29 marzo 2019

Un capítulo de mi vida - Barbara Honigmann


Edición: Errata naturae, 2019 (trad. Ibon Zubiaur)
Páginas: 168
ISBN: 9788416544974
Precio: 17,00 €

Este es un libro en el que confluyen la vida, la Historia y la literatura. La vida, porque explora unos acontecimientos que trenzaron el relato familiar de la autora. La Historia, porque se enmarca en un periodo convulso del pasado reciente, cuya narración a la postre resulta instructiva para el lector. Y la literatura, por supuesto, porque Barbara Honigmann (Berlín Oriental, 1949) tiene el talento para narrarlo con pulcritud. Esta reconocida escritora y pintora alemana judía, no traducida hasta la fecha al castellano, ya contaba con una larga trayectoria literaria cuando en 2004 publicó Un capítulo de mi vida, una obra en la que escribe sobre su madre, una mujer que durante mucho tiempo ocultó, valga la redundancia, «un capítulo de su vida», relacionado con los vaivenes políticos que le tocó vivir.
«Los fragmentos de vida de mi madre tenían aristas cortantes». Alice Kohlmann (1910-1991), más conocida como Litzi Friedmann, nació en Viena y se casó tres veces: con el sionista Karl Friedmann, con el célebre espía británico Kim Philby y con el periodista Georg Honigmann, padre de Barbara. El misterio en torno a Alice se relaciona con la época que compartió con el segundo, un alto cargo que desempeñó un papel fundamental para los servicios secretos durante dos décadas. Ella misma, al parecer, también se convirtió en agente. Sobre esa etapa surgen las incógnitas: quién fue, qué hizo, cómo sobrellevó sus múltiples identidades, qué viraje tomó su existencia. Nunca lo reveló, nunca habló claro; Barbara descubrió apenas unas pinceladas que, después de la muerte de su progenitora, trató de recomponer a partir de los recuerdos y de la investigación.
Este pequeño libro tiene interés por dos motivos. Para empezar, por su retrato de la primera mitad del siglo XX, tomando como centro a una mujer que participó de los movimientos clandestinos, que se movió entre unas corrientes contradictorias en apariencia, entre las raíces judías y el cosmopolitismo, entre la cultura occidental y el socialismo. Alice Kohlmann era militante comunista en Viena cuando conoció a Kim Philby. Más tarde vivió entre Austria, Gran Bretaña –donde se exilió junto a su marido durante el nazismo–, Alemania y Rusia, si bien siempre mantuvo un gran apego a su país natal. Tras la Segunda Guerra Mundial, se estableció en Berlín, donde creció Barbara. La autora evoca su infancia en la RDA, con una madre nostálgica, taciturna, que no se adaptó, o no quiso, o no pudo adaptarse a las nuevas circunstancias. Diferencias culturales, desarraigo, personajes variopintos. La figura de Alice Kohlmann, o de Litzi Friedmann, emerge como un rompecabezas en el que las piezas no terminan de encajar, pero cada una constituye un valor, un capítulo digno de contarse.
Barbara Honigmann
Más allá de su dimensión sociohistórica, destaca por su vertiente intimista de la relación entre madre e hija: a diferencia de otros títulos autobiográficos, aquí la autora no pretende abarcarlo todo, admite desde el principio las zonas de sombra de la vida de su madre que no ha podido desentrañar. Esta es una idea relevante, que trasciende su tiempo: no se llega a conocer a fondo a nadie, ni siquiera a una madre con quien se ha compartido tanto. Ibon Zubiaur dice, con criterio, que «en su decoro está el secreto de su logro, tanto literario como moral». Esa es la sensación que da: una inmersión escrita desde el respeto y la prudencia, sutil, que insinúa sin explicitar. Un hallazgo que se suma a la excelente selección de Errata naturae de autores que escribieron sobre la agitación de aquel tiempo, como Brigitte Reimann o Lidia Chukóvskaia.

2 comentarios :

  1. Qué interesante! Tal como lo cuentas la haces muy apetecible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te gustará. Todos los libros que traduce y edita Ibon Zubiaur me parecen muy interesantes.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails