21 marzo 2014

¿Se puede juzgar un libro por las primeras páginas?




¿Se puede juzgar un libro por las primeras páginas? Consideremos, por ejemplo, 30-50 páginas. Desde mi punto de vista, sí se puede realizar una valoración rápida (y diría que hasta se debe, aunque solo sea para no perder el tiempo con libros que desde el principio vemos que no funcionan). El ojo del lector curtido es capaz de analizar enseguida el estilo del autor, los posibles errores de expresión, los diálogos, la estructura , la forma de encauzar la trama, etc. No solo se trata de detectar problemas sino de conocer el tipo de obra que tenemos delante para evitar leer algo que no va con nosotros (una obra intimista en manos de alguien que busca acción, un best-seller ligerito en las de un lector con ganas de algo más profundo, etc.).

Me atrevo a decir que cuando un libro es malo (malo, malo, malo; no malo de «Está bien, pero nada del otro mundo») se nota enseguida. Las autopublicaciones de Amazon, en su mayoría, son un buen ejemplo de ello. En estos casos, me parece muy complicado que con el paso de las páginas la obra mejore, básicamente porque no solo hablamos de la construcción de la trama (que sí puede ganar en interés), sino de aspectos de la narración en general. Un mal escritor no se convertirá en un buen escritor en la página 200; como mucho, se podrá apreciar alguna idea notable, una escena más lograda, pero las sensaciones globales seguirán siendo las mismas. No se puede construir una casa si los pilares fallan. Doy por hecho que el autor y el editor revisan el texto muchas veces, de modo que no hay excusa para que el comienzo y el desarrollo estén descompensados.

Sin embargo, en ocasiones la valoración de esas primeras páginas puede no ser acertada, como cuando el comienzo es bueno y luego la novela empeora. Es fácil que ocurra: puede desviarse del hilo y divagar, puede utilizar soluciones propias de una telenovela, puede olvidarse de recuperar un personaje que presentó al principio, puede tener escenas de relleno, puede exponer datos erróneos, etc. El hecho de que un mal comienzo sea suficiente para descartar la novela, pero uno bueno no baste para considerarla buena, da una idea de lo complicado que es escribir un libro en condiciones. También sirve para recordar la importancia del editor, que se encarga de señalar estos posibles problemas antes de que la obra llegue al público.

En definitiva, creo que se puede juzgar un libro por las primeras páginas… hasta cierto punto. No me parece ningún disparate concluir que una novela es mala tras haber leído solo algunos capítulos, porque enseguida se notan los problemas graves y/o la inexperiencia del autor (al menos cuando se lee de forma atenta y crítica). No obstante, si hablamos de buenos comienzos, creo que hace falta leer más para confirmar que el libro merece la pena, con la excepción, tal vez, de los clásicos y los grandes escritores contemporáneos, que por lo general demuestran un excelente nivel en todo momento.

15 comentarios :

  1. Estoy de acuerdo contigo. Y para muestra, un botón. Ahora mismo estoy leyendo ‘La verdad sobre el caso Harry Quebert’ de Joel Dicker y a las 30 páginas ya había hecho mi veredicto: no es buen escritor. Reconozco que la trama engancha, pero es flor de un día. Ya voy por la mitad y he ido corroborando lo que ya pensaba. Aunque realmente me da más rabia empezar algo que creo que va ser bueno y que se queda en agua de borrajas. Mi paradigma es ‘El Club Dumas’ de Arturo Pérez Reverte.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Yo enseguida me doy cuenta si el libro me va a gustar o no y si en las primeras páginas, la trama no me engancha, prefiero dejarlo. Es cierto que cuando un libro no te gusta desde el principio, es muy raro que en algún momeento te vaya a gustar. Recuerdo el año pasado La marca del meridiano que por mucho que leía, aquello no mejoraba nunca y casi no lo pude ni acabar. Y torturas, no quiero en mi vida. A partir de ahora si una lectura no me gusta, lo abandono.

    ResponderEliminar
  3. Yo suelo hacerlo. No solo porque lea tanto que necesito saber cuándo un libro me va a hacer perder el tiempo, para así invertirlo en otro mejor, sino porque creo que el autor sabe que esas páginas son cruciales y que debe enganchar desde el principio al lector.

    Al menos, eso es lo que intento hacer yo cuando escribo mis historias.

    ResponderEliminar
  4. No se si me atreveria a decir "juzgar", pero sí a decidir si me gusta lo que tengo delante, si me merece la pena seguir o si me ahorro tiempo y paso directamente a otro libro.

    Sí me ha pasado a veces que ha bastado el primer párrafo, o los primeros, para saber que estaba ante lo que iba a ser una muy buena lectura para mi. Esos libros que empiezan fuerte, y no me refiero a trama, sino a la forma de escribir (se me ocurre ahora mismo "El niño perdido" de Thomas Wolfe; o de forma diferente "Del color de la leche"). Luego están esos otros libros que tienen una trama que engancha desde el principio, pero que tampoco es que estén bien escritos, pero sí te plantea una historia que te hace querer saber qué va a ocurrir.

    Y luego hay libros que tardan en arrancar, pero que confías en el autor. Y si el autor es desconocido, bueno, tal vez no esté mal escrito o plantea cosas interesantes y sigues avanzando.

    Sobre los libros mal escritos, no los juzgo, pero sí ya se ve desde el principio... pues hasta luego lucas...

    En definitiva, no juzgo el libro, pero sí decido si avanzo o no ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo. Si el libro es malo de solemnidad hacen falta muy pocas páginas para verlo y es algo que agradezco, así no pierdo el tiempo. Los malos son los que si te hacen perderlo porque prometen mucho y van haciendo aguas conforme avanza la lectura, pero en fin...nadie dijo que leyendo no se corrieran riesgos también ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Es verdad, aunque nunca lo había verbalizado.
    Me pasó algo con eso de los errores de la escritura: empecé a leer un libro romántico-romántico, tenía claro que era lectura ligerita, pero el traductor omitió todas las comas del vocativo. Me desesperó, y no pude seguir. A ese nivel han llegado algunos libros ahora.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo,en las primeras páginas ya se puede valorar, aunque hay excepciones.
    Recuerdo, hace ya tropecientos años... que en mi casa los libros que entraban eran los de texto y los de la biblioteca. Hubo un fin de semana que no tenía nada que leer salvo "La rosa de los vientos" de Torrente Ballester, me costó dios y ayuda llegar a la página 54 pero el vicío, es el vicío, a partir de ahí no sé lo que pasó, pero sí recuerdo la inmensa pena de acabar el libro y el deseo de unas cuantas páginas más. ¡Cosas que pasan!.
    Buen post.

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    La verdad que esta entrada me interesa mucho porque es algo en lo que pienso a menudo últimamente.
    Sin irme mucho por las ramas, para mi son cruciales los primeros párrafos. No me guío por lo general por el acierto del escritor sino por los errores. Un "error" (no es más que mi humilde opinión, claro está) muy común en los libros que descarto es cuando el escritor pretende redondear al protagonista desde el primer párrafo. Pero en general no es algo clasificable o analizable. Sencillamente te llena o no desde los primeros párrafos.


    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Generalmente mi intuición no me falla y si en esas primeras páginas el libro me enamora, lo hace hasta el final y por lo contrario, si me resulta tedioso, suele hacerlo hasta su desenlace.
    Creo que los escritores deben poner toda la carne en el asador en los primeros capítulos porque por lo menos, para mí, son importantísimos.
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
  10. A veces en mi caso esas cosas fallan. Recuerdo que no pude con las primeras paginas de El gran gatsby, pero luego lo retomé y terminé de leerlo y fue una gran lectura.

    ResponderEliminar
  11. Con lo mucho que hay que leer, si un autor no es capaz de engancharme en las primeras cincuenta páginas... fuera y a otra cosa

    ResponderEliminar
  12. Hay libros que no han sido capaces de engancharme hasta la página, 100 y otros que lo han hecho con la primera línea. No todos los que lo han conseguido en la primera línea me han gustado al final y a veces teniendo paciencia soy capaz de encontrar joyitas.

    Pero tienes razón hay libros que a simple vista se ve que no tienen no pies ni cabeza, y esos los descarto al primer capitulo, no le doy ni oportunidad al segundo.

    En general estoy de acuerdo con lo que has dicho

    ResponderEliminar
  13. Por mi experiencia diría que sí. Muy pocas veces un libro que no empieza bien termina gustándome. Aunque en el caso de Inés y la alegría recuerdo que me costó horrores seguir porque el principio es muy político. Por suerte aguanté y me encantó.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Soy de las que le concedo a los libros unas cuantas páginas de cortesía y si veo que no me acaba de convencer lo dejo, a no ser de que esté obligada a leerlo por alguna razón. Pero también es cierto que creo que cada libro tiene su momento así que la mayoría de las veces les suelo dar una segunda oportunidad porque no siempre se tiene el mismo estado de ánimo y pienso que nuestro estado de ánimo también influye en la lectura.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  15. Yo a los libros les doy, por lo menos, 70-100 páginas para saber si me convencen o no. En las autopublicaciones, como has dicho, se nota muy pronto si va a ser buena o mala la obra.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails