31 octubre 2014

Siempre hemos vivido en el castillo - Shirley Jackson



Edición: Minúscula, 2012 (trad. Paula Kuffer)
Páginas: 224
ISBN: 9788495587893
Precio: 18,50 €
Leído en versión original.

Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco más de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.

Una buena historia de terror no necesita magia, ni monstruos, ni sangre para producir escalofríos; la perversidad del ser humano, trabajada con esmero, es más que suficiente. Eso lo sabía bien la estadounidense Shirley Jackson (1916-1965), maestra del género que ha influido a autores contemporáneos de la talla de Stephen King o Sarah Waters. Siempre hemos vivido en el castillo (1962), su última novela, se sirve de una poderosa voz narrativa, la de Mary Katherine (Merricat) Blackwood, una niña inteligente, singular y… cruel. El peso de la obra está en sus palabras, en la forma de contar su verdad. Todo lo que se necesita saber sobre ella se resume en ese primer párrafo brillante con el que se presenta: Merricat vive con su hermana Constance, a la que adora, con su anciano tío Julian y su gato Jonas en un caserón apartado del pueblo más próximo. Tiene unas costumbres peculiares (por algo es tan singular) y el resto de sus familiares murieron por envenenamiento.
Jackson plantea el tema del aislamiento —ella misma padeció agorafobia y neurosis, y ya trató el asunto en una novela anterior, La maldición de Hill House (1959)— como eje del comportamiento de las hermanas. Merricat, a pesar de ser la pequeña, mueve los hilos del hogar, y lo hace con un único propósito: conseguir que todo siga igual. Ella y Constance, juntas para siempre, juntas en su castillo. Ese «para siempre» es su obsesión, el fin que justifica el control que ejerce en la mansión. Las salidas al pueblo para comprar lo necesario están calculadas al milímetro; el contacto con los lugareños nunca va más allá de las fórmulas de cortesía, no se divierte con ellos, no hace amigos. De hecho, en la localidad no quieren mucho a las Blackwood por lo que ocurrió en el pasado. Las jóvenes llevan una dinámica que se retroalimenta por ambas partes: el encierro voluntario y la hostilidad de la gente (un espléndido retrato del trastorno, por un lado, y de hasta dónde pueden llegar los prejuicios, por el otro). Al menos, viven así hasta que ocurre algo que aviva el miedo al cambio de la narradora.
Shirley Jackson
Lo único cercano al fenómeno paranormal son las supersticiones de Merricat y sus pequeñas prácticas de magia, pero no importan, porque la fuerza de Siempre hemos vivido en el castillo reside en la psicología de la protagonista, su ambigüedad, su complejidad, su ironía. Merricat, un personaje redondo, ingenuo y maquiavélico a la vez, lleno de aristas que se desvelan con sutileza en su discurso. Merricat, inolvidable. La tensión no nace de los hechos, sino de la patología desde la que se miran, una patología en la que el lector entra de inmediato, porque para leer este libro hay que llenarse de Merricat y dejarse guiar por ella, jugar con ella. Solo así se puede entender la implicación emocional subyacente en la intriga de la novela. Jackson, como buena escritora meticulosa, aprovecha cada frase, cada palabra, para construir una historia breve en la que todas las piezas del engranaje funcionan. Ahí está el verdadero miedo, el verdadero terror psicológico: en la fascinante personalidad de Merricat. Ahí están las razones por las que Siempre hemos vivido en el castillo es una auténtica obra maestra.

31 comentarios :

  1. ¡Hola! Llevo tiempo intrigada por esta historia y sin duda tu reseña me ha hecho añadirla a mi lista de pendientes (espero que la traigan pronto a mi biblioteca).
    Voy a dar las gracias a que la hayan traído al español, ignoro si ya había una edición previa, pero ya podrían haberlo hecho presentando la obra con una imagen más acorde a lo que vamos a encontrar dentro, esa oscura historia psicológica de terror. Supongo que la mora tendrá que ver con algo del envenenamiento (prefiero que no me digas si sí estoy en lo cierto, porque creo que además sería un gran spoiler), pero vamos, deja una atracción 0.
    ¡Gracias por tu reseña!
    Esther.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí sí que me gusta la cubierta. Espero que disfrutes del libro, es buenísimo de verdad.

      Eliminar
  2. Éste lo tenía anotado de la reseña de Jorge y veo que coincidís en impresiones. La verdad es que con dos opiniones tan entusiastas es imposible dejarlo pasar.
    Por cierto, ¿en qué edición te lo has leído, de qué editorial?
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo leí en inglés en una edición de Penguin, creo. De todas formas, tengo entendido que la traducción de Paula Kuffer para Minúscula está muy bien.

      Ya verás que es una novela magnífica. Todo un clásico "olvidado" del género.

      Eliminar
    2. La traducción de Paula Kuffer es estupenda y la edición de Minúscula es muy correcta. Buena letra, buenos márgenes, muy cuidada. Es un placer sumergirse en su lectura.

      Eliminar
  3. Merricat y su gato Jonás...
    ¡Magnífica novela! Con una voz narrativa muy potente. A ver si alguna editorial se anima con una reedición de La lotería, actualmente imposible de encontrar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído cosas muy interesantes sobre ese relato. A ver si lo reeditan, sí :).

      Eliminar
  4. UYs, pues no la conocía. Bien apuntada me la llevo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fascinante. De esas pocas novelas que me atrevo a recomendar sin ponerle peros.

      Eliminar
  5. Me parece que lo voy a dejar pasar por lo menos por el momento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía, la verdad, pero lo tendré en cuenta sin duda. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy, muy bien. Y me alegro de poner mi granito de arena para que más gente la descubra.

      Eliminar
  7. Es una obra maestra, no hay más.
    Rozando la perfección.
    Es una novela infinita, En una segunda lectura se ven más interpretaciones, más ambigüedad. Merricat es un hallazgo literario. Su voz, su visión, su inocencia, juego y crueldad. Y esas escenas de acoso, lo crueles que llegan a ser los del pueblo en su concepción de que "solo es un juego". Es compleja en todos sus niveles de lectura y realmente creo que es una novela que no se acaba.
    Además, para mí es una de las mejores exploraciones que se han hecho en literatura del tema de la brujería y de la creación de leyendas y mitos. El final es demoledor. ¿Se convierten o las convierten?
    Oh, Merricat, tontuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba esperando tu comentario para reforzar mi entusiasmo por esta novela :). Merricat es brutal, un personaje memorable, con mil matices y mil frases dignas de analizar. Me alegra que pensaras en mí para recomendarme esta maravilla. Y sí, sin duda es carne de relectura.

      Eliminar
  8. Rusta que ganas tengo de leer este libro. Tengo sentimientos encontrados porque le tengo un poco de respeto a las novelas de terror, pero algo me dice que esta la voy a disfrutar mucho. Ese aislamiento de las hermanas en su caserón, su falta de contacto humano, los pensamientos y comportamientos peculiares de Merricat… ¡necesito descubrir que ocurre con ella!
    Que tu la califiques de obra maestra, me reafirma en mi propósito, ¡a por ella!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te va a encantar, y ni te preocupes por lo de terror: yo soy muy miedica para las historias de miedo, pero aquí el juego está en lo psicológico, en la voz de Merricat; no es una novela para "asustarse". La disfruté muchísimo.

      Eliminar
  9. Rusta, te lo tengo que decir: me haces sentir mal cada vez que vengo por aquí. Porque o me descubres algún libro o me recuerdas libros que tengo en la estanteria haciéndolos esperar. Este libro es de estos últimos. Recuerdo que me hice con él precisamente porque el terror psicológico me llama la atención, los mecanismos del miedo, las derivaciones que se producen en nuestra mente hasta hacernos llegar a la indefensión.

    Lo de que me haces sentir mal es broma, eh ;)

    Gracias y saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, al menos con este no te haré gastar más :). Es una maravilla, te lo puedes reservar para un fin de semana lluvioso.

      Eliminar
  10. ¿Terror psicológico? No es lo mío, pero no descarto nada que siempre te puedes sorprender con cosas nuevas ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es lo mío, pero es lo de siempre: cuando un libro es tan bueno no importa el género al que pertenezca ;).

      Eliminar
  11. Tiempo, tiempo, tiempo... lo tengo a la espera hace meses, creo que lo disfrutaré (sí, ya me lo has dicho por ahí fuera) y en cualquier momento caerá.
    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy segura de que la disfrutarás mucho. A ver si encuentras el momento :).

      Eliminar
  12. La leímos hace mucho tiempo y ya ni nos acordamos de qué iba :(

    ResponderEliminar
  13. Lo leí hace un mes y eso que no me gusta el terror pero este libro es maravilloso. La manera cómo arma los personajes y sus relaciones son de mucha profundidad. Un excelente libro que tiene las palabras justas. No hay un párrafo que sobre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay libros que trascienden géneros y épocas, y este es claramente uno de ellos. Me alegro mucho de que lo hayas disfrutado.

      Eliminar
  14. No conocía esta edición del libro de Jackson. En su día leí Hill House, que me pareció una buena novela de terror con un inicio sobresaliente. Desde luego es mejor que el clásico de Matheson, que tampoco es malo en cuanto a fondo, pero cuya factura lírica y feérica es inferior. Me encanta la ghost story y me fascinan las casas encantadas.

    En cuento al libro que comentas, sin leerlo, sólo por lo que escribes, se antoja carne de Tim Burton...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, habría estado bien para Tim Burton, aunque su adaptación la está dirigiendo Stacie Passon. La fecha de estreno está prevista para 2017, veremos qué tal.

      Eliminar
  15. Desconocía lo de la adaptación. Hay un maravilloso libro de relatos de Shirley Jackson, editado en aquella bonita colección de Fantásticas Edhasa, cuyo primer relato, "La lotería", daba título al volumen... No sé si has tenido oportunidad de leerlo, pero es una delicia. En realidad todo el libro lo es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo he leído en la edición que Minúscula publicó el año pasado ("Cuentos escogidos"), que por cierto será una de mis próximas reseñas. Me encanta cómo crea atmósferas inquietantes sin recurrir a ningún elemento de terror explícito, cómo juega con la sugestión. Es muy, muy buena.

      Eliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails