21 junio 2016

Un dios en ruinas - Kate Atkinson



Edición: Lumen, 2016 (trad. Patricia Antón)
Páginas: 544
ISBN: 9788426403025
Precio: 24,90 € (e-book: 9,99 €)
Leído en versión original (A God in Ruins).

Desde su debut en 1995 con Entre bastidores, Kate Atkinson (York, 1951) se ha consolidado como una de las escritoras británicas más importantes de las últimas décadas. Si bien su hábitat natural es la narrativa, ha tenido mucho éxito con su espléndida serie policíaca del detective Jackson Brodie, que fue adaptada a la televisión por la BBC. En sus trabajos más recientes, no obstante, ha regresado a la novela a secas con dos obras imponentes que recorren la historia del siglo XX siguiendo las vivencias de personajes corrientes. La primera fue Una y otra vez (2013), una ambiciosa propuesta enmarcada en Londres durante la Segunda Guerra Mundial, en la que el relato se repite como un ciclo y la protagonista tiene la oportunidad de enmendar sus errores empezando de cero (algo parecido a la película El día de la marmota). A pesar de su indudable originalidad y de la prosa brillante de Atkinson, Una y otra vez me pareció un libro fallido, que caía en su propia trampa de la repetición y tenía más páginas de las necesarias.
Ahora ha llegado a las librerías españolas Un dios en ruinas (2015), galardonada con el Costa Book Award, que ya obtuvo con Una y otra vez. Un dios en ruinas está concebida como una novela complementaria de Una y otra vez: mientras que la anterior se centraba en la chica y recreaba principalmente el Blitz, esta nueva obra tiene como protagonista al hermano de la mujer y su contexto paradigmático son los bombardeos en Alemania. Aun así, se puede leer de forma totalmente independiente, no es una continuación como tal. En esta ocasión, Atkinson no experimenta con la repetición del ciclo, sino que relata la vida del chico desde su juventud hasta la vejez, por lo que le permite realizar una panorámica de los episodios decisivos del siglo XX y principios del siglo XXI (la Segunda Guerra Mundial, el movimiento hippie, la globalización, etc.) siguiendo el hilo de lo cotidiano. Emplea saltos temporales —Atkison siempre es exigente; lo que hay aquí es una obra de altura literaria—, que avanzan y retroceden en la historia de Teddy Todd, un hombre que aprendió a no pensar en el mañana en su etapa como piloto de bombardero y que sin embargo vive casi un centenar de años.
La vida de Teddy, como la de tantos hombres de su generación, está marcada por la guerra y el posterior regreso a casa: por mucho que pase el tiempo, el recuerdo de su experiencia en la batalla, de los compañeros muertos en la contienda, lo sigue atormentando. La guerra lo ha cambiado, se ha convertido en una persona más paciente y tolerante. Algunos episodios sobre esta etapa se basan en hechos reales que la autora descubrió mientras se documentaba. Con todo, y aun con el peso que tiene el tema, Un dios en ruinas no es una novela bélica: la familia es el otro mundo de Teddy, el mundo al que se dedica tras sobrevivir a las bombas. Él creía que ya había pasado por lo peor, pero aprende que la paz no está exenta de retos. Estas partes, más costumbristas, abordan las tensiones del matrimonio y la paternidad: el desgaste de la relación con su esposa, la desconfianza, los infortunios del destino y las dificultades para comunicarse con su única hija, Viola, a medida que esta se hace mayor. En el último tramo de su vida se plantea asimismo la cuestión de la soledad del anciano.
La otra protagonista es Viola, la hija, que representa a los jóvenes que vivieron con intensidad las revoluciones del Mayo del 68. Durante ese periodo lleva una existencia caótica en una comuna; un estilo de vida que choca con las creencias con las que se criaron sus padres. Este retrato de varias generaciones recuerda a las épicas familiares de Jonathan Franzen, como Libertad (2010). La sociedad se transforma, los deseos cambian, otras costumbres se imponen. A pesar de las diferencias entre Teddy y Viola, Atkinson se las arregla para poner de manifiesto que las experiencias, aunque se produzcan en contextos y épocas distintos, les aportan aprendizajes similares, un sentido de la supervivencia que une a padre e hija y que constituye, quizá, la esencia de la vida. Ellos no son conscientes de sus rasgos en común, o tardan en percatarse de ellos, pero el lector, como observador externo, los ve. Además, están unidos por la literatura: él quiso ser poeta y ella se convierte en escritora.
Kate Atkinson
Una vez más, Atkinson vuelve a demostrar sus grandes dotes de narradora con una obra ambiciosa que explora las relaciones familiares a largo plazo mientras reflexiona sobre temas como la guerra, la muerte y el destino. El estilo, tan rico e irónico como siempre, hábil en todos los registros, hace de la lectura de cada página en un verdadero placer. Teddy es un personaje carismático, capaz de implicar emocionalmente al lector, y lo mismo ocurre con los que le acompañan. No obstante, también una vez más, tengo que escribir aquí la palabra fallida. Atkinson lo hace todo bien —la narración, el diálogo, la caracterización, la documentación, la exigencia—, pero el conjunto no es redondo. Ella quería contar la historia del hermano de Ursula Todd y, quizá, ha estirado demasiado el hilo. Mientras que las partes de los bombardeos funcionan de maravilla, el resto se hace lento, monótono, incluso un tanto sentimental por lo trágico. Es la vida misma y no hay que esperar pirotecnia, de acuerdo, pero he echado de menos más tensión narrativa y me han sobrado páginas. Su novelas policíacas, pese a ser a priori más «sencillas» (teniendo en cuenta que Atkinson nunca es sencilla), estaban mejor resueltas.

15 comentarios :

  1. Como no he leído "Una y otra vez" creo que mejor lo dejo pasar, pero gracias por tus impresiones.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes por qué. Son historias independientes, no se pisan. Se puede empezar por cualquiera de las dos :).

      Eliminar
  2. Voy a tener que dejar de pasame por aquí, que siempre me llevo apuntada todas tus recomendaciones.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso estamos los blogueros, para recomendarnos libros los unos a los otros :). No podríamos vivir sin esas largas listas de libros pendientes.

      Eliminar
  3. Fue una decepción absoluta Una y otra vez, me apasiona Kate Atkinson pero con ese libro me llevé un chasco y no lo acabé. Ya que me dices que se puede leer de manera independiente, me lo leeré, a ver si remonta. De la serie Jackson brodie para mi el último fue el mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una historia independiente (la protagonista de "Una y otra vez" solo aparece como personaje secundario). Tengo ganas de saber qué te parece, ya que eres una gran lectora de Kate Atkinson.

      Eliminar
    2. Pues también lo he dejado a medias, no se si lo terminaré. Me está pasando como con Amy Tan y Kate Morton, no se que les ha pasado. En el caso de Amy Tan creo que ha sido por enfermedad y en el de Kate Morton parece que le escriban los libros porque han perdido su esencia. Con la Atkinson se le han acabado las ideas. No me parece interesante la historia y parece querer volver a los orígenes de Entre bastidores en cuanto a estilo narrativo ( si no lo has leído, de verdad, lectura obligada). Ha descuidado su prosa y el argumento sospecho que al final no conduce a ninguna parte... Ella que es una experta en giros e hilvanarlo todo. .. Igual me he vuelto muy exigente.

      Eliminar
    3. Es una pena. Yo no conozco la obra de Atkinson tanto como tú, pero, comparando con "Me desperté temprano...", estas dos últimas novelas han sido un paso atrás. A ver si en el futuro cambia de tercio. Me apunto "Entre bastidores".

      Eliminar
    4. A mi si me gustó, según yo tiene 3 finales!
      Xb
      Tal ves porque me gusta la idea de poder hacer lo que hace Úrsula.

      Eliminar
    5. Estaría bien poder hacerlo, ¡ja, ja!

      Eliminar
  4. Yo no he leido 'Una y otra vez', pero este me ha encantado. Atención 'spoiler', puede que el final se me.haya antojado un poco enrevesado, pero pensadolo bien, ha sido una jugada maestra. Lo empecé escéptico y lo he acabado encantado. Altamente recomendable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado tanto, Antonio. ¡Y gracias por dar tu opinión! :)

      Eliminar
  5. Yo todavía me tengo que estrenar con Atkinson. Creo que me puede gustar mucho, así que no creo que tarde:) Empezaré por sus novelas policíacas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La serie policíaca es de lo mejorcito, una muestra de literatura que trasciende el género. Disfruté tanto con "Me desperté temprano y saqué al perro" que me están entrando ganas de continuar con la serie...

      Eliminar
  6. Hola devoradora soy una super fan tuya y de este blog, de hecho eres mi guía desde hace tiempo a la hora de buscar lectura. Me encantan tus reseñas de escritoras que he conocido gracias a tí, en el caso de Atkinson me encantó la trilogía de "Me desperté temprano..., pero coincido totalmente contigo en tu análisis de "Una y otra vez", así que creo que voy a pasar de este, jeje. Un saludo y a seguir deleitándonos!!Arancha

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre son bienvenidos. Por favor, no incluyas enlaces a otras páginas o blogs.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails