14 enero 2019

Noveno aniversario del blog: tiempo de cambios

… y ya van nueve. En los primeros aniversarios contaba números, que si seguidores, que si visitas; estadísticas que desde hace tiempo me parecen ridículas, ingenuas y presuntuosas. También me daba por reflexionar acerca de lo que he aprendido con el blog, o lo que el blog me ha aportado (ni que tener un blog de reseñas literarias fuera como emprender un viaje a la otra punta del planeta). En los últimos años, me he quejado más de la cuenta. Porque querría que me pagaran por escribir y no obstante aquí sigo, en este rincón donde nadie (nadie que podría darme trabajo) me hace caso.
Hoy no voy a hacer nada de eso.
Yo también he cumplido años, he madurado con el blog. A medida que me hago mayor, me libero de superficialidades. Cuando uno es joven, lo quiere todo y lo quiere ya, determinados asuntos le parecen una prioridad absoluta, se es más vulnerable a las necesidades creadas por la publicidad. Esa etapa se pasa, por suerte se pasa. 2018 fue un punto de inflexión para mí: me desprendí de cargas, adopté otra filosofía, me volví más práctica. Más serena. Con la edad te salen canas, pero aprendes a darles a las cosas la importancia justa. Ganas en fortaleza. Estoy en esta fase.
Y esta fase se extiende al blog. Para continuar con él, necesito liberarlo de lo superfluo. Hacerlo más pequeño (al menos, en detalles importantes para mí). En la entrada sobre mis mejores lecturas de 2018 dije que cometí el error de sentirme crítica literaria, o periodista cultural, sin serlo. Sin serlo porque no cobro por ello. Por lo demás: redacto unas ochenta reseñas al año, recibo ejemplares de las editoriales, me mantengo al día de las novedades, las difundo en las redes, un grupo de lectores (menos voluminoso de lo que parece, pero tampoco desdeñable) tiene en cuenta mis recomendaciones, qué decir de los autores que me piden que los lea… Soy una suerte de influencer (ay, esta palabra) sin sueldo ni vocación.
En eso último está la clave: no tengo vocación de influencer. A mí lo que me gusta es leer y escribir, no la comunicación. Algunos lectores me han animado a registrarme en Instagram o hacerme un canal de YouTube. No, no es lo mío. Leer, estudiar, reflexionar, ampliar conocimientos, escribir; esto sí. Soy una rata de biblioteca. Pensé que el blog podría ser una prolongación de mi actividad. Sin embargo, me he convertido en una persona que recomienda libros. Poco importa lo que escriba en las reseñas, al final todo se resume en si lo recomiendo o no, me gusta o no me gusta, por qué no puntúas con estrellitas que así lo veo mejor. Normal: si la gente apenas tiene tiempo para leer libros, cómo va a leer, además, reseñas. Lo entiendo, de verdad.
A veces uno se pregunta por qué hace lo que hace, qué satisfacción encuentra en ello, en redactar una reseña, colgar un tuit para compartirla, responder un correo en el que un desconocido pide recomendaciones sobre un tema concreto. Y, sí, me lo paso bien hablando de libros, aquí y en esa extensión del blog llamada Facebook y, sobre todo, Twitter. Tampoco me cuesta nada recomendar libros si conozco la materia. No dejaré de hacerlo, ni dejaré de escribir (para mí, como digo, lo esencial). Pero quiero cambiar algunas cosas. Liberarme de esas responsabilidades que nadie me pidió asumir. Como no trabajo como periodista ni como librera, no tengo por qué leer tantas novedades. Me he acostumbrado a aconsejar a lectores que me preguntan por este o aquel libro, siempre recién salido del horno. E, insisto, no tengo por qué. No me pagan. Me puedo permitir ir a mi aire, desconectar de las novedades. No quiero ser influencer. Quiero ser mejor lectora, escribir más y mejor, y crecer como profesional en el mundo del libro.
En resumen: el blog sigue adelante. Por supuesto. Lo que no sigue adelante, o como mínimo no a este ritmo, es la vida de falsa crítica literaria. Si algún día alguien me paga por escribir reseñas, o artículos, o lo que sea, me adaptaré a lo que me pida con mucho gusto. Mientras solo lo haga en el blog, leeré lo que me plazca y escribiré lo que me plazca. Sin compromisos porque un lector me pregunte por esto, o porque tal editor o escritor me caiga bien (reseñar en la era hiperconectada: tengo tantos pensamientos al respecto que no puedo sintetizarlos aquí). Me aburre ver cómo los blogs (y las redes en general) parecen escaparates, todos hablando de lo mismo. Me he cansado. El cambio tardará en notarse (aún tengo novedades de 2018 por reseñar), pero espero lograrlo. Desengancharme de esos vicios llamados inmediatez, clic e influencia. Perseverar en lo que me importa de verdad: leer y escribir.
A la larga, estoy segura de que será lo mejor. Para mí, y para quien siga buscando un espacio realmente personal en este blog. A vosotros, gracias.

42 comentarios :

  1. Me parece muy bien tu decisión, porque es tu blog y tienes que hacer lo que creas mejor. Comparto tu visión de que hoy en día lo que importa es la inmediatez y lo que ello comporta. Yo me he planteado este año no comprar muchos libros e ir leyendo los que tengo pendientes, que son muchos y los tengo porque me interesan. Así que voy a ir leyendo lo que tengo y a disfrutarlo, que de eso de trata.
    Enhorabuena por el blog y por tu decisión. Un saludo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Eso me gustaría hacer a mí, leer lo que tengo pendiente y ser más selectiva con las nuevas adquisiciones. No se puede leer todo.

      Eliminar
  2. Seguiré leyéndote en el formato que desees. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por esos 9 años en este mundillo. Y lo principal es que continues disfrutando del placer de leer. Sencillamente por ti. Porque te gusta estar entre libros.
    Y mientras publiques lo que te han parecido, yo seguiré leyéndote, porque me gusta conocer otras opiniones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no dejaré de reseñar aunque mis intereses vayan cambiando. Me lo paso muy bien comentando libros, me parece una forma de profundizar más en la lectura.

      Eliminar
  4. Comparto tu opinión en que últimamente parece que se ha impuesto la inmediatez y las novedades y resulta un poco agobiante ese consumismo loco y la ansiedad por leer todas las novedades que se publican.
    Aquí tienes una fiel seguidora ya que me parece que tienes un gusto lector exquisito y escribes unas reseñas geniales tanto por la forma como por el contenido :-) animo y fuerza en este 2019 y larga vida a tu blog!

    Saludos,

    Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, y todos somos un poco responsables al dejarnos llevar tan fácilmente por las novedades. Muchas gracias por los ánimos :).

      Eliminar
  5. ¡Felicidades por esos nueve años! Te llevo leyendo y siguiendo tus reseñas y opiniones un par de años. Este nuevo viraje que se plantea tanto en tu blog como por tus redes sociales me parece, si se me permite, una muestra de sabiduría y serenidad necesaria en estos mundos virtuales del libro. Sinceramente, también me parece que hay bastante ansia por las novedades y un excesivo ruido respecto al libro que no se si se llega a aportar algo realmente profundo y valioso, ya que impera la cantidad y la novedad. Te leo principalmente porque creo que las reseñas son una parte más de los numerosos géneros literarios que existen y las tuyas las disfruto (mucho) y aprendo como lector.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, muchas gracias, me vas a sacar los colores. Eso es lo que intento, poner serenidad a todas las esferas de mi vida, el blog incluido. Espero que sigas disfrutando de mis reseñas.

      Eliminar
  6. ¡Felicidades por el aniversario! Pues sí, buena decisión, lo importante es que hagas lo que te gusta y como te gusta. Mientras continúes recomendándonos buenos libros aquí seguiremos :)

    ResponderEliminar
  7. A mí tambiém me aburre tanta reseña parecida hablando de lo mismo. Yo esa decisión la tomé hace tiempo: yo leo lo quiero y no lo que me mande una moda, ya que tuve que leer cada bodrio... Y yo quiero disfrutar. ¡felicidades por esos 9 años!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hiciste muy bien. Reconozco que en los últimos años me he avergonzado un poco al darme cuenta de que la mayoría de mis lecturas eran novedades. Y tengo tantas lagunas aún...

      Eliminar
  8. Sabia decisión, Cristina ! aprovecha la parte buena de tu independencia —del sector, de la nómina, y de lo que opinen otros— y haz de tu blog un espacio de libertad para leer y reseñar lo que te de la gana. Tus lectoras te lo vamos a agradecer. Yo la primera. Enhorabuena por esos 9 años !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, hay que sacar partido a la independencia de un blog. Creo que muchas veces la desaprovechamos y nos sumamos a lo que dictan las editoriales, con reseñas similares a las de la prensa. La "rebeldía" hoy en día no es leer lo más nuevo, sino lo que ya está casi olvidado.

      Eliminar
  9. Felicidades y Feliz decisión. Me encontré con tu blog de casualidad, ya ni recuerdo cómo, hace unos cuantos años, tampoco recuerdo el número, y ya nunca más dejé de leerte. Tus reseñas son magníficas, exhaustivas, y tus gustos literarios muy de mi rollo. Así que no creas que nadie lee tus reseñas. Yo incluso las releo cuando empiezo un libro que tú recomendaste. Las estrellitas no a todos nos valen. Sigue escribiendo, Firmin. Y leyendo lo que te dé la gana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Carmen. Me siento muy agradecida por tener lectores tan atentos como tú.

      Eliminar
  10. Felicidades por esos nueve años! Y muy buena decisión. Sigue disfrutando del hábito de la lectura y del hábito de escribir. Y sigue hablándonos de libros, que los que pasamos por aquí nos encanta leerte y aprender contigo. Porque mira que he aprendido en estos nueve años en tu blog...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los blogueros aprendemos los unos de los otros, y nosotras ya llevamos unos cuantos años en esto, ¿verdad? :)

      Eliminar
  11. Primero que nada deseo felicitarte por los nueve años de este blog que sigo desde hace tan sólo unos meses -la de cosas que me he perdido en todo ese lapso-. También aplaudir tu decisión que me parece muy lógica y saludable y que merece todo el respeto del mundo. Precisamente, es por tus extendidos comentarios y tus impresiones a cerca de los libros que lees, por lo que sigo tu blog con atención. Si no fuera así y se tratara de otro sitio de referencias y "estrellitas" como otros espacios de crítica, probablemente me habría terminando cansando como me ocurre normalmente. Te animo a seguir en esta senda y te agradezco enormemente tu tiempo y tu dedicación. Gracias por compartir tus impresiones con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tus palabras, Adriano. Me estáis dando muchos ánimos con los comentarios, que alguien valore tu "trabajo" (no sé muy bien cómo referirme a lo que hago en el blog) es lo mejor que le puede pasar a quien escribe.

      Eliminar
  12. Muchas veces se nos olvida por qué abrimos los blogs en su día y perdemos la esencia de lo que buscábamos. Lo importante es sentirnos cómodos con lo que hacemos y si tú ya no estás cómoda me parece genial que quieras cambiarlo. Me pasa como a ti con los blogs escaparate, tengo la misma sensación y, curiosamente, son los libros que menos compro. No me llaman mucho la atención y pienso que, si hay tanto marketing detrás, es porque la novela no se puede vender sola; en resumen, que no es buena.
    En fin, que me alegro por ti y por tu decisión :)
    ¡Feliz cumpleaños!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, marketing no siempre está reñido con la calidad. Yo me fijo en la editorial, el autor... Cuando una editorial que me gusta insiste con un libro en particular suele ser porque merece la pena. De todas formas, te doy la razón en lo que comentas al principio, a veces olvidamos por qué empezamos en esto, y es importante no perdernos.

      Eliminar
  13. Muchas felicidades por el aniversario. Espero que los cambios vayan a mejor y que sigas muchos años mas con el blog.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado esto Rusta. Yo con 8 años me he pensando muchas veces si irme o si simplemente no escribir más. pero me encanta escribir y el blog es mi forma de hacerlo. Amo mucho la literatura como para dejar de hacerlo. Suena bien tonto, pero entiendo todo lo que dices. Y adelante con ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también te entiendo, Nina. El blog es una buena motivación para seguir escribiendo, a mí también me ayuda a no dejarlo. A pesar de las dudas que tengo cada cierto tiempo, mantenerlo me da más alegrías que disgustos.

      Eliminar
  15. Es un lujo leer tus reseñas, no solo por tu capacidad de análisis crítico, expresión literaria y sentido de la belleza. Sino además por tu honestidad, que queda aún más clara tras esta última entrada. Te felicito por tu reflexión, tu capacidad de repensar qué es lo que quieres y te apetece, de priorizar y de salirte del escaparate de la novedad por la novedad.
    Gracias por tu trabajo, tus recomendaciones, y sobre todo, por el amor por la belleza y lo importante que transmites.
    Enhorabuena y felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, G. M., creo que no me merezco tanto, je, je. Vuestros comentarios me están dando muchos ánimos, espero seguir a la altura :).

      Eliminar
  16. ¡Enhorabuena por el cumpleaños! Siento lo que dices de la falta de remuneración pues tu labor realmente lo merece. Y me alegro de que, aunque de una forma más relajada, continúes con tu magnífico blog. Que lo disfrutes y tu público con ello. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da un poco de rabia, la verdad, porque en otros sectores (cosmética, deporte, etc.) los bloggers y youtubers sí que han acabado profesionalizándose, al menos una parte de ellos. El problema de los libros es que es un sector en el que de por sí se mueve poco dinero (en comparación con otros), solo hay que ver el estado del periodismo. En fin, ante todo lo hago por mí, porque disfruto escribiendo, así que seguiré.

      Eliminar
  17. Felicidades por tu decisión, Cristina. Me gusta mucho tu blog, y sospecho que el cambio me gustará igual.

    ResponderEliminar
  18. Pues felicidades por tu noveno año. A mí la experiencia me dice, que para que esto dure y no se agoste, la clave está en leer siempre lo que a uno le apetece en el momento que le apetece, así se evita uno muchos sinsabores y se relame con el placer de leer, que a fin de cuentas es de lo que se trata, de disfrutar, no de sufrir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Francisco. No sé si estoy del todo de acuerdo con lo de leer siempre lo que a uno le apetece (la disciplina y las obligaciones también traen cosas buenas), pero en algo que se hace por afición, como un blog, sí que me parece fundamental no dejar de divertirse.

      Eliminar
    2. Cristina, no creo que el placer esté reñido con la disciplina. El año pasado leí más de un centón de libros desde el placer (con la única aspiración de solazarme leyendo), lecturas que en el caso de haber(me) sido impuestas no hubiera leído de la misma manera, ni con las mismas ganas.

      Sobre la tiranía de las novedades este artículo del filósofo Javier Gomá me parece muy interesante.

      https://elpais.com/diario/2010/09/04/babelia/1283559158_850215.html

      Respecto al ejercicio de la crítica literaria, es indispensable leer a Steiner.

      http://www.devaneos.com/ensayo/lenguaje-y-silencio-george-steiner/

      Y para reflexionar sobre la vida en general y la muerte en particular, y lo poco que dura esto, y lo importante que es separar lo esencial de lo superfluo y no perder ni un minuto con las cosas que no valen la pena, deviene insoslayable leer las Cartas a Lucilio de Séneca

      http://www.devaneos.com/libros/cartas-a-lucilio-seneca/comment-page-1/

      Un saludo
      Francisco

      Eliminar
    3. Gracias por los artículos, Francisco, los leeré.
      En cuanto al tema de leer por placer u obligación, mi opinión está condicionada por el hecho de que también leo por trabajo (y ojalá tuviera más trabajo). A veces, cuando he comentado por aquí o por las redes que me gustaría escribir críticas de forma profesional, algunas personas me han dicho que en tal caso perdería el placer de leer. No lo comparto, o al menos no me importa lo más mínimo. Para mí, en este momento, todo lo que suponga una actividad remunerada es un estímulo, una oportunidad. Llevo toda la vida leyendo por placer (y no dejaré de hacerlo); para crecer profesionalmente, necesito la exigencia de un encargo.

      Eliminar
  19. Aunque es la primera vez que comento una entrada en tu blog, soy seguidor incondicional tuyo desde hace varios años: 4, 5, 6,...? No sabría decir, pues el tiempo avanza demasiado deprisa.
    Tu entrada del 9º aniversario de tu blog me parece destila cierta amargura o decepción. Lo cual sería plenamente comprensible.
    Sé de tus aspiraciones de utilizar el blog para un salto profesional, y lo infructuoso de tu intento. Qué duda cabe que no serás la primera que no consiga algún sueño. Si lo más frecuente es que uno no esté a la altura de sus aspiraciones, desde luego ese no es tu caso.
    Leo otros "blogueros literarios". Alguno ha conseguido la meta que tu ansiabas (y que confío en tu fuero interno no abandones y que con el tiempo te acaben haciendo justicia) y en mi modesta opinión distan mucho de estar a tu altura. Cada semana leo suplementos culturales de al menos dos o más periódicos, y tus comentarios no tienen nada que desmerecer a los mejores críticos, y son mejores que las de muchos otros.
    No te voy a negar que más de una vez me he planteado tu caso. ¡No me cabe en la cabeza que las mejores críticas literarias, las mejor escritas y de las más "trabajadas" las encuentre en "devoradoradelibros"!
    Como cuesta creer que la posible prensa cultural no te haya leído, uno acaba pensando que lo que se demanda, salvo en persona con fama suficiente como para por sí mismas atraigan lectores, es la mediocridad. Quizá tú misma das la respuesta. los lectores de hoy en día buscan recomendaciones, y no tienen tiempo para profundas y sesudas críticas.
    No quiero extenderé más. Sólo pretendía salir del anonimato en el que seguramente tienes muchos lectores, y trasladarte mi mayor aprecio y cariño.
    ¡No sé si me gusta más los libros que lees o tus críticas!
    ¡¡Podrá cambiar tu blog, pero mientras lo hagas tú seguirá siendo maravilloso!!.
    Un cariñoso abrazo.
    Mario Senovilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mario, por tus ánimos y tu confianza todo este tiempo. Yo creo que hay mucha gente válida para la crítica, en la red y en los suplementos, y uno de los problemas es que seguramente somos demasiados para los pocos puestos (y dinero) que hay en el sector. También está la cuestión de los contactos, que a mí me faltan. A todo esto, soy realista: no creo que colaborar con un periódico ahora mismo me cambiara la vida. Sería un complemento que me haría ilusión, eso sí. En cualquier caso, mantengo la esperanza, aunque me he hecho a la idea de que todavía pueden pasar muchos (más) años hasta que me paguen por escribir.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails