13 septiembre 2013

La influencia de los blogs en las ventas de libros



¿Hasta qué punto influyen los blogs en la promoción (y por consiguiente, en las ventas) de libros? Suelo quejarme de la excesiva insistencia de algunos autores que autopublican (o publican con pequeñas editoriales) al pedir a los blogueros que reseñemos su obra. En ocasiones su desespero llega al extremo de redactar ellos mismos esas opiniones y disfrazarlas de impresiones de otros lectores en páginas como Amazon. Mi propósito no es desmenuzar esas prácticas de dudoso gusto, sino reflexionar sobre si realmente merece la pena que los escritores se esfuercen tanto para que se hable de ellos en la red. Esto no pretende ser ningún estudio empírico; me limitaré a argumentar mi opinión a partir de lo que he vivido con mi blog y lo que he observado en otros espacios durante los casi cuatro años que llevo aquí. Intentaré ser lo más justa posible —no ensalzaré el papel de los blogs por el simple hecho de tener uno— y, como siempre, os animo a compartir vuestras impresiones en los comentarios.

1. Factores que nos llevan a leer un libro

El primer punto en el que quiero centrarme es en los motivos por los que el lector elige una lectura. Como comentaba al principio, algunos autores dan mucha importancia a las reseñas, pero hay aspectos mucho más influyentes. Además, también se debe pensar en atraer a esos potenciales reseñadores, sin dar por sentado que aceptarán leer cualquier libro (los blogueros no trabajamos para nadie, así que escogemos lecturas que nos llaman la atención). En este sentido, el título, la cubierta y la sinopsis son muy importantes, y aquí muchas autopublicaciones fallan: títulos sosos, cubiertas de aficionados, sinopsis mal redactadas y/o poco atrayentes. El lector busca buenos contenidos presentados en un envoltorio atractivo. Por ridículo que parezca, me he encontrado con personas que han rechazado leer libros que recomendé vivamente porque no les gustaba la cubierta; y a la inversa, en algunos casos mi comentario fue negativo y aun así hubo gente empeñada en leerlo porque le encantaba el diseño. Lo ideal sería contratar a un diseñador gráfico que haga una buena portada y contar con la opinión de alguien que conozca el sector editorial para elegir título y redactar la contra. El acabado profesional —por dentro y por fuera— es fundamental para que alguien se decante por un libro.

2. Canales de difusión de la obra

Una vez el libro está listo, se buscan las vías para darlo a conocer al público. La blogosfera es una, pero no la única. Hoy en día, las recomendaciones de los libreros tienen mucha más efectividad para mover una novela que los comentarios entusiastas de la red (hay muchos artículos que hablan de este fenómeno: la revalorización de las librerías como fuente de recomendaciones, en contraste con la pérdida de peso de la crítica tradicional), de modo que, puestos a insistir para que alguien lea un libro, yo insistiría antes a un librero —que al fin y al cabo es quien tiene la sartén por el mango a la hora de vender— que a un bloguero. Organizar una presentación en una librería cercana e ir ampliando el círculo de contactos poco a poco puede ser una buena forma de empezar. En segundo lugar, las redes sociales: un autor activo en Facebook y Twitter tiene más herramientas para contactar con los lectores que uno que ignora estas opciones.

3. Influencia de los blogs

Entro en el punto que nos interesa. Empiezo con un hecho real: no existe ningún libro (autopublicado o publicado por una editorial pequeña) que se haya convertido en un éxito de ventas gracias exclusivamente a las reseñas de los blogs, ni siquiera cuando en estas reseñas había unanimidad al elogiarlo. Recordemos la saga Laila Winter, de Bárbara G. Rivero, que tuvo una excelente acogida en la red y no obstante eso no se tradujo en una mayor repercusión. Esto me permite sacar dos conclusiones: por un lado, que conseguir muchas opiniones entusiastas de los blogueros no asegura que el libro se venda más; y por el otro, que hay factores mucho más influyentes que la blogosfera —además de los comentados en los puntos 1 y 2, las grandes editoriales que invierten mucho en promoción siguen teniendo un papel decisivo en las listas de ventas, y también el hecho de aprovechar el momento (modas).

Sin embargo, tampoco se puede decir que los blogueros no hagamos nada: sé que hay lectores que han comprado libros por mi recomendación porque ellos mismos me lo han dicho, y yo también he buscado algunos títulos porque me gustó lo que contaban otros blogueros. Ahora bien, ¿cuántos ejemplares se venden por nuestras reseñas? Imposible saberlo, pero desde luego nuestro número de visitantes es inferior al de los oyentes de un programa de radio regional, y nuestro poder de convicción es inferior al de un librero que habla de tú a tú con alguien dispuesto a adquirir un libro en ese momento. Mi blog recibe más de mil visitas diarias, pero hay que tener cuidado con este dato: solo una parte visita la página principal (es decir, lo último que he publicado); el resto se reparte entre todos los contenidos publicados a lo largo de estos años (lógicamente, las reseñas de libros conocidos y las de mi lista de mejores lecturas son las más visitadas). Además, no todo el mundo que entra en el blog lee lo que he escrito (todos visitamos páginas en las que solo echamos un vistazo rápido y nos vamos) o quizá lo lee porque ya ha leído el libro del que hablo. En definitiva, puedo recibir mil visitas, pero no influyo en la decisión de compra de mil personas todos los días.

Asimismo, la influencia de una reseña es variable. Esto depende, en primer lugar, del blog en el que aparece: cuando empecé no tenía el mismo número de visitas y seguidores que ahora, ni la misma presencia en las redes; hay blogs que actualizan varias veces al día y los contenidos caen en el olvido antes, etc. También es muy importante pensar en el perfil de los lectores potenciales y encontrar el medio adecuado para que se reseñe un determinado libro: una novela de fantasía interesará más a los lectores de un blog dedicado al género que a los del mío, por ejemplo (de hecho, he comprobado que cuando reseño un libro que se sale de lo que leo habitualmente el número de visitas y comentarios disminuye). Es de sentido común, pero aun así la gran mayoría de peticiones que recibo son de novelas de géneros que no toco.

En segundo lugar, dentro de un mismo blog no todas las reseñas interesan por igual, y no solo por lo positivas/negativas que sean, sino que dependen de factores como la popularidad previa del libro y hasta del día de la semana en el que se publican. En mi caso, sé que las que aparecen en mi lista de mejores lecturas de la barra lateral (o al menos algunas de ellas) son las que más lectores acaban comprando. Con las que son positivas pero no están incluidas ahí pueden pasar dos cosas: que llamen la atención en el momento de su publicación porque tienen una cubierta bonita y/o ya son un poco conocidas, o que caigan en el olvido. Triste, pero sucede así. Yo sé que cuando un libro me gusta mucho haré todo lo que esté en mi mano para que la gente lo conozca (colocar la cubierta en el lateral, enlazar la reseña a menudo en las redes sociales, etc.), pero el escritor que busca ser reseñado aún no sabe si su libro gustará hasta ese extremo, así que no puede confiar a ciegas en los blogs. Las reseñas pueden ser un complemento; nunca los canales de difusión principales.

4. ¿Por qué los blogs no influyen más?

Sobre todo, porque hay vías más potentes para dar a conocer un libro (librerías, escaparates, listas de más vendidos); leer una reseña conlleva tiempo y el lector no siempre toma la decisión de compra de forma inmediata, entre otras cosas porque se publica mucho y hay infinidad de opciones para elegir. Tampoco debemos menospreciar el punto 1, los motivos por los que se elige un libro, porque por muchas reseñas que se escriban siempre habrá lectores que se guíen únicamente por la sinopsis, el nombre del autor o el éxito del que venga precedido, sin tener en cuenta lo que opinan los blogueros. La media de libros leídos por persona en España es de unos 11 títulos al año, una cifra muy baja con respecto al total de libros publicados. Si una parte se escoge por razones ajenas a los blogs, nos queda un margen de influencia pequeño (por no hablar de que no todas las personas que leen siguen los blogs).

No obstante, tengamos presente que incluso dentro de este círculo bloguero hay un problema: existen muchísimos blogs y las opiniones se dispersan; no hay unos «blogueros gurús» que consigan aumentar las ventas de forma notable, ni siquiera los veteranos. En esto envidio a las fashion bloggers, las blogueras de moda y cosmética, porque ahí sí que hay algunas influyentes y ciertos productos se han puesto de moda después de que los recomendaran. Supongo que las diferencias son inevitables por el tipo de producto (un cosmético o una prenda de ropa se compra y se usa de inmediato, mientras que a un libro hay que dedicarle unas horas y el lector medita más la decisión) y porque hay mucha más gente interesada en el cuidado de la imagen que en la lectura. A todo esto, no olvidemos que la primera función de los blogs es el entretenimiento personal y la interacción con otros lectores. En cuanto los autores y las editoriales se dieron cuenta del filón que suponía que sus libros se reseñaran gratis la cosa se desvirtuó, pero los blogs no nacieron para influir en las ventas, aunque muchos blogueros cultivemos la crítica.

5. Causas del fracaso de un libro

Antes he dicho que ningún libro se convierte en un éxito gracias exclusivamente a las reseñas de la blogosfera; del mismo modo, ningún libro se convierte en un fracaso exclusivamente por las críticas (negativas) de la blogosfera. Hay autores que se enfadan cuando alguien habla mal de su libro (aparecen los típicos comentaristas anónimos que insultan al bloguero), pero creedme: no es para tanto. Para entender por qué una novela no funciona hay que partir de la base de que se publica muchísimo y el mercado no puede absorberlo todo. Las grandes editoriales publican centenares de títulos al año, cada vez hay más sellos independientes y el número de autopublicaciones ha aumentado con Amazon, así que es materialmente imposible que todos los libros vendan una cantidad aceptable y que todos los autores se consoliden. No hay suficiente público y muchos títulos caerán en el olvido, con independencia de que alguien los haya reseñado o no.

Cuando una obra no atrae a sus lectores potenciales —para mí ese es el verdadero fracaso: no conseguir ser leído. Si luego la novela decepciona, al menos el autor puede sentirse orgulloso de saber que le han dedicado unas horas— es por muchos motivos: no han llegado a saber que existe (mala promoción), la cubierta, el título y/o la sinopsis no llaman la atención (mal diseño/edición), hay libros que resultan más atrayentes (gran competencia), etc. También me parece fundamental saber reconocer que el libro no es lo suficientemente bueno ni lo bastante comercial, por lo que no ha tenido más reconocimiento porque no debía tenerlo, porque no ha sido capaz de provocar que los lectores (libreros, blogueros o lo que sean) lo recomienden con ahínco. No me malinterpretéis: sé que hay libros muy buenos que no logran sobresalir porque les falta promoción o porque su público potencial es de antemano reducido, pero considero un error culpar por sistema a los demás (las grandes editoriales, el mal gusto de los lectores). Se debe hacer autocrítica, pensar en lo que uno mismo puede hacer mejor. 

Los casos como Cincuenta sombras de Grey, que empezó como blognovela, son una excepción en la que la polémica ha jugado un papel importante, y ningún autor que se considere serio debería tener como estímulo el «Si esto ha funcionado, por fuerza tiene que funcionar lo mío». Sería como si un cantante pensara «Si Tamara, la del No cambié, fue disco de oro, yo también puedo porque canto mejor», y sin embargo todos sabemos que hay muchísimos cantantes con mejores voces que no triunfan. La clave está en analizar la multiplicidad de factores que influyen en la recepción de un libro, que no siempre están vinculados a la calidad. En cualquier caso, yo aconsejo esforzarse por mejorar —como escritor y como promotoren lugar de frustrarse por comparaciones descontextualizadas.

6. Conclusión

Con este análisis no he pretendido dar una respuesta concreta —mientras no exista un indicador matemático que diga hasta qué punto influyen las reseñas de los blogs, no la tendremos, sino que he intentado plantear el tema desde diversos enfoques para aportar una perspectiva amplia que resulte útil para autores y blogueros. Sé que algunos puntos pueden parecer una obviedad, pero esta entrada ha nacido por la desinformación que percibo en muchos escritores, por eso he preferido no pasar nada por alto. Estas son mis conclusiones principales:
  • La influencia de los blogs es más baja que la de otros factores, como la recomendación de los libreros, el hecho de pertenecer a la moda literaria vigente o contar con una gran campaña de promoción.
  • La influencia de los blogs es variable: no todos los blogs influyen por igual ni todas las reseñas de un mismo blog tienen la misma repercusión.
  • La efectividad de la reseña no solo depende de las palabras del bloguero, es decir, el libro tiene que llamar la atención por otros motivos (género, cubierta, etc.), no basta con que alguien diga que es bueno.
La imagen que queda de los blogs tal vez no es demasiado optimista, pero, pese a todo, como bloguera sé que mi opinión tiene más influencia con blog que sin él.

28 comentarios :

  1. Llego a ti de casualidad y lo hago para quedarme. Me parece muy interesante todo lo que cuentas. A mí me sorprende que un blog tenga alguna repercusión por pequeña que sea pero sí se verdad que una jefe de prensa de una editorial me comentó una vez que hace años era impensable que tuvieran que enviar libros a los blogs y que creía que éramos buen escaparate. En cualquier caso, y en mi caso particular, tener un blog es más una satisfacción personal que un servicio al exterior. No deseo con mis opiniones, buenas o malas, influir a nadie pero también es verdad que he leído y comprado muchos libros (algunos muy buenos y otros no tanto) por haberlos visto por estos lares. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo sí reconozco que me dejo guíar por las opiniones, si no por una en concreto sí cuando coinciden un conjunto de ellas, o también puede depender de que lo que expresen coincida con mis gustos... Es un tema complicado, lo cierto es que hay una especie de saturación en la red por la presión de darse a conocer que creo que resulta molesta para todos y que en lugar de desaparecer me temo que irá a más.

    En cualquier caso me ha encantado tu exposición, especialmente el paralelismo con Tamara, creo que es muy acertado XD Al final pienso que la solución es la misma para todos, tratar de disfrutar y de compartir tus gustos sin tener por eso que molestar a los demás. Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Buenos días, Rusta!

    Fantástico reportaje. A mí las reseñas de los blogs me influyen de vez en cuando y las que yo escribo y publico las hago por puro disfrute. No sigo muchos blogs pero si he podido observar que hay muchos que son copias uno de otros con reseñas muy parecidas, concursos y retos que suelen molestar, y entradas dedicadas a los boletines de novedades que envían las editoriales por correo electrónico, y a las que yo sólo les echo un vistazo rápido (y eso si lo hago).

    Es verdad que he comprado alguna novela gracias a alguna reseña que he leído pero también es cierto tampoco soy una gran lectora de reseña pero casi siempre lo hago tras pasar algunas horas en la librería y revisar las portadas, sinopsis y precios de bastante libros. También es cierto que si no es gracias a Bookworm y a ti, no hubiese descubierto la traducción de la versión de "Mujercitas", cuya reseña publicaré el próximo lunes día 20 de septiembre. También, gracias a ti y a Alba Úriz, descubrí a Begoña Oro.

    Es cierto lo que dices de que hay demasiadas editoriales, la mayoría pequeñas y muy desconocidas para el gran público, incluido el lector. Esto lo he comprobado esta semana y me he saturado después de visitar cerca de un centenar buscando sus datos de contacto y/o la manera de hacerles llegar mi Currículum Vitae para solicitarles trabajo. Estoy haciendo el sondeo con la perspectiva de una joven licenciada a la que le gustaría trabajar dentro del mundo editorial y he descubierto muchas páginas webs tan poco atractivas que se me han quitado las ganas de echarles un vistazo a su catálogo.

    He conocido el caso de una joven autopublicada que sabe promocionarse muy bien. Tiene bastante presencia en las redes sociales y las entradas que publica en su blog están muy enfocadas en dar consejos para escribir y publicar, ya sea con una editorial, ya sea de por libro. Sus entradas están muy bien presentadas y escritas. Es una autora joven bastante sensata porque antes de publicar ha estudiado el mercado y ha hecho uso de ciertos servicios editoriales como la corrección de estilo y el diseño de la portada que es bastante atractiva. La sinopsis me ha dejado intrigada y me gustaría leer su novela.

    Mencionas de pasada a las blogueras de modas y el éxito que tienen. Tienen mucha presencia en revistas femeninas que todas compramos y hojeamos como "Vogue", "Mujer Hoy", "Cosmopolitan", "SModa", "Elle", etcétera. Las respeto mucho aunque me he dado cuenta que casi todas se guían por un patrón parecido: delgadas, veinte o treinteañeras y un estilo que yo definiría como pijo de marcas "low cost" porque, por suerte, entre las chicas de la calle encontrarás pocas marcas de lujo con la excepción de "Bimba y Lola" entre las españolas. No sigo muchos blogs de moda y no me suele gustar ir de compras pero me parece sumamente interesante leer sobre ellas.

    Besos,
    Elena Velarde.

    ResponderEliminar
  4. Un análisis muy completo, y con el que estoy de acuerdo.

    Yo asimilaría la opinión de un blog, como la de un amigo más. La diferencia es que llega a más gente, pero con una influencia similar.

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    Pues estoy de acuerdo contigo, aunque también te digo que, a veces, me guío por alguna reseña, jejejeje.
    Normalmente un libro me llama la atención y busco información. Si además en los blogs se habla de él y bien, mejor que mejor, también te digo que si estoy muy segura de que quiero leer un libro aunque la reseña sea negativa, suelo leerlo, no lo compro, lo cojo en la biblioteca o lo pido prestado y es por una sencilla razón, porque ante gustos colores y puede que la historia no guste a algunos y puede que a otros sí, ya no hablo de estilo, faltas,...

    A mi un libro me llama con su portada, con una buena sinopsis. Quiero llegar a ser, algún día, escritora, aunque no viva de ello, pero sí poder publicar y tengo claro que una portada hace mucho, una sinopsis ganas más adeptos y un libro con un estilo corregido y sin faltas, ya es el nova más. Si además sé ponerle el título (que es lo único que nunca consigo) entonces seré genial.

    Creé mi blog hace casi dos años, y tengo claro que lo creé por dos razones por mi pasión a la lectura y mi pasión a escribir (y más si es mi opinión, jejeje), en él no solo hablo de libros, también de cine, otra pasión oculta, y escribo algún relato.
    Lo hago por mi, porque me gusta, no porque la gente luego siga todo lo que hago o lea todo lo que yo digo. Y se nota, solo tengo 140 seguidores, y la verdad es que no me importa, el blog es mío y quien quiera entra y quien quiera lee, quien quiera (y yo deje) puede dejar un mensaje.

    Los autores autopublicados que me acribillan con sus mensajes para que lea su novela, no lo hago, me da rabia, si alguno se pone en contacto conmigo, me enseña la novela, me manda la sinopsis y veo que es un tema que pueda gustarme, entonces, y solo entonces, la leo. Creo que solo le he dicho que sí a dos.

    No colaboro con editoriales, pero sí estoy apuntada a sus novedades, para saber qué sale al mercado. Tengo predilección por algunas y a veces, si la ocasión lo merece, les hago publicidad. No me envían libros, solo una lo ha hecho y dije que sí y, por suerte, la novela me ha parecido estupenda y lo he dicho, pero también te digo que si es mala, lo digo.

    Los autores que se enfadan cuando leen una reseña negativa, tendrían que pensar en que nuestras reseñas son sin que nos paguen, por pasión y son ciertas y verdaderas. En vez de pensar en mandar mensajes con insultos, yo pensaría en qué he hecho mal y mejorarlo, porque eso es lo bueno, poder mejorar.

    Me gusta leer reseñas, pero no tengo el tiempo suficiente para leer mil y además dejar mensajes. Sé que libros me gustan, sé que autores me encandilan y doy oportunidades a muchos noveles, porque son realmente buenos.

    También te digo que uno de los puntos te doy toda la razón. No todos los blogs influyen igual,ni todas las reseñas tienen la misma repercusión. Cuantas veces he escrito reseñas de libros que solo han tenido uno o dos comentarios, a lo sumo, en cambio, si leo al autor del momento o el libro que más se habla entonces sí, entonces recibo un montón de mensajes.

    Siempre termino comprando un libro por su portada, su sinopsis y sobre todo por un título sugerente.

    Conozco a una autora autopublicada, Dianna M. Marqués, que además ha creado HL. Es una autodidacta, escribe sus libros, los autopublica, hace sus portadas, títulos,... Y no lo hace nada mal, al contrario. Creo que Dianna es una autora autopublicada que tiene los seguidores que tiene porque los cuida, los mima, con sus libros, diseños, portadas,... Y encima ahora te ayuda.

    En fin, los blogs pueden ayudar a saber algo más de un libro, pero siempre terminas buscando por otras vías.

    BESOTES

    ResponderEliminar
  6. Algo sí que influimos, de hecho un sector muy grande de los que leemos juvenil leemos también autores como Nicholas Sparks, entre otros... y en una gran librería del centro de Madrid han puesto a esos autores en la sección de juvenil, siendo que no lo son, creo que también damos sin querer un estudio sectorial del consumidor!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Como autora novel, el contenido de esta entrada me ha resultado del todo interesante.

    Es cierto que la blogosfera juega un papel crucial hoy en día, como bien dices, pero también están vigentes otras fuerzas en las ventas de un libro. En todo caso, creo que una buena reseña, venga de donde venga (de un bloguero, de un librero, de un amigo o de o bibliotecario, si son de confianza), tiene su repercusión. Todo depende del alcance, de la difusión que logre. ¡Y de la recepción del lector!

    Un beso,
    Isa Romero Cortijo

    ResponderEliminar
  8. Hola, interesante tema, aunque yo sí creo que influimos, por lo menos en la literatura juvenil, porque si no no habría editoriales preguntándonos antes de publicar si nos gusta tal o cual portada...eso es hoy en día algo casi normal y seguro que antes no se daba...ahora influimos en una portada, aunque quizá no en otros aspectos por ejemplo...si bien es cierto que aún así "somos pocos" los blogueros literarios...

    ResponderEliminar
  9. Un post muy interesante. Muy de acuerdo contigo en casi todo. Sí creo que blogs como el tuyo, con tantos seguidores, tiene la suficiente influencia como para que las editoriales se molesten en enviar ejemplares para comentar. Es evidente, que blogs como el mío (15 seguidores) solo le sirve a mi familia y amigos, y a mí, por supuesto, porque lo he empezado por placer.
    Resumiendo, los grandes y buenos blogs son más importantes de lo que parece.

    ResponderEliminar
  10. De acuerdo contigo: no creo que tengamos gran influencia, aunque en mi caso particular, la mayoría de los libros que leo suelen ser el resultado de unas cuentas reseñas. Pero no es lo habitual.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Magnifíca entrada. Me gustan los viernes ;) Es difícil no estar de acuerdo. Nunca me he planteado que los blogs tengan (tengamos) una gran influencia en la venta de libros, quizás porque para mí es más un espacio o una herramienta para "hablar" de libros con otras personas y dar mi opinión de lo que leo de una forma más "social" que si me lo quedo para mi.

    Está claro que sí descubres libros a través de algunas reseñas, pero hasta ahí: conoces un libro que desconocías, pero luego el adquirirlo será fruto también de otros factores, desde la historia que cuenta, al precio, pasando por si entra dentro del tipo de lectura habitual. E incluso la accesibilidad: hay libros que pueden ser difíciles de adquirir por mucho que te haya apetecido leerlo al ver una reseña.

    Supongo que el papel de los blogueros en la venta es (como en casi todo) el de ser una pieza más de un conjunto de factores que hacen que un libro se venda más o menos o nada.

    Pero es que creo que es importante que no perdamos nuestra identidad: somos lectores, no parte del marketing de un libro. No perder la perspectiva de ser lectores me parece fundamental. Y una de las cosas que hacen que confíe en una reseña es precisamente esa: que perciba que es una opinión honesta porque está hecha desde la perspectiva del lector y no del "vendedor" o "promocionador".

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Hola Rusta, un reportaje interesante como siempre, creo que un punto mas a considerar es el tipo de persona que lee las reseñas de blogs, en muchos casos es gente que tiene su propio blog, que lee arriba del promedio y por tanto una reseña solo le confirma o mejor dicho le termina por confirmar si opta por determinado libro. Si bien los blogs no son decisivos sirven de guía o aportan títulos o autores que pueden ser descubrimientos. Además que yo veo una comunidad en crecimiento lento pero creciendo.

    Saludos,

    Puedo decir que por tu blog he leído un par de autoras que desconocía y que tus reseñas me hicieron adquirir.

    ResponderEliminar
  13. Bueno aqui has tocado de todo, y mayoritariamente estoy de acuerdo contigo, no creo que ayudemos a vender si acaso a dar a conocer ,yo tengo un blog de reseñas, biografias y entrevistas o un cuestionario que hago o intento hacer a los autores, pero algo que siempre digo y lo comento si no me gusta lo digo, dice mi madre que siempre me gustan los libros que leo, pero es porque son elegidos por mi, aunque alguna vez he tenido algun autor que me ha mandado libros, y la verdad no me he arrepentido de haberlos leido, pero siempre dando mi opinion tanto positiva como negativa, se los libros que me gustan aunque he empezado a ampliar los libros que leo, pero como dices hay tanto y tantos tipo, que nunca sabes si influyes o no en la eleccion de comprar un libro.

    ResponderEliminar
  14. Mmmm... Me ha gustado tu artículo, mucho, y tus argumentos son muy adecuados. ¿Qué influye a la hora de comprar/leer un libro? ¿Las reseñas en los blogs? Pues, en parte, probablemente sí. Unidas a las otras reseñas en revistas especializadas o las secciones de cultura de otras revistas o dominicales, a los comentarios de la gente y, sobre todo, a lo que las librerías colocan en primera fila de sus estantes y se ve leer a todo el mundo. El marketing editorial es muy fuerte, se crean tendencias y los lectores sociales revolotean por cada esquina. Al final se encuentran reseñados los mismos libros en varios lugares simultáneamente y la reacción más generalizada es la de inclinarse hacia ellos.

    Yo suelo brujulear por la web, por revistas y mucho por las librerías, buscando libros apetecibles sean novedades o no. Para mí, las reseñas y críticas me muestran, pero no me encaminan. Es más, a veces tengo la mala costumbre de rechazar lo que todo el mundo está leyendo y girar ciento ochenta grados hacia algo completamente distinto. Espíritu de contradicción, lo llama mi madre. Aun así, es cierto que los comentarios que leo me orientan a la hora de encontrar interés en uno y otro libro. Y que agradezco todo ese esfuerzo, sobre todo cuando consigue captar mi curiosidad.

    Lo que está claro es que la web y las redes sociales están cobrando una importancia enorme a la hora de fomentar, promocionar y extender cualquier tendencia, incluida la lectura.

    Por cierto, me apunto a tus viernes ;)

    ResponderEliminar
  15. Buena entrada.
    La gente que lee los blogs ha de saber que No somos críticos literarios, solo damos nuestra opinión. Y eso es algo muy personal.
    Y aunque yo también soy de las que busca opiniones por los blogs antes de empezar un libro, siempre busco alguna que sea negativa para que no todo sea de color de rosa.

    ResponderEliminar
  16. @Marisa G. Sí, con el tiempo las editoriales se han acostumbrado a enviar ejemplares a los blogs y hasta en algunos boletines de prensa indican expresamente que de un determinado lanzamiento enviarán X ejemplares a los blogueros. Me pregunto si esto seguirá así o solo es una moda pasajera.

    El blog para mí también es ante todo una satisfacción personal, aunque no negaré que me hace ilusión que alguien siga mis recomendaciones y, lo más importante, no le defrauden. Ah, muchas gracias por seguirme :).

    @Marisa Sicilia. Yo también tengo en cuenta las opiniones, tanto cuando coinciden varios lectores como cuando la recomendación llega de alguien con gustos muy parecidos a los míos. Y es completamente cierto lo de la saturación de la red por la gran cantidad de autores y editoriales que quieren darse a conocer. Hace poco leí el comentario de un hombre que había autopublicado y decía que en realidad la autopublicación no le parecía una oportunidad, porque sus libros estaban perdidos en la marea de Internet y casi nadie los conocía. Al menos con una editorial se puede trabajar más y mejor el tema de la promoción.

    @Elena Velarde. Es verdad que algunas webs de editoriales dejan mucho que desear, no solo por poco atractivas sino porque hasta cuesta consultar el catálogo. Hay editoriales independientes que me encantan y que creo que realmente aportan algo al mercado (Impedimenta, Errata naturae...), pero también hay otras que me sobran (me he encontrado con varias que ni siquiera maquetan bien los libros, pensé que eran autopublicaciones). De todas formas, creo que al final las cosas caen por su propio peso, y estos negocios pequeños lo tienen difícil para salir adelante salvo que consigan un público fiel.

    Sobre las blogueras de moda, lo que me llama la atención es que hasta algunas marcas de ropa han sacado colecciones que supuestamente han diseñado ellas (yo creo que más bien las diseñó el equipo de la firma y luego les pagaron a ellas para poner su nombre, pero aun así sorprende que las tengan tanto en cuenta).

    @Maria Rosa. Cierto, hace tiempo hablé de esto en otra entrada. Tenemos más valor como "amigo que recomienda libros" que como "críticos", con la particularidad de que solo nos conocemos por Internet.

    @¡Pensamientos de Patri. Es interesante saber lo que cada uno se propone con su blog. El mío, como muchos, sí que está orientado claramente a la reseña-recomendación, pero también hay que tener presente que algunos tenéis espacios más personales, con relatos y textos sobre otros temas. Esto demuestra que los blogs no tienen una función concreta, sino que cada bloguero hace lo que quiere con el suyo.

    Por cierto, discrepo con el ejemplo que pones al final. Algunos blogueros han comentado abiertamente que esta autora no se tomó nada bien que escribieran una reseña negativa de sus libros, y yo misma tuve un encontronazo con ella en las redes hace tiempo por
    un comentario crítico que hice (y que acabó borrando).

    ResponderEliminar
  17. @Luz. Estuve a punto de incluir un apartado sobre la blogosfera dedicada a la literatura juvenil porque, en efecto, creo que es más influyente. No obstante, aun así sigue sin reflejar muchos resultados en las listas de ventas (además del caso de "Laila Winter", se me ocurren "Vampire Academy" o "Hija de humo y hueso", que por aquí tienen opiniones excelentes pero algunos libreros me han comentado que la editorial se ha planteado no seguir con la publicación por falta de ventas). En cuanto a colocar a autores como Sparks en la sección juvenil, no creo que sea por la red, porque este tipo de escritores románticos ya eran muy leídos por los adolescentes antes de que la blogosfera fuera lo que es hoy. Además, las editoriales envían notas de prensa con información sobre el público al que se dirige el libro, así que ahí pueden informar de los autores publicados como literatura "adulta" que son muy leídos por jóvenes.

    @Isa Romero Cortijo. Sí, todo tiene su repercusión, aunque sea pequeñita. A mí me gusta verlo como una cadena: alguien me recomienda el libro a mí, después lo recomiendo yo, otra persona lo lee... y así sucesivamente hasta que el libro va llegando a más gente.

    @Noemí. Creo que hay que diferenciar entre la influencia real en las ventas y el trato que da la editorial a los blogs. Es cierto que en juvenil las editoriales están más pendientes de la blogosfera, pero no solo para pedir opinión sobre un título o una cubierta, sino para lanzar campañas muy abusivas, como algunas de SM, y aquí no me parece que estén tratando bien al bloguero. Además, la relación de la editorial con los blogs no es determinante: me he encontrado con editoriales muy amables con nosotros que venden poco, incluso alguna ha tenido que cerrar.

    @Marisa Entre mil letras. Paciencia, todos hemos empezado con pocos seguidores :). Mientras lo disfrutes, ya irá creciendo.

    @Kayena. Ya, yo creo que lo que más se lee en la blogosfera son novedades de las que aún no hay muchas opiniones en la red.

    ResponderEliminar
  18. Aunque estoy de acuerdo contigo en que la presentación es algo que se debe cuidar mucho, al fin y al cabo el libro es un objeto que está a la venta y como tal tiene que resultar atractivo, me parece absolutamente ridículo que alguien rechacé leer un libro por su portada cuando tiene otras referencias que indican que podría gustarle.
    En cuanto a la influencia de los blogs, a mí personalmente me influyen. Si que es cierto que no todos de la misma manera, pero sé con cuáles comparto gustos y por lo tanto, éstos me influirán más.
    Aún así, no creo que en general tengan demasiada repercusión porque creo que son una minoría los lectores sin blog que participan en la bloggosfera. Estoy completamente de acuerdo es que las campañas de las grandes editoriales tienen una influencia importante. Yo creo que la gente que lee, pero no que no lee críticas, al final acaba comprando, dentro de sus gustos, lo que más ve.
    Otro punto que no has comentado, pero que me gustaría tratar es el de envío de libros a blogs. Especialmente en el campo de los blogs que se dedican esencialmente a la reseña de libros juveniles, muchas veces veo en todos los blogs los mismo libros, todos enviados gratuitamente. Y yo me pregunto, de verdad que a las editoriales les sale rentable? No será mejor enviar a menos blogs, pero más influyentes y que al resto que le interese lo compré? Supongo que la respuesta es no, ya que una editorial es una empresa, y por lo tanto no va a hacer algo que no le reporte un beneficio. Pero aún sabiendo que estoy equivocada, soy incapaz de saber cómo es posible que esto les salga rentable.
    Bueno, que ya me he enrollado bastante
    1beso:)

    ResponderEliminar
  19. Estoy de acuerdo contigo punto por punto. En este difícil mundo literario es muy difícil meter la cabeza y algunos de los que pretenden ser escritores no son capaces de hacer una autocrítica, con lo cual es mejor echar la culpa a otro, y pienso que en este momento los más cercanos a la hora de ponerse en contacto con nosotros, pedirnos el favor y después echar la culpa a alguien somos nosotros.

    ResponderEliminar
  20. @Ana Blasfuemia. Exacto, los blogs nos ayudan a "conocer" más libros y autores, pero de ahí a comprarlos... Me recuerda a lo que ocurre en los reality-shows: todos podemos opinar gratis en las redes, pero luego solo se gastan el dinero en votos unos pocos, por eso no siempre se reflejan las preferencias mayoritarias en los resultados.

    Por otro lado, estoy de acuerdo en que no debemos perder nuestra identidad de lectores. Siempre he tenido muy presente este punto, por eso no me presto a organizar los sorteos que me piden las editoriales ni a participar en campañas que solo tienen como finalidad dar a conocer un libro. Si tengo que dar promoción a una novela, será a través de una reseña y porque realmente me ha llamado la atención.

    @Tere. El perfil de las personas que leen los blogs es un punto interesante, pero discrepo en que sean en su mayoría otros blogueros. Con las estadísticas en la mano puedo decirte que al menos el 75% de visitantes llega al blog a través de búsquedas en Google, así que supongo que son personas no-blogueras que buscan información sobre un libro del mismo modo que yo puedo buscar información sobre un aparato electrónico o una tienda de ropa. También recibo visitas desde Twitter y Facebook, y la mayoría de seguidores son lectores sin blog.

    Lo que sí es cierto es que somos los blogueros los que dejamos comentarios, los que damos señales de vida, por eso somos más conscientes de la influencia entre nosotros.

    @Esther Borrero. Yo hago lo mismo: digo lo que me gusta y lo que no. Este año estoy muy contenta con mis elecciones, pero aun así a muchos libros les sigo sacando algún "pero".

    @Zazou Bibliomaníaca. Completamente cierto. En algún espacio se refieren a los blogs como "opinión independiente", pero en la práctica muchos acaban siendo el reflejo de esas tendencias que comentas. Tampoco es raro: los blogueros somos lectores, y si muchos lectores leen ciertos libros, también es normal que esos libros se reseñen más.

    @Besos. Suelo hacer lo mismo: busco opiniones de todo tipo para hacerme una idea de lo que puedo encontrar. Siempre es mejor hacerse una idea más amplia de cualquier cosa que quedarse con una única opinión.

    ResponderEliminar
  21. @Elena:). Ya, a mí también me parece ridículo, pero hay gente para todo... En cuanto a los lectores de los blogs, te digo lo mismo que le comentaba a Tere en el mensaje anterior: los blogueros dejamos comentarios, pero la mayoría de la gente que nos lee no tiene blog. Al menos cuando ya llevamos un tiempo; al principio sí que es un círculo más cerrado.

    Con respecto a los envíos de editoriales, en mis inicios hablé del tema en la entrada "Colaboraciones con editoriales" (en estos momentos aparece en el "Quizás también te interese" de este artículo). Con el tiempo he llegado a la conclusión de que lo que buscan las grandes editoriales -las que envían libros a mansalva- no es tanto que se reseñen sus libros, sino que se muestren en alguna entrada, que la gente sepa que existen. Hay blogueros que reciben muchísimos libros al mes y los enseñan, pero luego hay reseñas que no llegan nunca y sin embargo esas mismas editoriales siguen enviándoles libros. Sé que hay excepciones y algunas editoriales no envían más libros hasta que han sido reseñados.

    Que las editoriales deberían ser más selectivas y enviar solo a unos pocos también lo he pensado yo, pero es difícil medir qué blogs son influyentes. ¿Los que escriben mejores reseñas? No: hay blogs malísimos con infinidad de seguidores y visitas. ¿Los que tienen más seguidores? Con unos cuantos concursos cualquiera puede hacer que esa cifra aumente. ¿Los que llevan más tiempo en la red? Sería injusto para los que empiezan con ganas y demuestran que tienen mucho que decir. En fin, es un tema complicado, sobre todo porque hay blogueros que están desesperados por conseguir que les envíen libros (he recibido muchos mails que me preguntan cómo se hace, casi siempre de gente que no lleva ni dos meses con el blog. Hay que tener morro...).

    Quizá debería dedicar otra reflexión al tema, con lo que he aprendido en los últimos años.

    @Concha Fernández. Cuánta razón tienes. Más de una vez he sentido que he acabado pagando las frustraciones de algún escritor aficionado, y solo soy una lectora que ni pincha ni corta en el mundillo. Hasta hay autores que se enfadan porque no acepto leer sus libros; me dicen que no estoy "apoyando" su trabajo. ¿Cómo es posible? Ni que el blog fuera un trabajo y yo tuviera la obligación de leerlo todo...

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado tu entrada y me ha abierto los ojos hacia algunos puntos en los que no había pensado como potencial "escritor". Pero me quedo con algo que has dicho y es: el lector escoge lo que quiere leer en cada momento, que es una de mis consignas. Yo estoy intentando no vender un libro sino que me lean de forma completamente gratuita, pero está claro que no puedo forzar a nadie ni tampoco lo deseo. He publicado gratis porque he querdido hacerlo así. Me gustaría que me leyeran y me dijeran si lo hago bien o mal para seguir aprendiendo, pero jamás forzaría a nadie a leermeo. Yo seguiré leyéndote. ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  23. Sin duda, soy asiduo a distintos blogs sobre libros y suelo griarme por el criterio de muchos con los que casi siempre comparto gustos

    ResponderEliminar
  24. @Autotomiarelatos. Sí, es fundamental tener presente la libertad de elección del lector. Y los blogueros, al fin y al cabo, no somos más que unos lectores que además de leer escriben opiniones sobre los libros. Sin ninguna presión.

    @Fran. Es fantástico encontrar lectores con los que coincidimos en gustos :).

    ResponderEliminar
  25. La verdad es que tienes mucha razón, pero también es verdad que hay mucha gente que hoy día prefiere buscar recomendaciones vía internet que preguntar a un librero. Llámalo timidez o llámalo X, el caso es que hay mucha gente que lo hace, cada vez más. Probablemente también sea el auge de las ventas online lo que nos lleve a esto.
    Sé, porque tengo constancia de ello y me lo han dicho, de gente que ha leído determinados libros tras leer una reseña mía, al igual que yo lo he hecho al leer alguna reseña en otro blog, por supuesto. Si bien es cierto que no todo se basa, como bien dices en la opinión de los bloggers, pero si eres novel y desconocido, pocas opciones tienen los pobrecillos, porque el resto les resultan bastante complicadas de llevar a cabo. Ahí ya estamos nosotros para aceptar lo que nos atrae y lo que nos apetece leer o no.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. @Ro. Sí, yo también soy de las que prefieren buscar ideas por Internet. Nunca he llegado a tener tanta confianza con un librero, probablemente porque compro en grandes cadenas tipo Fnac.

    Con respecto a los autores noveles, creo que todo depende del respaldo editorial con el que cuenten. Si son nuevos, pero debutan con un gran sello, tienen la promoción asegurada (el caso de Dolores Redondo y "El guardián invisible" es un buen ejemplo). Los que publican en editoriales pequeñas lo tienen más difícil...

    ResponderEliminar
  27. INteresante los criterios respecto de la influencia de los blogs en la venta de los libros. Vale decir que uno de los factores que impiden que los autores y sus obras sean conocidos está en el boom literario que se está dando en el mundo a raíz de la presencia del internet, de las redes sociales, de las grandes empresas editoriales digitales (amazon, etc.). Me explico, si existen millones de libros en la red, de cientos de miles de escritores, la competencia se hace muy difícil; tendrán ventaja sólo los nombres y libros conocidos, y lo que es más de países desarrollados y de habla inglesa... Ya podeis imaginar lo que está pasando en Ecuador. Saludos, Máximo Ortega.

    ResponderEliminar
  28. Buenas, he llegado a tu blog casi por casualidad y comparto totalmente lo que reflejas en el artículo. Muy recientemente he puesto en marcha un blog en el que hago reseñas de libros, pero básicamente porque siempre me ha gustado y si hace años lo hacía en el periódico del instituto, o en un programa de una emisora independiente, pues encuentro que en la actualidad es un medio muy interesante para expresar y dar opiniones. Mi intención, tal como tu has comentado también, no es influir en la venta, pues las opiniones, al fin y al cabo opiniones son, y esta claro que mi criterio no es el mismo que el de mi pareja, y si yo le recomiendo un libro, al terminarlo me dice que no le ha gustado nada, es decir para gustos hay de todo. Yo fui capaz de terminar de leer el primer volumen del manido 50 sombras y me pareció un truño impresionante, que para mi gusto esta hasta mal escrito. Pero lo dicho, son opiniones. Los bloggers no influiremos en las ventas seguro, pero al menos si damos algo que pensar a quién nos lee, sean muchos o pocos. Un saludo y continua en esta línea, a mi me gusta.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails