21 febrero 2016

Qué leer después de Elena Ferrante



Dos amigas (2011-2014) —La amiga estupenda, Un mal nombre, Las deudas del cuerpo y La niña perdida—, la flamante tetralogía de Elena Ferrante, es uno de esos casos singulares en los que la calidad literaria va unida a una poderosa capacidad de absorber al lector, de subyugarlo hasta estremecerse por las vidas de las protagonistas. Cuando uno termina la saga, se entristece al pensar que ya no habrá más, que Lenù y Lila se acabaron, que se acabó Nápoles, el barrio, las tensiones de clase y todo lo demás. Sí, la historia de las amigas napolitanas llegó a su fin, y no se puede hacer nada por retomarla —salvo esperar su adaptación a la pequeña pantalla (¡sí, se hará una serie!)—, aunque siempre queda la opción de decirse: voy a buscar libros del estilo de Elena Ferrante. Con el propósito de intentar saciar (aunque sea un poco) esta necesidad, os propongo las siguientes lecturas:
1. Más Elena Ferrante. No, Ferrante no solo ha escrito la tetralogía. Antes ya había publicado tres novelas breves, que tuvieron una gran acogida por parte de la crítica en Italia: El amor molesto (1992), Los días del abandono (2002) y La hija oscura (2006), en los que ya plantea algunos de sus temas fundamentales. En castellano las podéis encontrar reunidas en el volumen Crónicas del desamor, que Lumen ha reeditado recientemente. Por cierto, para evitar las suspicacias: los tres libros ya se habían traducido al castellano antes de la publicación de La amiga estupenda —mi ejemplar es de 2011—, por lo que no se puede decir que la editorial simplemente esté aprovechando el tirón. No: ahí había calidad desde un principio.
2. Elsa Morante, la autora que inspiró a Ferrante. La napolitana ha reconocido en muchas entrevistas que Elsa Morante, una de las escritoras emblemáticas del neorrealismo italiano, le enseñó lo que era la gran literatura. En castellano disponemos de cuatro títulos suyos: Lumen publicó en 2012 Mentira y sortilegio, una obra magna, de mil páginas, que Ferrante cita en las entrevistas como una influencia fundamental; Gadir, por su parte, tiene en su catálogo las novelas La Historia y Araceli; por último, Cátedra dispone del volumen de cuentos El chal andaluz. Por desgracia, La isla de Arturo, considerada su obra maestra, está descatalogada, aunque, si no tenéis manías, encontraréis ejemplares de segunda mano en IberLibro.
3. Otras grandes novelas actuales. Todos los que apreciamos la obra de Ferrante estaremos de acuerdo en las siguientes características de Dos amigas: 1) un soporte de escritura excepcional; 2) personajes complejos, llenos de matices; 3) una trama dinámica, que suscita interés por seguir leyendo; 4) temas plenamente contemporáneos, como la conciliación de la maternidad y la carrera profesional o el desencanto amoroso. Bien, ¿qué otras novelas reúnen estas cualidades (adaptándolas, claro, a las singularidades de cada escritor)? Por ejemplo, El jilguero, de Donna Tartt, o Americanah, de Chimamanda Ngozi Adichie —estáis invitados a ampliar la lista en los comentarios—. Libros de calidad literaria con los que uno, además, se lo pasa en grande.
4. Novelas de temas parecidos. De acuerdo, la literatura está en el estilo, pero leer a Ferrante también puede generar interés por descubrir otros libros con una importante perspectiva de género y/o conflicto de clases. Desde clásicos del feminismo como Virginia Woolf o Simone de Beauvoir a autores contemporáneos como Edna O’Brien, cuya trilogía compuesta por Las chicas de campo, La chica de ojos verdes y Chicas felizmente casadas plantea una perspectiva muy similar sobre la trayectoria de las mujeres de su generación (amistad entre chicas, emancipación de la mujer, matrimonios complicados, etc.). También pueden ser de interés obras como La niña de oro puro, de Margaret Drabble, La pequeña Jonna, de Kirsten Thorup, Mi vida querida, de Alice Munro, La hija del optimista, de Eudora Welty, La verdad, de Riikka Pulkkinen, o, en un registro más accesible, Mañana puede ser un gran día, de Betty Smith, Lo mejor de la vida, de Rona Jaffe, y Solo para mujeres, de Marilyn French.
5. Literatura italiana en general. El éxito de un autor de una lengua no-mainstream (o no tan mainstream como el inglés y el francés, al menos) puede aumentar el interés por la literatura de su país. La lista aquí sería eterna, así que me limitaré a recomendar a los autores que conozco bien y que pueden tener cierta afinidad con Ferrante: Natalia Ginzburg, una grandísima escritora que también se interesa por el universo cotidiano y la vida de las mujeres en obras como Léxico familiar, Todos nuestros ayeres o Querido Miguel; Cesare Pavese, que ha escrito sobre la iniciación a la vida adulta y las tensiones sociales en El bello verano y Entre mujeres solas, entre otras; Alessandra Lavagnino, que en Nuestras calles explora la amistad entre chicas y los entresijos de la relación entre madre e hija; y Erri De Luca, napolitano como Ferrante, que en libros como El día antes de la felicidad o Tú, mío muestra esa misma realidad de la gente humilde en la Nápoles de posguerra.
Y vosotros, ¿qué libros recomendaríais a quien haya disfrutado de Elena Ferrante?

31 comentarios :

  1. Grandísima entrada. Solo he leído la amiga estupenda, por lo que me queda Ferrante para meses, pero tendré en cuenta esta entrada :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfruta, disfruta de Elena Ferrante mientras puedas. Es la mejor recomendación que puedo hacerte ahora mismo :).

      Eliminar
  2. Estoy como Jan, salvo que ya he leído cosas buenísimas de Edna O'Brien, Alice Munro y Erri de Luca. En cualquier caso queda mi segundo hobby favorito: releer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que coincidamos en nuestras apreciaciones sobre estos autores. Y sí, siempre nos quedará la relectura :).

      Eliminar
  3. "Nuestros ayeres" de Ginzburg (ya sé que me repito) pero es una obra maestra. Tengo que buscar "La verdad" de Pulkkinen- he visto últimamente varias reseñas que la recomiendan. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy deseando leerla. El viernes pasé por una librería, pero justo no la tenían :(. De Ginzburg he leído "Léxico familiar" y "Querido Miguel", ambas magníficas (tengo previsto reseñarlas en los próximos días). Qué bien escribía esta autora, quiero leerlo TODO de ella.

      Con "La verdad" no esperes ninguna obra maestra, pero me parece una buena novela de una autora joven, muy en la línea de lo que suele publicar Salamandra. Ahora que hace varios años que la leí, recuerdo sobre todo su sutileza, su tono "frío" en apariencia y su habilidad para usar los silencios. Convierte una historia que podría resultar manida en un material elegante y muy bien planteado.

      Eliminar
  4. Llevo meses deseando leer a Elena Ferrante y espero poder hacerlo en breve. Y, aprovechando la coyuntura de estar leyendo tu entrada, me llevo apuntados el resto de títulos que nos recomiendas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da envidia que aún tengas los cuatro libros de la saga por leer. Te esperan muchas horas de máximo placer literario :).

      Eliminar
    2. Estoy leyendo el cuarto libro de la tetralogía DOS AMIGAS .LA NIÑA PERDIDA .. muy buenos altamente recomendables .

      Eliminar
  5. Yo, en este caso no soy nada objetiva porque adoro la literatura italiana. Así que devoro cualquier cosa que publiquen allí aunque reconozco que siento debilidad por Natalia Ginzburg (una de las grandes e imprescindibles. Lo he leído casi todo de ella y ahora estoy con relecturas). También recomiendo a Giorgio Bassani, Vasco Pratolini, Dacia Maraini, Margaret Mazzantini, Anna Maria Ortese, Melania Mazzucco... y muchos más.

    Ferrante fue un gran descubrimiento aquí en España y me alegro. Ya había leído "El amor molesto" hace tiempo y me enganchó su manera de escribir.

    Me llevo apuntadas algunas recomendaciones.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien me viene tu mensaje! Precisamente he empezado a interesarme por la literatura italiana después de leer a Elena Ferrante y Erri De Luca. Este último mes he leído varias cosas de Ginzburg y Pavese, y a lo largo del año quiero seguir descubriendo autores. Muchos de los que nombras los tenía en mente, así que con tu recomendación aún tengo más claro que quiero leerlos (¡gracias!).

      Eliminar
    2. Un placer!
      Así cuando vayas leyendo comentamos ;) que me siento un poco incomprendida en ese aspecto; a mis amigos nos les interesan demasiado mis gustos literarios, jaja!!

      Eliminar
    3. Pues ya seremos dos incomprendidas, ¡y con mucho gusto! :)

      Eliminar
  6. Muy buenas recomendaciones. Me apunto alguna. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahí hay muchas que son espléndidas: la propia Ferrante, Natalia Ginzburg, Donna Tartt, Chimamanda Ngozi Adichie... Y aún no he leído a Elsa Morante, pero tengo la intuición de que también la disfrutaré mucho.

      Eliminar
  7. Te veía reseñar libros de autores italianos y tenía todo el tiempo en la cabeza, QUE LEER DESPUES DE ELENA FERRANTE!
    Ha sido una tetralogía apasionante, por lo que te agradezco mucho este post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ¡era un post necesario! :)
      No encontraremos a otra Ferrante, pero su tetralogía me ha servido para interesarme por otros autores extraordinarios. Ahora mismo Natalia Ginzburg me tiene fascinada.

      Eliminar
  8. Y yo sin leer aún a esta autora... ¡A ver cuándo le pongo remedio! Y encima me llevo no solo tus recomendaciones sino también todos los títulos que te han sugerido en los comentarios. ¡Ays, me falta tiempo!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que estamos todos igual con la falta de tiempo, pero algún hueco hay que ir sacando :).

      Eliminar
  9. Me tengo que estrenar aún con Elena Ferrante y me llevo tus recomendaciones.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una autora magnífica. Espero que la disfrutes tanto como yo.

      Eliminar
  10. yo recomendaría algun libro de Anna Gavalda, una autora francesa de la cual he leido unos cuantos libros. En particular, tiene dos "Juntos nada más" y "El consuelo" que ya forman parte de mi biblioteca mental personal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí "Juntos, nada más" hace muchos años y me gustó tanto que leí todo lo que había publicado Gavalda hasta entonces. Es una autora que con el tiempo ha dejado de interesarme, pero guardo muy buen recuerdo de esa novela.

      Eliminar
  11. No, si al final de esta no me voy a poder escapar y voy a tener que leer a Elena Ferrante. Porque entre tus reseñas, esta entrada y las impresiones de otros blogueros, está claro que es de las que no deja indiferente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es magnífica. Sé que me repito, pero tardaré años en leer una novedad de este nivel.

      Eliminar
  12. He visto que la edición francesa de alguno de los títulos de Ferrante (creo que "La amiga estupenda") la promocionan como "el libro que Pennac regala a todos sus amigos", así que sería justo devolverle la pelota leyendo alguno de sus títulos. Cualquiera de la serie Malaussène, por ejemplo; o "Señores niños", "Mal de escuela"... Todos excelentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo dijo Ken Follett, pero a este no le devolvería la pelota, ¡je, je! Prefiero quedarme con el autor que aparece en la faja de la primera edición de "La amiga estupenda": Juan Marsé.

      Eliminar
  13. Yo también me siento algo perdida desde que me falta Elena Ferrante, hace ya unos meses (no me he atrevido a leer "Crónicas del desamor" por miedo a la comparación, a que no me gustara tanto). Ahora, me he decidido por "La acabadora" de Michela Murgia, literatura italiana de nuevo, corsa en concreto. La encontré buscando opciones para continuar con novelas que me llegaran tanto como las de Ferrante. También tengo pendiente "Tú no eres como otras madres".
    Saludos a todas las lectores estupendas y que tan cerca hemos sentido a Lenù y Lila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengas miedo a "Crónicas del desamor": son tres novelas magníficas que rebosan el "espíritu Ferrante" que luego desplegó en la tetralogía. Su narradora es otra versión de Lenù. Al ser más breves, su estilo es aún más intenso y concentrado. Merecen la pena.

      Eliminar
  14. Muchísimas gracias, valoro mucho tus críticas. Saludos

    ResponderEliminar
  15. Gracias por lo que me aportas cada vez que entro en tu blog.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails