25 octubre 2013

El mundo al revés



Me pregunto qué ocurriría si acudiera a la presentación de un libro y, mientras el autor hablara entusiasmado de su obra, con todas las miradas pendientes de él, yo pidiera la palabra para decir lo siguiente:

—Hola, perdonad que os interrumpa, pero tengo un blog y me gustaría que lo visitarais. La dirección es…

Sé perfectamente lo que pasaría: la gente me miraría mal, me tomarían por una aprovechada y considerarían (con razón) que mi intervención estaba totalmente fuera de lugar. Y, lo que es peor, el escritor se sentiría ofendido porque le habría robado protagonismo, un protagonismo por el que llevaba luchando desde que empezó a escribir, un protagonismo que se merecía porque la presentación se centraba en su libro, no en un blog que no tiene nada que ver con él.

Jamás se me pasaría por la cabeza actuar de ese modo; si quiero visitas, las busco sin invadir con impertinencia los lugares que me son ajenos. Sin embargo, la situación contraria se da con frecuencia: no es extraño que un blog reciba comentarios de autores que vienen exclusivamente a promocionarse, ignoran el contenido de la entrada y hacen copia y pega del mensaje publicitario que repiten en todas las páginas dedicadas a la literatura que encuentran por el camino. Piden que se les lea y que se les reseñe, siempre con la excusa de que para un autor novel es muy difícil darse a conocer. Este no es el camino adecuado para conseguirlo, os lo aseguro: aparte de molestar, lo habitual es que ni el bloguero ni los visitantes presten atención a estos comentarios.

Ya sé que escribir un buen libro es más difícil que encargarse de un buen blog. Ya sé que la literatura siempre ha gozado de buena reputación y que los blogs no dejan de ser una moda reciente. Ya sé que se tarda más en escribir una novela que en redactar una entrada. Ya sé que para ser un buen escritor hacen falta muchas tablas y que bloguero lo puede ser cualquiera. Pero todo esto no significa que el autor pueda venir a torear al bloguero cuando quiera. No estamos a su servicio.

Del mismo modo que un escritor desea que en su presentación se hable de su libro, los blogueros esperamos que los comentarios recibidos se centren en el tema de la entrada correspondiente. Me parece que no cuesta tanto de entender: nosotros también queremos que se nos lea, que se aprecie el trabajo que hacemos; aunque se considere «inferior» al de alguien que ha publicado una obra. Es una simple cuestión de educación. Lo he repetido muchas veces, pero insisto: no necesito que nadie me dé ideas sobre lo que puedo leer; yo misma me basto y me sobro para encontrarlas. Esto no significa que menosprecie el trabajo de los autores a los que he decidido no leer —un razonamiento absurdo, pero me han acusado de ello más de una vez—, sino que soy consciente de que es imposible abarcarlo todo y elijo mis lecturas en función de mis gustos. Así de simple.

Sé que quienes deberían leer esta entrada no la leerán, porque ellos van a lo suyo. Aun así, me apetecía escribirla para intentar que las personas no blogueras entiendan cómo nos sentimos nosotros cuando nos encontramos con unos comentarios tan inoportunos. A ningún autor se le pasaría por la cabeza colgar un cartel de su libro en una librería sin pedir permiso, pero parece que con los blogs cualquiera se atreve. Y esto no debe permitirse. Nosotros, aunque seamos el escalón más bajo de la cadena, también nos merecemos respeto. Por supuesto que nos lo merecemos.

16 comentarios :

  1. Rusta, no puedo estar más de acuerdo, a mí me sucede poco porque mi blog es muy modesto pero en esas contadas ocasiones me resulta muy molesto. Además, apenas suelo leer estos libros que me ofrecen por la sencilla razón de que tengo muchas otras lecturas pendientes que a priori me interesan más y que no quiero dejar a un lado por un libro que no he buscado. ¿Quizá me esté perdiendo grandes obras? Puede ser, pero es un riesgo que tengo que correr si quiero leer los libros que yo elijo.
    Al hilo de este post quisiera comentar también otro tipo de intromisión que se da mucho y es el de los otros blogueros que comentan en una entrada con comentarios tipo "Buena reseña (probablemente ni la han leído). Te sigo, visita mi blog www....." y ahí te dejan su enlace. Es decir, comentan en el mío sólo y exclusivamente para que yo visite el suyo y me haga seguidora. Esto me sienta realmente mal, siempre visito los perfiles de los nuevos comentaristas y si tienen blog y me interesa, me quedo. Normalmente este tipo de comentarios, con el único fin de publicitarse, los elimino inmediatamente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. La verdad, yo soy de la opinión de un trabajo excelente (en la redacción de un blog o la creación de una novela) es, por sí mismo, la mejor publicidad. Si necesitas recomendar tu novela a los cuatro vientos cada poco minutos, quizá es porque tu novela no es tan buena.

    Es difícil darse a conocer, es cierto, pero no creo que sirva de nada una publicidad vacía y fría en un comentario en un blog. Escribir un correo a las personas que consideras que hacen un buen trabajo con sus blogs, explicándoles el argumento de tu novela y presentándote, considero que es el mejor camino para conseguir una publicidad sincera y de corazón, porque realmente tu trabajo lo merece.

    No soy escritora, pero como hemos dicho ya muchas veces, en nuestros blogs preferimos pocos seguidores que realmente disfruten con lo que escribes, a cientos de ellos que hayan llegado de rebote porque tu blog está por todas partes. Y así, digo yo, sería más bonito también para un escritor.

    La fama por la fama no tiene ningún sentido si ninguna admiración la respalda, ¿no?

    ¡Un besazo y gracias por escribir!

    ResponderEliminar
  3. Plas! Plas! Plas!
    Totalmente de acuerdo contigo. Una entrada genial!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Bueno como siempre estamos deseando que lleguen las entradas del viernes de este tu blog, jeje, que casi se ha convertido en una cita oligatoria, me encanta, aunque a lo mejor los dias restantes solo lo vea de pasada y lea los libros , aunque si es verdad que no son de los libros que leo, me gusta conocer distintos libros, en cuanto a la entrada, me parece que tienes razon, yo soy de las que leo alguna obra de autores noveles, pero siempre me lo mandan al correo, he descubierto buenas obras asi, pero es cierto que cada uno hace su blog a su antojo y si tu no quieres leer hay que respetar. saludos.

    ResponderEliminar
  5. Tienes toda la razón, a mi no me ha pasado todavía porque mi blog es "pequeño";al correo si la verdad, yo lo que pediria es que vieran un poco el blog para ver si lo que mandan se adapta a los gustos del que lo escribe porque sino no tiene sentido, muy buena y acertada entrada, besotes

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo! Los blogueros escribís entradas para que se lean y las respuestas sean acordes con lo que habeis escrito. Hay otras formas de ponerse en contacto con un bloguero para hacerle llegar la novela.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo. Siempre es mejor recibir un correo donde el autor nos informe de su novela. O al menos que comente un poquito la entrada, aunque sea por educación, y luego nos hable un poquito de su novela. Así incluso le hacemos más casito.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Buena entrada, si señor!
    Yo colaboro en un blog y estas cosas no nos pasan porque estamos a años luz del trabajo que tú haces, pero es penoso que te utilicen para promocionarse.

    Y no pienses que eres el escalón más bajo de la cadena.
    Tú lees los libros, por lo que eres un "cliente" y además un cliente con voz.
    No lo olvides.

    Tienes un gran blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Es una pesadez. Me paso el día borrando comentarios de auto publicidad en un grupo de lectura que tenemos en Facebook en el que compartimos opiniones sobre libros que leemos.
    Intervienen correctamente, escritores, pero otros solo quieren publicidad

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que esto me pilla muy lejos porque mi blog es muy, muy modesto. Tan solo dos escritores se han puesto en contacto conmigo y ha sido a través del correo y de forma muy respetuosa. Quizás soy muy tonta, pero me he sentido un poco mal al rechazar su oferta por falta de tiempo. Creo que es muy, muy difícil editar un libro y darlo a conocer. En lo que llevas toda la razón es en las maneras que veo que se gastan algunos en otros blogs como el tuyo, o incluso en twitter; es vergonzoso. Todo el mundo tiene derecho a intentar sacar adelante su trabajo con todas sus fuerzas y sus medios, pero siempre con respecto. No soporto la falta de educación ni la cara dura. Enhorabuena por tu entrada.

    ResponderEliminar
  11. Creo que ya muchos nos miran mal como para que sucedan esas cosas

    ResponderEliminar
  12. Una entrada muy acertada. Yo soy blogger y escritor así que entiendo perfectamente lo que algunos hacen y me parece fatal. Yo tampoco lo haría, si quieres que algien te lea se lo pides con educación por otras vías. No se puede ir destrozando el trabajo de los demas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Chapeau! Tu respuesta es muy acertada. Enhorabuena por tu blog, acabo de entrar y sin ninguna duda ¡me quedo!

    ResponderEliminar
  14. Te aplaudo por esta entrada, pues no puedes estar más acertada. Mi blog es bastante modesto y no se paran a decirme que quieren que lea sus novelas, por suerte, los pocos que me piden algo así, es por mail, que lo agradezco y si puedo entonces les digo que sí, siempre y cuando vean qué tipo de novelas leo y que su obra sea acorde con ello.
    BESOTES

    ResponderEliminar
  15. Hola, después de un par de semanas sin internet vengo a ponerme al día con el blog. Ciertamente es un mal que atraviesan sino todas las redes sociales, si la mayoría (y lastimosamente seguirá), pero creo que artículos como este hace que algunos blogs se depuren, este el tuyo, es en los que menos leo ese tipo de <> que me pregunto ¿será productivo? a mi en lo personal me sientan mal esos comentarios y los paso por alto.

    Por cierto acabo de leer algo de Irène Némirovsky 'El vino de la soledad' y me ha gustado mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Totalmente de acuerdo con esta entrada. Visito varios blogs y siempre me detengo a mirar los comentarios de la gente. El caso es que me molesta muchísimo encontrarme con ese tipo de comentario. Visualmente me entorpece ( estoy en el blog por la información no para saber si "pepe" ha abierto un blog) y por otro lado si me molesta a mi que no soy nadie, como no le va a molestar a la persona que escribe, busca contenidos, edita..... y ha ganado visitas poco a poco con su esfuerzo y buen trabajo?

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails