06 junio 2014

El movimiento de las estrellas - Amy Brill



Edición: Alianza, 2014 (trad. Mariano Antolín Rato)
Páginas: 512
ISBN: 9788420684833
Precio: 19,50 € (e-book: 13,49 €)
Leído en versión original.

El movimiento de las estrellas, primera novela de la estadounidense Amy Brill, se inscribe en una tendencia tan extendida que es casi un subgénero de la ficción histórica: la reconstrucción de la vida de una mujer joven adelantada a su tiempo que luchó por hacer realidad sus metas profesionales en un contexto social adverso, a menudo inspirada en un caso real, si bien con ligeras (o no tan ligeras) adaptaciones. Lo que han contado muchas veces escritoras como Tracy Chevalier (Las huellas de la vida) o Barbara Wood (Domina), cada una con su estilo; y que parece que sigue siendo un filón a pesar de los años transcurridos desde que estas autoras comenzaron su andadura. Su gran baza se encuentra en aunar un mensaje esperanzador (a menudo algo manido) con un aprendizaje histórico superficial sobre el periodo y el oficio del personaje. Conseguir ir más allá de estos parámetros depende de la habilidad de cada novelista.
En esta ocasión, la protagonista se llama Hannah Garner Price, vive en Nantucket en 1845 y sueña con descubrir un cometa (está inspirada en Maria Mitchell). Como hija de un astrónomo, ha recibido una buena educación en la materia y todas las noches mira el cielo con su telescopio, pero su condición de mujer le impide trabajar en un observatorio. Lo que sí hace es impartir clases de matemáticas y física, y pronto recibe a un nuevo alumno: Isaac Martin, un hombre negro («de color», según la contracubierta de Alianza), el segundo al mando de un barco. Isaac aspira a ascender a capitán y por eso quiere mejorar su formación, aunque, como le ocurre a Hannah, las desigualdades de la sociedad le cierran puertas. Ya tienen algo en común.
Lo mejor que puedo decir de esta novela es que la considero «correcta». Correcta porque cumple en la recreación de la época y no se enreda con las explicaciones sobre astronomía. Correcta porque utiliza la tercera persona, una prosa plana y un desarrollo lineal, sin complicaciones. Correcta porque los personajes no pasan de simples arquetipos (la joven que lucha contra la adversidad, el padre que se preocupa más de él mismo que de su hija, el chico negro torturado por la discriminación). Correcta porque alterna los capítulos de amor y de profesión, para que haya un poco de todo. Correcta porque plantea temas políticamente correctos (crítica del racismo y el machismo, ensalzamiento del esfuerzo para hacer realidad los sueños a pesar de las desigualdades). Amy Brill se mueve en terreno conocido y no arriesga. Pese a todo, es una opción respetable; al menos no cae en las incoherencias, las trampas narrativas o los cabos sueltos de otras novelas. De ahí que la considere «correcta» en lugar de, directamente, «mala».
Amy Brill
Sin embargo, «correcta» no es un elogio. El movimiento de las estrellas ofrece más de lo mismo, contado de forma insulsa. Se sabe cómo terminará la historia de Hannah antes de empezarla. Se sabe lo que sucederá entre ella e Isaac (por cierto, el romance cae en clichés propios de una novela romántica barata). Lo de la mujer astrónoma no está tan visto como la doctora o la maestra, de acuerdo, pero ahí termina cualquier novedad que este libro pueda aportar. No es más que el típico relato de «mujer contra el mundo», aderezado con la cuestión étnica de Isaac y sin tramas secundarias relevantes. Muy previsible y anodino. Si tuviera que recomendar una obra de este tipo, antes elegiría cualquiera de Tracy Chevalier, que tiene más literatura en el cuerpo y escribe con una sutileza exquisita. Las huellas de la vida, por ejemplo, sobre dos buscadoras de fósiles en el siglo XIX, me parece una excelente opción.

18 comentarios :

  1. Me llamaba mucho la atención el título del libro pero tras ver tu opinión creo que no lo leeré. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No conocía el título, pero si lo mejor que puedes decir de la novela es que es correcta, me parece que voy a seguir sin conocerla.
    1beso:)

    ResponderEliminar
  3. me gustan este tipo de historias, pero como tengo muchos pendientes y la valoración es... de momento no lo anoto.

    ResponderEliminar
  4. @José Ángel. Es una novela totalmente prescindible. Nada nuevo bajo el sol.

    @Elena:). Sí; no te pierdes nada.

    @Jomateixa. Para algo de este tipo, mejor leer a Tracy Chevalier. He leído casi todas sus novelas y no suele defraudar.

    ResponderEliminar
  5. Y por eso no leo las novelas históricas, a no ser que alguien me recomiende alguna. Las protagonistas (porque son siempre mujeres) "adelantadas a su tiempo", feministas del siglo XXI en el siglo XII, me desalentan. Parece que gran parte de los autores de tales novelas no se da cuenta de que en el pasado no sólo se llevaban otros ropajes sino que también se pensaba de una manera diferente, tenía otros valores y prioridades en la vida.

    ResponderEliminar
  6. Va a sonar fatal, pero... cómo me alegro de no alargar mi lista de libros a leer :)

    ResponderEliminar
  7. Y yo que habría caído con esa portada...
    Pero estoy de acuerdo, correcta no es un elogio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Qué lastima, sonaba interesante. Tal vez en mejores manos la historia habría dado más.

    ResponderEliminar
  9. Conocía el libro pero tenía dudas. Dudas que confirmas, o más bien despejas, en la línea de lo que sospechaba. Los clichés en este tipo de libros me ponen nerviosa, porque me da la sensación que se ponen un traje que saben que va a gustar pero al que no aportan nada nuevo, un color, una puntada, un toque distinto.

    Me suelen gustar más, en este sentido, los libros de autoras que realmente se adelantaron a su tiempo. Mucho más que libros de autoras de hoy que escriben sobre personajes que se adelantaron a su tiempo, porque lo hacen tirando del hoy y sus estereotipos feministas (que los hay).

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Visto lo visto creo que la dejaré pasar. Gracias por la reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. @Agnieszka. En esto discrepo. Reconozco que las novelas "históricas" cojean en muchos aspectos -y como lectora cada vez me interesan menos-, pero creo que no hay nada de malo en revisar otras épocas con los ojos del siglo XXI. Entiendo que estas novelas surgen por la curiosidad (o la necesidad) de dar a conocer las hazañas que han pasado desapercibidas en la historia por ser obra de mujeres, contadas en un registro ameno para que resulten accesibles para todo tipo de lectores.

    Me parece que es responsabilidad del lector ser consciente de que está leyendo ficción y no debe considerarlo todo verdad. Aun así, en los hechos suelen estar bastante documentadas; donde interviene la imaginación del autor es en la construcción de la personalidad del personaje, que no es poco, pero insisto en lo de antes: no veo mal que existan estas nuevas miradas. Lo que me cansa es que siempre se planteen de la misma manera, como ocurre aquí.

    @Zazou B. Es que con tanta novedad, filtrar un poco es bueno :).

    @Mara JSS. Era fácil ponerle una cubierta bonita a este libro; con el cielo estrellado lo tienen todo ganado. Pero si lo de dentro no es gran cosa...

    @Romaine Liebert. Sí, sin duda. Lo que marca la diferencia entre esta novela y "Las huellas de la vida" no es el tema ni la época, sino el estilo de Tracy Chevalier.

    @Ana Blasfuemia. Yo también prefiero leer libros escritos en esas épocas, aunque creo que las novelas actuales también son útiles para dar voz a los que no pudieron escribir entonces (me viene a la mente "Del color de la leche", por ejemplo). Pero sí, es un género que, salvo excepciones, tiende mucho a los estereotipos.

    @Ginger. Sí, la puedes dejar pasar tranquilamente.

    ResponderEliminar
  12. Me queda claro que si no la leo no me pierdo nada... O no mucho. Así que la dejo pasar.
    Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. No quiero parecer demasiado condescendiente, pero me ha encantado este blog.

    ResponderEliminar
  14. @Cristina_Roes. Eso es. Seguro que ya has leído la misma historia otras veces (o la has visto en una película...).

    @Novela policíaca. Muchas gracias :).

    ResponderEliminar
  15. Que portada tan bonita tiene el libro. Me ha encantado. Pero en principio no me llama la atencion.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. @Neftis. Ya, a veces cubierta y contenido están descompensados :(.

    ResponderEliminar
  17. Rusta mira que la novela tiene material para tentarme: Nueva Inglaterra, siglo XIX, mujer astrónoma…pero me niego a leer otra novela histórica que juegue con los mismos ingredientes. ¿Era indispensable la historia de amor? ¿ la tesis esfuerzo-recompensa? ¿tocar temas políticamente correctos por encima para dar un atisbo de profundidad a la trama?

    Quizá con el solo retrato íntimo de la mujer astrónoma y su aprendizaje y logros en la isla de Nantucket hubiese sobrado.
    Creo que hace unos años hubiese podido disfrutar muchísimo de esta historia, tal y como me ocurría con las novelas de Barbara Wood; pero a día de hoy me tomo que tengo que dejarla pasar :)
    Un saludo Rusta!

    ResponderEliminar
  18. @Marie. Me identifico con lo último que has dicho: yo también he perdido el interés por determinados géneros (y me alegro, porque adentrarse en la buena literatura es mucho más interesante).

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails