03 febrero 2015

Está todo dicho



En esta red de reseñas literarias amateurs, muchos lectores tienen la costumbre de terminar sus comentarios con frases tan rotundas como tópicas que pretenden sentenciar su valoración de la obra. Es habitual leer, por ejemplo, «Devoré el libro en dos días, con esto te lo digo todo», o «Lo leí hace dos meses y ya no recuerdo nada, así que está todo dicho». Se supone que leer un libro con rapidez significa que es bueno, que posee recursos para mantener nuestra atención. Se supone que olvidar un libro poco después de leerlo significa que es tan malo que no nos ha provocado ningún interés. Sin embargo, estas deducciones solo son eso, suposiciones, y el abanico de interpretaciones posibles no acaba ahí.
Leer un libro con rapidez también se puede entender como que se trata de una novela ligera y superficial, sin nada en lo que profundizar, o que teníamos mucho tiempo libre cuando la leímos. Del mismo modo, olvidar un libro poco después de leerlo se puede interpretar como que no lo entendimos, que se nos pasó algo importante por alto o que, simplemente, tenemos mala memoria. Esos rotundos «con esto te lo digo todo» y «está todo dicho», junto con sus correspondientes sinónimos, en realidad tienen bien poco de contundentes y no son más que lugares comunes que dicen más de las dificultades del reseñador para exponer argumentos sólidos que de los aciertos o errores del libro al que se refieren.
Porque, en efecto, si alguien comenta que «ya no recuerda nada» de, atención, nuestro libro favorito, y añade que con eso «está todo dicho», pensaremos que no lo leyó con suficiente cuidado o que tiene un bagaje lector muy diferente al nuestro. Bajo ningún concepto creeremos que sea un mal libro, porque lo hemos leído y no estamos de acuerdo con esa apreciación. Además, y este es el verdadero problema, ese lector no ha aportado ningún argumento que enriquezca nuestra visión de la obra, que permita discutir basándonos en algo más razonado que el hecho de acordarse o no del libro, de leerlo con avidez o no, de que nos «deje fríos» o no. Esta desconfianza hacia los clichés empleados en las reseñas se debería expandir a aquellas dedicadas a publicaciones que no conocemos; una reseña pobre en argumentos no debería provocar jamás comentarios como «Lo tendré en cuenta», ya que no se ha dicho nada que se deba tener en cuenta.
Un truco para evitar caer en estas expresiones consiste en imaginar que nos lee un desconocido, alguien que no sabe nada de nosotros ni de lo que solemos leer. Este lector no tiene por qué hacer la deducción correcta cuando se encuentre con un concluyente «está todo dicho», y por eso mismo debemos esmerarnos más para hacernos entender. En lugar de utilizar frases tópicas, mejor que expliquemos por qué ese libro nos gustó tanto como para leerlo en dos días, qué recursos utiliza, por qué ese otro nos pareció malo, etc. No podemos esperar que solo nos lean quienes conocen nuestra trayectoria, los que nos entienden incluso cuando nos expresamos mal. Ese lector desconocido existe, porque la red es un espacio abierto y, si queremos comunicar un mensaje, no se puede dar nada por sentado.

14 comentarios :

  1. Yo no tengo blog,pero soy seguidora de muchos y lectora constante de vuestras reseñas.Tienes toda la razón Esas espresiones,si no has leído el libro,te parecen muy reveladoras,pero si lo has leído, te parecen pobres e insulsas.
    Otra cosa que me molesta es :"se lee solo",no se si pensar que es de prosa sencilla o es que es de contenido poco sustancioso.
    Me gusta la entrada,son muy buenos consejos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Son curiosas estas dos afirmaciones que mencionas, porque a mi me han dado mucho qué pensar unas cuantas veces. Además, se dicen con una facilidad pasmosa. Yo no creo en quienes todo lo que leen lo hacen con esa rapidez, porque es obvio que hay libros que se leen rápidamente (principalmente por la extensión) y otros que cuestan más a pesar de no ser unos tochos por lo complicada que es su trama, por el lenguaje utilizado o por mi y un motivos. Pero teniendo en cuenta en que la blogosfera se ha convertido en una especie de yincana, donde hay que leer y leer como si no hubiese mañana para formar parte de mil y una iniciativas y "atender" tantas imposiciones, pues te puedes esperar cualquier cosa. Y es una lástima, porque no hay nada mejor que disfrutar de una buena lectura dejándose de tanta memez devoradora.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Lo de que un libro que se lee rápido es automáticamente bueno es una soberana tontería, efectivamente. De hecho, diría que los libros que más he disfrutado en mi vida me han llevado más tiempo que los que me han aburrido, porque me tenían tan atrapado que iba paladeando cada palabra y recreándome en todo lo que decía el autor. Aparte de que rápido para mí quizás sea una eternidad para ti. Ese tipo de opiniones desde luego que son muy personales y no aportan mucho al que viene de fuera buscando una opinión que le sirva de algo.

    Sin embargo, con respecto a otras que mencionas, sí que creo que, combinadas con buenos argumentos, pueden ser útiles. A lo mejor son mis ganas de entender, pero cuando alguien me dice que ya no se acuerda de X libro que leyó el mes pasado, pienso que me está diciendo que en su momento lo disfrutó pero que no es nada del otro mundo y se olvida en cuanto lees otro; y cuando alguien dice que el libro le dejó frío (quizá porque yo empleo esta expresión a menudo), quiero creer que dice que al libro le falta alma o que no acaba de transmitir sentimientos al lector.

    En definitiva, a veces este tipo de comentarios están vacíos, pero si se combinan con argumentos más elaborados, como dices, yo creo que pueden ser también muy enriquecedores. Un poquito de subjetividad, en su justa medida, también ayuda, porque un libro puede ser impecable desde un punto de vista objetivo y aun así "dejarte frío", y eso hay que decírselo de alguna manera al que te lee, igual que le avisamos cuando un libro tiene un argumento que hace aguas por todas partes.

    ResponderEliminar
  5. No sé si he usado alguna vez ése tipo de expresiones, la verdad. Reconozco que me gusta escribir reseñas con el libro bien fresquito y dejándome llevar. Es una costumbre bastante traicionera porque terminas dejando tus impresiones como a trompicones. Muchas veces nos dejamos llevar por la decepción, o el entusiasmo, y escribimos como para nosotros mismos y no para ése lector desconocido. También depende, imagino, del tipo de reseñas que cada cual escriba. Las hay más "profesionales" y las hay más ¿espontáneas? Yo creo que lo importante es saber transmitir lo que cada cual ha sentido durante su lectura. Que no quiere decir, por supuesto, que el resto del mundo vaya a sentir lo mismo. Eso se da por hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena reflexión. En cuanto a lo de la duración de nuestras lecturas, yo opino que es muy subjetivo y que lo importante, no es la cantidad sino la calidad tanto de la obra escogida, como del significado que te aporte y te transmita.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pues por reflexiones como la de hoy, me gusta tu blog más que ninguno :-)

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo con la entrada de hoy.

    Tienes mucha razón cuando hablas de que muchos blogs intentan cerrar con las mismas frases rotundas. Lamentablemente en muchos de ellos se aprecia falta de personalidad suficiente. Cuando yo hago reseñas quiero transmitir todo lo que me ha hecho sentir, no el tiempo que me ha llevado leerlo.

    Y también concuerdo en todo lo que dices sobre que leer un libro rápido no implica necesariamente que sea bueno.

    Un saludo y sigue así.

    ResponderEliminar
  9. yo suelo detestar esas frasesitas de "lo devoré" "Lo amé" porque a mi no me dicen nada. Me suelen fastidiar sobremanera. Creo que es mejor explicarse coherentemente en mi caso trato de hacerlo.

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo con lo que dices y me ha hecho reflexionar en mi como lectora.
    Yo leo sin Parar un libro detrás de otro y además tengo la costumbre desde hace muchos años de apuntarlos e incluso ponerle nota a mi manera y hay veces en que nunca se me olvida el argumento de un libro y en cambio de otros me olvido totalmente y te puedo asegurar que todos los leo con el mismo interés.
    Al final no se si he captado lo que quieres decir pero al menos me ha hecho pensar
    Un saludo
    Maria

    ResponderEliminar
  11. Yo nunca he sido tan categorica, ultimamente hasta el libro más sencillo se me eterniza en las manos por el poco tiempo que le puedo dedicar a la lectura, he visto libros de 200 páginas que cuestan de leer un mundo por todas las reflexiones que contiene, el lenguaje, las metaforas... y libros de 600 páginas que se fagocitan de tan simples que son y de lo poco que aportan, entretenimiento que no es poco.

    No me gustan esas frases y me dan mucho que pensar, igual soy una persona muy ambiciosa pero cuando escribo siempre pienso que alguien que no ha pasado nunca por mi blog, ni me conoce, puede descubrirme por casualidad, y si no entiende lo que digo o no le aporto nada preferirá irse a otros sitios que si lo aporten y blogs literarios hay muchos, que valgan la pena quizás no tanto, pero su numero es elevado.

    Me gusta tu capacidad para generar debate, eres buena y los comentarios aportan muchisimo

    ResponderEliminar
  12. Yo tengo un blog y visito muchos. Algunos no me aportan nada y otros me enriquecen. Pero no dejo de pensar que cada uno es "la casa" de alguien, y que lo que un bloguero pretende no es lo que quiere otro. Algunos hacen casi comentarios de texto de los del instituto, otros te desvelan todos los misterios de las historias, otros hacen publicidad de determinados libros, ... hay de todo. Y ¿por que no vale el que dice que "se lo leyó rápido" o "que le dejó frío" lo mismo que el que te hace casi una tesis doctoral?
    Mis blogs favoritos son los que me divierten y yo tengo el mio como entretenimiento. Publico solo cuando me apetece y tengo tiempo, no participo en ninguna carrera de nada. No gano nada con esto, sólo ocupo mi tiempo de ocio. Como no me gustan las reglas, bienvenido que cada uno haga en su casa lo que quiera y le parezca oportuno.
    Lo mismo que bienvenida sea tu opinión.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! Me ha gustado mucho esta entrada. Siempre es un placer leer un blog tan bien escrito como el tuyo. Suscribo tu opinión punto por punto. A mí tampoco me dice nada que alguien se lea un libro en una tarde y después no sepa redactar un post coherente sobre lo que ha leído. También me hace gracia cuando leo "me ha gustado mucho la pluma del autor", ¿qué quiere decir eso? Sé a lo que se refieren pero me parece una frase comodín pare rellenar una entrada en la que no sabes muy bien qué decir, simplemente para que te quede un poco más larga. No sé, es mi opinión. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Rusta,
    como me gusta leer tus reflexiones. Siempre son lúcidas, coherentes y desembocan en buenos debates. De nuevo soy incapaz de rebatirte porque comparto punto por punto tu opinión. Fagocitar libros como si no hubiese mañana es algo que me cuesta entender; y aún me sorprende más que alguien pueda escribir algo coherente y útil llevando semejante ritmo.
    En cualquier caso, me parece que en este concurrido mundo de internet lo que al final es importante es saber escoger. Tener el criterio suficiente para saber diferenciar ese buen contenido, que ademas de entretenerte va a formarte, es una bendición. Esta es una de las grande batallas a las que nos enfrentamos los docentes. Saber elegir, seleccionar y compartir conocimientos válidos a nuestros alumnos, es lo que diferencia al buen docente. Con este "gran maestro" que es google pasa lo mismo; el criterio en la selección es básico, esto es válido tanto para el estudiante o el académico que busca información para un estudio, como para el "lector común" que busca consejo.
    Al final supongo que cada cual terminará creando o leyendo el contenido que le satisfaga. Yo ya se donde encontrar el que necesito. Gracias por tus entradas Rusta.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails