiento se asemeja bastante al de las landscape novels —el género que cultiva Sarah Lark— que están tan de moda: una chica se aleja de su tierra natal y se abre camino en un lugar lejano. La adaptación a un nuevo país se narra de forma paulatina, con la sensibilidad (que no sensiblería) que caracteriza a la autora: contacto con las tradiciones, adopción de una rutina diferente, etc. Además, hay unos secundarios bastante atractivos, como la sombrerera. Chevalier siempre ha destacado por el buen tratamiento de los personajes y el predominio del lado sentimental por encima de la acción; El último refugio sigue en esta línea, aunque a mi parecer tiene un poco más de ritmo, sobre todo en la segunda mitad.

Más allá de la psicología y las emociones, Chevalier también brilla en el acercamiento a temas de interés histórico indudable —una diferencia notable con respecto a Sarah Lark, que los toca muy por encima—. Si en Ángeles fugaces nos hablaba de las sufragistas y en Las huellas de la vida homenajeaba a las primeras buscadoras de fósiles, esta vez la reivindicación está dedicada a los esclavos negros y la ayuda que las personas como Honor pudieron brindarles a través del llamado Ferrocarril Subterráneo (Underground Railroad), una red clandestina que proporcionaba alimento y refugio a los fugitivos para que pudieran escapar (este es el otro significado del título). La contribución de una mujer blanca —cuáquera, un punto nada baladí— en esta lucha recuerda un poco al argumento de Criadas y señoras, aunque El último refugio se desarrolla cien años antes. Como he comentado al principio, me gusta este rasgo de la autora, su habilidad para plasmar las desigualdades sociales de una forma amena y entretenida para el lector, con una tercera persona centrada en Honor que se alterna con las cartas de esta a su familia y amigos. Se puede decir que sus libros hacen disfrutar y al mismo tiempo se aprende algo con ellos, van más allá del mero entretenimiento.

Pero esto no es todo: también hay un hueco importante para el arte, aunque no de forma tan evidente como la pintura de La joven de la perla o los tapices de La dama y el unicornio, porque en esta ocasión se trata de uno que a menudo pasa desapercibido o que directamente no se considera arte: la confección de edredones y sombreros. Honor es una gran tejedora de patchwork y Chevalier nos regala descripciones detalladas de sus piezas, que se utilizan para simbolizar la personalidad de quienes las utilizan y potenciar el contraste entre ingleses y norteamericanos. En estos aspectos es donde la autora marca la diferencia, donde pone su sello bonito, ese toque que demuestra que estamos ante una escritora curtida que sabe lo que quieren sus lectores y aprovecha cada página al máximo. Este gusto por los asuntos asociados tradicionalmente a las mujeres hace que sus libros cautiven sobre todo a este público, a pesar de que Chevalier me parece una autora interesante por muchos otros motivos.

Tracy Chevalier
En definitiva, estamos ante una de las mejores novelas de Chevalier, a la altura de La dama y el unicornio y Las huellas de la vida, que para mí son mejores que su libro más conocido. En un principio puede parecer una lectura agradable sin más, pero avanza con paso firme y con el paso de las páginas la historia se hace más grande, más rica, más poderosa en todos los sentidos (temas históricos, personajes, escenas memorables), hasta culminar en un desenlace de los que emocionan. No decepcionará a sus seguidores, porque brinda exactamente lo que se espera de ella; y creará nuevos adeptos, porque los matices hermosos de su voz brillan más que nunca. Una vez más, he conectado con esta autora y os animo vivamente a acompañar a Honor en El último refugio.

21 comentarios :

  1. Hola mi niña no conocia este libro pero me dejaste con muchas ganas de leerlo. besos

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho tu reseña, no había leído nada de esta autora pero ahora la tendré en cuenta, besotes

    ResponderEliminar
  3. @Ludymila. Me alegro de haber despertado tu interés. Es una buena novela.

    @Susana Palacios. Ya me contarás qué te parece. Creo que este libro es una estupenda opción para descubrirla.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que leí hace tiempo La joven de la perla y no me terminó de convencer. Quizás tendría que darle otra oportunidad, ¿no?

    ResponderEliminar
  5. @Marisa Entre mil letras. A mí me pasó algo parecido con "La joven de la perla": lo leí esperando tanto que me supo a poco. No obstante, me alegro de haber seguido leyendo a la autora porque creo que tiene libros mejores, como este.

    ResponderEliminar
  6. Mira que me gustó La joven de la perla, pero no me he animado con el resto de la obra de esta autora. Y veo que tendría que hacerlo, que me estoy perdiendo incluso mejores novelas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. He leído tres de sus libros y me gusta mucho su estilo narrativo, no sabía que tenía otro tan recién. Ya lo he anotado, estaré pendiente para comprarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No lo conocía, pero es una lectura de lo más atrayente, y gana muchos puntos que gire en torno a la evolución de la protagonista. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Decir como algunos comentarios anteriores que la autora no me llamaba, vi la película de su libro más conocido sin ninguna atención mayor. Pero después de leerte en esta y otras reseñas debo decir que ya estoy tentada. Me llama este título y ahora sí, tomo nota.

    Tiempo y un austero monedero se interpone pero ya se agrego a la lista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Ohhh, me encanta esta autora!!!

    El más bonito para mi, Las huellas de la vida. Bueno y divertido, La dama y el unicornio, y el que menos me ha gustado, El azul de la virgen.

    Este me lo apunto en mis 'pendientes'.

    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  11. @Margari. Sí, es una lástima que solo se relacione a la autora con "La joven de la perla", porque tiene otras novelas muy interesantes. Esta puede ser una buena opción para redescubrirla.

    @Marieru. Entonces no creo que este te defraude. En las primeras páginas ya se aprecia ese tono tan suyo y bonito ;).

    @Concha Fernández. En eso Tracy Chevalier es un valor seguro, porque cuida muchísimo la psicología de los personajes. Honor me ha gustado mucho, tiene una vida de lo más interesante.

    @Tere. Yo no he visto la película de "La joven de la perla", pero ya me han comentado que no es gran cosa. En fin, siempre es mejor leer el libro. Me alegro de que "El último refugio" te haya llamado la atención, creo que puede ser una muy buena opción para descubrir a la autora :).

    @Maria Rosa. Ya tengo ganas de saber lo que opina otra seguidora de la autora :). A mí me faltan por leer "El maestro de la inocencia", que lo tengo en edición de tapa dura pero se me quitaron las ganas de empezarlo cuando empecé a leer comentarios que lo ponían como su peor libro, y "El azul de la virgen", que como es su primera novela también tengo la sensación de que no me va a entusiasmar.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta muchísimo Tracy Chevalier aunque Las huellas de la vida me costó un pelín leerlo. Pero para mí Sarah Lark y T Chevalier son incomparables. Chevalier le da cien mil vueltas, los personajes de sus libros evolucionan y los de Sarah Lark son sosos y planos, para mi Sarah Lark es un producto de marketing y toda la colección de grandes novelas de Ediciones B es un horror infumable, son novelas rosas un poco condimentadas, con un poquito mas de calidad pero poco más... Pues me has puesto la miel en la boca con lo del libro de la Chevalier.

    ResponderEliminar
  13. @Conxi. Totalmente de acuerdo contigo: Tracy Chevalier le da mil vueltas a Sarah Lark, en todos los sentidos. Reconozco que Sarah Lark sabe entretener, pero sus novelas están llenas de tópicos y sentimentalismos, nada que ver con la sutileza con la que Chevalier construye sus historias. "El último refugio" sí que es una buena "landscape novel".

    ResponderEliminar
  14. Hola!
    Aunque es la primera vez que te escribo, no me pierdo tus reseñas. Me encantó que hablaras sobre Tracy Chavelier, sólo he leído La Joven de la Perla y la disfruté mucho. Mi hermana me había invitado a ver la película porque le gustó mucho y le dije que si había un libro, leería éste primero antes de ver la película, la cual para mi gusto, disfruté también (más por la pareja protagónica, que me encantó).
    Gracias por tu reseña, buscaré el libro.
    Feliz día!

    ResponderEliminar
  15. @Iheira. Muchas gracias por leerme y por animarte a comentar :). Espero que el libro te guste. Por cierto, estoy de acuerdo en que siempre hay que leer antes el libro.

    ResponderEliminar
  16. De todas las novelas que has reseñado de la autora, ésta es sin duda con la que más has conseguido llamar mi atención. Me llaman más los temas que trata, especialmente el de los esclavos y ese cambio que experimenta la protagonista.
    Así que me estrenaré con esta novela y si me gusta tanto como a ti, regresaré para hacerme con más recomendaciones:)
    1beso!

    ResponderEliminar
  17. @Elena:). Me alegro mucho de que te animes, creo que es una muy buena opción para leerla por primera vez. El tema de los esclavos tarda un poco en salir, pero la espera merece la pena ;).

    ResponderEliminar
  18. Leido, me ha gustado mucho mucho, un final quizás un poco precipitado pero mucho mejor que Las huellas de la vida.

    ResponderEliminar
  19. @Conxi. Me alegro mucho :). Yo también noté que este final es un poco más rápido a lo que es habitual en ella, pero me gustó que le diera más ritmo a la novela.

    ResponderEliminar
  20. Me ha gustado mucho esta novela, la tenia pendiente desde que lei la reseña y no me ha defraudado. Algunos secundarios me han encantado:la sombrerera y la sra Reed, por supuesto, pero tambien los Haymaker, a los que puedes llegar a entender. Me encanta el momento en el que Honor toma conciencia de que ella no es mas que una pieza sustituible en engranaje. Y el tema colchas me ha cautivado. Por ponerle una paga diria que el final me ha resultado un poco apresurado en comparacion con el ritmo de la historia, pero vamos, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  21. @María Jesús. Coincido plenamente con tu opinión: grandes personajes secundarios, precioso el detalle de las colchas, final un poco apresurado, etc. Me alegro mucho de que te haya gustado.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails