14 marzo 2016

El relojero de Filigree Street - Natasha Pulley



Edición: Lumen, 2016 (trad. Aurora Echevarría)
Páginas: 416
ISBN: 9788426402615
Precio: 21,90 € (e-book: 12,99 €)
Leído en versión original.

Londres, 1883. Thaniel Steepleton, un joven telegrafista, regresa a casa después del trabajo. Pura rutina, solo que esta vez le espera un regalo inesperado: alguien ha entrado en su casa y le ha dejado un reloj de oro. Thaniel no entiende quién ha podido hacerle ese obsequio a él, que es un don nadie, pero no consigue averiguar la identidad de su misterioso benefactor. Ese mismo día ha recibido un aviso de bomba en la oficina, procedente de los nacionalistas irlandeses. El tiempo le demostrará que ambos acontecimientos estaban relacionados: la alarma del reloj salta justo antes de que se produzca el atentado, de modo que el reloj le salva la vida. A partir de ahí, Thaniel decide buscar al creador de este artilugio, y así conoce a Keita Mori, un relojero japonés un tanto peculiar. El hombre, en efecto, no tiene pinta de terrorista; entonces: ¿cómo es posible que supiera con exactitud el momento en el que se iba a producir la explosión? Y, aún más importante, ¿por qué le hizo llegar el reloj a él? De forma paralela, Grace Carrow, una joven de familia acomodada, se disfraza de chico para estudiar física en la Universidad de Oxford. Es una chica aguerrida que quiere labrarse una carrera, aunque su madre la presiona para que contraiga matrimonio y lleve una vida convencional. Los caminos de Thaniel, Mori y Grace se cruzarán… y con más de una sorpresa.
El relojero de Filigree Street (2015), el debut de la británica Natasha Pulley, nos traslada a una época victoriana con toques de steampunk. Su arma: una trama de acción trepidante (y no estoy usando el adjetivo «trepidante» en vano, os lo aseguro), narrada en tercera persona, con una gran agilidad y un sentido del humor que dota los diálogos de una agradable comicidad. La historia se vertebra sobre tres personajes bien trabajados: Thaniel, un tipo anodino, humilde y sin apenas familia, a quien Mori y Grace le cambian la vida prácticamente de un día para otro; Mori, el misterioso relojero, un hombre que esconde un secreto pero que, lejos de suscitar desconfianza en el lector, inspira ternura por su singularidad, por el afecto con el que fabrica sus curiosos mecanismos de relojería; y Grace, fuerte e independiente, una de esas mujeres contra el mundo que se abren camino en un ambiente dominado por los hombres. A pesar de sus diferencias, todos tienen algo en común: la búsqueda de su sitio, del espacio donde puedan sentirse realizados y ser ellos mismos. Y es que, bajo la apariencia serena, todos esconden un lado frágil: Thaniel perdió el rumbo cuando sus padres murieron y está muy solo, Mori abandonó su tierra natal y Grace aspira a ser científica aunque lo tenga todo en contra. Encontrar ese camino es el trasfondo de esta novela.
Natasha Pulley
Para narrar el encuentro y el viaje interior de estos personajes, Pulley construye una ingeniosa trama de intriga, llena de giros argumentales que mantienen el interés en todo momento. Se plantea un enfrentamiento clásico: el azar, lo inexplicable, frente a la rigurosidad de la ciencia. Hay incluso escenas en Japón —a propósito, la autora vivió una temporada en Tokio—, sobre el pasado de Mori, que crean contrastes con la realidad de Londres y enriquecen la obra al añadirle esta vertiente multicultural. En ocasiones, sobre todo en la recta final, resulta un tanto peliculera, pero los fuegos artificiales y la adrenalina funcionan en una novela de acción como esta. Y, por supuesto, hay un lugar para el amor, un amor a veces cómico de puro tópico, y a veces (las mejores) tierno y encantador. Pulley muestra con sutileza (y sin una pizca de cursilería) la complicidad, el afecto que surge entre los enamorados. La sorpresa más atractiva de este debut, para mí, reside en el hecho de dar la vuelta a ciertos clichés, de hacer creer primero que tomará la dirección cómoda para luego darle la vuelta y asombrar al lector. Eso, y su sentido del humor, su ligereza bien entendida. En Pulley he encontrado a una escritora imaginativa (el secreto de Mori, los mecanismos de relojería, la combinación de Inglaterra y Japón, de ricos y pobres, el desarrollo de la trama en general), con capacidad para «refrescar» la literatura ambientada en esta época y contar una historia que divierte, atrapa y hace sonreír.

17 comentarios :

  1. ¡Hola!:
    Ayer acabé mi última lectura y andaba buscando alguna que fuera diferente y me hiciera disfrutar.
    Creo que este libro que reseñas puede estar entre mis próximas lecturas. Se sale de lo que suelo leer y nunca he tocado el género steampunk, así que qué mejor momento para hacerlo.
    Además incluye misterios e intriga, que es lo que más me atrapa de un libro.

    Gracias por este descubrimiento :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no es steampunk "puro" (yo tampoco soy una entendida en el tema), pero sí que tiene un ligero toque. En cualquier caso, es una novela entretenidísima, con una trama muy dinámica. A mí me enganchó como pocas, la verdad.

      Si buscas algo de steampunk, también te pueden interesar los libros de Victoria Álvarez, como su trilogía "Dreaming Spires".

      Eliminar
  2. Este va a mi lista de cabeza: interculturalidad, humor, misterio y un toque de amor. Es lo que me hace falta en estos momentos en que mucha gente a mi alrededor ve la interculturalidad como un problema, sin pizca humor y con una tremenda falta de amor. Bueno, es que esa gente no lee, claro, así que no se puede esperar grandes cosas de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustó mucho esta mezcla de culturas. He leído unos cuantos libros ambientados en la época victoriana, y el detalle de incluir la cultura japonesa (inmigrantes en Londres, historia de Japón) le da un aire distinto. Además, el personaje del relojero es tan tierno... Ya me contarás qué te parece :).

      Eliminar
  3. Anotada... Estoy leyendo bastantes reseñas muy dispares, pero quizá le dé una oportunidad. Lumen siempre publican lecturas muy interesantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que las impresiones dependen bastante de lo que esperes de él. No es un libro de gran "calidad literaria", pero como lectura de entretenimiento funciona muy bien.

      Eliminar
  4. Pues no me hubiera fijado mucho en este libro pero ahora me has picado la curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy entretenido. Te lo puedes tomar como una lectura veraniega.

      Eliminar
  5. Lo quiero desde que salió a la venta, lo que pasa es que he visto algunas opiniones que lo ponen de lo peor, dicen que es aburrido, lento, que los personajes son anodinos y que es un bodrio total, ya no sé qué pensar... porque o gusta mucho o nada de nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprende que lo tachen de aburrido, porque a mi parecer destaca, entre otras cosas, por su trama y su ritmo ágil. Tiene muchos detalles bien encontrados, como la relojería o el misterio alrededor de Mori. Y el giro final. Entiendo que no lo consideren el libro del año, pero me parece una novela de lo más correcta.

      Eliminar
  6. A mi no me ha gustado nada de nada este libro.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tiene que haber opiniones de todo tipo :).

      Eliminar
  7. A este ya le tenía echado el ojo. Leí la reseña del New York Times y me gustó lo que contaba. No sé cuanto se parecerán en realidad, pero me recuerda a "Tu nombre después de la lluvia" de Victoria Álvarez. Me lo he vuelto a releer porque lo quería tener fresco antes de leerme la segunda parte y me ha vuelto a entretener mucho a pesar de conocer el desenlace. El único pero que le pongo es que a veces la autora peca de ser demasiado romanticona y los personajes son todos demasiado guapos:) Aún así me ha dejado con muchas ganas de leer la continuación.
    El caso es que estoy segura de que éste también me gustara. Me llevo tu recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que tiene cosas en común con Victoria Álvarez (la época, sobre todo), pero Pulley es más sutil para lo sobrenatural y bastante menos romántica. En general, diría que Victoria Álvarez crea personajes e historias más memorables, con atmósferas que te van envolviendo poco a poco, mientras que Pulley va más al grano desde el principio, es ágil y directa. Con las dos me lo paso bien, eso sí :).

      Eliminar
  8. Acabo de terminarme el libro y la verdad he salido un poco decepcionada y fria. La forma de escribir me parece un poco plana y sin emociones, y los personajes me parecen que estan sin terminar. La historia es buena pero creo que le faltaba un poco mas de desarrollo a la hora de describir el entorno y a los personajes, no consegui empatizar con ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, siento que no te haya gustado. De todas formas, es una primera novela. Supongo que la autora irá ganando matices en sus próximos libros.

      Eliminar
  9. Una lectora anterior me hace el siguiente comentario: "No sé si me ha gustado o no". Y la verdad es que a la postre creo que esta sensación agridulce es la mejor definición para esta historia alambicada, de atmósfera primorosamente decimonónica, intercultural, interesantes personajes y un toque steampunk que conforma una filigrana como su título de una intriga algo pretenciosa, a veces repetitiva y caótica y que servidor a paladeado por momentos sin llegar a compartir los elogioso adjetivos que le ha regalado la crítica.
    Opera prima pues de esta imaginativa escritora con la que de momento me quedo más con la forma que con el fondo y de la que probablemente solo quedará en mi memoria "Katsu" un pulpo mecánico ladrón de calcetines, tan inquietante como imprevisible.

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails