09 junio 2014

Berlín secreto - Franz Hessel



Edición: Errata naturae, 2013 (trad. Eva Scheuring)
Páginas: 152
ISBN: 9788415217602
Precio: 14,90 €

La obra del alemán Franz Hessel (1880-1941), novelista, poeta y traductor, se relaciona de forma estrecha con su concepción de la arquitectura y el urbanismo de las dos ciudades en las que vivió y paseó como un auténtico flâneur baudeleriano, Berlín y París. Romance en París (1920), reseñada hace poco en el blog, constituye una aproximación a la segunda: el nacimiento de un amor en al ambiente bohemio de la capital francesa, evocado con nostalgia después del estallido de la Primera Guerra Mundial. Berlín secreto (1927), pese a situarse en la otra metrópoli y transcurrir una década más tarde, tiene bastante en común con esa novela anterior en su recreación de las relaciones intermitentes entre artistas e intelectuales de diversos orígenes, gente joven muy dispar que llevó un estilo de vida intenso, inimaginable en cualquier lugar que no fueran las calles, los salones y los cabarets de Berlín en los años veinte.
El hilo conductor es el triángulo amoroso entre un joven diletante, Wendelin, una mujer casada, Karola, y el marido de esta, el profesor Clemens. Según explica José Miguel López-Astilleros en su reseña, el autor se inspira en una aventura de su propia esposa con un escritor, que terminó con ella regresando al hogar. El romance, además, gana intensidad por la unidad espaciotemporal, puesto que solo transcurren veinticuatro horas y los personajes permanecen en Berlín. No obstante, los protagonistas no están solos: a lo largo de las páginas aparecen muchas personas variopintas (poetas, actrices, etc.), fiel reflejo de esta etapa del periodo de entreguerras. En algunos pasajes puede parecer que hay demasiados personajes que van y vienen, sin llegar a profundizar en ellos, pero entiendo que esto es un efecto buscado a propósito para reflejar la atmósfera de los encuentros más o menos espontáneos entre conocidos que no llegan a ser íntimos. Quizá el mayor logro de Hessel sea mostrar esta cara de Berlín.
Dejando de lado estos ambientes, Hessel realiza un fino estudio de los perfiles de cada miembro del triángulo, que representan tres formas de ver el mundo concentradas en un momento y un lugar: la ingenuidad de Wendelin, «un joven cuya presenciaba agradaba a los hombres y mujeres de su círculo, sin que se interesaran realmente por su persona» (pág. 7), a punto de marcharse de la ciudad por obligaciones familiares; la insatisfecha Karola, que trata de encontrar un equilibrio entre su identidad de mujer que se divierte con superficialidades y la maternidad («Cuánto lo desconcertaba pensar que yo tenía otras posibilidades, no sólo la de… ser su madre… en realidad sólo “mamá”», pág. 14); y, por último, Clemens, el erudito que intenta encontrar respuestas en la mitología clásica («Ay, en cuántos tiempos y épocas vivimos todos nosotros a la vez, y son los mitos milenarios los que verdaderamente revelan los secretos de nuestras relaciones.», pág. 54).
Los diálogos entre Clemens y Wendelin, la experiencia de la madurez frente a la incerteza de la juventud, son uno de los puntos fuertes de esta novela: espléndidas reflexiones existenciales sobre el amor, la vida, el placer y el paso del tiempo en las que marido y amante se miran a los ojos, aunque el bagaje intelectual del profesor se impone a menudo al del muchacho. Las novelas de este escritor son eruditas, escritas con un vocabulario rico y adjetivación abundante, llenas de pensamientos lúcidos. Como apunta Walter Benjamin, amigo de Hessel y autor del epílogo de Berlín secreto, tiene mucho mérito conseguir plasmar tantas dimensiones del pasado y el presente en una obra tan breve y tan limitada, en apariencia, por esa unidad espaciotemporal. Se puede decir lo mismo de Romance en París, a pesar de las diferencias formales que presentan (se alarga más en el tiempo y, aparte de retratar la ciudad de París, también se habla de la guerra con el protagonista ya incorporado al ejército alemán).
Franz Hessel
Tanto Romance en París como Berlín secreto son dos de las recuperaciones más interesantes que he leído este año y me encantaría contagiar mi entusiasmo por Franz Hessel a los lectores que hayan llegado hasta aquí. Este autor posee una noción muy particular de las relaciones entre las personas y su ciudad, de las personas entre ellas en unos lugares concretos; un enfoque poco frecuente en la narrativa contemporánea que merece la pena descubrir. Además, aunque la extensión de sus novelas invite a pensar lo contrario, cada capítulo alcanza un nivel de profundidad encomiable, por lo general debido al inteligente análisis de los caracteres y las inquietudes de sus personajes. Para terminar, el retrato de los ambientes bohemios que Hessel conoció en primera persona ha dado lugar a multitud de ficciones posteriores, así que ¿qué mejor que acercarse a ellos a través de la mirada de uno de sus verdaderos protagonistas?

18 comentarios :

  1. Me encanta descubrir estas novelas que demuestran que la brevedad no está reñida con la calidad. Me la llevo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho lo que nos cuentas. Menuda tentación! Y que portada tan bonita....
    Me lo llevo anotado, por eso de que lo bueno cuando breve, dos veces bueno!
    Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. @Zazou B. Claro que no lo está. Es admirable que pueda condensar tantas reflexiones en pocas páginas.

    ResponderEliminar
  4. @Cristina_Roes. Esa frase se aplica perfectamente a esta novela :). Y sí, la cubierta está muy bien, llamativa y a la vez fiel al contenido.

    ResponderEliminar
  5. Parece muy interesante, y además lo leería en poquito tiempo. Me lo apunto a ver si cae un día de estos.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. @Mustis. Espero que lo disfrutes.

    ResponderEliminar
  7. Pues qué bien, porque este libro me lo traje ayer de la Feria del Libro de Madrid :) Recomendación de un librero entusiasta que argumentó sobradamente razones para que me lo trajera. Iba ya muy convencida, es verdad, pero siempre es agradable hablar de libros con gente que sabe tanto y ama también leer.

    Ya te comentaré cuando lo lea.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Siempre me tientas... :-)
    Esta editorial tiene la extraña habilidad de proponer cosas siempre con acierto, me lo llevo apuntado. Me ha picado la curiosidad con ese final de reseña en que nos dices que el autor aporta algo nuevo en la literatura contemporánea.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. @Agnieszka. Lo es. Una novela muy interesante.

    @Ana Blasfuemia. Y además es algo poco frecuente. En el día a día cuesta encontrar a otros devoradores de libros que tengan ganas de charlar y recomendar novelas como es debido.

    @Rustis. No es que aporte algo nuevo, sino que más bien ofrece algo poco común, porque la ciudad no suele concebirse desde esta perspectiva. Estoy plenamente de acuerdo con tu apreciación de la editorial; creo que trabaja muy bien.

    ResponderEliminar
  10. Aunque tengo lecturas en espera pienso leer este libro que, de no ser por tu comentario, tal vez no hubiese llamado mi atención. El tema del triángulo en ese determinado espacio de lugar y de tiempo está magistralmente tratado en otra obra que, si no conoces, te reomiendo muy especialmente "En Busca de Klingsor" de Jorge Volpi (Premio Biblioteca Breve Seix Barral 1999) ( que además, no se queda en ello sino que, arrancando de los años previos a los felices veinte, se extiende por los del nacionalsocialismo, la postguerra y el juicio de Nuremberg además de ser la mejor narración que conozca sobre la física del siglo XX y sus protagonistas en uno y otro bando, antes y después de la segunda guerra mundial. en su carrera por obtener la bomba atómica Otra novela que me ha fascinado, esta vez como economista, es "Una Princesa en Berlin" de RG Solmsen que trata de la hiperinflación alemana en los años de la República de Weimar.

    ResponderEliminar
  11. "Romance en París" me gustó bastante así que le daré una oportunidad a este. ¡Gracias por recomendarlo!

    ResponderEliminar
  12. Pues con tanto entusiasmo como te leo, tomo nota ahora mismo de estos dos libros para incluirlos en mi lista de pendientes. Por un lado, me agobia verla cada vez más grande, por otro me hace ilusión ver todo lo que voy a disfrutar. Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. @Román. Tomo nota de tus recomendaciones. La de Jorge Volpi parece especialmente interesante.

    @Alexpler. Yo, si tuviera que elegir, me quedaría con "Romance en París" porque los primeros capítulos, toda esa crítica a la guerra, me parecen interesantísimos. De todas formas, los dos están muy bien.

    @Marisa C. La sensación es compartida :). Hay tantos libros por leer, pero prometen tantos buenos ratos que el placer supera al agobio.

    ResponderEliminar
  14. Rusta poco a poco voy descubriendo las publicaciones de Errata Naturae gracias a ti. Casi que me las voy apuntando todas. ¡Para ya que se me va el presupuesto! Aunque por el momento empezaré con Hace cuarenta años.

    ResponderEliminar
  15. @Marie. Es una editorial que trabaja muy bien. Tal vez no tiene (todavía) la fama de Impedimenta o Libros del Asteroide, pero buen criterio no le falta. Ahora tengo ganas de probar su colección de ensayo.

    ResponderEliminar
  16. Bueno pues pensaba que tras leer esta reseña iba a poder decidirme claramente entre uno u otra, pero me resultan ambas igual de interesantes. Así que lo dejo a tu criterio, ¿cuál crees que es el mejor libro para acercarse a Hessel?
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé qué decirte. Creo que las dos son buenas novelas, y de hecho tienen cosas en común, como el retrato de ese ambiente bohemio y los amores que surgen en él. Yo me quedo con "Romance en París", porque además de retratar ese ambiente tiene una parte de testimonio de la guerra que me pareció muy interesante; pero reconozco que, en lo relativo a la trama del romance , "Berlín secreto" está mejor resuelta (con "Romance en París" resulta inevitable pensar que hubo una continuación...). En fin, elige la que más te apetezca :).

      Eliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails