12 mayo 2014

Mientras las princesas duermen - Elizabeth Blackwell



Edición: Lumen, 2014 (trad. Aurora Echevarría Pérez)
Páginas: 504
ISBN: 9788426400512
Precio: 22,90 € (e-book: 11,99 €)
Leído en versión original.

Muchas personas hemos crecido escuchando cuentos populares dulcificados por Disney: relatos de princesas de largos cabellos que son víctimas del hechizo de una bruja y no logran romperlo hasta que un príncipe sella su amor con un beso. Hubo una época en la que creer en estas fábulas era inevitable, pero el tiempo pasa, los valores cambian (afortunadamente) y necesitamos reconstruir el imaginario de los cuentos de hadas. Esto es lo que hace la escritora estadounidense Elizabeth Blackwell en su tercera novela, Mientras las princesas duermen, una nueva versión de La bella durmiente dirigida al público adulto. Llega en un momento oportuno, coincidiendo con el estreno de Maléfica, la última película de Angelina Jolie, que enfoca esta misma historia desde la perspectiva del personaje perverso.
En Mientras las princesas duermen volvemos a encontrar ese ambiente medieval de tintes góticos, con un castillo y unos reyes con problemas para concebir. La narradora es Elise, una chica que empieza a trabajar allí como criada, siguiendo los pasos de su madre. La joven hace buenas migas con la taciturna reina Lenore, una mujer tan atormentada por las dificultades para quedarse embarazada que se deja ayudar por Millicent, una huraña tía del rey que dice ser una experta en remedios naturales. Finalmente, la reina da a luz a una niña, Rose, pero el nacimiento enfurece a los otros aspirantes al trono: por una parte, el hermano del rey, un príncipe guerrero, que deja de ser el principal sucesor; por la otra, Millicent alega que no le han compensado la ayuda que dispensó y, como castigo, augura la destrucción del reino y la muerte de la princesa. Sin embargo, su hermana Flora, también herborista, vaticina que, pese a no poder deshacer las palabras de Millicent, Rose no morirá. Para ello, le enseña todos sus conocimientos a Elise, que desde ese momento se convierte en la protectora (y más adelante la amiga) de la heredera.
Los elementos básicos de los cuentos de Charles Perrault y los Hermanos Grimm se reconocen en el argumento: unos reyes con problemas para concebir, el nacimiento de una niña, una maldición, la aportación de una sabia bondadosa para compensar el mal augurio de la anterior… y más detalles que no puedo revelar. No obstante, el gran mérito de Elizabeth Blackwell reside en construir la trama sin recurrir a la magia de forma explícita, es decir, no hay una princesa que se pincha con un huso y cae dormida. Todos los sucesos tienen una doble interpretación: las predicciones de Millicent y Flora, pero también el simple transcurso de la vida, acontecimientos corrientes que podrían haberse dado igualmente. La autora juega con la ambigüedad para recrear la historia con realismo, como demuestra el hecho de que las hermanas se presenten como mujeres herboristas y no «hadas».
La introducción del personaje de Elise, además, le permite hacer un (necesario) giro en clave feminista: el bienestar de la princesa ya no depende de un príncipe azul, sino de su amiga, una chica luchadora que se ha preparado para cuidarla. Se ensalzan valores como la amistad, la lealtad y el trabajo en equipo, por delante del amor romántico superficial. La autora también reflexiona sobre la confrontación entre la libertad individual y las obligaciones para con el reino, tanto de Rose, que a medida que se hace mayor no tiene claros sus deseos de ser la soberana, como de Elise, que a menudo se debate entre marcharse a vivir su vida o mantenerse fiel a su amiga. Elise tiene su propia historia independiente, que hace más rico y apasionante el entramado de la obra. En general, este retelling denota una mayor madurez en la caracterización de personajes que el cuento.
Elizabeth Blackwell
En suma, Elizabeth Blackwell ofrece una mirada inteligente que aprovecha la base gótica de La bella durmiente, pero la adapta para que resulte más verosímil y la enriquece con valores contemporáneos como el papel activo de la mujer en la sociedad (en el caso del libro, en el reino), el individualismo y el esfuerzo para conseguir los objetivos marcados. Está escrita con vocación de entretener al lector, por lo que abundan la acción, la intriga y los sentimientos; y emplea un estilo ameno, depurado y elegante, con mucho diálogo y sin descripciones superfluas. Si disfrutáis con los personajes femeninos fuertes, las reinterpretaciones de cuentos tradicionales o, simplemente, las buenas novelas de aventuras, emoción y misterio, disfrutaréis de Mientras las princesas duermen.

22 comentarios :

  1. Hola! me llamó la atención en cuanto la vi en novedades y leyendo tu reseña me llama más aún. Gracias por tu opinión.

    Besos :*

    Un Lugar Mágico

    ResponderEliminar
  2. Pues no me había llamado la atención, pero tu reseña me ha hecho cambiar de opinión: me lo apunto.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Parece una lectura bastante atractiva, me gustan los personajes femeninos con fuerza!

    ResponderEliminar
  4. @Lorena Luna. Es una buena novela, entretenida y para disfrutar.

    @Mustis. Me alegra que hayas cambiado de opinión ;). Está muy bien.

    @Matiba. A mí también, y en las versiones de los cuentos populares hacen mucha falta :).

    ResponderEliminar
  5. Como adulta, me gustan estas interpretaciones de antiguos cuentos, sobre todo cuando las mujeres salen ganando. Como nostálgica de los cuentos que leía y soñaba de niña, echo de menos las hadas voladoras, el amor a primera vista y el bien venciendo al mal. ¡Que le voy a hacer! Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. @Marisa C. Yo prefiero una buena dosis de realismo. El amor a primera vista y demás tópicos nunca me han entusiasmado :).

    ResponderEliminar
  7. Vaya! me ha gustado mucho tu reseña, y me llama muchísimo la atención. Sin duda, un libro a tener en cuenta que ahora mismo me apunto! :D
    Gracias!
    BESOTES

    ResponderEliminar
  8. @Pensamientos de Patri. Estoy segura de que te va a gustar :). Ya nos contarás.

    ResponderEliminar
  9. Otro libro que no conocía. Y creo que no me hubiera fijado en él si no hubiera leído tu reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Cuando vi este libro en novedades, me llamaba pero tenía algo que me echaba para atrás... pero tu reseña me ha despejado dudas, ¡caerá! :)

    Muchas gracias! Un beso!

    ResponderEliminar
  11. No tiene mala pinta. Lo apunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. @Margari. Pues merece la pena. Creo que lo disfrutarías.

    @Luz. Nada de dudas: es una novela estupenda :).

    @Neftis. Me alegra que te haya llamado la atención :).

    ResponderEliminar
  13. me apunto este libro *_* que pense que no estaria bueno pero me has convencido

    ResponderEliminar
  14. @Nina. Qué bien que te haya interesado. Espero que lo disfrutes mucho ;).

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que oigo tanto hablar a veces de las reinterpretaciones de los cuentos clásicos que me dan miedo este tipo de libros. Me interesa la actualización, pero ese submundo de desprecio a un género que tiene su sentido en el momento en que fue concebido, me molesta tanto que tengo un prejuicio extremo a enfrentarme a ello.
    Tú pintas bien este caso, y tienes criterio, pero me temo que tengo que quitarme mi "trauma" antes :-)

    ResponderEliminar
  16. @Rustis. Bueno, no creo que estas versiones se hagan por menosprecio a las originales. Más bien al contrario: el autor se siente fascinado por X historia y la toma como fuente de inspiración para una novela porque quiere seguir sacándole partido, igual que hay gente que se inspira en los novelistas decimonónicos o en los artistas renacentistas. Los textos originales no se pierden ni se olvidan; estas versiones son más un complemento para quien quiera disfrutar del cuento desde otra perspectiva. En el caso de "Mientras las princesas duermen", puedo asegurarte que la autora ha trabajado el tema con mucho respeto :).

    ResponderEliminar
  17. ¡Buena reseña!
    Parece del estilo de libros que me gustan. Me lo apunto :)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. @Adella Brac. Espero que te guste :).

    ResponderEliminar
  19. Me ha interesado mucho lo que cuentas. Los cuentos de Grimm me resultan muy atractivos en su versión original, y esta actualización tiene buena pinta. Me lo apunto.

    ResponderEliminar
  20. @Maria Calderón. Es que las versiones originales de estos cuentos tienen un lado tenebroso muy interesante (y que se perdió con la dulcificación de Disney). Me alegra que esta novela te haya llamado la atención, espero que la disfrutes :).

    ResponderEliminar
  21. Me la acabé precisamente ayer después de verla en una de tus entradas de sumario para el verano y de leer tu reseña y tengo que decir que estoy de acuerdo al100% contigo. Supongo que dentro de un tiempo la olvidaré pero mientras la he leído me ha mantenido enganchado y súper entretenido. Muchas gracias por hacerme muy ameno mi viaje en tren ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, Fer ;). Tal como dices, es una novela para disfrutar mientras se lee, muy entretenida.

      Eliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails