24 julio 2015

El peso de la mariposa - Erri De Luca



Edición: Siruela, 2011 (trad. Carlos Gumpert)
Páginas: 96
ISBN: 9788498414271
Precio: 12,95 €
Leído en la edición en catalán de Bromera (trad. Anna Casassas, 2011).
Imagina una novela en la que la naturaleza se funde con el ser humano. Imagina a un autor capaz de personalizar a un animal sin privarlo de su hábitat silvestre. Imagina todo eso convertido en un relato delicado y poético, con sensibilidad pero sin sensiblería. No hace falta imaginar más: Erri De Luca lo ha vuelto a lograr. El prolífico escritor italiano, nacido en Nápoles en 1950, narra en El peso de la mariposa (2009) un encuentro entre dos seres que tienen mucho en común a pesar de pertenecer a especies distintas: por un lado, el rey de los rebecos, un magnífico ejemplar que ha sido el líder de su manada durante años y ahora empieza a acusar el paso del tiempo; por el otro, un hombre, un experto cazador (de rebecos, cómo no) a punto de retirarse, que no quiere dejar pasar la oportunidad de conseguir la presa más valiosa antes de dar por zanjadas sus andadas. El animal lo ha esquivado mucho tiempo, pero el duelo es ya inminente.
Lo que podría ser una sencilla (y manida) ficción sobre el dominio del hombre sobre la naturaleza se convierte, en manos de Erri De Luca, en un texto sugerente que no busca la crítica fácil, sino que propone otra lectura de la escena entre el cazador y su potencial presa. En concreto, establece un paralelismo entre las vidas del rebeco y el ser humano, centrado en su faceta más íntima: los dos han crecido como dominantes entre los suyos y a la vez como grandes solitarios. El animal ha sido el líder de la manada durante años sin que ningún rebeco joven se atreviera a toserle, pero le ha llegado la hora de abandonar el grupo para dejar su sitio a otro. Además, la existencia del rebeco ha estado marcada por la pérdida de su madre, precisamente por culpa del cazador. El hombre, por su parte, se ha ganado el respeto de sus colegas por su habilidad para la caza, aunque vive recluido en su casa de la montaña, alejado del calor humano. El punto álgido de sus similitudes llega con la vejez: los dos saben que su muerte está cerca, y que los encontrará solos.
La narración, de estilo fragmentado, alterna bloques dedicados a cada protagonista; una forma de ir mostrando sus rasgos en común mientras se acrecienta la emoción ante el choque inminente. No obstante, habrá alguien más en la escena definitiva: una mariposa blanca que se posa en el cuerno del animal será el único testigo del encuentro entre ambos. Este insecto puede interpretarse como un símbolo de la fragilidad, esa fragilidad que ni el rey de los rebecos ni el cazador furtivo parecen tener, pero que se evidencia a medida que el tiempo pasa y afrontan su deterioro. La mariposa, delicada, ligera, bella y casi etérea, tiene atributos que no coinciden con los de la ley del más fuerte que ha condicionado las vidas del rebeco y el hombre; sin embargo, a la hora de la verdad su presencia será determinante para ambos. Solo un narrador como De Luca —observador, amante de la naturaleza, lírico y sutil— podía relacionar una mariposa con la caída del macho alfa.
Erri De Luca
Leer a Erri De Luca significa dejar de lado la búsqueda del realismo para adentrarse en un terreno más cercano a la fábula, en el que las fronteras de lo real y lo onírico se desdibujan y el lenguaje, de palabras justas y elisiones bien entendidas, se mueve entre la narración y la poesía, entre la tradición oral y la escritura. Si en Història d’Irene (2013) bebía del imaginario del mar para contar el relato de una niña que nadaba con los delfines y de un escritor que la escuchaba, en El peso de la mariposa es el ciclo de la vida en la montaña el que se lleva el protagonismo. Aunque su afinidad por la naturaleza resulta indudable —además de un prolífico escritor, De Luca es muy aficionado al alpinismo, así que está acostumbrado a este ambiente—, no importa el entorno elegido: la fuerza de su voz está siempre ahí, una voz que invita a pensar en las debilidades del ser humano, una voz que estremece y nos reconcilia con nosotros mismos. Y eso siempre es muy, muy liberador.

8 comentarios :

  1. No he leído nada de este autor, este libro que comentas podría ser una manera de introducirme en su obra. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy la más indicada para decir si es bueno empezar por aquí porque solo he leído dos libros del autor (y tiene más de cincuenta...), pero lo que tengo claro es que es una buena novela, y esto siempre se agradece.

      Eliminar
  2. Creo que este libro no es para mi asi que lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Qué argumento más original. Me sorprende en un escritor italiano. Quizás me equivoque, pero todos los que he leído han sido bastante "terrenales". Gracias por esta recomendación tan diferente. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Erri De Luca siempre construye "mundos propios". Sus libros tienen muchas influencias de la literatura oral, de los textos bíblicos..., supongo que por eso lo ves "diferente" a los autores puramente realistas.

      Eliminar
  4. Dejé pasar el otro libro del autor que recomendaste, más que nada porque no hay edición en castellano, así que tendré que compensarlo con ésta. Además por el número de páginas parece más un relato o una nouvelle, que una novela, y me parece una estupenda forma de acercarse por primera vez a un autor.
    Gracias por la recomendación!:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las novelas de Erri De Luca son muy breves. Yo apenas conozco al autor todavía -solo he leído estos dos libros-, pero tengo la sensación de que con cualquiera acertarás. Es un autor muy íntimo, muy poético, que elige con mucho cuidado cada frase. Creo que te gustará :).

      Eliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails