20 junio 2014

La hija del veterinario - Barbara Comyns



Edición: Alba, 2013 (trad. Catalina Martínez Muñoz)
Páginas: 200
ISBN: 9788484288251
Precio: 19,50 € (e-book: 9,99 €)
Leído en versión original.

Barbara Comyns (1909-1992) forma parte del cada vez más extenso grupo de escritoras británicas del siglo XX desconocidas para el público español cuya obra se ha traducido al castellano por primera vez en los últimos años. En efecto, la editorial Alba, dentro de la colección Rara avis, ha publicado Y las cucharillas eran de Woolworths (1950; Alba, 2012), su segunda novela, una historia de alto contenido autobiográfico que muestra la precariedad de Londres durante la Gran Depresión con un matrimonio de artistas jóvenes como protagonista; y La hija del veterinario (1959; Alba, 2013), su libro más aclamado, una ficción de tintes góticos que se distancia de esa publicación anterior y ha recibido halagos de autores como Graham Green, Alan Hollinghurst o Sarah Waters.
La hija del veterinario se sitúa en el sur de Londres durante la época eduardiana. La narradora, Alice Rowlands, es una joven que vive bajo el control opresivo de un padre tirano mientras cuida de su madre enferma. Este ambiente oscuro se acrecienta por la decoración de la casa, con pieles y restos de animales, y por la presencia de un loro neurótico a modo de símbolo de la locura que subyace tras las paredes de un hogar tan sombrío como este. Cuando la madre muere, el padre la sustituye enseguida por una tabernera ansiosa por tomar las riendas de la vivienda. Demasiado para una Alice desconsolada que, además, esconde un secreto: tiene un don relacionado con lo sobrenatural que no se atreve a desvelar a nadie.
El planteamiento debe mucho a los cuentos de hadas (a las primeras versiones, que tenían un punto de crueldad que luego fue dulcificado por Disney), no en vano Lucy Scholes, crítica de The Guardian, considera a Comyns una precursora de Angela Carter. La chica bondadosa, el padre déspota, la madre moribunda o la temida madrasta son perfiles que encajan en los arquetipos de este género, que funcionan a la perfección en La hija del veterinario. La autora posee, asimismo, un toque dickensiano en el retrato de las peculiaridades de los personajes, que siempre tienen algo de extravagante, de grotesco. Estas influencias también resultan notables en Y las cucharillas eran de Woolworths, aunque, probablemente por tratarse de una obra más realista, lo estrambótico no brilla tanto como en la atmosfera asfixiante de La hija del veterinario.
La recreación de este ambiente es otro de sus grandes aciertos. La voz cándida de Alice, con su suave sentido del humor, contrasta con los horrores de su alrededor, la muerte, el desamparo, el desamor, narrados desde una calma nerviosa, consciente de desembocar en un desenlace turbador y sin embargo no querer inspirar lástima por él. La autora capta el lado macabro de la realidad y lo plasma con naturalidad, la naturalidad de una joven que lo asume como cotidiano porque se ha acostumbrado a convivir con él y porque, en fin, ella misma es peculiar. Hay escenas escalofriantes, como cuando, con su esposa todavía viva, el padre avisa a unos hombres para que vengan a tomarle medidas para construir el ataúd. La tensión no decae; el libro tiene la extensión perfecta para una obra de estas características.
Barbara Comyns
Aunque tanto Y las cucharillas eran de Woolworths como La hija del veterinario son recomendables, en la segunda se nota que Comyns mejoró lo que se podría llamar su «conciencia de novelista», es decir, no se basa tanto en sus vivencias personales, la estructura ya no depende de la forma de diario de fragmentos cortos y, sobre todo, el conjunto constituye un equilibrio perfecto de novela gótica breve, heredera de los maestros decimonónicos, con esa atmosfera lúgubre en la que el horror se mezcla con lo grotesco y se deja envolver por el aire de extrañeza de la protagonista. Una propuesta muy interesante, en definitiva.

12 comentarios :

  1. Muchas cositas tiene esta novela que puede gustarme. Me tientas mucho en esta ocasión.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. @Margari. Espero que te animes a leerla. Es una novela muy bien hecha, muy precisa, con el misterio perfectamente trabajado. Creo que la disfrutarías.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí! Realmente resulta interesante lo que nos cuentas. Y me la llevo bien anotada!
    Gracias por tu recomendación.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. @Cristina_Roes. Disfrútala mucho. Creo que de cara al verano es una lectura estupenda.

    ResponderEliminar
  5. Por el momento lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. @Neftis. Bueno, a ver si el próximo que reseñe te llama más la atención.

    ResponderEliminar
  7. Este va al montón de lecturas apetecibles sin duda. Me gustan las novelas de ambiente gótico, las historias peculiares, los ambientes sombríos, los personajes oscuros... Vamos, que esta será de las mías casi seguro.
    Gracias por la recomendación. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. @Zazou B. Sí; por los libros que sueles comentar, creo que lo disfrutarás mucho. Esta autora quizá no es de las que más han llamado la atención de esta colección de Alba, pero está muy bien.

    ResponderEliminar
  9. Ya tengo anotada la otra novela y aunque está también me llama la atención, creo que seguiré empezando por la que tenía pendiente, que sino al final la lista se hace interminable (por no decir que ya lo es). De todas maneras, el cambio entre esta y la que comentaste anteriormente parece bastante considerable. Aunque supongo que el estilo seguirá siendo reconocible.
    1beso:)

    ResponderEliminar
  10. @Elena:). Sí, he notado mucho el cambio. Se nota que es su voz (con sus muletillas, como el in any case), pero ha madurado muchísimo en la construcción de la obra. Más ambiciosa, más precisa, más conciencia de querer escribir algo gótico.

    ResponderEliminar
  11. Acabo de terminar este libro, lo descubrí gracias a tu blog. Me gustó, creo.
    Está escrito de una forma preciosa, delicada y tranquila. Me gusta el contraste entre su vida en casa y la vida en la isla. Pero la historia es muy rara; por un lado me gusta, pero por otro... el tema de la levitación aparece en la mitad del libro y no toma importancia hasta el final; me da la sensación de que no viene mucho a cuento. La historia me parecía todo el rato la introducción de un libro más largo. Tenía la esperanza de que se desarrollaran los hilos argumentales, pero finalmente el desenlace no tiene ninguna relación con lo anterior! Definitivamente le viene al pelo estar en la colección Rara Avis jaja. Bueno, es una lectura perfecta para un par de tardes tranquilas. Ligera sin ser simple.
    Creo que voy a empezar un blog...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto que tiene un punto "raro", aunque a mí me pareció que está muy bien como novela breve. El hecho de que tome ese camino tan diferente a lo esperado hace que el final aún resulte más escalofriante, en mi opinión :).

      Eliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails